¿Cuáles son los signos y síntomas de la EM?.(Tema 8)

English: Low mag. Image:Vasculitic neuropathy ...

Generalmente los síntomas de MS comienzan en uno a varios días, pero en algunas formas, pueden manifestarse más lentamente. Pueden ser leves o severos y pueden desaparecer rápidamente o durar meses. A veces los síntomas iniciales de MS se pasan por alto porque desaparecen en un día y regresa el funcionamiento normal. Debido a que los síntomas vienen y van en la mayoría de las personas con MS, la presencia de síntomas se denomina ataque o, en términos médicos,  exacerbación. La recuperación de los síntomas se conoce como remisión, mientras que el regreso de los síntomas se llama recaída. Por ello, esta forma de MS se llama MS con recaída-remisión, en contraste con una forma de desarrollo más lento denominada MS progresiva primaria. La MS progresiva también puede ser una segunda etapa de la enfermedad que sigue a años de síntomas de recaída-remisión.

A menudo el diagnóstico de MS está retrasado debido a que la MS comparte síntomas con otras enfermedades y afecciones neurológicas.

A menudo los primeros síntomas de MS incluyen:

  • problemas de visión como visión borrosa o doble o neuritis óptica, que causa dolor ocular y una pérdida rápida de la visión.
  • músculos débiles y rígidos a menudo con espasmos musculares dolorosos.
  • cosquilleo o entumecimiento de los brazos, piernas, tronco del cuerpo o la cara.
  • torpeza, particularmente con dificultad para mantener el equilibrio al caminar.
  • problemas de control de la vejiga, ya sea incapacidad para controlar la vejiga o urgencia.
  • mareo que no desaparece.

La MS también puede causar síntomas tardíos como:

  • fatiga mental o física que acompaña a los  síntomas anteriores durante un ataque.
  • cambios en el estado de ánimo como depresión o euforia.
  • cambios en la capacidad de concentrarse o hacer eficazmente varias tareas a la vez.
  • dificultad para tomar decisiones, planificar, o establecer prioridades en el trabajo o en la vida privada.

Algunas personas con MS contraen mielitis transversa, una afección causada por inflamación en la médula espinal. La mielitis transversa causa pérdida de función de la médula espinal a lo largo de un período de tiempo que dura desde varias horas a varias semanas. Generalmente comienza con el inicio súbito de dolor lumbar, debilidad muscular, o sensaciones anormales en los dedos de las manos y los pies, y rápidamente puede evolucionar a síntomas más severos, incluyendo parálisis. En la mayoría de los casos de mielitis transversa, las personas recuperan al menos parte de la función dentro de las primeras 12 semanas después del comienzo del ataque.

La mayoría de las personas con MS tiene debilidad muscular, a menudo en las manos y las piernas.

La mielitis transversa también puede estar causada por infecciones virales, malformaciones arteriovenosas, o problemas neuroinflamatorios no relacionados con la MS. En tales instancias, no hay placas en el cerebro que sugieran ataques previos de MS.

La neuromielitis óptica es un trastorno asociado con la mielitis transversa al igual que con la inflamación del nervio óptico. Las personas con este trastorno generalmente tienen anticuerpos contra una proteína en particular en su médula espinal, llamada canal de acuaporina. Estas personas responden de manera distinta al tratamiento que la mayoría de las personas con MS.

La mayoría de las personas con MS tiene debilidad muscular, generalmente en las manos y las piernas. La rigidez y los espasmos musculares también pueden ser un problema. Estos síntomas pueden ser lo suficientemente severos como para afectar la marcha o estar de pie.

En algunos casos, la MS lleva a la parálisis parcial o completa. Muchas personas con MS encuentran que la debilidad y fatiga son peores cuando tienen fiebre o cuando están expuestos al calor. Las exacerbaciones de la MS pueden producirse luego de infecciones comunes.

Las sensaciones de cosquilleo y ardor son comunes, al igual que lo opuesto, entumecimiento y pérdida de sensación.

Mover el cuello de lado a lado o flexionarlo hacia adelante y hacia atrás puede causar  “el signo de Lhermitte,” una sensación característica de MS que se siente como un pico agudo de  electricidad que baja por la columna.

Aunque es raro que el dolor sea el primer signo de la MS, a menudo el dolor se presenta con  neuritis óptica y neuralgia del trigémino, un trastorno neurológico que afecta a uno de los nervios que atraviesa la mandíbula, la mejilla y la cara.

Espasmos dolorosos de los miembros y dolor agudo que baja por las piernas o alrededor del  abdomen también pueden ser síntomas de MS.

La mayoría de las personas con MS experimenta dificultad con la coordinación y el equilibrio en algún momento durante el curso de la enfermedad. Algunos pueden tener temblor continuo de la cabeza, los miembros y el cuerpo,  especialmente durante el movimiento, aunque tal temblor es más común con otros trastornos como la enfermedad de Parkinson.

La fatiga es común, especialmente durante las  exacerbaciones de MS. Una persona con MS puede estar cansada todo el tiempo o fatigarse fácilmente por el esfuerzo mental o físico.

Los síntomas urinarios, incluyendo la pérdida del control de la vejiga y ataques súbitos de urgencia son comunes a medida que evoluciona la MS. A veces las personas con MS tienen estreñimiento o problemas sexuales.

La depresión es una característica común de la MS. Un pequeño número de personas con MS puede tener trastornos psiquiátricos más severos como trastorno bipolar y paranoia, o experimentar episodios exultantes inapropiados, conocidos como euforia.

Las personas con MS, especialmente aquellos que padecieron la enfermedad durante mucho tiempo, pueden experimentar dificultad para pensar, aprender, memorizar y juzgar.

Los primeros signos de lo que los médicos llaman disfunción cognitiva pueden ser sutiles. La persona puede tener problemas para encontrar la palabra correcta para decir, o dificultad para recordar cómo hacer tareas de rutina en el trabajo o en la casa. Las decisiones cotidianas que alguna vez se tomaron fácilmente ahora se hacen con más lentitud y mostrando poco criterio. Los cambios pueden ser pequeños o producirse tan lentamente que requieren que un familiar o amigo los señale.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s