Zemanta Related Posts Thumbnail

La esclerosis múltiple está asociada con niveles genéticamente más bajos de vitamina D.

Una serie de factores genéticos y ambientales influyen en si una persona desarrollará la enfermedad. Estos factores también pueden afectar a la severidad de la enfermedad. La investigación apunta cada vez más a un nivel reducido de la vitamina D en la sangre como un factor de riesgo para el desarrollo de la EM.

Este último estudio del Doctor Brent Richards y cols. de la Universidad McGill en Canadá, fue publicado en la revista PLoS Med. el 25 de Agosto del 2015.

“Otras investigaciones que examinan los patrones de enfermedad en las poblaciones sugieren una asociación entre el bajo nivel  de vitamina  D y un mayor riesgo de EM, pero no se puede demostrar que una disminución del nivel de vitamina D en realidad causa la EM”.

Estudios anteriores han demostrado que la prevalencia de la EM es mayor en latitudes más altas, donde hay una disminución de los niveles de exposición a la luz solar.

El equipo de McGill, examinó si existe una asociación entre la reducción genética de los niveles de vitamina D y la susceptibilidad a la EM.

Un enfoque llamado “aleatorización mendeliana” fue utilizado, ya que mejora la comprensión del papel que desempeñan los factores ambientales en la causa de las enfermedades crónicas comunes.

Fig 2. Vitamin D pathway.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio que los huesos necesitan para crecer. Una deficiencia de la vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo. La vitamina D juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario.

Puede obtener vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. Su cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol. Sin embargo, demasiado sol puede llevar al envejecimiento y el cáncer de la piel, así que muchas personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes.

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado. Otros alimentos, como la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D.

La deficiencia en vitamina D puede ser un factor de riesgo causal

Los investigadores midieron los niveles de vitamina D – según lo determinado por las concentraciones de 25-hidroxivitamina D – de 2.347 personas que formaron parte del estudio internacional  del  Consorcio Genético de la esclerosis múltiple,  el mayor estudio de asociación genética hasta la fecha para la EM, que incluye 14,498 personas con EM y 24.091 controles sanos.Table 1. Characteristics of SNPs used as instrumental variables.

Para explicar lo que encontró el estudio, los investigadores relatan lo siguiente:

“Estos resultados muestran que entre los participantes de los cuales todos eran de ascendencia europea, los niveles bajos de vitamina D genéticamente fueron fuertemente asociados con una mayor susceptibilidad a la EM.”

No existe todavía ninguna cura para la EM, y muchos medicamentos disponibles para tratar los síntomas de la enfermedad plantean graves efectos secundarios y riesgos significativos.

“Los ensayos controlados aleatorios en curso que  se están evaluando actualmente, la administración de suplementos de vitamina D para el tratamiento y prevención de la esclerosis múltiple, pueden proporcionar información necesaria sobre el papel de los suplementos de vitamina D”, dicen el Dr. Richards y sus colegas.

Los autores consideran que estos resultados justifican una mayor investigación de los posibles beneficios terapéuticos de la administración de suplementos de vitamina D en la prevención de la aparición y progresión de la EM.

Estudio completo: Aquí.

Fuente: Mokry LE, Ross S, Ahmad OS, Forgetta V, Smith GD, Leong A, et al. (2015) Vitamin D and Risk of Multiple Sclerosis: A Mendelian Randomization Study. PLoS Med. August 25, 2015

2 pensamientos en “La esclerosis múltiple está asociada con niveles genéticamente más bajos de vitamina D.”

  1. Hola Suso,
    imagino que han estudiado y comprobado que en pacientes con estos déficits congénitos de vitamina D como en la osteomalacia, el raquitismo congénito y en el hipoparatiroidismo tienen una incidencia mayor que la población general de padecer EM.
    Abrazos

    1. Efectivamente así es Francisco,en los déficits congénitos existe fuerte evidencia del beneficio profiláctico que ofrece la vitamina D sobre el desarrollo de estas enfermedades. Aparte en otro estudio centrado en la EM,se ha demostrado que niveles séricos superiores a 20.8 ng/mL de 25[OH]D3,son un factor protector en población blanca para el desarrollo de EM.

      Esta protección en la EM ,es directamente proporcional al nivel de 25[OH]D3 y no se produce, por lo menos en este estudio, en población negra e hispánica. Respecto al uso de análogos de la vitamina D como terapia en EM,se han llevado cuatro estudios pequeños no controlados, que sugieren que podría disminuir la intensidad de los síntomas durante las recaídas.

      Un abrazo y gracias por participar.

      Suso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s