Principales novedades del ECTRIMS 2018 en los avances sobre Esclerosis Múltiple.

El pasado 12 de octubre del 2018 concluyó en Berlín, Alemania, el «Congreso de la comisión europea para el tratamiento e investigación de la esclerosis múltiple» (ECTRIMS2018), que como es habitual, reunió a las principales especialistas en el campo de investigación de la EM.

En esta entrada , se reflejan algunas de las novedades, que se produjeron en el mismo.

Espero que os sea de utilidad a tod@s.

Resúmenes (8549): Aquí.

Pósters (5233) : Aquí.

Webcasts en español (10): Aquí

 

‘Lemtrada’ (Sanofi) muestra buenos resultados a ocho años en esclerosis múltiple remitente recurrente

Cerca de la mitad de los pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR) no recibieron ningún tratamiento adicional durante ocho años después de sus dos cursos iniciales de 'Lemtrada' (alemtuzumab), de Sanofi, según los datos de la extensión de dos estudios en fase III.

Los ensayos pivotales de fase III con ‘Lemtrada’ fueron aleatorizados, abiertos, ciegos para el evaluador y de dos años de duración, en los que se comparaba el tratamiento con ‘alemtuzumab’ frente a dosis altas de interferón beta-1a por vía subcutánea en pacientes con EMRR que presentaban enfermedad activa y que recibían tratamiento por primera vez (‘CARE-MS I’) o bien no habían respondido adecuadamente a otro tratamiento (‘CARE-MS II’).

Resultado de imagen de 'Lemtrada'

Entre los pacientes tratados con ‘Lemtrada’ en estos estudios, el 77 por ciento de los pacientes de uno de ‘CARE-MS I’ y el 69 por ciento de los pacientes de ‘CARE-MS II’ terminaron el seguimiento a largo plazo hasta el octavo año.

Después de recibir los dos cursos iniciales de ‘alemtuzumab’, tras entrar en el estudio y 12 meses más tarde, el 56 por ciento de los pacientes tratados con ‘alemtuzumab’ en el estudio ‘CARE-MS I’ y el 44 por ciento en el ‘CARE-MS II’ que entraron en la extensión no recibieron ningún otro tratamiento hasta el octavo año de la extensión. Los pacientes eran aptos para volver a recibir el tratamiento con ‘Lemtrada’ o bien para recibir otro tratamiento modificador de la enfermedad para la EM.

Las tasas anualizadas de brotes observadas en los pacientes que habían recibido ‘Lemtrada’ en ‘CARE-MS I’ y ‘CARE-MS II’ durante los primeros 2 años se mantuvieron bajas también durante la extensión: 0,14 y 0,18 en el octavo año, respectivamente.

En el octavo año, el 71 y el 64 por ciento de los pacientes tratados con ‘alemtuzumab’ en ‘CARE-MS I’ y ‘CARE-MS II’, respectivamente, no experimentaron un empeoramiento confirmado de la discapacidad: el 41 y el 47 por ciento, respectivamente, experimentaron mejorías confirmadas.

A lo largo de los ocho años, los pacientes que recibieron ‘Lemtrada’ en ambos estudios experimentaron un enlentecimiento de la pérdida de volumen cerebral. Entre el tercer y el octavo año, la pérdida anual de volumen cerebral fue del 0,22 por ciento o menos, y del 0,19 por ciento o menos, respectivamente, cifra más baja que la observada en los pacientes tratados con el medicamento durante los estudios pivotales de dos años de duración.

Entre el segundo y el octavo año, la mayoría de los pacientes no mostraron ningún indicio de actividad de la enfermedad en la resonancia magnética (RM): 66-77 por ciento en ‘CARE-MS I’ y 66-76 por ciento en ‘CARE-MS II’ en los años 2 a 8, respectivamente.

En general, la incidencia de acontecimientos adversos (AA) durante la extensión hasta el octavo año fue reducida en comparación con los estudios pivotales y disminuían con el tiempo. El tercer año se observó la frecuencia más alta de acontecimientos adversos relacionados con el tiroides, y fue disminuyendo en general a partir de entonces. Se produjeron dos muertes en el estudio ‘CARE-MS I’ y cuatro en ‘CARE-MS II’ en el octavo año.

Saber más de Lemtrada: Aquí.

 

NUEVOS DATOS DE ‘AUBAGIO’

Por otro lado, también se han presentado datos nuevos sobre ‘Aubagio’ (teriflunomida), que enlenteció de forma significativa la pérdida de volumen cerebral total (atrofia) en comparación con el placebo en pacientes con un primer episodio clínico sugestivo de esclerosis múltiple (EM), de acuerdo con nuevos datos de investigación de un estudio a largo plazo.

Resultado de imagen de Aubagio

 

Además, en este estudio, la disminución de la pérdida anual de volumen cerebral total se asoció con un retraso en la conversión a EM clínicamente definida. Estos resultados proceden de un análisis ‘a posteriori’ del estudio en fase III ‘TOPIC’.

En el estudio, el uso de 14 mg de ‘Aubagio’ redujo de forma significativa la mediana del porcentaje de cambio del volumen cerebral total (VCT) frente al placebo en todos los tiempos evaluados. En el sexto mes, el tratamiento con ‘teriflunomida’ se correlacionaba con una mediana de reducción de la pérdida de VCT del 87,4 por ciento en comparación con el placebo. En el mes 12, el tratamiento con ‘Aubagio’ se correlacionaba con una mediana de reducción de la pérdida de VCT del 28,6 por ciento en comparación con el placebo.

En el mes 18, el tratamiento con el medicamento se correlacionaba con una mediana de reducción de la pérdida de VCT del 36,1 por ciento en comparación con el placebo. En la última evaluación (24 meses), el tratamiento con ‘teriflunomida’ se correlacionaba con una mediana de reducción de la pérdida de VCT del 43 por ciento en comparación con el placebo.

La pérdida anual del VCT observada en los pacientes tuvo un impacto significativo en la conversión a EM clínicamente definida, con un 51,7 por ciento de aumento del riesgo de conversión a EM clínicamente definida por cada un 1 por ciento de disminución del VCT.

La población por intención de tratar (IDT) de ‘TOPIC’ para el análisis ‘a posteriori’ incluía a los pacientes que recibieron placebo, 14 mg de Aubagio o 7 mg de Aubagio durante 108 semanas. El análisis con enmascaramiento de los cambios en el VCT se evaluó mediante un análisis ‘SIENA’ (‘Structural Image Evaluation using Normalization of Atrophy longitudinal’).

En los estudios clínicos de EM con ‘Aubagio’, incluido ‘TOPIC’, la incidencia de acontecimientos adversos graves fue similar entre los pacientes tratados con ‘Aubagio’ y los que habían recibido placebo.

Saber más de Aubagio: Aquí.

 

Natalizumab redujo los niveles séricos de la cadena ligera del neurofilamento en pacientes con esclerosis múltiple secundaria progresiva del estudio de fase 3 ASCEND

 La cadena ligera del neurofilamento sérico (sNfL) es un biomarcador prometedor de la actividad de la enfermedad y la respuesta al tratamiento en la esclerosis múltiple recurrente-remitente. Sin embargo, los datos que apoyan el uso potencial de sNfL para medir la progresión de la enfermedad o la respuesta al tratamiento en la esclerosis múltiple progresiva secundaria (SPMS) son comparativamente escasos. 

Resultado de imagen de Natalizumab
Objetivos: Informar de las asociaciones entre sNfL y la actividad de la enfermedad, la progresión de la discapacidad y la respuesta al natalizumab en pacientes con EMSP inscritos en el estudio ASCEND. 
Métodos:Los niveles de sNfL se midieron al inicio del estudio, semana 48 y semana 96 en 748 pacientes (asignados al azar a natalizumab [n = 379] o placebo [n = 365]) del estudio de fase 3 ASCEND de natalizumab en EMSP. Los niveles de sNfL se evaluaron utilizando un ensayo de matriz de molécula única (SIMOA). Los análisis estadísticos incluyeron la correlación de Spearman, el modelo mixto para medidas repetidas y ANCOVA. 
Resultados: Los niveles basales de sNfL se asociaron significativamente con la edad basal (p <0,05), el número de lesiones Gd + (p <0,0001), el volumen de la lesión T2 (p <0,0001), el tiempo de caminata programada de 25 pies (T25FW, p <0,0001) y 9 -Tiempo de prueba de la clavija (9HPT, p <0.0001). Los niveles basales de nFN también se asociaron con atrofia cerebral durante 96 semanas (p <0,0001). En la semana 96, los niveles de sNfL fueron significativamente más altos en pacientes con progresión en comparación con los que no lo hicieron durante el estudio, según se definió mediante EDSS (p <0.01), T25FW (p <0.05) o 9HPT (p <0.01 para la semana 48 y semana 96). Finalmente, los niveles de sNfL en la semana 48 y la semana 96 fueron significativamente más bajos en los pacientes tratados con natalizumab en comparación con los de placebo [proporción 0,84, IC del 95% (0,79, 0,89), p <0,001 y relación de 0,80, IC del 95% (0,7, 0,85). ), p <0,001, respectivamente].
Conclusiones: similares a las observaciones previas en pacientes con EMRR, los niveles basales de nFNL de pacientes con EMSP en el estudio ASCEND se asociaron con las medidas de actividad de la enfermedad basal y las tasas futuras de atrofia cerebral. El natalizumab redujo los niveles de sNfL en comparación con el placebo en pacientes con EMSP con y sin actividad inflamatoria aguda. Nuestros hallazgos sugieren que el sNfL podría no solo reflejar el daño neuroaxonal impulsado por la inflamación, sino también la neurodegeneración no inflamatoria en pacientes con EM. Se necesitan más estudios para corroborar nuestras observaciones. 

Saber más de Tysabri: Aquí.

El trasplante de células madre es eficaz como primera línea en la EM agresiva

Se han presentado datos más alentadores sobre el uso del trasplante autólogo de células madre en la esclerosis múltiple (EM). No hubo evidencia de actividad de la enfermedad después del trasplante en pacientes que previamente tenían una enfermedad extremadamente agresiva.

La serie de casos de 20 pacientes se informó en el 34º Congreso del Comité Europeo de Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS) 2018  por Joyutpal Das, MBBS, Royal Hallamshire Hospital Sheffield, Reino Unido.

Resultado de imagen de lo que debes saber trasplante celulas madre

“Lo que es particularmente nuevo e interesante sobre estos pacientes es que no tuvieron ningún otro tratamiento modificador de la enfermedad antes del trasplante de células madre” . “Usamos esto como un tratamiento de primera línea en pacientes que presentaban una forma muy agresiva de EM. Estos pacientes se estaban incapacitando muy rápidamente, por lo que necesitaban algo extremadamente efectivo para impactar su enfermedad.

“Tenemos una mediana de seguimiento de 2,5 años, y no hubo recaídas clínicas posteriores al trasplante, no hubo actividad de RM después de la RM de 6 meses, una mejoría en las puntuaciones de discapacidad en el 95% de los pacientes y ningún paciente ha tenido progresión de la discapacidad después del trasplante “, concluyó.

Por lo que él sabe, esta es la serie de casos más grande de pacientes sin tratamiento previo que se sometieron a trasplante de células madre, anotó. “Normalmente, este tratamiento se administraría cuando los pacientes fracasan con la terapia estándar de modificación de la enfermedad. Nuestros resultados sugieren que el tratamiento con células madre para la EM se está convirtiendo en un método seguro y altamente efectivo para los pacientes con enfermedad muy activa”, agregó Das.

“Esta es una cohorte diferente que se ha estudiado generalmente en el tratamiento de trasplante de células madre en la EM”, dijo. “Son ingenuos para el tratamiento y tienen una enfermedad extremadamente agresiva, son como trenes fuera de control. Pero la enfermedad se detiene después del trasplante de células madre”.

El presidente de la sesión en la que se presentó la serie de casos, Howard L. Weiner, MD, Harvard Medical School, Boston, dijo: “No hay ninguna duda de que la terapia con células madre es muy efectiva; estos resultados lo refuerzan.

“La gran pregunta es qué pasa con el tiempo, en 10 o 15 años”, agregó. “¿Estos pacientes se vuelven progresivos o no? Solo tienen un seguimiento de 2 años en este estudio, eso no es suficiente. Necesitamos un seguimiento de 10 años por lo menos”.

Pero Freedman dijo que su grupo ahora tiene un seguimiento de hasta 20 años para algunos de sus primeros pacientes que recibieron trasplantes de células madre, y estos pacientes continúan mostrando una impresionante falta de actividad de la enfermedad.

“Para empezar, algunos pacientes eran progresivos, pero de los que tenían EM remitente recurrente, ninguno ha desarrollado una enfermedad progresiva”, dijo.

Freedman dijo que la serie de casos presentada en ECTRIMS “está totalmente en línea” con los resultados de su grupo. “No vimos absolutamente ninguna evidencia de actividad de la enfermedad después del trasplante, recuperaciones sustanciales, no necesitan nada más”.

La serie de casos actual presentada por Das comprendía 20 pacientes de cinco centros en cinco países, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Suecia e Italia.

La edad media de los pacientes en el momento del diagnóstico fue de 28 años (rango, 17 – 47 años). Todos recibieron trasplantes de células madre en el mismo año. El intervalo medio entre el diagnóstico y el tratamiento fue de 5 meses. Antes del trasplante, experimentaron recaídas frecuentes, recuperación incompleta después de las recaídas y tenían múltiples lesiones que mejoraban el gadolinio. Además, para muchos pacientes, hubo afectación del tronco encefálico, el cerebelo y la columna vertebral.

Saber más sobre Trasplante de células madre: Aquí.

 

Aumentar los niveles de la vitamina D, mientras que fumar, deteriora la cognición en la EM

Los niveles más altos de vitamina D en el momento del diagnóstico de un síndrome clínicamente aislado (CIS) se asociaron con un mejor rendimiento cognitivo 11 años después. En contraste, el tabaquismo se relacionó con una cognición peor a largo plazo.

Resultado de imagen de vitamina d

 

La seropositividad para la infección por el virus de Epstein-Barr (VEB) no mostró una asociación significativa con la cognición, informaron los investigadores para el ensayo Betaferon / Betaseron en EM recién emergente para tratamiento inicial de 11 años (BENEFIT-11).

“La mayor cantidad de vitamina D en los primeros años después del síndrome clínicamente aislado se asoció con una mejor función cognitiva y una menor lesión neuronal en el año 11“, dijo Mariana Cortese, MD, PhD, del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard TH Chan. Bostón.

Por el contrario, fumar cigarrillos en los primeros 2 años después de la CIS, se asoció con un peor desempeño cognitivo a largo plazo en las pruebas neurológicas y una mayor lesión neuronal.

Un enigma clínico común

Cortes estima que el deterioro cognitivo en la esclerosis múltiple es común: se experimenta entre el 40% y el 70% de los pacientes a lo largo del curso de la enfermedad.

Es más probable que los afectados queden desempleados y / o dejen de participar en actividades sociales. Cada uno puede empeorar la calidad de vida. Además, la disfunción cognitiva suele ser progresiva y no existe un tratamiento establecido.

Resultado de imagen de tabaco

Fumar, bajo nivel de vitamina D, infección e infección por VEB, son factores de riesgo de esclerosis múltiple establecidos. Ya sea que predigan o no el estado cognitivo posterior “no se ha explorado”, dijo.

Cortese y sus colegas realizaron un seguimiento de 278 pacientes con CIS, una subpoblación del ensayo BENEFIT controlado, aleatorizado, multicéntrico original, doble ciego, de 2 años .

Los investigadores evaluaron los niveles de vitamina D ajustados estacionalmente, medidos por los niveles séricos de 25-hidroxivitamina D; estado de fumador, determinado en base al biomarcador de tabaco cotinina (<10 ng / mL, no fumador;> 25 ng / mL, fumador;> 189 ng / mL, fumador empedernido); y los niveles de inmunoglobulina G del antígeno nuclear de EBV-1 (EBNA-1), que se utilizaron como marcadores para la exposición al EBV.

El rendimiento cognitivo a los 11 años se midió utilizando la Prueba de adición en serie auditiva estimulada (PASAT-3).

Dentro de los primeros 2 años posteriores al diagnóstico de CIS, cada aumento de 50 nmol / L en el nivel promedio de vitamina D se asoció con un riesgo 65% menor de puntuación por debajo de la mediana en el PASAT-3 al año 11 (razón de probabilidades, 0,35; 95% de confianza intervalo [CI], 0,14 – 0,89; p = 0,027).

“Los quintiles más altos de 25-hidroxivitamina D se asociaron con un mejor puntaje en el PASAT”, dijo Cortese.

Además, las puntuaciones PASAT-3 estandarizadas fueron más bajos entre los fumadores (ß = -0.26; 95% CI, -0.69 a 0.17) y los fumadores pesados ​​en todas las mediciones (ß = -0.81; 95% CI, -1.60 a -0.02) en comparación con no fumadores ( P- tendencia = .036).

La tendencia lineal de los no fumadores a los grandes fumadores “indica una relación de dosis”, dijo. “Encontramos hasta 6 puntos PASAT más bajos en el año 11 entre los fumadores pesados, por lo que los hallazgos son clínicamente significativos”.

Los anticuerpos IgG de EBNA-1 no se asociaron, por el contrario, con la función cognitiva en el año 11 ( tendencia P a través de los cuartiles = 0.73).

 

Prueba de destreza manual con el iPad se correlaciona con la imagen de RM

El tiempo que lleva completar una prueba de destreza manual (MDT) en un iPad se correlacionó significativamente con múltiples resultados informados por los pacientes y marcadores de esclerosis múltiple en un estudio con cerca de 1000 participantes.

El desempeño dominante de la mano en la prueba basada en tableta está más fuertemente alineado con los resultados de los Pasos de enfermedad determinados por el paciente (PDDS) y las pruebas de función de Neuro-QOL de extremidades superiores e inferiores. El rendimiento del paciente también se asoció particularmente con el volumen de la lesión T2, el volumen normalizado de todo el cerebro, el volumen talámico y el área de la médula espinal cervical en las imágenes.

Resultado de imagen de ipad

“La relación de la prueba de 9 hoyos y la prueba de destreza manual (…) con los resultados de los pacientes no se ha estudiado por completo en el mundo real”,según Laura Baldassari, MD, becaria de neuroinmunología clínica en el Centro Mellen para la Esclerosis Múltiple en Cleveland Clinic en Ohio.

Así que ella y sus colegas estudiaron la rapidez con la que 955 pacientes completaron la Prueba de rendimiento de esclerosis múltiple (MSPT) en un iPad en su institución. El MSPT recopila los resultados y los datos informados por los pacientes en relación con cuatro métricas de prueba de rendimiento neuroperador: velocidad de procesamiento, marcha, destreza manual y sensibilidad al contraste.

Debido a que los datos se recopilan en un iPad, el MSPT “se puede lograr bajo la supervisión de un asistente médico o de manera independiente por parte del paciente”, dijo Baldassari.

Los resultados se cargan automáticamente en el sistema de registro médico electrónico de Cleveland Clinic y están disponibles de inmediato para la revisión del médico.

Los investigadores rastrearon el tiempo para completar el MDT para manos dominantes y no dominantes.

Los participantes completaron el MSPT entre diciembre de 2015 y diciembre de 2017. La edad media de los pacientes fue de 48 años, y el 72% de la cohorte eran mujeres.

Los resultados informados por el paciente incluyeron los resultados de la medida de calidad de vida Neuro-QOL, el Cuestionario de salud del paciente –9 (PHQ9) y el PDDS, que es una adaptación autonotificada de la Escala de estado de discapacidad expandida.

Además, los participantes se sometieron a una resonancia magnética cerebral dentro de los 3 meses de haber tomado el MSPT.

Los datos se analizaron utilizando los coeficientes de correlación de Spearman y los modelos de regresión lineal.

Una necesidad de velocidad

Los investigadores informaron una correlación estadísticamente significativa entre el tiempo para completar un MDT de mano dominante y todos los resultados informados por el paciente ( p <0,001).

Los vínculos más fuertes surgieron entre el tiempo de MDT y PDDS (valor rho, 0.52), y los resultados de la extremidad superior Neuro-QOL (-0.53) y de la extremidad inferior Neuro-QOL (-0.56).

En otras palabras, “Con la función de extremidad superior cada vez más mejorada, la velocidad en el MDT también mejoró”, dijo Baldassari.

Además, los investigadores encontraron correlaciones moderadas significativas entre el rendimiento del MDT y los hallazgos de la RMN: volumen de la lesión T2 (valor rho, 0,36), volumen cerebral (-0,32), volumen talámico (-0,36) y área de la médula espinal cervical (-0,27).

Por ejemplo, un tiempo más rápido para completar el MDT se asoció con un mayor volumen del cerebro completo, mientras que se observó un mayor tiempo entre los participantes con un mayor volumen de lesión T2.

Saber más sobre la Resonancia Magnética: Aquí.

 

‘Debate ardiente’ sobre los criterios de diagnóstico de McDonald en la EM

Una sesión temprana resaltó los nuevos criterios diagnósticos de McDonald y su uso en la práctica clínica. Los criterios, revisados ​​a fines del año pasado, son  controvertidos. Aunque están diseñados para acelerar el diagnóstico y el tratamiento de la EM, algunos expertos creen que también resulta en un diagnóstico excesivo o un diagnóstico erróneo.

Resultado de imagen de McDonald en la EM

Emmanuelle Waubant, MD, profesor de neurología en la Universidad de California en San Francisco, presentó la sesión titulada “Debate ardiente: los nuevos criterios diagnósticos de McDonald son controvertidos y hacen que sean difíciles de usar en la práctica clínica”.

Jiwon Oh, MD, de la Universidad de Toronto, Ontario, Canadá, tomó el lado “no” del debate, sugiriendo que los nuevos criterios no son difíciles de usar en la práctica, señalando que existe una razón científica para la actualización y la Los criterios pueden ser fácilmente administrados. Los criterios aumentan la sensibilidad de los diagnósticos sin sacrificar mucha especificidad. Y le ahorrará tiempo y recursos al paciente y al neurólogo, señaló.

Frauke Zipp, MD, de la Universidad de Mainz en Alemania, estaba en el lado “sí”, apoyando la conclusión de que los criterios son difíciles de usar en la práctica. Ella dijo que sintió que las revisiones obligan al tratamiento demasiado pronto y que también hay eventos adversos, como reacciones alérgicas y tumores malignos, a tener en cuenta.

Al final del debate, los presentadores respondieron preguntas del auditorio repleto y, en un giro inusual, también solicitaron preguntas y comentarios de una audiencia virtual en Twitter.

Casi 60 tweets en 15 minutos se transmitieron a una gran pantalla superior durante la sesión de preguntas y respuestas. Los usuarios de Twitter hicieron preguntas reflexivas, pero también comenzaron su propio mini debate sobre los pros y los contras de adoptar los criterios. Una encuesta en línea rápida llegó a un consenso abrumador de que los nuevos criterios deberían adoptarse, con solo un 13% diciendo que era demasiado difícil de usar en la práctica clínica.

Se espera que continúe el debate sobre los pros y los contras de los nuevos criterios, formulados por un panel de expertos de 30 miembros y publicado a fines del año pasado ( Lancet Neurology. 2018; 17: P162-173 )  durante la duración de la conferencia. Se presentarán cinco documentos nuevos sobre el impacto de los criterios en ECTRIMS durante los próximos días. 

34 ° Congreso del Comité Europeo de Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS) 2018. 10 de octubre de 2018.

Saber más sobre los criterios diagnósticos de McDonald : Aquí.

 

¿Natalizumab o Fingolimod después de los medicamentos de primera línea en la EM?

Al cambiar a los pacientes con esclerosis múltiple de los tratamientos de primera línea después de una recaída, el natalizumab ( Tysabri , Biogen) parece mostrar un mayor beneficio en comparación con fingolimod ( Gilenya , Novartis), especialmente para los pacientes con enfermedad más activa, un nuevo estudio indica

“Este análisis emparejado de puntuación de propensión sugiere que los pacientes que recaen mientras están en terapias de primera línea, tienen reducciones significativas en la tasa anual de recaída y aumentos en la mejora confirmada de la discapacidad cuando cambian a natalizumab versus fingolimod”, informó el autor principal, Tim Spelman, MBBS, Monash University, Melbourne, Australia. “Los pacientes con enfermedad más activa (> 1 recaída en medicamentos de primera línea) tuvieron el mayor beneficio en natalizumab frente a fingolimod”.

“No hay muchos datos clínicos que respalden la toma de decisiones de un médico cuando un paciente no toma medicamentos de primera línea”. “Una opción común puede ser natalizumab o fingolimod. Muchos pueden elegir fingolimod por conveniencia o por inquietudes acerca de la PML [leucoencefalopatía multifocal progresiva] en natalizumab. Pero estos datos apoyan el uso de natalizumab en aquellos pacientes con más actividad de la enfermedad”.

Spelman concluyó: “Cuando tengamos un conjunto de datos lo suficientemente grande, podemos demostrar lo que los médicos han sospechado desde el principio: que los medicamentos disponibles para el tratamiento de la EM varían y es importante considerar el nivel de actividad. Todo esto apunta a un tratamiento más personalizado. al final del día. Si podemos identificar a los pacientes con mayor probabilidad de responder al tratamiento, podemos asegurarnos de que los pacientes correctos reciban las terapias correctas “.

El presidente de la sesión de ECTRIMS en la que se presentó, Olaf Stuve, MD, de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas , dijo: “Creo que este estudio confirma lo que hemos visto en otra fase. 4 estudios, que el natalizumab podría ser un poco más potente que el fingolimod como terapia de seguimiento secuencial en pacientes con EM que han fallado con otro medicamento modificador de la enfermedad.

Pero agregó: “Teniendo en cuenta el perfil de efectos secundarios de cada medicamento, el natalizumab no es la terapia adecuada para todos. La estratificación del riesgo para la PML incluye la seropositividad del virus JC, por lo que muchos clínicos todavía optarían por usar fingolimod como el fármaco para cambiar A pesar de estos datos, simplemente para evitar el riesgo de PML.

“Sí, estos datos sugieren que natalizumab podría ser mejor para los pacientes con enfermedad más agresiva, aquellos con la mayoría de las recaídas, y sí, probablemente elegiría natalizumab sobre fingolimod para estos pacientes a menos que haya comorbilidades que los excluyan”, dijo Stuve. “Sin embargo, en términos de practicidad, muchos neurólogos no miran a sus pacientes con esta cantidad de detalles; es posible que no vean cuántas recaídas habrían tenido los pacientes en años anteriores”.

En su presentación, Spelman señaló que los organismos reguladores en su toma de decisiones están considerando cada vez más los análisis de la efectividad comparativa utilizando evidencia del mundo real. Y aunque se han realizado varios estudios de efectividad comparativa en entornos de observación al cambiar a fingolimod o natalizumab después de que los medicamentos de primera línea fallan, los resultados han sido contradictorios y los pacientes de los estudios no se estratificaron en función de la actividad de la enfermedad antes de que se cambiaran los medicamentos.

Para el estudio actual, los investigadores investigaron este tema en una gran cohorte de pacientes incluidos en el Registro de MSBase utilizando la puntuación de propensión para reducir el sesgo y estratificando a los pacientes por actividad de la enfermedad.

 

Caminar en cinta rodante mejora la cognición en la EM

Un régimen de 12 semanas de ejercicios en cinta rodante se asoció con mejoras en la cognición en un estudio pequeño de pacientes con esclerosis múltiple (EM).

Los investigadores también informaron que esta cantidad de ejercicio se asoció con mejoras estadísticamente significativas en las velocidades de procesamiento de la información en la Prueba de Modalidades de Dígitos de Símbolos (SDMT).

En comparación con la línea de base, “una mejora de cuatro puntos en el SDMT sugiere no solo un cambio estadísticamente significativo, sino que la mejora es clínicamente significativa”, Iris-Katharina Penner, PhD, del Departamento de Neurología de la Heinrich-Heine-University y Director del Centro COGITO para la neurocognición aplicada y la investigación neuropsicológica en Düsseldorf, Alemania.

Resultado de imagen de deterioro cognitivo

Deterioro cognitivo común

Los principales síntomas neuropsiquiátricos de la EM, como fatiga, depresión / ansiedad y déficits cognitivos, son muy frecuentes y tienen “un gran impacto en la calidad de vida de nuestros pacientes”, dijo Penner.

Otros investigadores han estimado que el 71% de las personas con EM experimentan dificultades cognitivas. Los resultados se basan en encuestas de más de 16,000 pacientes con EM.

La razón detrás de los enfoques no farmacológicos, como el entrenamiento cognitivo o el ejercicio, es que “todos intentan respaldar el cableado neuronal y tratan de traducir los cambios de conectividad en una mejora de la función”, dijo Penner.

“Este tema del ejercicio no está exento de controversias”, sin embargo, dijo. Algunos estudios previos apoyan el beneficio del ejercicio, pero otros estudios no muestran un efecto positivo en diferentes dominios cognitivos.

“Necesitamos ensayos clínicos de mayor calidad metodológica”, dijo Penner. “Existe una gran variabilidad en los estudios de dosis de los tratamientos. Nada en la literatura nos puede ayudar a saber cuál es la dosis que necesitamos para ayudar a que el cerebro se vuelva a conectar y mostrar los efectos en la función del paciente”.

Resultados de comportamiento mejorados

La inscripción para el estudio está en curso; Este análisis incluyó a 55 participantes con EM. Un total de 15 participantes completaron 12 semanas de la intervención de caminata en cinta rodante; 18 completaron el entrenamiento cognitivo utilizando el programa BrainStim en una computadora; y otros 22 completaron una combinación.

Penner presentó los resultados de comportamiento para los primeros 32 participantes. Esta cohorte incluyó a 25 mujeres (edad media, 47 años).

Penner y sus colegas evaluaron el impacto del ejercicio comparando los puntuaciones del PDQ-20 al inicio del estudio y en la semana 12. Se realizó un seguimiento de los cambios en los puntajes de SDMT para evaluar la velocidad de procesamiento. Se realizó una evaluación neuropsicológica integral antes y después de la intervención.

Los primeros análisis de los 32 pacientes con datos completos indican una mejora significativa en ambos resultados primarios en los tres grupos de entrenamiento: PDQ-20: z = 3.093, P = .002.

Estos hallazgos están respaldados por tamaños de efectos fuertes para ambas medidas: PDQ-20, d = 0.961; y SDMT, d = 0.692.

 

La EM familiar puede tener un curso más agresivo

 La esclerosis múltiple (EM) familiar puede tomar un curso más agresivo que la EM esporádica, según sugieren nuevos datos.

Los hallazgos provienen de un nuevo análisis de datos del MS Base Registry y se presentaron aquí en el Congreso del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS) 2018.

Resultado de imagen de familia

Observamos un inicio más temprano, pero también un curso más grave en los pacientes con EM familiar en comparación con aquellos con EM esporádica”, concluyó en su presentación la Dra. Sara Eichau, MD, Hospital Virgin Macarena, Sevilla, España.

Los padres con EM familiar tuvieron una tasa de recaída anual más alta que aquellos con EM esporádica dentro de los primeros 5 años de inicio, un tiempo más corto entre las dos primeras recaídas, un tiempo más corto para la progresión desde la EM remitente recurrente a la EM progresiva secundaria, y un tiempo más corto para alcanzar una puntuación de 4.0 en la Escala de estado de discapacidad expandida (EDSS).

El estudio incluyó datos sobre 17,739 pacientes con EM de 32 centros de todo el mundo que participaron en el Registro Base de MS.

De estos, 1194 (7,25%) se consideraron con EM familiar, definida por tener al menos un familiar de primer, segundo o tercer grado diagnosticado de EM.

No hubo diferencia en el género entre los pacientes familiares y esporádicos, con el 69% de ambos fenotipos siendo mujeres. 

Los pacientes familiares tuvieron una edad más temprana de inicio (28.1 vs 29.5 años; P = .0009), una tasa de recaída anual más alta (1.69 vs 1.32; P<.0001), y un tiempo más corto para el segundo ataque (relación de riesgo [HR], 1.2; p <.0001).

Los pacientes familiares también mostraron una mayor tasa de progresión a enfermedad progresiva secundaria (HR, 1.32; P <.0001), con el 50% de los pacientes familiares que alcanzaron la progresión secundaria después de 30 años.

Los pacientes familiares también mostraron un tiempo más corto para alcanzar una puntuación EDSS de 4.0 (HR, 1.27; P <.047).

El presidente de la sesión, Olaf Stuve, MD, UT Southwestern Medical Center, Dallas, dijo: “Siempre es interesante comparar las poblaciones de EM familiares y esporádicas, ya que no sabemos qué conduce a la acumulación de EM en una familia”. 

“En última instancia, me hubiera gustado ver cómo el tratamiento se dividió en los dos fenotipos y los datos aún no están disponibles, pero si por alguna razón los pacientes con EM familiar tuvieran menos probabilidades de recibir una terapia que pudiera explicar el resultado”, dijo. “Sí, estos datos sugieren que la EM familiar puede tomar un curso más agresivo, pero me gustaría que los dos grupos tomen información sobre los tratamientos farmacológicos antes de concluir que este es el caso”.

 

El 43% de las personas que cuidan a alguien cercano con esclerosis múltiple ve afectada su salud emocional

Con motivo de la celebración del 34º Congreso del Comité Europeo para el Tratamiento y la Investigación de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS), la compañía de ciencia y tecnología Merck ha comunicado los resultados de una encuesta global a cuidadores de personas con esclerosis múltiple (EM) y ha presentado el documental “Mirando la EM desde dentro”, como parte de la campaña #MSInsideOut.

El informe “Vivir con esclerosis múltiple: el punto de vista del cuidador es el resultado de la colaboración de Merck, la Alianza Internacional de Organizaciones de Cuidadores (IACO) y Eurocarers para conocer la experiencia de 1.050 cuidadores de personas con EM de siete países (España, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, EEUU y Canadá). Los resultados revelan que el 48 por ciento de las personas que participaron en la encuesta se convirtió en cuidador cuando tenía menos de 35 años y prácticamente un tercio de los preguntados han procurado cuidados a un paciente durante al menos 11 años.

Otros resultados de este estudio son:

El 43 y el 28 por ciento de los cuidadores comunicó efectos sobre su salud emocional/mental y física, respectivamente.

El 34 por ciento reconoció que cuidar a una persona con EM había impactado en su situación económica, el 36 por ciento afirmó haber tenido que dedicar tiempo de su trabajo para hacerlo y, como consecuencia, en el 84 por ciento de esos cuidadores su puesto de trabajo y carrera profesional se vieron afectados.

– Sólo el 15 por ciento de los cuidadores que participaron en la encuesta se puso en contacto con otros cuidadores o asociaciones de pacientes para afrontar los retos del cuidado de una persona con EM.

El documental hace seguimiento de tres historias: la de María Florencia, una paciente con EM de Argentina; Jon Strum, un cuidador de EEUU; y el Dr. Luigi Lavorgna, un profesional sanitario de Italia. Cada uno de estos casos se relaciona con un artista local que dota de vida su historia a través de una interpretación visual, mostrando los aspectos de la EM que resulta complicado expresar con palabras.

 

Aumento de las tasas de embarazo en mujeres con esclerosis múltiple

Las tasas de embarazo en mujeres con esclerosis múltiple (EM) están aumentando, lo que confirma la “tendencia a la baja” bien establecida para reducir el riesgo de recaída durante el embarazo y el aumento abrupto en el riesgo de recaída después del parto, según muestra una investigación reciente  

Maria Houtchens, MD, Brigham and Women’s Hospital, Harvard Medical School, Boston, Massachusetts, y sus colegas analizaron y compararon las tasas de embarazo y los resultados en mujeres de EE. UU. Con y sin EM que utilizan bases de datos de reclamaciones administrativas.

Entre enero de 2006 y junio de 2015, la proporción ajustada de mujeres con EM que quedaron embarazadas aumentó de 7.91% a 9.47%, mientras que el porcentaje de mujeres sin EM que quedaron embarazadas disminuyó de 8.83% a 7.75%. 

Esto se tradujo en un aumento significativo en las tasas anuales de embarazo de 0.17% para las mujeres con EM y una disminución de 0.15% en las mujeres sin la enfermedad.

Resultado de imagen de embarazo

El estudio fue publicado en línea el 28 de septiembre en Neurología .

Mejor gestion

El hecho de que las tasas de embarazo han aumentado durante los últimos 10 años en las mujeres con EM “puede sugerir que los médicos se sienten cada vez más cómodos manejando los complejos efectos recíprocos de la EM y el embarazo y que los esfuerzos significativos de parte de la comunidad de neurología de la EM para educar al “Los neurólogos generales y públicos están permitiendo que más mujeres con EM experimenten la maternidad”, escriben los investigadores.

El estudio también mostró que las mujeres con EM quedaron embarazadas a una edad ligeramente mayor, generalmente de 2 a 3 años más tarde, que las que no tenían EM. Esto probablemente refleja tanto la complejidad de la decisión de comenzar o crecer una familia como la necesidad de tener EM bajo control o detener la terapia con un fármaco modificador de la enfermedad (DMD) antes de la concepción, sugieren los investigadores.

En un análisis pareado de 2115 mujeres con EM y 2115 sin EM que tuvieron un parto vivo, más mujeres con EM tuvieron un parto prematuro (31,4% frente a 27,4%), infección (13,3% frente a 10,9%), enfermedad cardiovascular (3% frente a 1,9) %), anemia / trastornos de la coagulación adquiridos (2,5% frente a 1,3%), complicaciones neurológicas (1,6% frente a 0,6%), enfermedades de transmisión sexual (0,4% frente a 0,1%), daño fetal adquirido (27,8% frente a 23,5%) y congénita malformaciones fetales (13,2% frente a 10,3%) en comparación con mujeres sin EM.

Estos datos, que se derivan de la información de reembolso o del pago de facturas por servicios y productos de salud, pueden mejorar nuestro conocimiento de las interacciones que los pacientes con embarazo y EM tienen con el sistema de salud, pero deben interpretarse con cautela”, según la nota de los investigadores

“Por ejemplo, puede haber una mayor utilización de recursos sanitarios en las mujeres con EM debido a la mayor vigilancia de los médicos que atienden a estos pacientes”, señalan. Además, no tenían datos sobre la puntuación de la Escala de estado de discapacidad expandida, la duración de la enfermedad o el número o resultados de embarazos anteriores.

¿Evolución durante el embarazo?

En un artículo complementario , Houtchens y sus colegas describen el número de recaídas y DMD en 2158 mujeres con EM y un parto vivo.

Señalan que las probabilidades de recaída disminuyeron durante el embarazo (odds ratio [OR], 0.62; 95% CI, 0.52 – 0.74; P <.0001), aumentaron durante el puerperio (OR, 1.71; 95% CI, 1.36 – 2.15; P <.0001), y finalizó en un nivel superior durante los últimos tres trimestres postparto (OR, 1.22; 95% CI, 1.05 – 1.41; P = .0081).

 

BCAS1 identifica la remielinización cortical activa en la esclerosis múltiple temprana y tardía

En la esclerosis múltiple (EM), se ha demostrado que la remielinización de las lesiones desmielinizadas corticales es más eficaz que la remielinización de las placas de materia blanca. Sin embargo, la remielinización en la corteza es difícil de detectar inmunohistoquímicamente, y aún no está claro cuándo es más eficiente la remielinización cortical. 

Imagen relacionada
Métodos:En el presente trabajo utilizamos una proteína recientemente caracterizada, la secuencia asociada al cáncer de mama 1 (BCAS1), que identifica oligodendrocitos activamente mielinizantes durante el desarrollo y en la enfermedad. Nos enfocamos específicamente en la desmielinización cortical en la EM temprana y tardía, y analizamos la biopsia y el tejido de autopsia, respectivamente. Realizamos inmunomarcaciones multifluorescentes con anticuerpos contra BCAS1 y proteínas de mielina. Además, evaluamos el curso temporal de las densidades de células positivas para BCAS1 en un modelo de ratón recientemente desarrollado, donde la inyección de citoquinas conduce a una desmielinización cortical focal robusta. 
Resultados:Identificamos numerosos oligodendrocitos positivos a BCAS1 en las lesiones desmielinizantes corticales de pacientes al inicio del curso de la enfermedad, y la densidad de células positivas a BCAS1 en estos pacientes superó la de la enfermedad en etapa tardía. La determinación de la fracción de células positivas para BCAS1 con una morfología mielinizante permitió una clara distinción entre la remielinización y la desmielinización cortical incompleta. En áreas con remielinización cortical, las células mielinizantes positivas a BCAS1 expresaron en parte MAG, pero no MBP o PLP. Después de la desmielinización cortical experimental, los oligodendrocitos positivos para BCAS1 alcanzaron sus valores más altos 5 días después de la inyección y luego disminuyeron 10 y 20 días después, lo que refleja el curso de la remielinización. 

Conclusión:Nuestros resultados resaltan el córtex como un sitio principal de formación y reparación de lesiones en la EM y demuestran que el BCAS1 es una proteína marcadora celular muy útil para identificar la remielinización cortical activa y en curso. 

 

Alemtuzumab reduce los niveles de la cadena ligera del neurofilamento sérico en pacientes con esclerosis múltiple recurrentes y remitentes del estudio CARE-MS I

Los niveles de cadena ligera del neurofilamento sanguíneo son biomarcadores prometedores de daño neuroaxonal y pueden servir como indicadores de respuesta al DMT. En CARE-MS I (NCT00530348), alemtuzumab mejoró significativamente los resultados clínicos / MRI, incluida la pérdida de volumen cerebral (BVL), frente a SC IFNB-1a durante 2 años en pacientes sin tratamiento previo con RRMS. La eficacia se mantuvo a lo largo de 8 años de seguimiento total durante 2 estudios de extensión consecutivos (extensión CARE-MS [NCT00930553] y TOPAZ [NCT02255656]). 

Resultado de imagen de Alemtuzumab
Objetivo: Investigar los efectos de alemtuzumab en los niveles de la cadena ligera de neurofilamento sérico (sNfL) durante 2 años en pacientes con CARE-MS I, y determinar la relación entre sNfL y las medidas clínicas y de MRI al inicio (BL) y post-BL. 
Métodos:Los pacientes recibieron 2 cursos anuales de alemtuzumab 12 mg / día (BL: 5 días; 1 año después: 3 días), y podrían recibir alemtuzumab adicional según sea necesario en los estudios de extensión u otro DMT. Se utilizó un ensayo de matriz de una sola molécula para determinar los niveles de sNfL a BL, 6, 12, 18 y 24 meses después de alemtuzumab. Los valores de P que evaluaron el cambio de sNfL de BL se derivaron utilizando un modelo de medidas repetidas basado en la probabilidad con nivel de sNfL de BL, edad, género, BL EDSS, visita y recaída dentro de los 60 días previos al tratamiento como efectos fijos, y asumiendo una estructura de covarianza de varianza no estructurada . La BVL durante 8 años se midió por el cambio en la fracción parenquimatosa cerebral. 
Resultados:> Se analizaron 1500 muestras de 329 pacientes tratados con alemtuzumab. Los pacientes tenían enfermedad activa en BL; El 48% tenía lesiones de mejora de gadolinio (Gd). Los niveles más altos de BL sNfL se asociaron con un mayor recuento de lesiones con BL Gd (coeficiente de correlación de Spearman: 0.482; P <0.0001). El nivel medio de sNfL fue de 31.6 pg / mL en BL, disminuyó significativamente a los 6 meses post-alemtuzumab (mediana de 17.2 pg / mL, P <0.0001), y se mantuvo significativamente por debajo de BL hasta el Mes 24 (mediana de 13.0-13.9 pg / mL, P<0.0001 para todas las comparaciones con BL). El 92% de los pacientes había reducido la NSF post-alemtuzumab; De ellos, el 78% tuvo una reducción de ≥50%. BL NfL se correlacionó con el futuro BVL pero se observaron reducciones sólidas en BVL durante 8 años en pacientes a través de niveles de BL sNfL. Se están analizando más de 7000 muestras a lo largo de 7 años y se presentarán resultados adicionales en relación con los puntos finales clínicos y de imagen. 
Conclusión: el inicio de alemtuzumab se asoció con una reducción significativa de nFNL que se mantuvo durante 2 años, en consonancia con los efectos informados previamente por alemtuzumab sobre la reducción de la actividad de la RM y la preservación del volumen cerebral. 

 

Neurofilamento sérico de cadena ligera y análisis de proteínas del ácido fibrilar glial en pacientes con esclerosis múltiple: ¿una pista para distinguir la inflamación y la neurodegeneración?

La cadena ligera de neurofilamento sérico (s-NFL), un marcador de lesión neuronal, se considera un biomarcador pronóstico prometedor en la esclerosis múltiple (EM). S-NFL se correlaciona con la inflamación aguda y el proceso neurodegenerativo. Se necesitan biomarcadores adicionales para distinguir a los pacientes con riesgo de recaída y los pacientes con riesgo de progresión. 

Resultado de imagen de neurofilamentos-NFL
Objetivos: Investigar la s-NFL y la proteína del ácido fibrilar glial sérico (s-GFAP) en una cohorte de pacientes con EM. 
Métodos: evaluamos s-NFL y s-GFAP (Neurology 4-plex A Simoa kit, Quanterix, EE. UU.) En 129 pacientes con EM (106 mujeres), incluidas 18 PPMS y 111 RRMS (22 con recaída reciente). Cincuenta y cuatro de estos pacientes con EMRR fueron tratados en el momento de la muestra de sangre. 
Resultados:La edad media en la muestra de sangre fue respectivamente de 52, 41 y 36 años en la EMPG, la EMRR sin recaída y la EMRR con recaída reciente y la duración media de la enfermedad fue de 4, 8 y 1,3 años. Tanto la s-NFL (9,56 ± 5 frente a 13,6 ± 6,6 pg / ml) como la s-GFAP (82,3 ± 38 frente a 130,3 ± 73 pg / ml) fueron significativamente menores en la EMRR que en los pacientes con EMPP (respectivamente p = 0,02 y 0,01). En pacientes con EMRR, aunque no fue significativo, s-NFL (10.2 vs 9.4pg / ml) fue mayor y s-GFAP (72.5 vs 84.7 pg / ml) fue menor en pacientes con recaída reciente. El nivel de S-NFL (8,9 frente a 10,2 pg / ml) tendió a ser más bajo en los pacientes tratados que en los no tratados, los niveles de s-GFAP no fueron diferentes. En los pacientes tratados con EMRR, aunque solo incluimos un pequeño número de pacientes para cada molécula, el nivel de s-NFL fue menor en los pacientes tratados con natalizumab y el nivel de s-GFAP fue más bajo en los pacientes tratados con dimetil fumarato.
Conclusión: Nuestros datos confirman que la s-NFL es mayor en pacientes con EMPP y, aunque no de manera significativa, en pacientes con recaída reciente. Además, el nivel de s-GFAP es significativamente elevado en pacientes con PPMS en comparación con RRMS. En los pacientes con EMRR tratados, los niveles de S-NFL y s-GFAP parecen variar según el tipo de terapia modificadora de la enfermedad y sugieren un impacto distinto en el daño neurocítico y astrocítico. 

 

Niveles de la cadena ligera del neurofilamento sérico y cambios transversales y longitudinales profundos de la materia gris: estudio longitudinal de 5 años de RM

Se ha demostrado que tanto el volumen de la materia gris profunda (DGM) de la sección transversal inferior como la atrofia DGM longitudinal más alta son los principales factores del empeoramiento de la discapacidad en los pacientes con esclerosis múltiple (EM). De manera similar, los niveles de la cadena ligera de neurofilamento sérico (sNfL) se han asociado con discapacidad de la EM, respuesta al tratamiento modificador de la enfermedad y patología de la EM derivada de la RM. 

Resultado de imagen de materia gris profunda
Objetivo: Determinar las asociaciones entre volúmenes de DGM transversales y longitudinales derivados de RMN y RMN en un período de 5 años. 
Materiales y métodos: El estudio incluyó 52 controles sanos (HC), 127 pacientes con EM y 20 pacientes con síndrome clínico aislado (CIS). Durante el seguimiento, 13 pacientes CIS se convirtieron en EM. La cohorte de EM estaba compuesta por 85 pacientes con EM remitente recurrente (EMRR) y 42 pacientes con EM progresiva (EMP). En ambas visitas, todos los participantes se sometieron a RMN 3T estandarizada y toma de muestras de sangre. Los volúmenes DGM de sección transversal y longitudinal se obtuvieron utilizando el software FIRST, mientras que los niveles de sNfL se midieron mediante el ensayo Simoa en pg / ml. Se realizaron análisis de regresión lineal múltiple utilizando niveles de nFl ajustados por edad y sexo. 
Resultados: Los pacientes con EM tenían niveles iniciales más altos de sNfL en comparación con los HC (25.8 vs. 18.4, p = 0.016), mientras que no hubo diferencias entre los pacientes con CIS y HC (21.1 vs.18.4, p = 0.489). Hubo una tendencia a un mayor sNfL en el PMS en comparación con los pacientes con EMRR (30.4 vs 23.5, p = 0.055). Los niveles basales de CIS / MS sNfL se asociaron significativamente con el volumen de la sección transversal de DGM total (p = 0,004) y de los volúmenes de núcleos individuales que incluyen hipocampo (p = 0,001) tálamo (p = 0,006), caudado (p = 0,019) y putamen (p = 0.035). De manera equivalente, los niveles basales de sNfL se asociaron significativamente con el cambio de volumen longitudinal a 5 años del volumen total de DGM (p <0,001), putamen (p = 0,001) y tálamo (p = 0,012). Dentro de la población de HC, los niveles basales de sNfL solo se asociaron con el cambio en el volumen del hipocampo durante 5 años (p = 0,003).
Conclusión: los niveles más altos de sNfL se asocian con un menor volumen de sección transversal y una mayor atrofia prospectiva de DGM en pacientes con EM. 

 

Resultados del embarazo de la base de datos de farmacovigilancia mundial sobre la exposición al interferón beta-1b

 La esclerosis múltiple afecta predominantemente a mujeres en edad fértil. Por lo tanto, la información sobre la exposición a drogas durante el embarazo es crucial. Los ensayos aleatorios no son posibles. Por lo tanto, los datos de seguridad de farmacovigilancia pueden proporcionar conjuntos de datos cruciales para la toma de decisiones sobre la planificación familiar durante el tratamiento. 

Resultado de imagen de interferón beta-1b

 
Objetivos: Revisar los resultados del embarazo de pacientes que están expuestos al interferón beta-1b durante el embarazo. 
Métodos:Los casos de embarazo con exposición a interferón beta-1b informados prospectivamente hasta febrero de 2018 se recuperaron de la base de datos de farmacovigilancia de Bayer HealthCare. Las malformaciones congénitas se clasificaron de acuerdo con la CIE-10. Los resultados del embarazo se compararon con las tasas de referencia de los resultados anormales del embarazo en la población general. 
Resultados: a febrero de 2018, se recuperaron 2571 embarazos expuestos a interferón beta-1b de 2537 informes de seguridad de casos individuales. Un total de 1351 embarazos tuvieron resultados documentados. La mayoría de los resultados fueron nacidos vivos normales (66,3%). Las tasas de malformaciones congénitas (1,6%) y abortos espontáneos (11,8%) fueron comparables a las tasas estimadas para la población general en todo el mundo. 
Conclusiones:Esta es la mayor muestra de exposición al interferón beta-1b durante el embarazo. Los embarazos expuestos a interferón beta-1b no tuvieron un mayor riesgo de aborto espontáneo o anomalías congénitas en comparación con las tasas esperadas en la población general. 

 

Estudio de fase IIa de Glatiramer Acetate Depot (Etended-Release) en pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente: seguridad, tolerabilidad y eficacia (sin evidencia de actividad de la enfermedad) análisis de dos años

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica que requiere terapia de por vida. Si bien se han desarrollado y aprobado varios tratamientos modificadores de la enfermedad (DMT), la baja adherencia al tratamiento, que conduce a resultados clínicos subóptimos, sigue siendo una necesidad no satisfecha. La inyección de acción prolongada de acetato de glatiramer (GA) (GA Depot) consiste en microesferas de liberación prolongada que contienen GA, que se destina a la administración una vez cada 28 días. Los resultados de un estudio central de un año de GA Depot fase IIa en pacientes con EM remitente recurrente (EMRR) sugieren que el tratamiento con GA Depot fue seguro, tolerable y eficaz. 

Resultado de imagen de Glatiramer Acetate Depot
Objetivo:Evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la eficacia según la proporción de pacientes sin evidencia de actividad de la enfermedad (NEDA, definida como: sin recaídas, sin progresión de la discapacidad confirmada durante 12 semanas, sin lesiones nuevas de T2 y sin lesiones que mejoren con gadolinio en la RMN) a los dos años del tratamiento con GA Depot en un subgrupo de 13 pacientes con EMRR que completaron el estudio central y continuaron hasta la extensión del estudio. 
Diseño y métodos: Los principales criterios de elegibilidad incluyeron: edad 18-70 años, diagnóstico de RRMS y tratamiento con Copaxone® durante ≥12 meses antes de la inscripción en el estudio. Los pacientes recibieron GA Depot por vía intramuscular cada 28 días, a dosis de 80 mg o 40 mg en el estudio central (52 semanas) y 40 mg en la extensión del estudio (48 semanas adicionales). 
Resultados:Los eventos adversos (EA) incluyeron principalmente reacciones leves en el lugar de inyección y no se informaron reacciones adversas inesperadas. En general, el número de EA se redujo durante el segundo año. No se detectaron reacciones inmediatas posteriores a la inyección, como se informó con otras preparaciones de AG. Los pacientes recibieron todas las inyecciones según el protocolo. Datos analizados por población de protocolo (n = 11): la puntuación media de EDSS después de dos años no mostró cambios significativos en comparación con el valor inicial. Un paciente tuvo dos recaídas durante el estudio de dos años. No se observó actividad de RM en todos los pacientes durante ese período. Dos años de NEDA se logró en el 81,8% de los pacientes. 
Conclusiones:Los resultados alentadores del estudio de dos años de GA Depot respaldan la seguridad, la tolerabilidad y la eficacia del producto en esta cohorte de estudio. Además, apoya la suposición del potencial de GA Depot para mejorar el tratamiento de la EM al reducir significativamente la frecuencia de las inyecciones, aumentar la adherencia y proporcionar un beneficio terapéutico. 

¿Hay un nuevo subtipo de EM? Pérdida nerviosa sin desmielinización.


Esclerosis múltiple mielocortical: pérdida neuronal cortical en ausencia de desmielinización de la sustancia blanca cerebral  B. Trapp, Cleveland, EE. UU. 
Antecedentes:  se cree que la desmielinización de la sustancia blanca cerebral provoca la degeneración neuronal y la discapacidad neurológica permanente en individuos con esclerosis múltiple (EM). Sin embargo, los estudios de imágenes de resonancia magnética (RM) del cerebro apoyan la posibilidad de que la desmielinización y la degeneración neuronal puedan ocurrir de manera independiente. El propósito de este estudio fue investigar si los cerebros post-mortem EM muestran evidencia patológica de pérdida neuronal cortical que es independiente de la desmielinización de la materia blanca cerebral. 

Resultado de imagen de esclerosis múltiple mielocortical (MCMS),
Métodos: El examen visual de cortes de un centímetro de espesor de 97 cerebros de EM postmortem identificó 12 sin evidencia de desmielinización de la materia blanca cerebral. La desmielinización se cuantificó histológicamente en la sustancia blanca cerebral, la corteza cerebral y la médula espinal y se comparó con la desmielinización en 12 casos de EM con lesiones de materia blanca cerebral. Se compararon atrofia, métricas de IRM, densidades neuronales corticales y correlatos patológicos de anomalías de RMN. 
Resultados: Los casos sin lesiones macroscópicas cerebrales tuvieron desmielinización en la médula espinal y la corteza, pero una escasez de desmielinización histológica cerebral de la materia blanca. A pesar de la falta de desmielinización de la materia blanca cerebral, la pérdida neuronal cortical, adelgazamiento cortical y anomalías de la RM de la materia blanca cerebral aumentaron significativamente en comparación con los cerebros de los controles sanos y fueron similares a los de los cerebros con EM con desmielinización de la materia blanca cerebral. En los 12 cerebros sin desmielinización de la materia blanca cerebral, los axones mielinizados inflamados fueron el correlato patológico de las regiones de la materia blanca con anomalías en la RMN. 

Conclusiones: Un subtipo de EM, que llamamos esclerosis múltiple mielocortical (MCMS), se caracteriza por la desmielinización de la médula espinal y la corteza cerebral, pero no de la materia blanca cerebral. La pérdida neuronal cortical no se acompaña de desmielinización de la materia blanca cerebral y, por lo tanto, es un evento patológico independiente en la MCMS.

Reducción a  largo plazo de la tasa de recaída y progresión confirmada de la discapacidad después de 5 años de tratamiento con ocrelizumab en pacientes con esclerosis múltiple recurrente 

(OCR) en la esclerosis múltiple recurrente (RMS) se demostró en el período de control doble ciego de 96 semanas de OPERA I y OPERA II (NCT01247324; NCT01412333) y los resultados para el seguimiento de 2 años de la OPERA I combinada y El período de extensión de etiqueta abierta (OLE) OPERA II se ha informado previamente (Hauser SL, et al . AAN 2018; Resumen P1.366). 

Resultado de imagen de ocrelizumab

Objetivo :  evaluar la eficacia de cambiar o mantener la terapia OCR en las medidas clínicas de la actividad y la progresión de la enfermedad después de 3 años de seguimiento en el período OLE de los ensayos de Fase III OPERA I y OPERA II en RMS. 

Métodos :  Al inicio del período OLE, los pacientes continuaron con OCR (OCR-OCR) o pasaron de interferón (IFN) β-1a a OCR (IFN-OCR). Se analizaron la tasa de recaída anualizada ajustada (ARR), el tiempo hasta el inicio de la progresión de la discapacidad confirmada de 24 semanas (CDP24) y el cambio en la puntuación de la Escala de estado de discapacidad expandida (EDSS) media ajustada desde el inicio. 
Resultados En general, el 88.6% de los pacientes que ingresaron al OLE completaron el OLE del año 3. Entre los pacientes con IFN-OCR, el ARR disminuyó de 0.20 en el año anterior al cambio a 0.10, 0.08 y 0.07 en los años 1, 2 y 3 después del cambio (p < 0.001, año 1 vs cambio previo; p = 0.31, año 1 vs año 2; p = 0.56, año 2 vs año 3). Los continuadores de OCR-OCR mantuvieron la ARR baja durante todo el año anterior a OLE y los 3 años del período OLE (0.13, 0.11, 0.08 y 0.07). Los continuadores de OCR-OCR versus los conmutadores IFN-OCR tuvieron proporciones más bajas de pacientes con CDP24 en el año previo al cambio y en los años 1, 2 y 3 del período OLE (7.7% / 12.0%, 10.1% / 15.6%, 13.9% / 18.1 % y 16.1% / 21.3%; p <0.05, todas las comparaciones de diferencias). También se presentarán los cambios en las puntuaciones medias de EDSS desde la línea de base en los continuadores OCR-OCR frente a los conmutadores IFN-OCR. 


Conclusiones El cambio de IFN a ocrelizumab después de 2 años al inicio del período OLE se asoció con una rápida reducción de la RRA. Tanto los pacientes con OCR-OCR como los pacientes con IFN-OCR mantuvieron su robusta reducción de la RRA durante los 3 años de seguimiento del periodo OLE.Después de 5 años de seguimiento, la proporción de pacientes con progresión de la discapacidad fue menor en los pacientes que iniciaron el tratamiento con ocrelizumab antes (OCR-OCR), en comparación con los pacientes que recibieron tratamiento inicial con IFN (conmutadores IFN-OCR), lo que demuestra que los pacientes que iniciaron ocrelizumab 2 años antes acumuló reducciones significativas y sostenidas en la progresión de la discapacidad en comparación con los pacientes que cambiaron de IFN. P588 – Reducción a  largo plazo de la actividad de la enfermedad cerebral de RM y atrofia después de 5 años de tratamiento con ocrelizumab en pacientes con esclerosis múltiple recurrente,

 

La eficacia y seguridad del ocrelizumab (OCR) en la esclerosis múltiple recurrente (RMS) se demostró en el período de control doble ciego (DBP) de 96 semanas de OPERA I y OPERA II (NCT01247324; NCT01412333)

 Evaluar las medidas de IRM en el cerebro de la actividad de la enfermedad y la atrofia después de un inicio temprano frente a un inicio tardío de OCR a los 5 años desde la línea de base del estudio central en los ensayos de Fase III en EMR. 

Resultado de imagen de ocrelizumab

Método : Al final de la DBP (Año 2), los pacientes ingresaron a la extensión de etiqueta abierta (OLE) y continuaron con OCR (OCR-OCR) o se cambiaron de interferón (IFN) β1a a OCR (IFN-OCR) y se analizaron hasta el año 5. Actividad de la lesión cerebral por RM (lesiones de T1 que aumentan el gadolinio [T1Gd +], nuevas lesiones T2 [N / ET2] / agrandamiento) y cambio porcentual en el volumen total del cerebro (WBV), volumen de materia gris cortical (cGMV) y volumen de materia blanca (WMV) fueron analizados. Resultados : 

Entre los pacientes con IFN-OCR, el número ajustado de lesiones T1Gd + fue de 0,48 lesiones / exploración en la semana 96 (DBP año 2), y disminuyó a una tasa no ajustada de 0,007, 0,004 y 0,004 en la semana 144 (año 3 / OCR año 1), Semana 192 (Año 4 / OCR Año 2) y Semana 240 (Año 5 / OCR Año 3), respectivamente. De manera similar, el número de lesiones N / ET2 disminuyó de una tasa ajustada de 2.16 lesiones / exploración en el cambio previo al Año 2 a 0.33 en el Año 3 (OCR Año 1) y disminuyó aún más a tasas no ajustadas de 0.063 y 0.038 en los Años 4 y 5 (OCR años 2 y 3). Los continuadores de OCR-OCR mantuvieron bajos números de lesiones T1Gd + y N / ET2 en los años 3, 4 y 5 del tratamiento con OCR. Los pacientes tratados previamente con OCR (5 años de OCR) versus los conmutadores de IFN-OCR retrasados ​​(3 años de OCR) tuvieron una atrofia cerebral menor desde el inicio del estudio central hasta el final de los años 3, 4 y 5, medidos por el cambio de WBV (-1.31% / -1.51%, -1.58% / – 1.87% y -1.87% / – 2.15%; p <0.01 para todos); cambio de cGMV (-1.47% / – 1.56%, -1.73% / – 1.91% y -2.02% / – 2.25%; p = 0.16, p <0.01 y p <0.01) y cambio de WMV (-0.94% / – 1.23% , -1.11% / – 1.45% y -1.33% / – 1.62%; p <0.01 para todos).

Conclusiones: los  pacientes con EMR que cambiaron al año 2 de IFN a OCR tuvieron una supresión casi completa y sostenida de la actividad de la enfermedad de la RM medida por lesiones T1Gd + y lesiones N / ET2 del año 2 a 5. A 5 años del estudio basal, los pacientes con El tratamiento continuo de OCR durante 5 años a partir de la asignación al azar experimentó una atrofia cerebral más baja medida por el cambio desde la línea de base en el volumen total de materia cerebral, sustancia blanca y sustancia gris cortical en comparación con los pacientes con un inicio de tratamiento con OCR retrasado de 2 años.

 

Fuentes:

ectrims-congress.eu , aedem.org, medscape.com

Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s