Un fármaco experimental parece reparar el daño nervioso se ve en la esclerosis múltiple (EM)

Un fármaco experimental parece reparar el daño nervioso se ve en la esclerosis múltiple (EM),

Ahora, por primera vez, los investigadores muestran evidencia de la reparación de la mielina dañada en el cerebro humano, dijo el investigador principal, el Dr. Diego Cadavid, que está en Biogen Idec con sede en Massachusetts, ,  que estudia la droga y es la  empresa que financió el estudio.

El estudio fue el segundo de tres fases necesarias para la aprobación de la Food and Drug Administration de la droga, conocida como anti-LINGO-1.

“Estos datos apoyan nuestro continuo desarrollo de anti-LINGO-1”, dijo Cadavid.

El ensayo incluyó 82 pacientes con neuritis óptica aguda, un problema ocular que causa inflamación y daño a las fibras nerviosas y la pérdida de mielina en el nervio óptico. Alrededor de la mitad de las personas con neuritis óptica llegan a desarrollar esclerosis múltiple.

Los pacientes que recibieron el anticuerpo experimental tuvieron una mayor mejoría en la función nerviosa que los que recibieron un placebo, según encontraron los investigadores.

Los resultados se presentarán 22 de abril en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología en Washington, DC. Los datos y conclusiones presentados en reuniones, por lo general, se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Aún así, los expertos están entusiasmados con los resultados.

“Hace apenas unos años, la idea de la reparación del sistema nervioso era sólo un sueño”, dijo Bruce Bebo, vicepresidente ejecutivo de investigación en el Multiple Sclerosis Society Nacional.

“Encontrar maneras de restaurar la mielina es una promesa significativa,así como una estrategia para restaurar la función de las personas con la esclerosis múltiple   y reducir o detener la progresión de la esclerosis múltiple”, dijo.

Dr. Paul Wright, presidente de neurología en el Hospital Universitario North Shore en Manhasset, Nueva York, dijo que este es “una muy emocionante” prueba inicial.

“Lo que han encontrado es realmente bueno”, dijo Wright. “No sólo estamos interesados ​​en el tratamiento de una enfermedad, estamos interesados ​​en la corrección de un proceso de la enfermedad.”

Para el estudio, Cadavid y sus colegas dieron a los pacientes dosis altas de esteroides antes de asignar al azar a anti-LINGO-1 o placebo.

Cada cuatro semanas los pacientes recibieron una dosis de anti-LINGO-1 hasta que se les dieron seis dosis. Los participantes fueron evaluados cada cuatro semanas durante seis meses.Se sometieron a una evaluación final a los ocho meses.

La neuritis óptica suele afectar a un solo ojo. Los investigadores midieron las mejoras en el nervio óptico del ojo afectado, comparándolo con el ojo normal, mediante la medición de la velocidad de los impulsos eléctricos a través del nervio.

Las personas tratadas con anti-LINGO-1 habían mejorado significativamente la reparación del nervio en comparación con las personas que recibieron el placebo – el 34 por ciento mayores a los seis meses y el 41 por ciento a los ocho meses, dijeron los investigadores.

Por otra parte, más de la mitad de las personas tratadas con la droga se produjo un retorno a la función normal  o casi normal , en comparación con el 26 por ciento de los pacientes que recibieron el placebo,según encontraron los investigadores.

Sin embargo, serán necesarios ensayos más grandes con más pacientes, antes de este tratamiento podría convertirse en una terapia regular para la esclerosis múltiple, dijo Wright.

“La esperanza de esta droga es que en las personas que tienen esclerosis múltiple, o cualquier otra enfermedad que daña la mielina, se regenerará la mielina que se pierde”, dijo.

“Un segundo estudio de fase 2 en personas con formas recurrentes de la esclerosis múltiple está evaluando el beneficio clínico de anti-LINGO-1 cuando se usa a largo plazo en personas con diferentes grados de discapacidad esclerosis múltiple”, dijo Cadavid.

Estudio: Enlace

Fuente: HealthDay

Anuncios

8 Comments

    1. Mi nombre es JOSE JULIAN , de Duitama, Boyacá, Colombia, tengo EM y ya perdí el movimiento de mis extremidades, tengo dificultad para hablar y en al deglución, me gustaría saber si puedo servir de conejillo de indias para experimentar con estos medicamentos. Gracias.

      1. Hola Jose Julian, siento mucho no poder ayudarte para poder ponerte en contacto con alguien.En el articulo se cita a el investigador principal, el Dr. Diego Cadavid, que está en Biogen Idec con sede en Massachusetts, , que estudia la droga y es la empresa que financió el estudio.
        Este blog solo pretende compartir la información sobre EM .

        He editado tus datos personales y dirección, para poder poner tu mensaje.

        Un saludo.Suso.

  1. ¡¡¡LINGO-1 . .Ojala sea la solución y funcione . Seria un milagro . Parecido a cuando me opere de miopia. Tengo E . M . Secundaria progresiva. No quiero pensión quiero . Salud .No puedo esperar mucho . Graciasssssss ¡¡¡

    1. Hola Ramón, estoy seguro que vamos por buen camino. No hay que perder la esperanza. El futuro es la investigación.
      Un abrazo y gracias por escribir.
      Suso.

    1. Hola Juana, están evaluando la fase 2 del estudio en estos momentos.Piensa en que aun tendrían que pasar a fase 3 en 2 años y si todo va bien, comercializarlo significa de media otros 3 a 5 años.

      Estudios clínicos: Ensayo clínico farmacológico
      Dado que los animales de laboratorio se presentan como cepas con variabilidad biológica limitada, los estudios realizados con ellos no pueden ser suficientes para determinar sin dudas que un fármaco determinado tendrá las características deseadas de eficacia y seguridad en poblaciones humanas; esto no solo depende de las diferencias entre las especies, sino también de la posibilidad de reacciones que no pueden ser adecuadamente determinadas en animales (cefalea, depresión, tinitus, etc.).

      Por esta razón, antes de su posible aprobación, un fármaco debe ser probado en seres humanos, a través de una metodología que distingue tres fases, considerando el estudio y seguimiento de un fármaco después de su comercialización como una cuarta fase.

      Ensayos clínicos fase I
      Representa la primera administración en humanos, generalmente en pequeño número, que rara vez es mayor de 100. Para esta fase, la administración se realiza generalmente en adultos jóvenes sanos de sexo masculino, con el fin de detectar posibles signos incipientes de toxicidad, lo que permitiría determinar luego el rango seguro de dosificación. Los aspectos farmacocinéticos se suelen medir también, aunque su estudio no es el objetivo principal de esta fase.

      Ensayos clínicos fase II
      Si la comprobación preliminar de seguridad en la fase I ha sido satisfactoria, se pasa a esta fase, la cual involucra la administración del fármaco a individuos que presentan la enfermedad para la que se ha concebido su empleo. Este grupo de pacientes debe ser relativamente homogéneo en sus características basales (presentar solo la enfermedad en cuestión) y no se suelen incluir más de 100 a 200 individuos. Se dividen en dos grupos, donde se comparan entre sí, el primer grupo (grupo control) usa los mejores medicamentos disponibles para el tratamiento de la enfermedad implicada y si tales fármacos no existen, la comparación sería con un grupo placebo, y el segundo con los fármacos en estudio.

      La finalidad de la fase II es la de establecer mediciones preliminares de la relación eficacia terapéutica/toxicidad (rango terapéutico o margen de seguridad), así como establecer la dosis óptima o sus límites de variación en la condición a tratar.

      Ensayos clínicos fase III
      Si se obtiene razonable evidencia de las fases I y II, comienzan los estudios de fase III, que pueden involucrar múltiples médicos tratando cientos o incluso miles de pacientes. Aparte de verificar la eficacia del medicamento, se busca determinar manifestaciones de toxicidad previamente no detectadas. En esta fase se obtiene una mejor perspectiva de la relación entre seguridad y eficacia, parámetros que han de cuantificarse en el contexto del desorden que se pretenda tratar.

      Ensayos clínicos fase IV
      También conocidos como estudios de farmacovigilancia consisten en el seguimiento del fármaco después de que ha sido comercializado. Se busca básicamente la detección de toxicidad previamente insospechada, así como de la evaluación de la eficacia a largo plazo. En la fase IV se pueden detectar reacciones adversas raras, mientras que en las fases previas es excepcional el descubrimiento de aquéllas con frecuencia menor a 1/1000. En esta fase también se pueden valorar aspectos nuevos o desconocidos del fármaco que no se hayan probado en las fases anteriores, de tal forma que es posible encontrar aplicaciones potenciales no previstas inicialmente.

      Espero haberte ayudado.Gracias por escribir.Suso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s