Zemanta Related Posts Thumbnail

Los ácidos grasos afectan el desarrollo y la progresión de la esclerosis múltiple

Los ácidos grasos de la dieta influyen en el desarrollo y la progresión de las enfermedades crónicas-inflamatorias autoinmunes, como la esclerosis múltiple.

En un estudio de colaboración entre los departamentos de neurología de la Ruhr-Universität Bochum (St. Josef-Hospital) y la Fundación Friedrich Alexander Universtiy Erlangen, los investigadores ahora encontraron, que los ácidos grasos de cadena larga promueven el desarrollo y la propagación de las células inmunitarias reactivas del SNC en la pared intestinal.

Por el contrario, los ácidos grasos de cadena corta promueven el desarrollo y la propagación de las células reguladoras en el sistema inmunológico.

Prof. Dr. med. Aiden Haghikia y Prof. Dr. med. Ralf Linker, publicaron sus resultados el 20 de Octubre del 2015, en la prestigiosa revista “Inmunity”.

Las bacterias intestinales desempeñan un papel importante en la salud y la enfermedad

El enfoque de la investigación dentro de la comunidad médica se ha centrado cada vez más en el intestino humano y su población bacteriana, el llamado microbioma, especialmente en los trastornos neurológicos tales como esclerosis múltiple.

Aquí, la evidencia acumulada sugiere una influencia considerable, del microbioma intestinal de aparición y progresión de la enfermedad. La interacción entre el contenido intestinal y el sistema inmune está influenciada por diferentes factores. En particular, la dieta como una parte integral de la vida diaria y el factor ambiental más evidente ha cambiado drásticamente en las naciones industrializadas.

Los Ácidos grasos de cadena corta regulan las respuestas inflamatorias

En el estudio actual, los investigadores demostraron tanto en la placa de cultivo celular y en un modelo experimental, que los ácidos grasos de cadena larga, como el ácido láurico, promueben el desarrollo y la propagación de células inflamatorias en la pared intestinal. Por el contrario, los ácidos grasos de cadena corta, en primer lugar ácido propiónico (propionato o su sal), conducen al desarrollo y la propagación de células reguladoras del sistema inmune en la pared intestinal. Estas células tienen la capacidad de regular las respuestas inflamatorias excesivas y células inmunes autorreactivas.

Papel importante para los productos metabólicos de bacterias intestinales

Curiosamente, los investigadores no observaron ningún efecto de los ácidos grasos de la dieta una vez que el intestino estaba completamente libre de gérmenes. Esto sugiere que el microbioma intestinal está directamente involucrado en el mecanismo de acción de ácidos grasos.

Otros experimentos mostraron, que  los productos metabólicos de la microbioma de una única cepa bacteriana,  es considerada responsable de los efectos observados.

Nuevas terapias a la vista

Hoy en día, los investigadores asumen que las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, son causadas por un desequilibrio entre los mecanismos autoinmunes reguladoras y pro-inflamatorios debilitados. Sin embargo, la gran mayoría de inmunoterapias aprobadas tienen por objeto, el debilitamiento o el bloqueo de los componentes pro-inflamatorios del sistema inmune.

Mediante el fortalecimiento de las vías de regulación, por ejemplo mediante el uso del propionato, como un suplemento a los fármacos establecidos como terapias, podría optimizarse aún más su efectividad.

Los investigadores de Bochum y Erlangen, ahora planean emplear los conocimientos adquiridos, para desarrollar terapias innovadoras e inmunoterapias  para la esclerosis múltiple.

Estudio completo: Aquí.

Fuente: news-medical.net

2 pensamientos en “Los ácidos grasos afectan el desarrollo y la progresión de la esclerosis múltiple”

    1. Hola Veronica,se que el articulo es muy técnico, pero he considerado que era lo suficientemente importante para los profesionales sanitarios ,por eso lo he incluido en el blog, ya que es un estudio bastante novedoso, que puede cambiar la perspectiva investigadora y muchos de los que siguen el blog son especialistas sanitarios.

      Para aclarar el significado del estudio te hago un pequeño resumen: los ácidos grasos de cadena larga(LCFAs) apoyan a las celulas Th1 y Th17 y promueven la diferenciación celular intestinal, mientras que los ácidos grasos de cadena corta (SCFAs), conducen a una mayor diferenciación de las células del sistema inmunologico.
      Las LCFAs empeoran la enfermedad en un modelo animal de esclerosis múltiple;mientras SCFAs ejercer el efecto contrario(son beneficiosas). El tratamiento con AGCC(acidos grasos de cadena corta) reduce el daño axonal y mejora la progresión de la enfermedad. Estos datos demuestran un impacto directo en la dieta,debido a cómo las respuestas de células intestinales específicas, y posteriormente las del sistema nervioso central se activan y ponen en marcha la autoinmunidad frente a la enfermedad en los ratones. Espero haberte ayudado. Un abrazo.Suso.
      Gracias por escribir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s