Veneno marino podría aplicarse para el tratamiento de la esclerosis multiple

Investigadores de la UNAM y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California, (Cicese) aislaron una sustancia del veneno de caracol Conus regularis, que es de 100 a mil veces más potente que la morfina, pero sin los efectos adictivos.

La especie de caracol Conus regularis vive en aguas tropicales, tiene hábitos nocturnos e inyecta un poderoso veneno para paralizar a sus presas, el cual puede tener de 100 a 250 componentes.

“Tenemos que separarlos, secuenciarlos y caracterizarlos, a fin de encontrar el que nos interesa. En las pruebas preliminares, el péptido que aislamos presentó parecido con el analgésico ziconotide del Conus magus en las funciones contra el dolor; la diferencia es el tamaño de la molécula, el primero es más grande, lo que nos habla del potencial farmacológico de la sustancia”, señaló el doctor Roberto Arreguín Espinosa, en el Instituto de Química de la UNAM.

Asimismo, estudian las anémonas, que pertenecen al Phylum Cnidaria, considerado el mayor grupo de animales tóxicos que incluye aproximadamente a 10 mil especies. Una de ellas es Palythoa caribaeorum, se recolenta en la costa de Veracruz y posee nematocistos, organelos que inyectan una toxina, ya sea para  atrapar o defenderse de los predadores.

En el laboratorio de bioquímica encabezado por Arreguín Espinosa, se detectó que Palythoa caribaeorum contiene sustancias con acción tóxica en el sistema nervioso, que la estructura y/o el funcionamiento de los elementos neuronales.

“La toxina, aislada de Palythoa no está formada con aminoácidos, pero queremos identificar las proteínas involucradas en la síntesis de esta sustancia, ya que su importancia farmacológica está relacionada con el bloqueo de ciertos canales de sodio y calcio encargados de producir las señales eléctricas del organismo, que se podría traducir en un tratamiento para la esclerosis múltiple”, apuntó el investigador.

Otro campo de estudio, de la bioquímica de macromoléculas, es el proceso de biomineralización a través del cual algunos organismos capturan diversos minerales y conforman sus esqueletos externos. Tal es el caso de las esponjas de mar, constituidas en su mayoría por carbonato de calcio, pero también hay estrellas de mar como la Pisaster giganteus, cuya estructura se basa en los silicatos.

Algunas esponjas sintetizan compuestos químicos con propiedades farmacológicas, un ejemplo es la Ara-C (citarabina) utilizada como antitumoral y la Ara-A (vidarabina o aciclovir) que es un antiviral, ambas fueron aisladas de la especie Cryptotethia cripta.

Además del interés en identificar las proteínas relacionadas con la formación de estos organismos marinos, el doctor Arreguín Espinosa destacó la relación de estas investigaciones con algunas patologías que afectan al ser humano, como los cálculos renales, cuya formación en el organismo podría entenderse si primero comprendemos los procesos de biomineralización en erizos, esponjas y estrellas de mar.

Agencia ID

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s