¿Qué investigación se está haciendo en EM ó MS?.(Tema 15)

Logo of the United States National Institute o...

El National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS), un componente de los National Institutes of Health (NIH), es el principal patrocinador Federal de investigación del cerebro y el sistema nervioso. El NINDS apoya la investigación y sus laboratorios en NIH y por medio de subvenciones a grandes instituciones médicas.

Aunque los investigadores no han podido identificar la causa de la MS con certeza alguna, ha habido gran progreso en otras áreas de la investigación de MS— especialmente en el desarrollo de nuevos tratamientos para prevenir las exacerbaciones de la enfermedad. Nuevos descubrimientos cambian constantemente las opciones de tratamiento para las personas con MS.

Algunos investigadores están estudiando vías promisorias para la terapéutica, como medicamentos que protegerían a las células de mielina del daño o que les ayudarían a recuperarse después de un ataque. Interferir con las células inflamatorias y las sustancias implicadas en el desarrollo de lesiones en la MS o impedir que las células del sistema inmunitario crucen la barrera sanguíneo-cerebral podría potencialmente impedir un ataque.

Existen muchos nuevos tratamientos que han demostrado en estudios pequeños que impiden la formación de nuevas  lesiones de MS. Estos tratamientos ahora se están evaluando en estudios clínicos que implican grandes números de pacientes con MS. Estos incluyen medicamentos inyectables como rituximab, ocrelizumab, daclizumab, y alemtuzumab y medicamentos orales como cladribina, laquinimod, teriflunomida y ácido fumárico.

El NINDS también está patrocinando un estudio clínico para determinar si la combinación de dos terapias, acetato de glatiramer y beta-interferón, es beneficiosa para prevenir recaídas.

Nuevos tratamientos están cambiando constantemente las opciones de tratamiento para las personas con MS.

Varios estudios han mostrado que la destrucción del sistema inmunitario con quimioterapia y luego su reemplazo con células progenitoras del sistema inmunitario obtenidas de la sangre del paciente puede detener el desarrollo de nuevas lesiones de MS. Este tratamiento parece reajustar al sistema inmunitario para que ya no ataque al cerebro. Esta estrategia se está probando en estudios clínicos. Otros estudios están investigando si trasplantar células progenitoras derivadas de la médula ósea, llamadas células progenitoras mesenquimatosas, puede ser útil en la MS.

Un estudio de 2009 sugirió que una afección llamada insuficiencia venosa cerebroespinal crónica (CCSVI), que resulta de anormalidades en venas que van desde el cerebro, puede contribuir a los síntomas de MS. Sin embargo, los estudios que exploran el enlace entre CCSVI y MS no han sido concluyentes. En 2012, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. emitió una advertencia que los procedimientos para aliviar la CCSVI han sido vinculados a serias complicaciones, incluyendo derrames cerebrales, daño nervioso craneano y muerte.

Debido a que la cirugía es riesgosa y el potencial de beneficios es altamente incierto, los pacientes deben someterse al procedimiento como parte de un estudio clínico adecuadamente controlado con salvaguardas adecuadas y evaluaciones de seguimiento.

Otros estudios están tratando de encontrar maneras de detener la evolución de la enfermedad en las personas con MS progresiva primaria o MS progresiva secundaria, y de restablecer la función neurológica en estas personas. Los investigadores están investigando si síntomas que no responden a tratamientos inmunomoduladores aprobados por la FDA pueden estar causados por problemas con las partes productoras de energía de las células nerviosas, llamada mitocondria. Los investigadores también están intentando desarrollar maneras de ayudar a las neuronas llamadas oligodendrocitos a producir nueva mielina con el fin de fortalecer o reparar células dañadas del cerebro y la médula espinal.

Algunos medicamentos experimentales pueden proteger a las neuronas de la muerte o ayudarlas a producir nueva mielina en tubos de ensayo o en modelos con animales. Sin embargo, con el fin de evaluar estos medicamentos como tratamiento potencial en humanos, los investigadores necesitan indicadores precisos, o biomarcadores, para poder medir la cantidad de muerte y de reparación, incluida la  remielinización. Estos biomarcadores ayudarían a mostrar si un tratamiento experimental está funcionando según lo previsto. A medida que el número de opciones de tratamiento disponible para MS continúa creciendo, los investigadores también están intentando identificar biomarcadores que podrían ayudar a los médicos a determinar si una persona responderá bien o no a una terapia en particular, o, idealmente, a escoger el tratamiento óptimo para cada persona con MS.

Otros estudios se orientan a desarrollar mejor captación de imágenes para diagnosticar la MS y evaluar medicamentos.

Algunos investigadores están trabajando para desarrollar modelos con animales mejorados que se asemejan estrechamente a la MS en los humanos.

Los modelos con animales de los que se dispone actualmente comparten muchos de los mismos mecanismos de enfermedad y síntomas que la MS, pero no imitan completamente la enfermedad. Esto significa que los medicamentos que funcionan bien en los modelos con animales a menudo son menos exitosos en los estudios clínicos humanos. Tener un modelo animal más preciso reduciría el tiempo y gasto de evaluar terapias que podría probarse que no son exitosas para tratar la enfermedad humana.

La investigación patrocinada por el NINDS también está explorando los papeles de “susceptibilidad genética”—genes que están asociados con un aumento del riesgo de MS.

Varios genes candidatos han sido identificados y los investigadores están estudiando su función en el sistema nervioso para descubrir cómo pueden llevar a contraer la MS. Esta información puede ayudar a desarrollar  medicamentos que funcionen sobre esos genes (o en colecciones de genes múltiples que funcionen juntas) que estén específicamente afectadas en la MS

Glosario

anticuerpos— proteínas hechas por el sistema inmunitario que se ligan a estructuras (antígenos) que reconocen como extrañas para el cuerpo.

ataxia— una afección en la que los músculos dejan de funcionar de manera coordinada.

trastorno autoinmune— un trastorno en el que el sistema de defensa corporal no funciona bien y ataca una parte del cuerpo ella misma en lugar de un cuerpo extraño.

barrera sanguíneo-cerebral— una red de vasos sanguíneos con células espaciadas estrechamente que controla el pasaje de sustancias desde la sangre al sistema nervioso central.

líquido cefalorraquídeo— líquido incoloro que circula alrededor y a través de las cavidades del cerebro y la médula espinal. Los médicos usan una variedad de pruebas para estudiar las anormalidades del líquido cefalorraquídeo a menudo asociadas con la MS.

estimulación cerebral profunda—terapia que usa un dispositivo médico operado por baterías implantado quirúrgicamente llamado neuroestimulador para enviar estimulación eléctrica a áreas objetivo que controlan el movimiento en el cerebro, bloqueando las señales nerviosas anormales que causan temblor y otros síntomas de movimiento.

desmielinización— daño causado a la mielina por ataques recurrentes de inflamación. La desmielinización finalmente produce cicatrices en el sistema nervioso, llamadas placas, que  interrumpen las comunicaciones entre los nervios y el resto del cuerpo.

disestesias— sensaciones anormales como entumecimiento, cosquilleo, o “alfileres y agujas.”

exacerbación— empeoramiento súbito de síntomas o aparición de nuevos síntomas que duran al menos 24 horas.

fatiga— cansancio que puede acompañar a la actividad o persistir aún sin esfuerzo.

materia gris—parte del cerebro que contiene células nerviosas y es de color gris.

inmunosupresión— supresión de funciones del sistema inmunitario. Muchos medicamentos bajo investigación para el tratamiento de MS son

inmunosupresores.

interferones— moléculas de señalización que  regulan a las células inmunitarias.

lesión— cambio anormal en la estructura de un órgano debido a enfermedad o lesión.

imágenes de resonancia magnética (IRM)—técnica de exploración no invasiva que permite a los investigadores ver y registrar lesiones de MS a medida que evolucionan.

mielina— un recubrimiento graso que cubre a las fibras celulares nerviosas en el cerebro y la médula espinal, la mielina facilita la transmisión fácil y de alta velocidad de los mensajes  electroquímicos entre estos componentes del sistema nervioso central y el resto del cuerpo.

oligodendrocitos— células que hacen y mantienen la mielina.

neuritis óptica—un trastorno inflamatorio del nervio óptico que generalmente se produce en un ojo solamente y causa pérdida visual y a veces ceguera. Generalmente es temporario.

plasma— la porción líquida de la sangre implicada en controlar una infección.

plasmaféresis— el proceso de extraer sangre del cuerpo y retirar componentes del plasma sanguíneo que se piensa que son perjudiciales antes de volver a transfundir la sangre al cuerpo (también llamado intercambio plasmático).

placas— áreas incompletas de inflamación y desmielinización típicas de la MS que interrumpen o bloquean las señales nerviosas.

MS con recaída-remisión—una forma de MS en la cual se produce un episodio de síntomas seguido por un período de recuperación antes de que se produzca otro ataque.

espasticidad— contracciones involuntarias musculares que llevan a espasmos y rigidez. En la MS, esta afección afecta primordialmente a los miembros inferiores.

mielitis transversa—un trastorno agudo de la médula espinal que causa dolor lumbar súbito y  debilidad muscular con sensaciones sensoriales anormales en las extremidades inferiores. La mielitis transversa a menudo remite espontáneamente y; sin embargo, los casos severos o duraderos pueden llevar a la discapacidad permanente.

materia blanca— fibras nerviosas que son el sitio de muchas lesiones de MS y que conectan aéreas de materia gris en el cerebro y la médula espinal

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s