Esclerosis múltiple, peligrosa pero poco común en el Quindío

Desde la secretaría de Salud de Armenia manifestaron que aunque la esclerosis múltiple es una enfermedad poco común en la región y se conocen mínimos casos, es de alta peligrosidad por lo que hay que tener mucho cuidado.

Con relación a la celebración del día mundial de dicha enfermedad, la asociación colombiana de Neurología organizó para hoy una jornada nacional para informar sobre este mal y contribuir a su prevención.

“Se trata de trabajos realizados por los neurólogos de cada región, en los que vinculan a sus familias y pacientes sin importar la enfermedad que padezcan, para informarlos sobre los síntomas y consecuencias de la esclerosis múltiple y lo importante de acudir al médico para un diagnóstico temprano para tratar la enfermedad retardando los brotes y disminuyendo su afectación al cuerpo humano”, indicó Jenny Bautista, funcionaria de la Asociación Colombiana de Neurología.

Por su parte, el ente regulador de salud de la capital quindiana, se unió a la causa con la divulgación de un boletín informativo sobre la afección. “Lo que buscamos es dar la información pertinente y generar en la ciudadanía una actitud preventiva, con regulares visitas al especialista”.


Descripción de la enfermedad

Consiste en la aparición de lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central, catalogada como inflamatoria crónica, recurrente y progresiva que afecta a personas con edades que van de los 20 a 40 años.

Actualmente se desconocen las causas que la producen aunque se sabe que es una enfermedad genética pero su probabilidad de heredarla es tan solo de 10%.

Por el momento se considera que no tiene cura aunque existe medicación eficaz.
Puede causar problemas de motricidad, pérdida de la visión, dificultad al hablar, parálisis de un lado del cuerpo, inflamación en la médula ósea y debilidad.

Diagnóstico
Normalmente se detecta por los síntomas del primer brote de la enfermedad, aunque no en todos los pacientes se manifiestan igual ni al mismo tiempo.

Aún no hay pruebas específicas para esta enfermedad, es así que para diagnosticarla se necesitan varios procedimientos entre los que están elaborar una historia clínica que incluya el registro anterior de signos y síntomas, así como el estado actual de salud de la persona. Se necesita un reconocimiento físico completo y pruebas médicas para confirmar el diagnóstico.

Un reconocimiento neurológico es importante debido a que algunos de los signos neurológicos más comunes comprenden cambios en los movimientos oculares, coordinación de las extremidades, debilidad, equilibrio, sensación, habla y reflejos, pero con estas bases no se puede llegar a la conclusión de qué es lo que provoca la anomalía y se deben eliminar otras causas posibles de enfermedades que producen síntomas similares a los de la esclerosis múltiple.

Se deben hacer pruebas auditivas y visuales para medir el tiempo que le lleva al cerebro recibir e interpretar mensajes (velocidad de conducción de los nervios). Esto se hace colocando en la cabeza electrodos pequeños que monitorizan las ondas cerebrales en respuesta a estímulos visuales y auditivos; normalmente la reacción del cerebro es casi instantánea pero si hay desmielinización en el sistema nervioso central, puede haber una demora. Esta prueba no requiere hospitalización.

Otra opción es la resonancia magnética para obtener imágenes muy detalladas del cerebro y la médula espinal, señalando cualquier zona existente de esclerosis (lesiones o placas). Aunque es la única prueba en la que se pueden ver las afecciones de la dolencia, no puede considerarse como concluyente, porque no todas las lesiones pueden ser captadas por el escáner y porque muchas otras enfermedades pueden producir anomalías similares.

Se puede examinar el líquido cerebroespinal obtenida con una punción lumbar, con el fin de detectar los niveles de ciertas proteínas del sistema inmunológico y la presencia de anticuerpos llamados bandas oligoclonales usando el sistema de colorización.

Estas bandas indican una respuesta inmune en el sistema nervioso central y se encuentran en el fluido cerebroespinal con un 90 al 95% en las personas con este padecimiento, pero debe ser reforzado con otras pruebas como la de sangre para excluir otras enfermedades que pueden imitar a la esclerosis como la de Devic, la sarcoidosis, la vasculitis y la enfermedad de Lyme.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s