Un estudio vincula la degeneración de la materia gris oscura en el cerebro, con una discapacidad más rápida de la esclerosis múltiple

La degeneración de la sustancia gris profunda del cerebro se asocia con una  discapacidad más rápida en pacientes con esclerosis múltiple, según muestra un estudio europeo.

La investigación, “La pérdida de volumen de materia gris profunda provoca un empeoramiento de la discapacidad en la esclerosis múltiple “, se publicó el 8 de Enero del 2018, en la revista Annals of Neurology.  

Los científicos saben que la pérdida de volumen cerebral está asociada con la discapacidad de EM. Los investigadores europeos querían ver si existía un vínculo entre la pérdida de volumen en determinadas partes del cerebro y una progresión más rápida de la discapacidad.

 La degeneración de las células nerviosas juega un papel vital para determinar si un paciente experimenta discapacidad a lo largo del tiempo. Los médicos pueden evaluar la degeneración, con imágenes de resonancia magnética o midiendo el volumen del cerebro.

Los estudios han demostrado que, con el tiempo, los volúmenes del cerebro disminuyen más rápidamente en pacientes con EM que las personas sanas de la misma edad.

El sistema nervioso central tiene dos tipos de tejido: gris y blanco. La pérdida de materia gris en el cerebro se asocia con una discapacidad a largo plazo.Los científicos saben que algunas regiones de materia gris pierden más volumen que otras.

Los investigadores europeos decidieron buscar patrones de degeneración de la materia gris asociados con una progresión más rápida de la discapacidad en pacientes con EM.

Hicieron un gran estudio de pacientes en siete centros de tratamiento europeos. El grupo incluyó a 1.214 personas con todos los tipos de EM y controles sanos. El equipo los siguió un promedio de 2.4 años.

Los investigadores observaron el volumen de todas las partes del cerebro de los participantes, incluida la sustancia gris en las profundidades de la subcorteza. Utilizaron la Escala de estado de discapacidad ampliada, o EDSS, para evaluar la discapacidad.

El equipo descubrió que la pérdida de volumen en la sustancia gris subcortical profunda conducía a la progresión más rápida de la discapacidad. El hallazgo fue positivo en todas las formas de EM.

Se analizaron 3.604 imágenes de resonancia magnética potenciadas en T1 de alta resolución cerebral de 1.417 participantes: 1.214 pacientes con EM (253 síndrome clínicamente aislado [CIS], 708 remitente-recidivante [RRMS], 128 secundario-progresivo [SPMS] y 125 primarios) progresivo [PPMS]), durante un seguimiento promedio de 2.41 años (desviación estándar [DE] = 1.97) y 203 controles sanos (HC, seguimiento promedio = 1.83 años, SD = 1.77), atendiendo a siete centros europeos. La discapacidad se evaluó con la Escala de Estado de Discapacidad Expandida (EDSS). Obtuvimos volúmenes de GM profunda (DGM), GM temporal, frontal, parietal, occipital y cerebelosa, tronco encefálico y sustancia blanca cerebral. Modelos mixtos jerárquicos evaluaron la tasa de porcentaje anual de pérdida de tejido regional e identificaron los volúmenes regionales asociados con la progresión del tiempo hasta EDSS.

SPMS mostró los volúmenes iniciales más bajos de GM cortical y DGM. De todos los volúmenes regionales basales, solo el del DGM predijo la progresión del tiempo hasta EDSS (cociente de riesgos instantáneos = 0,73, intervalo de confianza del 95%, 0,65, 0,82, p <0,001): por cada disminución de la desviación estándar en el volumen DGM basal, el riesgo de presentar un tiempo más corto para EDSS empeoramiento durante el seguimiento aumentó en un 27%. De todas las medidas longitudinales, DGM mostró la tasa de atrofia anual más rápida, que fue más rápida en SPMS (-1.45%), PPMS (-1.66%) y RRMS (-1.34%) que CIS (-0.88%) y HC (- 0.94%; p<0.01). La tasa de atrofia GM temporal en SPMS (-1.21%) fue significativamente más rápida que RRMS (-0.76%), CIS (-0.75%) y HC (-0.51%). De manera similar, la tasa de atrofia parietal GM en SPMS (-1.24%) fue más rápida que CIS (-0.63%) y HC (-0.23%, todos los valores de p <0.05). Solo la tasa de atrofia en DGM en pacientes se asoció significativamente con acumulación de discapacidad (beta = 0.04; p <0.001).

Los investigadores encontraron la relación más fuerte entre el deterioro del volumen cerebral y la discapacidad en el tálamo, el área más grande de la sustancia gris profunda. El tálamo está involucrado en transmitir señales sensoriales y de movimiento.

Los resultados llevaron al equipo a sugerir, que las regiones que se encuentran en las zonas profundidas del cerebro, pueden ser más vulnerables al deterioro que otras regiones.

“Hemos demostrado que la atrofia profunda de la sustancia gris está relacionada con la progresión de la discapacidad en la esclerosis múltiple, mediante el uso de técnicas avanzadas de análisis por imágenes y la recolección de una gran cantidad de imágenes por resonancia magnética”, dijo en un comunicado Olga Ciccarelli, autor principal del estudio  .

“Es bien sabido que la atrofia cerebral ocurre en personas con EM y varía según la región, pero normalmente solo medimos la contracción del cerebro completo”, dijo Arman Eshaghi, autor principal del estudio. “Al observar la pérdida de tejido cerebral de una manera más detallada en diferentes subtipos de EM, descubrimos que es posible predecir la progresión de la discapacidad por adelantado. Esto tiene muchas implicaciones en los ensayos clínicos que usan la atrofia cerebral para investigar el efecto de los fármacos neuroprotectores “.

Este estudio grande, multicéntrico y longitudinal muestra que la pérdida de volumen de DGM conduce a la acumulación de discapacidad en la EM, y que la GM cortical temporal muestra atrofia acelerada en EMSP que RR. La diferencia en el desarrollo regional de la atrofia GM entre fenotipos debe tenerse en cuenta al evaluar el efecto del tratamiento de las intervenciones terapéuticas. Ann Neurol 2018; 83: 210-222.

La atrofia DGM mostró el desarrollo más rápido en el tiempo, extendiendo los estudios transversales previos que mostraron una relación entre la atrofia DGM y la discapacidad, se asoció más estrechamente con la acumulación de discapacidad y predijo el tiempo hasta el empeoramiento del EDSS. En los ensayos de fase II de medicamentos neuroprotectores en la EM, las medidas de atrofia DGM pueden, por lo tanto, tener un mayor potencial para mostrar los efectos del tratamiento que otras medidas regionales de GM o cerebro completo. Hubo una desconexión entre la atrofia DGM y las tasas de atrofia cortical. Las cortezas temporal y parietal mostraron una tasa de atrofia más rápida en SPMS que RRMS y / o CIS, mientras que DGM mostró una tasa de atrofia más rápida en SPMS que CIS solamente, lo que sugiere que la neurodegeneración en regiones GM puede avanzar a una velocidad diferente que debe tomarse cuenta en el diseño de ensayos clínicos.

El equipo enfatizó, que aunque evaluar el deterioro de la sustancia gris profunda puede ser una medida valiosa en los ensayos clínicos, no puede predecir la progresión de la discapacidad en pacientes individuales.

 

 

Fuente:

Deep Gray Matter Volume Loss Drives Disability Worsening in Multiple Sclerosis

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.25145/epdf

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s