gandhi

Que es la esclerosis múltiple ( 3 ); “explicación a la @gallega”.

 

Hola a tod@s, esta es la tercera entrada de: QUÉ ES LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE (3);”EXPLICACIÓN A LA @GALLEGA”.

Con esta entrada ( y las futuras por capítulos ) pretendo explicar de manera clara y concisa, lo que es la esclerosis múltiple tratado de forma que todos lo entendamos. Gracias a todos por vuestras sugerencias sobre los temas a escribir, intentaré explicarlo de la manera más sencilla y comprensible para todos ( gracias Ana Belén, por tus mensajes).

Hoy me centro en los síntomas , en cómo se diagnostica la enfermedad y cómo se puede tratar la esclerosis múltiple de forma general.

Espero que os sea de utilidad, gracias por seguir leyendo. Suso.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?

Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden ser leves o severos, de larga o de corta duración, y pueden aparecer en distintas combinaciones, según el área del sistema nervioso afectada. Una remisión completa o parcial de los síntomas, especialmente en las etapas iniciales de la enfermedad, ocurre en un 70 por ciento, aproximadamente, de los pacientes con esclerosis múltiple.

El síntoma inicial de la esclerosis múltiple es, a menudo, visión borrosa o doble, distorsión del color rojo-verde o incluso ceguera en un ojo. Inexplicablemente, los problemas visuales tienden a desaparecer en las etapas posteriores de la esclerosis múltiple. Los problemas inflamatorios del nervio óptico pueden diagnosticarse como  neuritis retrobulbar o neuritis óptica. El cincuenta y cinco por ciento de los pacientes con esclerosis múltiple tendrán un ataque de neuritis óptica en algún momento de su vida y éste será el primer síntoma de la esclerosis múltiple en un 15 por ciento aproximada-mente, de los casos. Esto ha llevado al reconocimiento general de la neuritis óptica como un síntoma inicial de la esclerosis múltiple, especialmente si las pruebas diagnósticas también revelan anormalidades en el líquido de la médula espinal del paciente.

La mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple experimentan debilidad muscular en las extremidades y dificultad con la coordinación y el equilibrio en algún momento en el curso de la enfermedad. Estos síntomas pueden ser suficientemente severos como para crear dificultad al andar o incluso al ponerse de pie. En los peores casos, la esclerosis múltiple puede producir una parálisis parcial o total. La espasticidad—aumento involuntario del tono muscular que conduce a rigidez y espasmos—es común, al igual que la fatiga. La fatiga puede ser desencadenada por un esfuerzo físico excesivo y mejorar con el descanso, o puede adquirir la forma de un cansancio constante y persistente.

La mayoría de las personas con esclerosis múltiple presentan también parestesias, lo que se define como sensaciones sensoriales anormales y transitorias, tales como sensaciones de entumecimiento, picazón u “hormigueo;” en casos raros, también pueden experimentar dolor.A veces ocurre una pérdida de sensación. Otras quejas frecuentes son los impedimentos del habla, los temblores y el mareo. Ocasionalmente, las personas con esclerosis múltiple sufren pérdida de audición.

Aproximadamente, la mitad de todas las personas que padecen de esclerosis múltiple experimentan deterioro cognoscitivo, tales como dificultad en la concentración, la atención, la memoria y en el enjuiciamiento; pero dichos síntomas son generalmente leves y, con frecuencia, pasan desapercibidos. En realidad, a menudo estos síntomas cognoscitivos sólo se detectan mediante pruebas comprensivas. Los propios pacientes pueden no percatarse de su pérdida cognoscitiva. Es a menudo un miembro de la familia o un amigo quien advierte primeramente el déficit. Dichos impedimentos son, generalmente leves; rara vez son incapacitantes y las aptitudes intelectuales y de lenguaje no sufren en general.

Síntomas Posibles de Esclerosis Múltiple

  • Debilidad muscular.
  • Espasticidad.
  • Deterioro de los sentidos del tacto, dolor, temperatura.
  • Dolor (moderado a severo).
  • Ataxia.
  • Temblores.
  • Alteraciones del habla.
  • Alteraciones visuales.
  • Vértigo.
  • Disfunción urinaria.
  • Trastornos intestinales.
  • Disfunción sexual.
  • Depresión.
  • Euforia.
  • Anormalidades cognoscitivas.
  • Fatiga.

La depresión, que no está relacionada con los problemas cognoscitivos, es otra característica común observada en pacientes con esclerosis múltiple. Además, un 10 por ciento de los pacientes sufren trastornos psicóticos más severos, tales como depresión maníaca y paranoia. Un cinco por ciento de los pacientes pueden experimentar episodios inapropiados de euforia o desesperación—no relacionados con el estado emocional actual del paciente—conocidos como “síndrome de risa/llanto.” Se cree que este síndrome se debe a la eliminación de la mielina en el tallo encefálico—el área del cerebro que controla la expresión facial y las emociones, y generalmente se observa sólo en casos severos. A medida que progresa la enfermedad, la disfunción sexual puede convertirse en un problema. También puede perderse el control de la evacuación y de la orina.

En un 60 por ciento de los pacientes con esclerosis múltiple, el calor—bien sea generado por temperaturas exteriores al cuerpo o por el ejercicio—puede ocasionar un empeoramiento temprano de muchos de los síntomas de la enfermedad. En estos casos, con la eliminación del calor se resuelve el problema. Algunos pacientes sensibles a la temperatura encuentran que un baño frío puede aliviar temporalmente  sus síntomas. Por la misma razón, nadar es a menudo un buen ejercicio para las personas que padecen de esclerosis múltiple.

Los síntomas erráticos de la esclerosis múltiple pueden afectar a toda la familia ya que la capacidad de trabajar de los pacientes puede afectarse, al mismo tiempo que afrontan facturas médicas altas y gastos adicionales relacionados a ayuda en las faenas domésticas y modificaciones de la vivienda y de los vehículos. La carga emocional para los pacientes y sus familias es enorme. Los grupos de apoyo con el asesoramiento, pueden ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple, a sus familias y a sus amigos a encontrar formas de hacerle frente a los numerosos problemas que puede ocasionar la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica la esclerosis múltiple? 

Al verse confrontados con un paciente cuyos síntomas, examen neurológico e historial médico indican la presencia de esclerosis múltiple, los médicos utilizan una variedad de técnicas para descartar otros posibles trastornos y realizar una serie de pruebas de laboratorio que, si resultan positivas, confirman el diagnóstico.

Las tecnologías de imágenes, tales como la imágen de resonancia magnética (IRM)—utilizadas a menudo junto con el agente de contraste gadolinio, que ayuda a distinguir nuevas placas de placas viejas —pueden ayudar a localizar las lesiones en el sistema nervioso central resultantes de la pérdida de mielina. Sin embargo, puesto que estas lesiones también pueden estar presentes en varios otros trastornos neurológicos, no son prueba absoluta de esclerosis múltiple. La espectroscopía  de resonancia magnética (ERM – MRS en inglés), es una nueva técnica que se está utilizando para investigar la esclerosis múltiple. Al contrario de la imágen de resonancia magnética (MRI), que proporciona una imagen anatómica de las lesiones, la espectroscopía de resonancia magnética (MRS) produce información acerca de la bioquímica del cerebro en la esclerosis múltiple.

Las pruebas potenciales evocadas, las cuales miden la velocidad de la respuesta del cerebro a estímulos visuales, auditivos y sensoriales pueden detectar a veces lesiones que los escáner pueden no percibir. Como las tecnologías de imágenes, los potenciales evocados ayudan a la posibilidad de establecer un diagnóstico, pero no son concluyentes debido a que no pueden identificar la causa de las lesiones.

El médico también puede estudiar el líquido cerebroespinal del paciente (el líquido incoloro que circula a través del cerebro y la espina dorsal) para ver si éste contiene anormalidades celulares y químicas asociadas a menudo con la esclerosis múltiple. Estas anormalidades incluyen, entre otras, un mayor número de glóbulos blancos en la sangre y cantidades por encima del promedio de proteína, especialmente proteína básica de mielina, y un anticuerpo llamado inmunoglobulina G.

 

Categorías Diagnósticas para la Esclerosis Múltiple (EM) 

EM definida • Curso consistente (curso de recaída-remisión con por lo menos dos episodios separados al menos por un mes, o progresión lenta o por pasos de los síntomas durante por lo menos 6 meses).

  • Signos neurológicos documentados de lesiones en más de un sitio del cerebro o de la materia blanca de la médula espinal
  • Inicio de los síntomas entre los 10 y 50 años de edad
  • Ausencia de otra explicación neurológica más probable.

EM probable  •  Historia de síntomas de recaída-remisión .

Signos no documentados y solamente una señal actual comúnmente asociada con la EM.

  • Un solo ataque documentado de síntomas con signos de más de una lesión de materia blanca, recuperación buena seguida por síntomas y signos variables.
  • Ausencia de otra explicación neurológica más probable.

EM posible   •  Historia de síntomas de recaída-remisión.

  • Ninguna documentación de signos que establezcan más de una lesión de materia blanca.
  • Ausencia de otra explicación neurológica más probable.

Los médicos pueden utilizar varias técnicas de laboratorio diferentes para separar y presentar gráficamente las distintas proteínas en el líquido cerebroespinal de los pacientes con esclerosis múltiple. Este proceso identifica a menudo la presencia de un patrón característico llamado bandas oligoclonales. 

Debido a que no hay una prueba exclusiva que detecte inequívocamente la esclerosis múltiple, es difícil frecuentemente para el médico diferenciar entre un ataque de esclerosis múltiple y síntomas que pueden surgir como consecuencia de una infección viral o incluso de una inmunización. Muchos médicos dirán a sus pacientes que hay la posibilidad de que ellos tengan esclerosis múltiple y le darán un diagnóstico de “posible esclerosis múltiple.”

Si a medida que transcurre el tiempo, los síntomas del paciente presentan el patrón característico de recaída-remisión, o si continúan de forma crónica y progresiva, y si las pruebas de laboratorio descartan otras causas probables, o las pruebas específicas se tornan positivas, el diagnóstico quizás se cambie con el tiempo a una “probable esclerosis múltiple.”

Hay otras enfermedades que también pueden producir síntomas similares a los que se observan en la esclerosis múltiple. Otras condiciones con un curso intermitente y lesiones similares a las de la esclerosis múltiple en la materia blanca del cerebro incluyen a la poliarteritis, lupus eritematoso, siringomielia, paraparesis espática tropical, algunos cánceres y ciertos tumores que comprimen el tallo encefálico o espinal.

¿Puede tratarse la esclerosis múltiple? 

Por ahora, no existe una cura de la esclerosis múltiple. Muchos pacientes obtienen buenos resultados sin ninguna terapia, especialmente puesto que muchos medicamentos tienen efectos secundarios graves y algunos presentan riesgos importantes. Las remisiones espontáneas—aquellas que ocurren naturalmente—pueden hacer difícil determinar los efectos terapéuticos de tratamientos experimentales. Sin embargo, la evidencia de que las imágenes de resonancia magnética (MRI) pueden trazar el desarrollo de lesiones, está ayudando ya a los científicos a evaluar nuevas terapias.

Hasta hace poco, los medicamentos principales que utilizaban los médicos para tratar la esclerosis múltiple eran esteroides, los cuales poseen propiedades antiinflamatorias. Entre éstos figuran la hormona adrenocorticotrópica (mejor conocida como ACTH), la prednisona, la prednisolona, la metilprednisolona, la betametasona y la dexametasona. Los estudios indican que la metilprednisolona administrada por vía intravenosa puede ser superior a la  ACTH intravenosa más tradicional para los pacientes que experimentan recaídas severas. No existen pruebas sólidas que apoyen el uso de estos medicamentos para tratar formas progresivas de esclerosis múltiple. Además, hay algunos indicios de que los esteroides pueden ser más apropiados para aquellas personas con esclerosis múltiples que presentan síntomas de movimiento, en vez de síntomas sensoriales. Se desconoce el mecanismo en el que se basa este efecto. Un estudio indica que los medicamentos actúan restableciendo la eficacia de la barrera sanguínea/cerebral. Debido a que los esteroides pueden producir numerosos efectos secundarios adversos (acné, aumento de peso, convulsiones, psicosis), no se recomiendan para uso a largo plazo.

Los investigadores especulan que los efectos del interferón beta pueden deberse a la capacidad del medicamento de corregir una deficiencia relacionada con la esclerosis múltiple de ciertas células de glóbulos blancos que suprimen el sistema inmunológico y/o su capacidad de inhibir el interferón gamma, sustancia que, según se cree, es un elemento contributivo de los ataques de esclerosis múltiple. También se está estudiando el interferón alfa como posible tratamiento de la esclerosis múltiple. Los efectos secundarios comunes de los interferones son, entre otros, fiebre, escalofríos, sudores, dolores musculares, fatiga, depresión y reacciones en los lugares en que se han recibido las inyecciones.

Los científicos continúan sus esfuerzos exhaustivos encaminados a crear terapias nuevas y mejores para tratar la esclerosis múltiple. La meta de la terapia es triple: mejorar la recuperación después de un ataque, impedir o reducir el número de recaídas y detener la progresión de la enfermedad.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, continuará en otra entrada……….

Suso.

6 pensamientos en “Que es la esclerosis múltiple ( 3 ); “explicación a la @gallega”.”

  1. Actualmente estoy tomando Gilenya (fingolimod). Realmente no noto ningún efecto satisfatorio. La enfermedad sigue progresando igual. No sé vosotros que experiencia tenéis con vuestro tratamiento.
    Besos y ánimo.

    1. Hola Marisa,para mi lo realmente importante, es que reduce el volumen cerebral con lo cual disminuyen las lesiones y se mejora muchísimo la “calidad” de vida futura, ya no solo se trata de “cantidad”, si no de llevar una vida aceptable. Disminuye las tasas de recaída y la progresión de la enfermedad que probablemente si no lo tomaras, se desarrollaría de otra forma.

      http://www.infosalus.com/farmacia/noticia-gilenya-fingolimod-mejora-75-tasa-brotes-anuales-esclerosis-multiple-20131121163954.html

      Gracias por escribir.

      Un abrazo. Suso.

      1. Gracias Suso por responderme. En el fondo pienso que es así, que gracias a Gilenya no tengo tantos brotes, pero a veces, me deprimo cuando recuerdo mi vida anterior a la enfermedad, y ya sabes, en esos momentos. lo veo todo más negro.
        Confío en que un día, esta enfermedad será curable totalmente. Tengo fe en ello. Gracias por todo. Abrazos.

      2. Gracias ti Marisa, por participar y compartir tu experiencia, que nos hace reflexionar a todos y nos da animo para seguir la lucha día a día. Estoy seguro que hay días peores que otros como dices , pero piensa en lo bonito que es que los demás disfruten de ti.

        Un abrazo fuerte. Suso.

  2. HOLA. COMO SIEMPRE MUY AGRADECIDA POR LA INFORMACION QUE ME SUMINISTRAN.
    PARTICULARMENTE LEO MUCHO SOBRE MI ENFERMEDAD EN ESPECIAL. ASIMISMO ME INTERESAN LOS DISTINTOS BLOG(DE MUCHOS PAISES) DONDE POR SUPUESTO COMPRUEBO QUE CADA CASO ES MUY DISTINTO.
    LE PIDO A MI DIOS, QUE SE LLEGUE A LOGRAR CURA PARA ESTA ENFERMEDAD Y POR SUPUESTO PARA OTRAS QUE CONSIDERO MUCHO MAS GRAVES.
    LOS SALUDO CON UN FUERTE ABRAZO NILDA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s