Tratamientos Modificadores de la EM 2019: Guía para profesionales y pacientes

Tratamientos modificadores de la EM:

Desde que en el año 1995 se autorizara en Europa el primer tratamiento en Esclerosis Múltiple, han surgido nuevas terapias farmacológicas para modificar el curso de la enfermedad.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) es el organismo responsable de la autorización y el seguimiento de los medicamentos en la Unión Europea. La Comisión Europea emite las autorizaciones que permiten comercializarlos en toda la UE y el Espacio Económico Europeo (EEE). Las decisiones sobre el precio y financiación (o en su caso, el reembolso) se llevan a cabo en el contexto del sistema de salud nacional de cada país. En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios(AEMPS) es la agencia estatal -adscrita al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social- responsable de la evaluación y autorización de medicamentos.

Estos tratamientos modificadores no curan la EM ni alivian los síntomas (de hecho, puede ser que los efectos de dichos fármacos en la enfermedad no se vean inmediatamente), sin embargo, pueden modificar su curso y reducir la cantidad de brotes y lesiones en la Resonancia Magnética cerebral, y retrasar el incremento de la discapacidad.

Es importante que la persona con Esclerosis Múltiple participe en las decisiones relacionadas con su tratamiento. La toma de decisiones centrada en la persona –sus deseos y necesidades- mejora la adherencia al tratamiento.

La decisión de comenzar con un tratamiento modificador de la enfermedad es personal y se debe individualizar en cada caso. Además, un tratamiento que funciona en una persona puede no funcionar para otra.

 

Esta entrada tendrá la siguiente estructura para todos los medicamentos: una parte dedicada al PROFESIONAL y otra para el PACIENTE O CUIDADOR.

Espero que os sea de utilidad a tod@s. Un abrazo.Suso.

COPAXONE 40 MG/ML SOLUCION INYECTABLE EN JERINGA PRECARGADA

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Copaxone 40 mg/ml solución inyectable en jeringa precargada

 

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

1 jeringa precargada (1ml) de solución inyectable contiene 40 mg de acetato de glatiramero*, equivalentes a 36 mg de glatiramero.

 

  • El acetato de glatiramero es el acetato de polipéptidos sintéticos que contiene cuatro aminoácidos obtenidos de forma natural: ácido L-glutámico, L-alanina, L-tirosina y L-lisina, en rangos de fracción molar de 0,129-0,153; 0,392-0,462; 0,086-0,100 y 0,300-0,374, respectivamente. El peso molecular medio del acetato de glatiramero se encuentra en el rango de 5.000-9.000 daltons. Debido a su complejidad en la composición, no se pueden caracterizar completamente los polipéptidos específicos, incluso respecto a la secuencia de aminoácidos, aunque la composición del acetato de glatiramero final no es completamente aleatoria.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

 

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable.

Solución transparente libre de partículas visibles.

La solución inyectable tiene un pH de 5,5 -7,0 y una osmolaridad de alrededor de 300 mOsmol/l.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

Copaxone está indicado para el tratamiento de las formas recurrentes de esclerosis múltiple (EM) (ver sección 5.1 para consultar información importante sobre la población para la que se ha establecido la eficacia). Copaxone no está indicado en la EM progresiva primaria o secundaria.

4.2. Posología y forma de administración

El inicio del tratamiento con Copaxone debe estar supervisado por un neurólogo o un médico con experiencia en el tratamiento de la EM.

Posología

La dosis recomendada en adultos es de 40 mg de acetato de glatiramero (1 jeringa precargada) administrada como inyección subcutánea, tres veces por semana con un intervalo de separación de al menos 48 horas.

Actualmente no se conoce el tiempo que el paciente debe permanecer bajo tratamiento.

El médico que trata al paciente es quien debe decidir en cada caso si el paciente debe tratarse a largo plazo.

Insuficiencia renal

Copaxone no ha sido estudiado específicamente en pacientes con insuficiencia renal (ver sección 4.4).

Pacientes de edad avanzada

Copaxone no ha sido estudiado específicamente en pacientes de edad avanzada.

Población pediátrica

No se ha establecido la seguridad y eficacia de acetato de glatiramero en en niños o adolescentes. No existe suficiente información disponible acerca del uso de Copaxone 40 mg/ml tres veces por semana en niños y adolescentes menores de 18 años de edad como para hacer ninguna recomendación de uso. Por lo tanto, Copaxone 40 mg/ml tres veces por semana no debe utilizarse en esta población.

Forma de administración

Copaxone es solo para uso subcutáneo.

Los pacientes deben ser instruidos en técnicas de auto-inyección, y deben estar supervisados por un profesional sanitario, la primera vez que se autoinyectan, y durante los 30 minutos siguientes.

Se debe elegir un lugar diferente para cada inyección, de esta manera se reducirá la posibilidad de irritación y dolor en el lugar de la inyección. Los lugares para la auto-inyección son el abdomen, los brazos, las caderas y los muslos.

 

4.3. Contraindicaciones

Copaxone está contraindicado en los siguientes casos:

Hipersensibilidad conocida al principio activo (acetato de glatiramero) o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Copaxone sólo debe administrarse subcutáneamente. Copaxone no debe administrarse por vía intravenosa o intramuscular.

El médico que trata al paciente debe explicarle que al menos uno de los siguientes síntomas puede ocurrir a los pocos minutos de una inyección de Copaxone: vasodilatación (rubefacción), dolor torácico, disnea, palpitaciones o taquicardia (ver sección 4.8). La mayoría de estos síntomas son de corta duración y remiten espontáneamente sin secuelas. Si apareciera un efecto adverso grave, el paciente debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con Copaxone y contactar con su médico u otro médico de urgencias. Según criterio médico podría instaurarse tratamiento sintomático.

No hay evidencias que sugieran la existencia de algún grupo determinado de pacientes con un riesgo especial para estas reacciones. Sin embargo, se debe tener precaución cuando Copaxone se administra a pacientes con alteraciones cardíacas preexistentes. Debe realizarse un seguimiento regular de estos pacientes durante el tratamiento.

Raramente se han comunicado convulsiones y/o reacciones alérgicas o anafilactoides. Raramente podrían aparecer reacciones de hipersensibilidad graves (por ejemplo, broncoespasmo, anafilaxis o urticaria). Si las reacciones son graves, debe instaurarse el tratamiento adecuado y suspenderse el tratamiento con Copaxone.

Se detectaron anticuerpos reactivos al acetato de glatiramero en sueros de pacientes durante el tratamiento diario crónico con Copaxone. Los niveles máximos obtenidos correspondían a una duración media de tratamiento de 3-4 meses, los cuales, posteriormente, descendían y se estabilizaban en un nivel ligeramente superior al basal.

No existe evidencia que sugiera que esos anticuerpos reactivos al acetato de glatiramero sean neutralizantes o que su formación pueda afectar a la eficacia clínica de Copaxone.

En los pacientes con insuficiencia renal, debe monitorizarse la función renal durante el tratamiento con Copaxone. Aunque no exista evidencia de depósito glomerular de complejos inmunes en pacientes, no se puede descartar dicha posibilidad.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

No se ha evaluado formalmente la interacción de Copaxone con otros medicamentos.

No existen datos sobre la interacción con el interferón beta.

En pacientes con Copaxone que están recibiendo concomitantemente corticosteroides se ha observado una incidencia elevada de reacciones en el lugar de la inyección.

Los estudios in vitro sugieren que el acetato de glatiramero en sangre se une altamente a proteínas plasmáticas, pero no es desplazado por, ni desplaza a fenitoína o carbamazepina. Sin embargo, como Copaxone, en teoría, tiene la capacidad de afectar a la distribución de fármacos que se unen a proteínas plasmáticas, el uso concomitante de tales medicamentos debe ser cuidadosamente monitorizado.

4.6. Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

Los estudios realizados en animales no han mostrado toxicidad para la reproducción (ver sección 5.3). La datos  actuales sobre el uso de Copaxone 40 mg/ml en mujeres embarazadas no indican malformaciones o toxicidad feto / neonatal. Los datos de uso de Copaxone 40 mg/ml en mujeres embarazadas son consistentes con estos hallazgos. Hasta la fecha, no se dispone de datos epidemiológicos relevantes. Como medida de precaución, es preferible evitar el uso de Copaxone durante el embarazo a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo para el feto.

Lactancia

No se dispone de datos sobre la excreción de acetato de glatirámero ó sus metabolitos en leche materna. En ratas, no se observaron efectos significativos en la descendencia excepto una ligera reducción en el aumento de peso corporal en las crías de las madres tratadas durante el embarazo y la lactancia (ver sección 5.3).

No se puede excluir un riesgo para los recién nacidos/bebés. Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir/ abstenerse del tratamiento con Copaxone teniendo en cuenta el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

4.8. Reacciones adversas

La mayoría de los datos de seguridad sobre Copaxone se acumularon para Copaxone 20 mg/ml administrado en forma de inyección subcutánea una vez al día. En esta sección se presentan los datos de seguridad acumulados de cuatro ensayos controlados con placebo con Copaxone 20 mg/ml administrado una vez al día y de un ensayo controlado con placebo con Copaxone 40 mg/ml administrado tres veces por semana.

No se ha realizado una comparación directa de la seguridad entre Copaxone 20 mg/ml (administrado diariamente) y 40 mg/ml (administrado tres veces por semana) en un mismo estudio.

Copaxone20mg/ml (administrado una vez al día)

En todos los ensayos clínicos con Copaxone 20 mg/ml, las reacciones en el lugar de inyección fueron las más frecuentes y se comunicaron por la mayoría de los pacientes que recibieron Copaxone. En estudios controlados, el porcentaje de pacientes que comunicaron estas reacciones, al menos una vez, fue mayor después del tratamiento con Copaxone 20 mg/ml(70%) que con las inyecciones de placebo (37%). Las reacciones en el lugar de inyección notificadas con mayor frecuencia, y que fueron notificadas más frecuentemente en pacientes tratados con Copaxone 20 mg/ml que con placebo, fueron eritema, dolor, tumefacción, prurito, edema, inflamación e hipersensibilidad.

Una reacción, asociada con al menos uno o más de los siguientes síntomas, ha sido descrita como reacción inmediata post-inyección: vasodilatación (enrojecimiento), dolor torácico, disnea, palpitaciones o taquicardia (ver sección 4.4). Esta reacción podría presentarse a los pocos minutos de una inyección con Copaxone. Al menos uno de los componentes de esta reacción inmediata post-inyección fue comunicada, en al menos una ocasión, por el 31% de los pacientes que recibieron Copaxone 20 mg/ml comparado con el 13% de los pacientes que recibieron placebo.

En la siguiente tabla se muestran todas las reacciones adversas que fueron notificadas con más frecuencia en los pacientes tratados con Copaxone 20 mg/ml que en los tratados con placebo. Estos datos provienen de cuatro ensayos clínicos pivotales, doble ciego y controlados con placebo con un total de 512 pacientes tratados con Copaxone 20 mg/día y 509 pacientes tratados con placebo hasta 36 meses. Tres ensayos en EM remitente-recurrente (EMRR) incluyeron un total de 269 pacientes  tratados con Copaxone 20 mg/día y 271 pacientes tratados con placebo hasta 35 meses. El cuarto ensayo, en pacientes que habían experimentado un primer episodio clínico y fueron determinados como de alto riesgo para desarrollar EM clínicamente definida, incluyó 243 pacientes tratados con Copaxone 20 mg/día y 238 pacientes tratados con placebo durante un periodo de tiempo de  hasta 36 meses.

 

Sistema órgano clase (SOC) Muy frecuentes (>1/10) Frecuentes (>1/100, <1/10) Poco frecuentes (>1/1000,<1/100)
Infecciones e infestaciones Infección, Gripe Bronquitis, Gastroenteritis, Herpes simplex, Otitis media, Rinitis, Abscesos dentales, Candidiasis vaginal* Absceso, Celulitis, Forúnculo, Herpes zoster,  Pielonefritis
Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incl quistes y pólipos) Neoplasia cutánea benigna, Neoplasma Cáncer de piel
Trastornos de la sangre y del sistema linfático Linfadenopatía* Leucocitosis, Leucopenia, Esplenomegalia,

Trombocitopenia, Morfología anormal de linfocitos

Trastornos del sistema inmunológico Hipersensibilidad
Trastornos endocrinos Bocio, Hipertiroidismo
Trastornos del metabolismo y de la nutrición Anorexia, Aumento de peso* Intolerancia al alcohol, Gota

Hiperlipidemia, Hipernatremia, Descenso de la ferritina sérica

Trastornos psiquiátricos Ansiedad*, Depresión Nerviosismo Sueños anormales, Estado confusional, Euforia, Alucinaciones, Hostilidad, Manía, Trastornos de la personalidad, Intento de suicidio
Trastornos del sistema nervioso

 

Dolor de cabeza, Disgeusia, hipertonía, Migraña,  Trastorno del habla, Síncope, Temblor* Síndrome del túnel carpiano, Trastorno cognitivo,Convulsión, Disgrafía, Dislexia, Distonía, Disfunción motora, Mioclonus, Neuritis, Bloqueo neuromuscular Nistagmo, Parálisis, Parálisis del nervio peroneo, Estupor, Defecto del campo visual
Trastornos oculares Diplopía, Trastornos oculares* Cataratas, Lesión de la cornea, Ojo seco, Hemorragia ocular, Ptosis del párpado, Midriasis, Atrofia óptica.
Trastornos del oído y del laberinto Trastorno auditivo
Trastornos cardíacos Palpitaciones*,Taquicardia* Extrasístoles, Bradicardia sinusal, Taquicardia paroxística
Trastornos vasculares Vasodilatación* Varices
Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos Disnea* Tos, Rinitis estacional Apnea, Epistaxis, Hiperventilación, Laringoespasmo, Enfermedad  pulmonar, Sensación de asfixia
Trastornos gastrointestinales Náuseas* Trastornos anorrectales, Estreñimiento, Caries dental, Dispepsia, Disfagia, Incontinencia fecal, Vómitos* Colitis, Pólipos en el colon, Enterocolitis, Eructos, Úlcera esofágica, Periodontitis, Hemorragia rectal, Distensión de la glándula salivar
Trastornos hepatobiliares Pruebas de función hepática anormales Colelitiasis, Hepatomegalia
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo Rash* Equimosis, Hiperhidrosis, Prurito, Trastornos de la piel*, Urticaria Angioedema, Dermatitis de contacto, Eritema nodular, Nódulo cutáneo
Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo Artralgia, Dolor de espalda* Dolor de cuello Artritis, Bursitis, Dolor en flancos, Atrofia muscular, Artrosis
Trastornos renales y urinarios Urgencia urinaria, Polaquiuria, Retención urinaria Hematuria, Nefrolitiasis, Trastornos del tracto urinario, Anomalías en la orina
Embarazo, puerperio y enfermedades perinatales Aborto
Trastornos del aparato reproductor y de la mama Congestión mamaria, Disfunción eréctil, Prolapso pélvico, Priapismo, Trastorno prostático, Frotis cervical anormal, Trastorno Testicular, Hemorragia vaginal, Trastorno vulvovaginal
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración Astenia, Dolor torácico*, Reacciones en el Punto de Inyección*§, Dolor* Escalofríos*, Edema facial*, Atrofia en el lugar deinyección♣, Reacción local*, Edema periférico, Edema, Pirexia Quiste, Vestigio, Hipotermia, Reacción Inmediata Post-Inyección, Inflamación, Necrosis en el lugar de inyección, Alteración de la membrana mucosa
Lesiones traumáticas, intoxicaciones y complicaciones de procedimientos terapéuticos Síndrome post-vacunal

* Con una incidencia mayor del 2% ( >2/100) en el grupo tratado con Copaxone que en el grupo tratado  con placebo. La reacción adversa sin el símbolo* representa una diferencia menor o igual al 2%

§ El término “reacciones en el lugar de inyección” (varios tipos) comprende todos los efectos adversos que ocurren en el lugar de inyección excluyendo atrofia en el lugar de inyección y necrosis en el lugar de inyección, que se presentan separadamente dentro de la tabla.

♣ Incluye términos en relación con la lipoatrofia localizada en los lugares de inyección

En el cuarto ensayo descrito anteriormente, la fase de tratamiento abierto siguió a un periodo controlado con placebo. No se observaron cambios en el perfil de riesgo conocido de Copaxone 20 mg/ml durante el periodo de seguimiento de fase abierta de hasta 5 años.

Se obtuvieron raras notificaciones de reacciones anafilactoides (1/10.000 a < 1/1.000) en pacientes con EM tratados con Copaxone en ensayos clínicos no controlados y en la experiencia post-comercialización de Copaxone.

Copaxone40mg/ml (administrado tres veces por semana)

La seguridad de Copaxone 40 mg/ml se evaluó conforme a los datos de un ensayo clínico doble ciego controlado con placebo en pacientes con EMRR, con un total de 943 pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml tres veces por semana y 461 pacientes tratados con placebo durante 12 meses.

En general, el tipo de reacciones adversas medicamentosas observadas en los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml administrado tres veces por semana fueron las ya conocidas y etiquetadas para Copaxone 20 mg/ml administrado diariamente. En particular, las reacciones en el lugar de inyección (RLI) y las reacciones inmediatas post-inyección (RIPI) se comunicaron con menor frecuencia con Copaxone 40 mg/ml administrado tres veces por semana que con Copaxone 20 mg/ml administrado diariamente (35,5% frente a 70% para las RLI y 7,8% frente a 31% para las RIPI, respectivamente).

Un 36% de los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml notificaron reacciones en el lugar de inyección, frente a un 5% de los tratados con placebo. Un 8% de los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml notificaron reacciones inmediatas post-inyección, frente a un 2% de los tratados con placebo.

Cabe indicar algunas reacciones adversas específicas:

  • Se observaron raramente respuestas anafilácticas (≥1/10.000, <1/1.000) en los pacientes con EM tratados con Copaxone 20 mg/ml en ensayos clínicos no controlados y en la experiencia post-comercialización. Las notificaron un 0,3% de los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml (poco frecuentes: ≥ 1/1.000 a <1/100).
  •                  No se notificaron necrosis en el lugar de inyección.
  •                   Un 2,1% respectivamente de los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml notificaron eritema cutáneo y dolor en una extremidad, no etiquetados para Copaxone 20 mg/ml (frecuentes: ≥ 1/100 a <1/10).
  •                  Un 0,1% respectivamente de los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml notificaron lesión hepática inducida por fármacos y hepatitis tóxica (un paciente cada una), también observadas raramente en los pacientes con EM tratados con Copaxone 20 mg/ml en la vigilancia post-comercialización (poco frecuentes: ≥1/1.000 a <1/100).

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: https:// www.notificaram.es

4.9. Sobredosis

Síntomas

Se han comunicado algunos casos de sobredosis con Copaxone (hasta 300 mg de acetato de glatiramero). Estos casos no se asociaron con ninguna otra reacción adversa aparte de las mencionadas en la sección 4.8.

Tratamiento

En caso de sobredosis, los pacientes deben ser monitorizados y debe instaurarse el tratamiento sintomático y de soporte  apropiados.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1. Propiedades farmacodinámicas

Grupo Farmacoterapéutico: Antineoplásicos y agentes inmunomoduladores, otros inmunoestimulantes

Código ATC: L03AX13.

Mecanismo de acción

El mecanismo por el cual el acetato de glatiramero ejerce sus efectos terapétuicos en las formas recidivantees/recurrentes de la EM no está completamente dilucidado pero presumiblemetne implica la modulación de los procesos inmunes. Estudios en animales y en pacientes con EM sugieren que el acetato de glatiramero actúa en las células inmunes innatas, incluyendo monocitos, células dendríticas y células B, que su vez modulan las funciones adaptativas de las células B y T induciendo la secreción de citoquinas anti-inflamatorias y reguladoras. Si el efecto terapéutico está mediado por los efectos celulares descritos anteriormente no se conoce debido a que la pato-fisiología de la EM se entiende únicamente parcialmente.

Eficacia clínica y seguridad

Esclerosis múltiple remitente-recurrente

La evidencia que respalda la eficacia de Copaxone 40 mg/ml inyectable administrado por vía subcutánea tres veces por semana en la reducción de la frecuencia de las recaídas deriva de un ensayo controlado con placebo de 12 meses.

En el ensayo clínico pivotal la esclerosis múltiple remitente-recurrente se caracterizó por o bien al menos una recaída documentada en los 12 últimos meses, o bien al menos dos recaídas documentadas en los 24 últimos meses o una recaída documentada entre los 12 y 24 últimos meses con al menos una lesión captante de gadolinio en T1 documentada en una resonancia magnética efectuada en los 12 últimos meses.

La variable principal de valoración fue el número total de recaídas confirmadas. Las variables secundarias de RM incluían el número acumulado de lesiones nuevas/crecientes en T2 y el número acumulado de lesiones captantes en las imágenes ponderadas en T1, ambas medidas en los meses 6 y 12.

Se aleatorizó a un total de 1.404 pacientes en una proporción 2:1 a recibir Copaxone 40 mg/ml (n = 943) o placebo (n = 461). Ambos grupos de tratamiento eran comparables en cuanto a sus características demográficas basales, las características patológicas de la EM y los parámetros de RM. Los pacientes habían tenido una mediana de 2,0 recaídas en los 2 años previos a la fase de cribado.

En comparación con el placebo, los pacientes tratados con Copaxone 40 mg/ml tres veces por semana presentaron reducciones relevantes y estadísticamente significativas en la variable principal y las variables secundarias de valoración, que concuerdan con el efecto terapéutico de Copaxone 20 mg/ml administrado diariamente.

En la tabla siguiente se presentan los valores de la variable principal y las variables secundarias de valoración para la población por intención de tratar:

 

Variable de valoración Estimaciones medias ajustadas Valor de p
Copaxone

(40mg/ml)

(N=943)

Placebo

(N=461)

Tasa de recaída anualizada (TRA) 0,331 0,505 p<0,0001
Diferencia de riesgo absoluta *

(intervalos de confianza del 95%)

-0,174 [-0,2841 a -0,0639]
Número acumulado de lesiones nuevas/crecientes en T2 en los meses 6 y 12 3,650 5,592 p<0,0001
Razón de tasas** (intervalos de confianza del 95%) 0,653 [0,546 a 0,780]
Número acumulado de lesiones captantes en imágenes ponderadas en T1 en los meses 6 y 12 0,905 1,639 p<0,0001
Razón de tasas ** (intervalos de confianza del 95%) 0,552 [0,436 a 0,699]

*La diferencia de riesgo absoluta se define como la diferencia entre la TRA media ajustada de AG 40 mg tres veces por semana y la TRA media ajustada del placebo.

** La razón de tasas se define como el cociente entre las tasas medias ajustadas de AG 40 mg tres veces por semana y el placebo.

No se ha realizado una comparación directa de la eficacia y la seguridad entre Copaxone 20 mg/ml (administrado diariamente) y 40 mg/ml (administrado tres veces por semana) en un mismo estudio.

Copaxone 40 mg/ml: La proporción de pacientes con progresión de discapacidad confirmada de 3 meses (PDC) fue un criterio de valoración exploratorio en un estudio a 12 meses controlado con placebo (GALA). El 3% y el 3,5 % de los pacientes tratados con placebo y Copaxone experimentaron, respectivamente, 3 meses de PDC (odds ratio, OR [95% CI]: 1.182 [0.661, 2.117]) (p=0,5726). Incluyendo la extensión del estudio abierto (hasta 7 años), el tiempo PDC de hasta 6 meses fue un punto final exploratorio .La razón de riesgo (HR) [95% CI] para el intento de tratar la cohorte fue de 0,892 [0,688, 1,157] (p=0,398), comparando el comienzo temprano del grupo Copaxone con el grupo de inicio tardío.

Actualmente no existe evidencia para el uso de Copaxone en pacientes con enfermedad progresiva primaria o secundaria.

5.2. Propiedades farmacocinéticas

No se han realizado estudios farmacocinéticos en pacientes. Los datos in vitro y los limitados datos obtenidos en voluntarios sanos indican que con la administración subcutánea de acetato de glatiramero, el principio activo se absorbe fácilmente y una gran parte de la dosis se degrada rápidamente a fragmentos más pequeños en el tejido subcutáneo.

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad

Los Datos de los estudios  no clínicos no muestran riesgos especiales para los seres  humanos según los estudios convencionales de farmacología de seguridad, toxicidad a dosis repetidas, genotoxicidad, potencial carcinogénico y  toxicidad para la reproducción más allá de la información recogida en otras secciones de la Ficha Técnica. Debido a la falta de datos farmacocinéticos en humanos, no pueden establecerse los márgenes de exposición entre humanos y animales.

Se detectaron depósitos de complejos inmunes en los glomérulos renales  en un pequeño número de ratas y monos tratados durante al menos 6 meses. En un estudio de dos años en ratas, no se observaron depósitos de complejos inmunes en los glomérulos renales.

Se ha detectado anafilaxis después de la administración a animales sensibilizados (cobayas o ratones). No se conoce la relevancia de estos datos en humanos.

La toxicidad en el lugar de la inyección fue un hallazgo común después de la administración repetida en animales.

En ratas se observó, en comparación con los controles,  una ligera pero estadísticamente significativa reducción en el aumento de peso corporal en las crías nacidas de madres tratadas durante el embarazo y  la lactancia a dosis subucutáneas ≥6 mg/kg/día (2,83 veces la dosis diaria máxima recomendada para un adulto de 60 kg en mg/m2.). No se observaron otros efectos significativos en el crecimiento y desarrollo conductual de las crías.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

 

6.1. Lista de excipientes

Manitol (E-421)

Agua para Inyección

6.2. Incompatibilidades

En ausencia de estudios de compatibilidad este medicamento no debe mezclarse con otros.

6.3. Periodo de validez

2 años

6.4. Precauciones especiales de conservación

Mantener las jeringas precargadas en el embalaje exterior, para protegerlas de la luz

Conservar en nevera (2ºC y 8ºC).

No congelar.

Si las jeringas precargadas no pueden conservarse en nevera, pueden ser conservadas a temperatura ambiente entre 15ºC y 25ºC, una vez, durante un máximo de 1 mes.

Si después de este periodo de un mes Copaxone jeringas precargadas no ha sido utilizado y todavía está dentro de su envase original, se deberá volver a conservar en nevera (2ºC y 8ºC).

6.5. Naturaleza y contenido del envase

Una jeringa precargada que contiene solución inyectable de Copaxone 40 mg/ml consta de un cuerpo de jeringa de vidrio incoloro de tipo I con aguja incorporada, un vástago del émbolo de polipropileno azul (poliestireno opcional), un tapón del émbolo de goma y un protector de la aguja.

Cada jeringa precargada está acondicionada individualmente en un envase blister de PVC.

Copaxone 40 mg/ml está disponible en envases que contienen 3 ó 12 jeringas precargadas de 1 ml de solución inyectable o en un multienvase que contiene 36 (3 envases de 12) jeringas precargadas de 1 ml de solución inyectable.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6. Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Para un solo uso. La eliminación del producto no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con la normativa local.

 

Información para el paciente

Copaxone 40 mg/ml solución inyectable en jeringa precargada glatiramero, acetatoResultado de imagen de copaxone
Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede  perjudicarles .
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto . Ver sección 4.

 

Contenido:

  1. Qué es Copaxone y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Copaxone
  3. Cómo usar Copaxone
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de Copaxone

6.    Contenido del envase e información adicional

 

1. Qué es Copaxone y para qué se utiliza

Copaxone s un medicamento, indicado para el tratamiento de las formas recurrentes de la esclerosis múltiple (EM). Modifica el modo en que funciona el sistema inmunitario de su cuerpo y se clasifica como un agente inmunomodulador. Los síntomas de la esclerosis múltiple (EM) se producen por un defecto en el sistema inmunitario del organismo. Esto produce zonas de inflamación en el cerebro y en la médula espinal.

Copaxone se usa para reducir el número de veces que usted sufre ataques de EM (recaídas). No se ha demostrado que ayude si usted padece alguna forma de EM que no tiene recaídas, o casi ninguna recaída. Copaxone puede no tener efecto alguno en  la duración de un ataque de EM, o en lo mal que usted lo pasa durante un ataque.

2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Copaxone

No use Copaxone

  • si es alérgico al acetato de glatiramero o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6)

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a usar Copaxone si usted padece algún problema de riñón o de corazón, ya que podría necesitar hacerse análisis o reconocimientos periódicos.

Niños

Copaxone no se puede utilizar en niños menores de 18 años.

Pacientes de edad avanzada

Copaxone no ha sido estudiado específicamente en pacientes de edad avanzada. Por favor consulte con su médico.

Uso de Copaxone con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento.

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico acerca del tratamiento con Copaxone durante el embarazo y/o la lactancia.

Conducción y uso de máquinas

Se desconoce si Copaxone tiene influencia sobre la capacidad para conducir o manejar maqui-naria.

3. Cómo usar Copaxone

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

La dosis recomendada en adultos es una jeringa precargada (40 mg de acetato de glatiramero), administrado bajo la piel (por vía subcutánea) tres veces por semana, inyectado con un intervalo de separación de al menos 48 horas, por ejemplo, el lunes, el miércoles y el viernes. Se recomienda administrar el medicamento los mismos días de cada semana.

Es muy importante que la inyección de Copaxone se realice correctamente:

  • Sólo dentro del tejido debajo de la piel (uso subcutáneo) (ver “Instrucciones de uso”)
  • A la dosis indicada por su médico. Administre únicamente la dosis prescrita por su médico.
  • Nunca utilice la misma jeringa más de una vez. Cualquier producto no utilizado o sobrante deberá ser desechado.
  • No mezcle o coadministre el contenido de las jeringas precargadas de Copaxone con ningún otro producto.
  • Si la solución contiene partículas, no la utilice. Use una jeringa nueva.

La primera vez que utilice Copaxone se le darán instrucciones completas y será supervisado por un médico o una enfermera. Ellos estarán con usted durante la inyección y media hora más tarde, solo para asegurarse de que no tiene ningún problema.

Instrucciones de uso

Lea estas instrucciones cuidadosamente antes de utilizar Copaxone.

Antes de la inyección asegúrese de que tiene todo lo que necesita:

  • Un blister con una jeringa precargada de Copaxone solución inyectable.
  • Un contenedor para desechar las agujas y jeringas usadas.
  • Para cada inyección, saque sólo un blister con una jeringa precargada, del envase. Mantenga el resto de las jeringas en la caja.
  • Si su jeringa estaba en la nevera, saque el blister que contiene la jeringa al menos 20 minutos antes de que vaya a inyectarse el medicamento, así se calentará hasta la temperatura ambiente.

Lávese las manos enérgicamente con agua y jabón.

Si desea utilizar un dispositivo para inyección para inyectarse, el dispositivo CSYNC puede utilizarse con Copaxone. El dispositivo CSYNC está únicamente autorizado para ser utilizado con COPAXONE y no ha sido probado con otros productos. Por favor, consulte las instrucciones de uso proporcionadas junto con el dispositivo para inyección CSYNC.

Elija un lugar para la inyección dentro de las áreas, siguiendo los diagramas.

Hay siete posibles zonas para la inyección en su cuerpo:

Elija un lugar para la inyección dentro de las áreas, siguiendo los diagramas.

Hay siete posibles zonas para la inyección en su cuerpo:

 

Área 1: Área del estómago (abdomen) alrededor del ombligo. Evite poner la inyección 5 cm a cada lado del ombligo

 

Injection_site_request_FEB_2018_Page_1

 

Áreas 2 y 3: Muslos (sobre sus rodillas)

 

Injection_site_request_FEB_2018_Page_2

 

Áreas 4, 5, 6 y 7: Parte superior de los brazos, y parte superior de las caderas (debajo de la cintura)

 

Injection_site_request_FEB_2018_Page_3

 

Dentro de cada área de inyección existen múltiples lugares para la inyección. Elija un lugar diferente para poner cada inyección. Así reducirá la posibilidad de irritación o de dolor en el lugar de la inyección. Cambie  las áreas de inyección y también cambie el lugar para la inyección dentro de cada área. No use siempre el mismo lugar para la inyección.

Dentro de cada área de inyección existen múltiples lugares para la inyección. Elija un lugar diferente para poner cada inyección. Así reducirá la posibilidad de irritación o de dolor en el lugar de la inyección. Cambie  las áreas de inyección y también cambie el lugar para la inyección dentro de cada área. No use siempre el mismo lugar para la inyección.

Advertencia: no se inyecte en ninguna zona que esté dolorida o sin color, o en donde usted note nudos o bultos firmes.

Se recomienda tener un esquema con los lugares para la inyección planificados, y anotarlo en un diario. Existen algunos lugares en su cuerpo que pueden ser difíciles para la auto-inyección (como la parte de atrás de su brazo). Si quiere usarlos, puede necesitar ayuda.

Como inyectar:

  •             Saque la jeringa del blister protector despegando la cubierta del blister.
  •             Quite el capuchón de la aguja, no quite el protector con la boca o los dientes.
  •             Pellizque suavemente la piel haciendo un pliegue entre el dedo pulgar e índice de la mano libre (Figura 1).
  •             Con suavidad introduzca la aguja en la piel como se muestra en la Figura 2.
  •             Inyecte el medicamento empujando el émbolo firmemente hasta el tope quedando la jeringa vacía.
  •             Saque la jeringa y la aguja.
  • Deseche la jeringa en un contenedor seguro para productos desechables. No tire las jeringas usadas a la               basura, deposítelas cuidadosamente en un contenedor a prueba de pinchazos como le ha recomendado su médico o enfermera.

 

Figura 1                                 Figura 2


Si tiene la impresión de que el efecto de Copaxone es demasiado fuerte o débil comuníqueselo a su médico.

Si usa más Copaxone del que debe:

En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte inmediatamente a su  médico, farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 915620420, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Si olvidó usar Copaxone:

Adminístrelo en cuanto lo recuerde o pueda administrarlo y omítalo al día siguiente. No se administre una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Si es posible, debe regresar a su programa de administración habitual la semana siguiente.

Si interrumpe el tratamiento con Copaxone:

No deje de usar Copaxone sin consultar con su médico

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.

 

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Reacciones alérgicas (hipersensibilidad)

Usted puede desarrollar una reacción alérgica grave a este medicamento, pero es poco frecuente.

Si nota cualquiera de los siguientes efectos adversos, deje de utilizar Copaxone y llame inmediatamente a su médico, o diríjase al servicio de urgencias del hospital más próximo:

  • sarpullido (manchas rojas o ronchas)
  • inflamación de los párpados, la cara o los labios
  • repentina dificultad para respirar
  • convulsiones (crisis)
  • síncope (desfallecimiento)

Otras reacciones tras la inyección (reacción inmediatamente después de la inyección)

Algunas personas pueden tener uno o más de los siguientes síntomas minutos después de la inyección de Copaxone.  Estos normalmente no suponen ningún problema y desaparecen en media hora.

No obstante, si los siguientes síntomas duran más de 30 minutos, contacte inmediatamente a su médico, o diríjase al servicio de urgencias del hospital más próximo

  • Rubor (enrojecimiento) del pecho o la cara  (vasodilatación)
  • dificultad para respirar (disnea)
  • dolor en el pecho
  • latidos del corazón rápidos y fuertes (palpitaciones, taquicardia)

En general, los siguientes efectos adversos comunicados por los pacientes en tratamiento con Copaxone 40mg/ml tres veces por semana también se comunicaron en los pacientes tratados con Copaxone 20mg/ml (ver la siguiente lista).

Muy frecuentes; pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas

  • infecciones, gripe
  • ansiedad, depresión
  • dolor de cabeza
  • náuseas
  • erupción en la piel
  • dolor en las articulaciones o la espalda
  • sensación de debilidad, reacciones de la piel en el lugar de inyección que incluyen enrojecimiento de la piel, dolor, formación de ampollas, picor, hinchazón de los tejidos, inflamación e hipersensibilidad (estas reacciones en el lugar de la inyección no son anormales y normalmente desa-parecen con el tiempo), dolor inespecífico.

Frecuentes: pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas

  • inflamación del tracto respiratorio, enfermedad gástrica, calenturas, inflamación de los oídos, moqueo nasal, abscesos dentales, candidiasis vaginal
  • crecimientos en la piel no malignos (neoplasias benignas de la piel), crecimiento de tejido (neoplasia)
  • hinchazón de los ganglios linfáticos
  • reacciones alérgicas
  • pérdida del apetito, ganancia de peso
  • nerviosismo
  • alteración del sentido del gusto, aumento de la opresión del tono muscular, migraña, problemas en el habla, desvanecimiento, temblor
  • doble visión, problemas en los ojos
  • problemas de oído
  • tos, fiebre del heno
  • problemas anales o del recto, estreñimiento, dientes con caries, indigestión, dificultad para tragar, incontinencia intestinal, vómitos.
  • resultados anormales de las pruebas de la función hepática
  • cardenales, sudoración excesiva, picor, alteraciones en la piel, urticaria
  • dolor en el cuello
  • necesidad de vaciar rápidamente su vejiga, orinar frecuentemente, incapacidad para vaciar adecuadamente su vejiga
  • resfriado, hinchazón de la cara, pérdida de tejido bajo la piel en el lugar de la inyección, reacción local, hinchazón periférica por acumulación de líquidos, fiebre.

Poco frecuentes: pueden afectar hasta 1de cada 100 personas

  • abscesos, inflamación de la piel y del tejido blando inferior, forúnculos, herpes, inflamación de los riñones
  • cáncer de piel
  • aumento de la cantidad de glóbulos blancos, disminución de la cantidad de glóbulos blancos, agrandamiento del bazo, disminución de la cantidad de de plaquetas, cambio en la forma de los glóbulos blancos
  • agrandamiento del tiroides o hiperactividad del tiroides
  • baja tolerancia al alcohol, gota, aumento de los niveles de grasas en la sangre, aumento del sodio en sangre, disminución de la ferritina en sangre.
  • sueños extraños, confusión, estado eufórico, ver, oír, oler, tocar o sentir cosas que no están ahí (alucinaciones), agresividad, estado anormalmente feliz, trastornos de personalidad, intento de suicidio
  • entumecimiento de las manos y dolor (síndrome del túnel carpiano), trastornos mentales, crisis (convulsión), problemas para escribir y leer, trastornos musculares, problemas con el movimiento, espasmos musculares, inflamación de los nervios, conexión anormal nervio-muscular que produce una función muscular anormal, movimiento rápido e involuntario de los globos oculares, parálisis, pie caído (parálisis del nervio peroneo), estado de inconsciencia (estupor), manchas visuales ciegas
  • cataratas, lesiones oculares en la córnea, sequedad ocular, sangrado en el ojo, párpado caído, dilatación de la pupila, desgaste del nervio óptico que produce problemas visuales.
  • latidos cardiacos de más, latidos cardiacos lentos, episodios de latidos cardiacos rápidos
  • varices
  • paradas periódicas de la respiración, sangrado de la nariz, respiración anormalmente rápida o profunda (hiperventilación), sensación de estrechamiento de la garganta, problemas en los pulmones, incapacidad para respirar por estrechamiento de la garganta (sensación de asfixia)
  • inflamación del intestino delgado, pólipos en el colon, inflamación del intestino, eructos, úlcera en la garganta, inflamación de las encías, sangrado rectal, agrandamiento de las glándulas salivares
  • cálculos biliares, agrandamiento del hígado
  • hinchazón de la piel y tejidos blandos, sarpullido en la piel por contacto, bultos en la piel enrojecidos dolorosos, bultos en la piel
  • hinchazón, inflamación y dolor de las articulaciones (artritis o artrosis), inflamación y dolor de las bolsas de liquido que cubren las articulaciones (existentes en algunas de las articulaciones), dolor en el costado, disminución de la masa muscular
  • sangre en la orina, piedras en los riñones, problemas en el sistema urinario, anomalías en la orina
  • aborto
  • hinchazón de los pechos, dificultad para la erección, caída o desplazamiento de los órganos pélvicos (prolapso pélvico), erecciones mantenidas, alteraciones de la próstata, prueba de papanicolau con resultados anormales (frotis anormal de cérvix), alteraciones en los testículos, sangrado vaginal, trastorno vaginal.
  • quiste, resaca, temperatura corporal más baja de lo normal (hipotermia), inflamación no específica, destrucción de tejidos en el lugar de la inyección, problemas en las membranas mucosas
  • alteraciones tras la vacunación

Comunicación de efectos adversos 

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano Website:https:// www.notificaram.es. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar má información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de Copaxone 40 mg/ml

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta y la caja (CAD o EXP). La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

Copaxone solución inyectable en jeringa precargada se puede conservar hasta un mes fuera de nevera entre 15ºC y 25ºC. Solo puede hacer esto una vez. Si después de este periodo de un mes las jeringas precargadas de Copaxone no han sido utilizadas y se encuentran todavía en su envase original, se deben volver a conservar en nevera.

No congelar.

Las jeringas precargadas se deben conservar en su envase original, protegidas de la luz.

Deseche cualquier jeringa que contenga partículas.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE  de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Copaxone

  • El principio activo es acetato de glatiramero. 1 ml de la solución para inyección (el contenido de 1 jeringa precargada) contiene 40 mg de acetato de glatiramero, equivalente a 36 mg de glatiramero.
  • Los demás componentes son manitol y agua para inyectables.

Aspecto del producto y contenido del envase

Copaxone solución inyectable en jeringa precargada es una solución estéril, clara, sin partículas visibles.

Cada jeringa precargada está acondicionada individualmente en un envase blister de PVC.

Copaxone está disponible en envases que contienen 3 ó 12 jeringas precargadas de 1 ml de solución inyectable o un multienvase de 36 jeringas precargadas compuesto de 3 envases, conteniendo cada uno 12 jeringas precargadas de 1 ml de solución inyectable.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

 

LEMTRADA 12mg concentrado para solucion para perfusion

Resultado de imagen de lemtrada

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

LEMTRADA 12 mg concentrado para solución para perfusión

 

 

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada vial contiene 12 mg de alemtuzumab en 1,2 ml (10 mg/ml).

Alemtuzumab es un anticuerpo monoclonal que se produce mediante tecnología de ADN recombinante en un cultivo en suspensión de células de mamíferos (ovario de hámster chino) en un medio nutriente.

Excipientes con efecto conocido

Este medicamento contiene potasio, menos de 1 mmol de potasio (39 mg) por perfusión; esto es, esencialmente “exento de potasio”.

Este medicamento contiene menos de 1 mmol de sodio (23 mg) por perfusión; esto es, esencialmente “exento de sodio”.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

 

3. FORMA FARMACÉUTICA

Concentrado para solución para perfusión (concentrado estéril).

Concentrado transparente, de incoloro a ligeramente amarillento con pH 7,0 – 7,4.

 

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

LEMTRADA está indicado en pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR) con enfermedad activa definida por manifestaciones clínicas o detectadas por resonancia magnética (ver sección 4.4 y 5.1).

4.2. Posología y forma de administración

El tratamiento con LEMTRADA debe ser iniciado y supervisado por un neurólogo con experiencia en el tratamiento de pacientes con esclerosis múltiple (EM). Se debe disponer de los especialistas y los equipos necesarios para el diagnóstico y la gestión puntual de las reacciones adversas más frecuentes, especialmente las infecciones y las enfermedades autoinmunes.

Debe haber recursos disponibles para tratar los casos de hipersensibilidad y/o reacciones anafilácticas.

A los pacientes tratados con LEMTRADA se les debe suministrar la Tarjeta de Paciente y la Guía para el Paciente, así como informarles acerca de los riesgos de LEMTRADA (ver también Prospecto).

Posología

La dosis recomendada de alemtuzumab es de 12 mg/día, administrados por perfusión intravenosa en 2 ciclos de tratamiento inicial, con hasta 2 ciclos adicionales de tratamiento, si fuera necesario.

Tratamiento inicial de 2 ciclos:

  • Primer ciclo de tratamiento: 12 mg/día durante 5 días consecutivos (dosis total de 60 mg)
  • Segundo ciclo de tratamiento: 12 mg/día durante 3 días consecutivos (dosis total de 36 mg) administrados 12 meses después del primer ciclo de tratamiento.

Se pueden considerar hasta dos ciclos adicionales de tratamiento, si fuera necesario (ver sección 5.1):

  • Tercer o cuarto ciclo: 12 mg/día en 3 días consecutivos (dosis total 36 mg) administrados al menos 12 meses después del ciclo de tratamiento anterior en pacientes con EM con enfermedad activa definida por manifestaciones clínicas o detectadas por resonancia magnética (ver sección 5.1).

Las dosis que no se administren no deben administrarse el mismo día que una dosis programada.

Seguimiento de los pacientes

Se recomienda una terapia de 2 ciclos de tratamiento inicial con hasta 2 ciclos adicionales de tratamiento si fuera necesario (ver posología) con un seguimiento de seguridad de los pacientes desdeel inicio del primer ciclo de tratamiento hasta 48 meses después de la última perfusión del segundo ciclo de tratamiento. Si se administrara un tercer o cuarto ciclo adicional, continúe con el seguimiento de seguridad hasta 48 meses después de la última perfusión (ver sección 4.4).

Tratamiento previo

Los pacientes se deben tratar inmediatamente antes de la administración de LEMTRADA con corticoesteroides, en cada uno de los 3 primeros días de cualquier ciclo de tratamiento. En los ensayos clínicos, los pacientes fueron tratados previamente con 1.000 mg de metilprednisolona durante los 3 primeros días de cada ciclo de tratamiento con LEMTRADA.

Se puede considerar el tratamiento previo con antihistamínicos y/o antipiréticos antes de la administración de LEMTRADA.

Debe administrarse profilaxis oral para la infección por herpes a todos los pacientes desde el primer día de cada ciclo de tratamiento hasta, como mínimo, 1 mes después del tratamiento con LEMTRADA (ver también ‘Infecciones’ en la sección 4.4). En los ensayos clínicos, se administró a los pacientes aciclovir 200 mg dos veces al día o equivalente.

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada

Los ensayos clínicos no incluyeron pacientes con edades superiores a 61 años. No se ha determinado si responden de forma diferente a los pacientes de menor edad.

Pacientes con insuficiencia hepática o renal

No se ha realizado ningún estudio en pacientes que padezcan insuficiencia hepática o renal.

Población pediátrica

No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de LEMTRADA en niños con EM de 0 a 18 años de edad. No existe una recomendación de uso específica para alemtuzumab en niños de 0 a menos de 10 años para el tratamiento de la esclerosis múltiple. No se dispone de datos.

Forma de administración

LEMTRADA se debe diluir antes de la perfusión. La solución diluida se debe administrar por perfusión intravenosa durante un periodo de unas 4 horas.

Para consultar las instrucciones de dilución del medicamento antes de la administración, ver sección 6.6.

 

4.3. Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

Infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Pacientes con infección activa grave hasta su resolución.

 

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

No se recomienda el uso de LEMTRADA en pacientes con formas no activas de la enfermedad o en aquellos que estén estables con su tratamiento actual.

A los pacientes tratados con LEMTRADA se les debe suministrar el prospecto, la Tarjeta de Paciente y la Guía para el Paciente. Antes del tratamiento se debe informar al paciente de los riesgos y los beneficios, así como de la necesidad de comprometerse a un seguimiento desde el inicio del tratamiento de LEMTRADA hasta pasados  48 meses de la administración del segundo ciclo de tratamiento. Si se administrara un ciclo adicional, se debe continuar con el seguimiento hasta 48 meses después de la última perfusión.

Autoinmunidad

El tratamiento puede dar lugar a la formación de autoanticuerpos y aumentar el riesgo de enfermedades de origen autoinmune incluyendo: púrpura trombocitopénica inmune (PTI), trastornos de tiroides o, raramente, nefropatías (por ejemplo, enfermedad por anticuerpos anti-membrana basal glomerular), y hepatitis autoinmune (HAI). Se debe tener cuidado en pacientes con enfermedades autoinmunes previas distintas de la EM, aunque los datos disponibles sugieren que no se produce un empeoramiento de las enfermedades autoinmunes preexistentes tras el tratamiento con LEMTRADA.

Púrpura trombocitopénica inmune (PTI)

Se han observado casos graves de PTI en 12  pacientes (1%) tratados en ensayos clínicos controlados en EM (correspondiente a una tasa anualizada de 4,7 acontecimientos/1.000 pacientes año). Se han observado 12 acontecimientos graves adicionales de PTI a lo largo de un seguimiento medio de 6,1 años (máximo 12 años) correspondiente con una tasa anualizada acumulada de 2,8 acontecimientos/ 1.000 pacientes año. Un paciente desarrolló PTI que no se detectó antes de la implementación de los requisitos de controles sanguíneos mensuales y falleció de hemorragia intracerebral. En el 79,5% de los casos, la aparición de PTI ocurrió dentro de los 4 años de la primera administración. Sin embargo, en algunos casos la PTI se desarrolló años después. Los síntomas de PTI pueden incluir (pero sin limitarse a) tendencia a la formación de hematomas, petequias, sangrado mucocutáneao espontáneo (por ejemplo, epistaxis, hemoptisis), sangrado menstrual irregular o más abundante de lo normal. La hemoptisis puede ser también indicativa de enfermedad anti-MBG (ver a continuación) y se debe realizar un diagnóstico diferencial adecuado. Recuerde al paciente que debe estar alerta ante cualquier síntoma que pueda experimentar y que debe buscar consejo médico en caso de duda.

Antes de iniciar el tratamiento se deben realizar recuentos sanguíneos completos con fórmula leucocitaria completa y a partir de entonces a intervalos mensuales hasta 48 meses después de la última perfusión. Después de este periodo, las pruebas se deben realizar en base a los hallazgos clínicos sugestivos de PTI. Si se sospecha de PTI, se debe realizar un recuento sanguíneo completo de forma inmediata.

Si se confirma la aparición de PTI, se debe iniciar rápidamente una intervención médica adecuada, que incluya la consulta inmediata a un especialista. Los datos de los ensayos clínicos de EM han mostrado que el cumplimiento de los requisitos de monitorización hematológica y la información sobre los signos y síntomas de la PTI han llevado a la detección y el tratamiento tempranos de la PTI, consiguiendo que la mayoría de los casos respondan al tratamiento médico de primera línea.

Se desconoce el riesgo potencial asociado a la reinstauración del tratamiento con LEMTRADA después de la aparición de PTI.

Nefropatías

Se observaron nefropatías, incluida enfermedad por anticuerpos anti-membrana basal glomerular (anti-MBG), en 6 pacientes (0,4%) en los ensayos clínicos en EM a lo largo de un seguimiento medio de 6,1 años (máximo 12 años) y, normalmente, ocurrieron en los 39 meses siguientes a la última administración de LEMTRADA. En los ensayos clínicos, hubo dos casos de enfermedad anti-MBG. Ambos casos fueron graves, se identificaron pronto en los controles clínicos y de laboratorio y respondieron bien al tratamiento.

Las manifestaciones clínicas de nefropatía pueden incluir una elevación de la creatinina en suero, hematuria y/o proteinuria. Aunque no se observó en los ensayos clínicos, se puede producir hemorragia alveolar con la enfermedad anti-MBG. La hemoptisis puede ser también indicativa de PTI (ver anteriormente) y se debe realizar un diagnóstico diferencial adecuado. Se debe recordar al paciente que debe estar alerta ante cualquier síntoma que pueda experimentar y que busque ayuda médica en caso de duda. La enfermedad anti-MBG puede provocar fallo renal con necesidad de diálisis y/o trasplante si no se trata rápidamente y puede ser una amenaza para la vida si no se trata.

Antes de iniciar el tratamiento se deben obtener niveles de creatina en suero y, a partir de entonces, a intervalos mensuales hasta 48 meses después de la última perfusión. Se deben realizar analíticas de orina con microscopía antes del inicio y a intervalos mensuales a partir de entonces hasta 48 meses después de la última perfusión. La observación de cambios clínicamente significativos respecto al nivel basal en la creatinina en suero, hematuria sin explicación y/o proteinuria requieren evaluación adicional para detectar nefropatías, incluyendo la consulta inmediata a un especialista. La detección y el tratamiento tempranos de las nefropatías pueden reducir el riesgo de resultados desfavorables. Después de este periodo, las pruebas se deben realizar en base a los hallazgos clínicos sugestivos de nefropatías.

Se desconoce el riesgo potencial asociado a la reinstauración del tratamiento con LEMTRADA después de la aparición de nefropatías.

Trastornos de tiroides

Se observaron trastornos endocrinos tiroideos, incluidos trastornos autoinmunes de tiroides en un 36,8% de los pacientes tratados con LEMTRADA 12 mg en los ensayos clínicos en EM con una mediana de seguimiento de 6,1 años (máximo 12 años) desde la primera administración de LEMTRADA. La incidencia de acontecimientos tiroideos fue superior en los pacientes con antecedentes de trastornos de tiroides tanto en los grupos de tratamiento con LEMTRADA como con interferón beta 1a (IFNB-1a). En pacientes con trastorno de tiroides en curso, LEMTRADA solo se debe administrar si los posibles beneficios justifican los posibles riesgos. Los trastornos autoinmunes de tiroides observados incluyeron hipertiroidismo o hipotiroidismo. La mayoría de los acontecimientos fueron de intensidad leve a moderada. Ocurrieron acontecimientos endocrinos graves en el 4,4% de los pacientes, con enfermedad de Basedow (también conocida como enfermedad de Graves), el hipertiroidismo, el hipotiroidismo, la tiroiditis autoinmune, y bocio ocurrieron en más de 1 paciente. La mayoría de los acontecimientos tiroideos fueron tratados con tratamiento médico convencional, aunque algunos pacientes requirieron intervención quirúrgica. En los ensayos clínicos, se permitió que los pacientes que habían desarrollado acontecimientos tiroideos volvieran a recibir tratamiento con LEMTRADA. Aunque la experiencia es limitada, en general los pacientes que volvieron a recibir tratamiento no experimentaron un empeoramiento de la intensidad de los trastornos de tiroides. Se debe valorar de forma individual la repetición del tratamiento con LEMTRADA teniendo en cuenta la condición clínica de cada paciente.

Se deben realizar pruebas de función tiroidea, como los niveles de hormona estimulante del tiroides, antes de iniciar el tratamiento y cada 3 meses a partir de entonces hasta 48 meses después de la última perfusión. Después de este periodo, las pruebas se deben realizar basadas en los hallazgos clínicos que sugieran una disfunción del tiroides.

La enfermedad tiroidea supone un riesgo especial en el caso de mujeres embarazadas (ver sección 4.6).

En los ensayos clínicos, el 74% de los pacientes con anticuerpos contra la peroxidasa tiroidea (anti-TPO) positivos al inicio desarrollaron un acontecimiento relacionado con el tiroides comparado con el 38% de los pacientes con un estado inicial negativo. La amplia mayoría (aproximadamente el 80%) de los pacientes que presentaron un acontecimiento relacionado con el tiroides tras el tratamiento habían dado negativo en anticuerpos anti-TPO al inicio. Así, independientemente del estado de los anticuerpos anti-TPO en el tratamiento previo, los pacientes pueden desarrollar un acontecimiento adverso relacionado con el tiroides y se deben realizar todas las pruebas – analíticas de forma periódica tal y como se ha descrito con anterioridad.

Citopenias

De forma poco frecuente, se han notificado citopenias autoinmunes como neutropenia, anemia hemolítica y pancitopenia en ensayos clínicos en EM. Los resultados de los recuentos sanguíneos completos (ver anteriormente en PTI) se deben utilizar para detectar las citopenias. Si se confirma la aparición de una citopenia, se debe iniciar rápidamente una intervención médica adecuada, incluyendo la consulta a un especialista.

Hepatitis autoinmune (HAI) y daño hepático

Se ha notificado en pacientes tratados con LEMTRADA casos de daño hepático incluyendo elevaciones de transaminasas séricas y hepatitis autoinmune (incluyendo casos mortales). Se debe evaluar la función hepática antes y durante el tratamiento. Se debe informar a los pacientes acerca del riesgo de daño hepático y síntomas relacionados. En el caso de estos síntomas, el tratamiento solo se debe volver a administrar después de una cuidadosa valoración.

Reacciones asociadas a la perfusión (RAP)

En los ensayos clínicos, las reacciones asociadas a la perfusión (RAP) se definieron como cualquier acontecimiento adverso ocurrido durante o en las 24 horas siguientes a la perfusión de LEMTRADA. La mayoría se podían deber a la liberación de citoquinas durante la perfusión. La mayoría de los pacientes tratados con LEMTRADA en ensayos clínicos en EM experimentaron RAP leves a moderadas durante y/o hasta 24 horas después de la administración deLEMTRADA 12 mg. La incidencia de RAP fue mayor en el ciclo 1 que en los ciclos posteriores. A lo largo de todos los seguimientos disponibles, incluyendo pacientes que recibieron ciclos de tratamiento adicionales, las RAP más frecuentes incluyeron cefalea, erupción, pirexia, náuseas, urticaria, prurito, insomnio, escalofríos, rubefacción, fatiga, disnea, disgeusia, malestar torácico, erupción generalizada, taquicardia, bradicardia, dispepsia, mareo y dolor. En el 3% de los pacientes se produjeron reacciones graves que e incluyeron casos de cefalea, pirexia, urticaria, taquicardia, fibrilación auricular, náuseas, malestar torácico e hipotensión. Pueden aparecer manifestaciones clínicas de anafilaxis similares a las manifestaciones clínicas de las reacciones asociadas a la perfusión, pero tendrán tendencia a ser más graves o potencialmente una amenaza para la vida. Las reacciones atribuidas a anafilaxis se han notificado raramente, en contraste con las reacciones asociadas con la perfusión.

Se recomienda tratar previamente a los pacientes para mejorar los efectos de las reacciones a la perfusión (ver sección 4.2).

La mayoría de los pacientes de los ensayos clínicos recibieron antihistamínicos y/o antipiréticos antes de, al menos, una perfusión de LEMTRADA. Los pacientes pueden sufrir RAP a pesar del tratamiento previo. Se recomienda observar si hay reacciones durante la perfusión de LEMTRADA y hasta 2 horas después de ésta. Si se produjera una RAP, proporcione el tratamiento sintomático adecuado según sea necesario. Si la perfusión no fuera bien tolerada, su duración se podría extender. En caso de reacciones graves a la perfusión, se debe considerar la interrupción inmediata de la perfusión intravenosa. En los ensayos clínicos, fueron muy raras las reacciones graves o de anafilaxia que necesitaron la interrupción del tratamiento.

Los médicos deben conocer los antecedentes cardiacos del paciente ya que las reacciones asociadas a la perfusión pueden incluir síntomas cardiacos como taquicardia.

Debe haber recursos disponibles para tratar las reacciones graves o de anafilaxia.

Otras reacciones graves asociadas en el tiempo con la perfusión de LEMTRADA

Durante el uso en la poscomercialización, se han notificado casos de hemorragia alveolar pulmonar, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular (incluidos accidente cerebrovascular isquémico y hemorrágico) y disección arterial cérvico cerebral (p. ej. vertebral, carotidea). Las reacciones pueden ocurrir después de cualquier dosis durante el ciclo de tratamiento. En la mayoría de los casos, el tiempo de inicio estuvo dentro de los días 1 a 3 de la perfusión de LEMTRADA. Se debe informar a los pacientes acerca de los signos y síntomas, y se les debe aconsejar que busquen inmediatamente atención médica si presentan cualquiera de estos síntomas.

Se debe controlar los signos vitales, incluyendo medidas de presión sanguínea, antes y periódicamente durante la perfusión de LEMTRADA. Si se observan cambios clínicamente significativos en las funciones vitales, se debe considerar la interrupción de la perfusión y un control adicional, incluido ECG.

Linfohistiocitosis hemofagocítica (LHH)

Durante el uso en la poscomercialización, se ha notificado LHH en pacientes tratados con LEMTRADA. La LHH es un síndrome potencialmente mortal de activación inmune patológica caracterizada por signos y síntomas clínicos de inflamación sistémica extrema. Se asocia con tasas altas de mortalidad si no se reconoce de forma temprana y se trata. Se ha notificado que los síntomas ocurren en el periodo desde los  primeros meses hasta los cuatro años después del inicio del tratamiento. Se debe evaluar de inmediato a los pacientes que desarrollen manifestaciones tempranas de activación inmune patológica, y se debe considerar un diagnóstico de LHH.

Infecciones

Se produjeron infecciones en el 71% de los pacientes tratados con LEMTRADA 12 mg comparado con el 53% de los pacientes tratados con interferón beta-1a [IFNB 1a] (44 mcg 3 veces a la semana) en ensayos clínicos controlados en EM de hasta 2 años de duración, y fueron de manera predominante de intensidad leve a moderada. Las infecciones que se dieron con más frecuencia en los pacientes tratados con LEMTRADA que en los pacientes con IFNB 1a incluyeron nasofaringitis, infección del tracto urinario, infección del tracto respiratorio superior, sinusitis, herpes oral, gripe y bronquitis. Se produjeron infecciones graves en el 2,7% de los pacientes tratados con LEMTRADA comparado con el 1% de los pacientes tratados con IFNB-1a en ensayos clínicos controlados en EM. Las infecciones graves del grupo de LEMTRADA incluyeron: apendicitis, gastroenteritis, neumonía, herpes zóster e infección dental. Las infecciones tuvieron, en general, una duración típica y se resolvieron con tratamiento médico convencional.

La tasa anualizada acumulada para las infecciones fue 0,99 a lo largo de una mediana de seguimiento de 6,1 años (máximo 12 años) desde la primera exposición a LEMTRADA, cuando se compara con el 1,27 en ensayos clínicos controlados.

Se produjeron infecciones graves de varicela zóster, incluyendo varicela primaria y reactivación de varicela zóster, con más frecuencia en pacientes tratados con LEMTRADA 12 mg (0,4%) en los ensayos clínicos en comparación con los pacientes tratados con IFNB-1a (0%). También se ha notificado infección cervical por virus del papiloma humano (VPH), incluyendo displasia cervical y verrugas anogenitales, en pacientes tratadas con LEMTRADA 12 mg (2%). Se recomienda realizar pruebas anuales de detección del VPH a las pacientes.

Se han notificado infecciones por citomegalovirus (CMV), incluidos casos de reactivación del CMV, en pacientes tratados con LEMTRADA. La mayoría de los casos se produjeron en los 2 meses siguientes a la administración de alemtuzumab. Antes del inicio del tratamiento, se podría considerar la evaluación del estado serológico inmunológico de acuerdo a las directrices locales.

Se han notificado casos de tuberculosis en pacientes tratados con LEMTRADA e IFNB-1a en los ensayos clínicos controlados. Se han notificado casos de tuberculosis activa, incluyendo algunos casos de tuberculosis diseminada, y latente en el 0,3% de los pacientes tratados con LEMTRADA, con más frecuencia en las regiones endémicas. Antes de iniciar el tratamiento, es necesario evaluar a todos los pacientes para detectar una posible infección activa o inactiva (“latente”) por tuberculosis, según la normativa local.

Se han notificado casos de listeriosis/Listeria meningitis en pacientes tratados con LEMTRADA, generalmente en el mes de perfusión de LEMTRADA. Para reducir el riesgo de infección, los pacientes que estén recibiendo LEMTRADA deben evitar la ingestión de carnes crudas o poco hechas, quesos frescos y productos lácteos no pasteurizados dos semanas antes, durante y al menos un mes después de la perfusión de LEMTRADA.

Se produjeron infecciones superficiales por hongos, especialmente candidiasis oral y vaginal, de forma más frecuente en los pacientes tratados con LEMTRADA (12%) que en los pacientes tratados con IFNB‑1a (3%) en los ensayos clínicos controlados en EM.

Se ha notificado neumonitis en pacientes que han recibido perfusiones de LEMTRADA. La mayor parte de los casos sucedieron en el primer mes después del tratamiento con LEMTRADA. Se debe advertir a los pacientes que notifiquen los síntomas de neumonitis, que pueden incluir dificultad respiratoria, tos, sibilancias, dolor u opresión de pecho y hemoptisis.

En pacientes con infección activa grave, se debe retrasar el inicio de tratamiento con LEMTRADA hasta su resolución. Se debe instruir a los pacientes que reciban LEMTRADA para que notifiquen al médico los síntomas de infecciones.

Se debe iniciar la profilaxis con un agente oral contra el herpes desde el primer día de tratamiento con LEMTRADA y hasta, como mínimo, 1 mes después de cada ciclo de tratamiento. En los ensayos clínicos se administró a los pacientes aciclovir 200 mg dos veces al día o equivalente.

LEMTRADA no se ha administrado para el tratamiento de la EM de forma simultánea o después de tratamientos inmunosupresores o antineoplásicos. Al igual que con otros tratamientos inmunomoduladores, se deben tener en cuenta los posibles efectos combinados sobre el sistema inmunológico del paciente al considerar la administración de LEMTRADA. El uso simultáneo de LEMTRADA con alguno de estos tratamientos podría aumentar el riesgo de inmunosupresión.

No hay datos disponibles sobre la relación de LEMTRADA con la reactivación del virus de la hepatitis B (VHB) o el virus de la hepatitis C (VHC) ya que los pacientes con infecciones crónicas o activas fueron excluidos de los ensayos clínicos. Se debe considerar el cribado de pacientes con riesgo alto de infección por VHB y/o VHC antes de iniciar el tratamiento con LEMTRADA y se debe tener precaución a la hora de prescribir LEMTRADA a pacientes identificados como portadores de VHB y/o VHC ya que estos pacientes podrían estar en riesgo de daño hepático irreversible por la posible reactivación del virus como consecuencia de su estado preexistente.

Colecistitis acalculosa aguda

LEMTRADA puede aumentar el riesgo de colecistitis acalculosa aguda. En estudios clínicos controlados, el 0,2% de los pacientes con EM tratados con LEMTRADA desarrollaron colecistitis acalculosa aguda, en comparación con el 0% de los pacientes tratados con INFB-1a. Durante el uso post-comercialización, se han notificado casos adicionales de colecistitis acalculosa aguda en pacientes tratados con LEMTRADA. El tiempo hasta la aparición de los síntomas varió de menos de 24 horas a 2 meses después de la perfusión de LEMTRADA. La mayoría de los pacientes fueron tratados de forma conservadora con antibióticos recuperándose sin intervención quirúrgica, mientras que otros se sometieron a colecistectomía. Los síntomas de la colecistitis acalculosa aguda incluyen dolor abdominal, sensibilidad abdominal, fiebre, náuseas y vómitos. La colecistitis acalculosa aguda es una condición que puede estar asociada con tasas altas de morbilidad y mortalidad si no se diagnostica y se trata de forma temprana. Si se sospecha colecistitis acalculosa aguda, se debe evaluar y tratar de forma temprana.

Malignidad

Al igual que con otros tratamientos inmunomoduladores, se debe tener precaución al iniciar el tratamiento con LEMTRADA en pacientes con enfermedad maligna preexistente y/o en desarrollo. Actualmente se desconoce si LEMTRADA confiere un mayor riesgo de desarrollar tumores malignos de tiroides, ya que la autoinmunidad del tiroides en sí misma puede ser un factor de riesgo para los tumores malignos de tiroides.

Anticoncepción

Se observaron transferencia placentaria y posible actividad farmacológica de LEMTRADA en ratones durante la gestación y tras el parto. Las mujeres en edad fértil deben utilizar métodos anticonceptivos eficaces durante el tratamiento y hasta 4 meses después de un ciclo de tratamiento con LEMTRADA (ver sección 4.6).

Vacunas

Se recomienda que los pacientes hayan completado los requisitos locales de inmunización al menos 6 semanas antes del tratamiento con LEMTRADA. No se ha estudiado la capacidad de las vacunas de generar respuesta inmune tras el tratamiento con LEMTRADA.

No se ha estudiado formalmente la seguridad de la inmunización con vacunas víricas basadas en virus vivos tras un ciclo de tratamiento con LEMTRADA en los ensayos clínicos controlados en EM y no se deben administrar a pacientes con EM que hayan recibido recientemente un ciclo de tratamiento con LEMTRADA.

Vacunación y pruebas de detección de anticuerpos del virus de la varicela zóster

Al igual que con cualquier medicamento modulador del sistema inmune, antes de iniciar un ciclo de tratamiento con LEMTRADA, los pacientes sin antecedentes de varicela o que no estén vacunados contra el virus de la varicela zóster (VVZ) se deben realizar pruebas de detección de anticuerpos del VVZ. Se debe considerar la vacunación contra el VVZ en los pacientes con anticuerpos negativos antes de iniciar el tratamiento con LEMTRADA. Para permitir el efecto total de la vacunación contra VVZ, posponga el tratamiento con LEMTRADA hasta 6 semanas después de la vacunación.

Pruebas de laboratorio recomendadas para monitorizar a los pacientes

Se deben realizar pruebas de laboratorio a intervalos periódicos hasta los 48 meses siguientes al último ciclo de tratamiento con LEMTRADA para controlar que no haya síntomas tempranos de enfermedad autoinmune:

  • Recuento sanguíneo completo con fórmula leucocitaria completa (antes de iniciar el tratamiento y a intervalos mensuales a partir de entonces)
  • Niveles de creatinina en suero (antes de iniciar el tratamiento y a intervalos mensuales a partir de entonces)
  • Analítica de orina con microscopía (antes de iniciar el tratamiento y a intervalos mensuales a partir de entonces)
  • Una prueba de función tiroidea, como nivel de hormona estimulante del tiroides (antes de iniciar el tratamiento y cada 3 meses a partir de entonces)

Después de este periodo, cualquier hallazgo clínico que sugiera una nefropatía o una disfunción del tiroides requerirá pruebas adicionales.

Información del uso de alemtuzumab antes de la autorización de comercialización de LEMTRADA fuera de los estudios patrocinados por la compañía

Las siguientes reacciones adversas se identificaron antes del registro de LEMTRADA, durante el uso de alemtuzumab para el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica de células B (LLC-B), así como para el tratamiento de otros trastornos, normalmente a dosis mayores y más frecuentes (por ejemplo, 30 mg) que las recomendadas en el tratamiento de la EM. Dado que estas reacciones fueron notificadas de manera voluntaria por una población de tamaño desconocido, no siempre es posible calcular de forma fiable su frecuencia o establecer una relación causal con la exposición a alemtuzumab.

Enfermedad autoinmune

Los acontecimientos autoinmunes que se han notificado en pacientes tratados con alemtuzumab incluyeron neutropenia, anemia hemolítica (incluyendo un caso mortal), hemofilia adquirida, enfermedad anti-MBG y enfermedad tiroidea. Se han notificado fenómenos autoinmunes graves y, en ocasiones mortales, incluyendo anemia hemolítica autoinmune, trombocitopenia autoinmune, anemia aplásica, síndrome de Guillain-Barré y polirradiculoneuropatía crónica inflamatoria desmielinizante, en pacientes sin EM tratados con alemtuzumab para otras patologías. Se ha notificado una prueba de Coombs positiva en un paciente oncológico tratado con alemtuzumab. Se ha notificado un acontecimiento mortal de enfermedad de injerto contra huésped asociada a transfusión en un paciente oncológico tratado con alemtuzumab.

Reacciones asociadas a la perfusión

Se han observado RAP graves, y en ocasiones mortales, incluyendo broncoespasmo, hipoxia, síncope, infiltrados pulmonares, síndrome de sufrimiento respiratorio agudo, parada respiratoria, infarto de miocardio, arritmias, insuficiencia cardiaca aguda y parada cardiaca en pacientes sin EM tratados con alemtuzumab con dosis mayores y más frecuentes que las utilizadas para EM. También se ha notificado anafilaxia severa y otras reacciones de hipersensibilidad, incluyendo shock anafiláctico y angioedema.

Infecciones e infestaciones

Se han notificado infecciones graves, y en ocasiones mortales, por virus, bacterias, protozoos y hongos, incluyendo las debidas a infecciones latentes o reactivadas, en pacientes sin EM tratados con alemtuzumab para otras patologías con dosis mayores y más frecuentes que las utilizadas para EM. Se han notificado casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) en pacientes con LLC-B con o sin tratamiento con alemtuzumab. La frecuencia de LMP en pacientes con LLC-B tratados con alemtuzumab no es mayor que la frecuencia habitual.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Se han notificado reacciones de sangrado intenso en pacientes sin EM.

Trastornos cardiacos

Se han notificado casos de insuficiencia cardiaca congestiva, cardiomiopatía y fracción de eyección reducida en pacientes sin EM tratados con alemtuzumab para otras patologías y tratados previamente con agentes potencialmente cardiotóxicos.

Trastornos linfoproliferativos asociados a virus de Epstein-Barr

Se han observado trastornos linfoproliferativos asociados a virus de Epstein-Barr fuera de los estudios patrocinados por la compañía.

Lemtrada contiene sodio y potasio

Este medicamento contiene potasio, menos de 1 mmol de potasio (39 mg) por perfusión; esto es, esencialmente “exento de potasio”.

Este medicamento contiene menos de 1 mmol de sodio (23 mg) por perfusión; esto es, esencialmente “exento de sodio”.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

No se han realizado estudios formales de interacción medicamentosa con LEMTRADA utilizando la dosis recomendada en pacientes con EM. En un ensayo clínico controlado con pacientes con EM tratados recientemente con interferón beta y acetato de glatirámero fue necesario interrumpir el tratamiento 28 días antes de iniciar el tratamiento con LEMTRADA.

4.6. Fertilidad, embarazo y lactancia

Mujeres en edad fértil

Las concentraciones en suero fueron bajas o indetectables dentro de los 30 días,  después de cada ciclo de tratamiento, aproximadamente. Por tanto, las mujeres en edad fértil deben utilizar métodos anticonceptivos efectivos cuando reciban un ciclo de tratamiento con LEMTRADA y hasta 4 meses después de cada ciclo de tratamiento.

Embarazo

Hay datos limitados relativos al uso de alemtuzumab en mujeres embarazadas. Sólo se debe administrar LEMTRADA durante el embarazo si los posibles beneficios justifican los riesgos potenciales para el feto.

Se sabe que la IgG humana traspasa la barrera placentaria; alemtuzumab podría traspasar también la barrera placentaria y, por tanto, suponer un riesgo para el feto. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad en la reproducción (ver sección 5.3). Se desconoce si alemtuzumab puede causar daños fetales si se administra a mujeres embarazadas o si puede afectar a la capacidad reproductora.

Las enfermedades de tiroides (ver sección 4.4 Trastornos de tiroides) suponen un riesgo especial para las mujeres embarazadas. Si no se trata el hipotiroidismo durante el embarazo, aumenta el riesgo de aborto espontáneo y de que el feto resulte afectado con problemas como retraso mental y enanismo. En madres con la enfermedad de Graves, los anticuerpos receptores de la hormona estimulante del tiroides se pueden transmitir al feto en desarrollo y causar una enfermedad de Graves neonatal transitoria.

Lactancia

Se detectó alemtuzumab en la leche y en las crías de ratones en periodo de lactancia.

Se desconoce si alemtuzumab se excreta a la leche humana. No se puede excluir el riesgo para recién nacidos/niños lactantes. Por tanto, la lactancia materna debe interrumpirse durante cada ciclo de tratamiento con LEMTRADA y durante 4 meses después de la última perfusión de cada ciclo de tratamiento. No obstante, las ventajas de la inmunidad que confiere la leche materna pueden superar los riesgos de una posible exposición del recién nacido/niño lactante a alemtuzumab.

Fertilidad

No existen datos clínicos adecuados sobre seguridad sobre el efecto de LEMTRADA en la fertilidad. En un subestudio con 13 pacientes varones tratados con LEMTRADA (en tratamiento con 12 mg o 24 mg), no hubo evidencia de aspermia, azoospermia, recuento de espermatozoides sistemáticamente reducido, trastornos de la movilidad o un aumento de anormalidades morfológicas del esperma.

Se sabe que el CD52 está presente en los tejidos reproductivos humanos y de roedores. Los datos sobre animales han mostrado efectos en la fertilidad de ratones humanizados (ver sección 5.3), no obstante se desconoce si existe un posible impacto en la fertilidad humana durante el periodo de exposición, según los datos disponibles.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La influencia de LEMTRADA sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas es pequeña.

La mayoría de pacientes experimentan RAP que se producen durante o en las 24 horas siguientes al tratamiento con LEMTRADA. Algunas RAP (por ejemplo, mareo) podrían afectar de forma temporal a la capacidad del paciente para conducir y utilizar máquinas y se debe tener precaución hasta que se resuelvan.

 

4.8. Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad en estudios clínicos

Un total de 1486 pacientes tratados con Lemtrada (12 mg o 24 mg) constituyó la población de estudio de seguridad con una mediana de seguimiento de 6.1 años (máximo 12 años), con un resultado de seguimiento de seguridad de 8.635 pacientes-años

Las reacciones adversas más importantes son autoinmunidad (PTI, trastornos de tiroides, nefropatías, citopenias), RAP e infecciones. Se describen en la sección 4.4.

Las reacciones adversas más frecuentes con LEMTRADA (en ≥20% de los pacientes) fueron erupción, cefalea, pirexia e infecciones del tracto respiratorio.

Tabla de reacciones adversas

La tabla siguiente se basa en los datos de seguridad acumulados en todos los pacientes tratados con 12 mg de LEMTRADA durante todo el seguimiento disponible en los ensayos clínicos. Las reacciones adversas se clasifican por grupo sistémico y según el término preferido del diccionario MedDRA. Las frecuencias se definen según la siguiente convención: muy frecuentes (≥1/10), frecuentes (≥1/100 a <1/10), poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100), raras (≥1/10.000 a <1/1.000), muy raras (<1/10.000), frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles). Dentro de cada grupo de frecuencia, las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad.

 

Tabla 1: Reacciones adversas en el estudio 1, 2, 3 y 4 observadas en los pacientes tratados con LEMTRADA 12mg y en la vigilancia post-comercialización

Sistema de Clasificación de Órganos Muy frecuentes Frecuentes Poco frecuentes Raras Frecuencia no conocida
Infecciones e infestaciones Infección del tracto respiratorio superior, infección del tracto urinario, infección por virus herpes1 Infecciones por herpes zoster2, infecciones del tracto respiratorio inferior, gastroenteritis, candidiasis oral, candidiasis vulvovaginal, gripe, infección de oído, neumonía, infección vaginal, infección dental Onicomicosis,  gingivitis, infección cutánea fúngica, amigdalitis, sinusitis aguda,  celulitis,  neumonitis, tuberculosis,  infección por citomegalovirus Listeriosis/Listeria meningitis
Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incl. quistes y pólipos) Papiloma de piel
Trastornos de la sangre y del sistema linfático Linfopenia, leucopenia, incluyendo neutropenia Linfadenopatía, púrpura trombocitopénica inmune, trombocitopenia,  anemia, hematocrito disminuido, leucocitosis Pancitopenia, anemia hemolítica Linfohistiocitosis hemofagocítica
Trastornos del sistema inmunológico Síndrome de liberación de citoquinas*, hipersensibilidad incluyendo anafilaxis*
Trastornos endocrinos Enfermedad de Basedow, hipertiroidismo, hipotiroidismo Tiroiditis autoinmune incluyendo tiroiditis subaguda, bocio, anticuerpos antitiroideos positivos
Trastornos del metabolismo y de la nutrición Apetito disminuido
Trastornos psiquiátricos Insomnio*, ansiedad, depresión
Trastornos del sistema nervioso Cefalea* Recaída de EM, mareo*, hipoestesia, parestesia, temblor, disgeusia*, migraña* Alteración sensitiva, hiperestesia, cefalea tensional Accidente cerebrovascular (incluyendo accidente cerebrovascular hemorrágico e isquémico)**, disección arterial cérvico cerebral**
Trastornos oculares Conjuntivitis, oftalmopatía endocrina, visión borrosa Diplopia
Trastornos del oído y del laberinto Vértigo Dolor de oído
Trastornos cardiacos Taquicardia* Bradicardia*, palpitaciones* Fibrilación auricular* Infarto de miocardio **
Trastornos vasculares Rubefacción* Hipotensión*, hipertensión*
Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos Disnea*, tos, epistaxis, hipo, dolor orofaríngeo, asma Opresión en la garganta*, irritación de garganta Hemorragia alveolar pulmonar**
Trastornos gastrointestinales Náusea* Dolor abdominal, vómitos, diarrea, dispepsia*, estomatitis Estreñimiento, enfermedad por reflujo gastroesofágico, hemorragia gingival, sequedad de boca, disfagia, trastornos gastrointestinales, hematoquecia
Trastornos hepatobiliares Aspartato aminotransferasa aumentada, aumento de alanina aminotransferasa Colecistitis incluyendo colecistitis acalculosa y colecistitis acalculosa aguda
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo Urticaria*, erupción*, prurito*,  erupción generalizada* Eritema*, equimosis, alopecia, hiperhidrosis, acné, lesiones en la piel, dermatitis Ampollas, sudores nocturnos,  hinchazón de la cara, eczema
Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

 

Mialgia, debilidad muscular, artralgia, dolor de espalda, dolor en una extremidad, espasmos musculares, cervicalgia, dolor musculoesquelético Rigidez musculoesquelética, malestar en las extremidades
Trastornos renales y urinarios Proteinuria, hematuria Nefrolitiasis, cetonuria, nefropatías incluyendo enfermedad anti-MBG
Trastornos del aparato reproductor y de la mama Menorragia, menstruación irregular Displasia cervical, amenorrea
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración Pirexia*, fatiga*, escalofríos* Malestar torácico*, dolor*, edema periférico, astenia, enfermedad de tipo gripal, malestar general, dolor en el lugar de perfusión
Exploraciones complementarias Creatinina en sangre aumentada Disminución de peso, aumento de peso, recuento de glóbulos rojos disminuido, test positivo a bacterias, aumento de la glucosa en sangre, aumento del volumen medio celular
Lesiones traumáticas, intoxicaciones y complicaciones de procedimientos terapéuticos Contusión, reacción relacionada con la perfusión

1 Las infecciones por Herpes virus incluye: herpes oral, herpes simplex, herpes genital, infección por virus herpes, herpes simplex genital, dermatitis herpética, herpes simplex oftálmico, serología de herpes simplex positiva.

2 Las infecciones por Herpes zoster incluye: herpes zoster, herpes zoster cutáneo diseminado, herpes zoster oftálmico, herpes oftálmico, infección neurológica por herpes zoster, meningitis por herpes zoster.

Descripción de reacciones adversas seleccionadas

Los términos marcados con un asterisco (*) en la Tabla 1 incluyen reacciones adversas notificadas como Reacciones Asociadas a la Perfusión.

Los términos marcados con dos asteriscos (**) en la Tabla 1 incluyen las reacciones adversas observadas en el uso poscomercialización que se produjeron en la mayoría de los casos con un tiempo de inicio dentro de los días 1-3 de la perfusión de LEMTRADA, después de cualquiera de las dosis durante el ciclo de tratamiento.

Neutropenia

Se han notificado casos de neutropenia grave (incluyendo muerte) en los 2 meses posteriores a la perfusión de LEMTRADA.

Perfil de seguridad en el seguimiento a largo plazo

Los tipos de reacciones adversas, incluyendo gravedad e intensidad, observadas en los grupos de tratamiento con LEMTRADA a lo largo del seguimiento disponible, incluidos pacientes que recibieron ciclos de tratamientos adicionales, fueron similares a las de los estudios con control activo. La incidencia de RAP fue más alta en el ciclo 1 que en los ciclos posteriores.

En pacientes procedentes de estudios clínicos controlados que continuaron y que no recibieron LEMTRADA de forma adicional después de los 2 ciclos de tratamiento iniciales, la tasa (acontecimientos por persona-año) de la mayor parte de las reacciones adversas fue comparable a, o reducida en, 3-6 años comparado con los años 1 y 2. La tasa de reacciones adversas de tiroides más alta fue en el año 3, y a partir de entonces descendió.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación  incluido en el ApéndiceV.

4.9. Sobredosis

En los ensayos clínicos controlados, dos pacientes con EM recibieron de forma accidental hasta 60 mg de LEMTRADA (es decir la dosis total para el ciclo inicial de tratamiento) en una sola perfusión y experimentaron reacciones graves (cefalea, erupción, además de hipotensión o taquicardia sinusal). Las dosis de LEMTRADA superiores a las probadas en los estudios clínicos pueden aumentar la intensidad y/o duración de las reacciones adversas asociadas a la perfusión o sus efectos inmunes.

No se conoce un antídoto para la sobredosis de alemtuzumab. El tratamiento consiste en interrumpir la administración del medicamento y proporcionar tratamiento de apoyo.

 

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1. Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Inmunosupresores, Inmunosupresor selectivo, código ATC: L04AA34.

Mecanismo de acción

Alemtuzumab es un anticuerpo monoclonal humanizado derivado de ADN recombinante dirigido contra la glicoproteína de superficie celular CD 52 de 21-28 kD. Alemtuzumab es un anticuerpo IgG1 kappa con regiones constantes y marco de variable humana y regiones complementarias-determinantes de un anticuerpo monoclonal murino (rata). El anticuerpo tiene un peso molecular aproximado de 150 kD.

Alemtuzumab se une al CD52, un antígeno de superficie celular presente en grandes cantidades en los linfocitos T (CD3+) y B (CD19+) y, en menores cantidades, en los linfocitos citolíticos naturales (natural killer), monocitos y macrófagos. El antígeno CD52 se expresa poco o nada en los neutrófilos, células plasmáticas o células madre de la médula ósea. Alemtuzumab actúa a través de la citolisis celular dependiente de anticuerpos y la lisis mediada por el complemento tras la unión de la superficie celular con los linfocitos T y B.

No se ha elucidado por completo el mecanismo por el cual LEMTRADA ejerce sus efectos terapéuticos en la EM. No obstante, las investigaciones sugieren efectos inmunomoduladores a través de la depleción y repoblación de linfocitos, incluyendo:
– Alteraciones en el número, las proporciones y las propiedades de algunos grupos de linfocitos tras el tratamiento

– Aumento de la representación de grupos de linfocitos T reguladores

– Aumento de la representación de linfocitos T y B de memoria

– Efectos transitorios en la inmunidad innata de los componentes (es decir, neutrófilos, macrófagos y linfocitos citolíticos naturales (natural killer)

La reducción en el nivel de células B y T circulantes por LEMTRADA y posterior repoblación podría reducir la posibilidad de recaídas que, finalmente, retrasan la evolución de la enfermedad.

Efectos farmacodinámicos

LEMTRADA reduce los linfocitos T y B circulantes tras cada ciclo de tratamiento y los valores más bajos se observan 1 mes después del ciclo de tratamiento (el momento más temprano tras el tratamiento en estudios de fase 3). Los linfocitos se reponen con el tiempo, la recuperación total de las células B se completa en 6 meses. Los recuentos de linfocitos CD3+ y CD4+ aumentan hacia la normalidad más lentamente, pero en general no vuelven a los niveles iniciales 12 meses después del tratamiento. En aproximadamente el 40% de los pacientes, los recuentos de linfocitos totales alcanzan el límite normal más bajo (LNB) 6 meses después de cada ciclo de tratamiento y aproximadamente el 80% de los pacientes alcanzan el LNB de linfocitos 12 meses después de cada ciclo de tratamiento.

Los neutrófilos, monocitos, eosinófilos, basófilos y linfocitos citolíticos naturales (natural killer) solo se ven afectados por LEMTRADA de forma transitoria.

Eficacia clínica y seguridad

La seguridad y eficacia de alemtuzumab en EM se evaluaron en 3 ensayos clínicos comparativos directos, aleatorizados, ciegos para el evaluador y en 1 estudio de extensión no controlado ciego para el evaluador, en pacientes con EMRR.

El diseño/demografía para los estudios 1, 2, 3 y 4 se muestra en la Tabla 2.

 

Tabla 2: Diseño del estudio y datos iniciales para los estudios 1, 2, 3 y 4
Estudio 1 Estudio 2 Estudio 3
Nombre del estudio CAMMS323
(CARE-MS I)
CAMMS32400507
(CARE-MS II)
CAMMS223
Diseño del estudio Ciego para el evaluador, aleatorizado, controlado Dosis ciega y ciego para el evaluador, aleatorizado, controlado Ciego para el evaluador, aleatorizado, controlado
Historial de la enfermedad Pacientes con EM activa, definida como al menos 2 recaídas en los 2 años anteriores. Pacientes con EM activa, definido como al menos 2 recaídas en los 2 años anteriores, y 1 o más lesiones realizas contrastadas
Duración 2 años 3 años‡
Población del estudio Pacientes no tratados previamente Pacientes con respuesta inadecuada al tratamiento anterior* Pacientes no tratados previamente
Datos iniciales
Media de edad (años) 33 35 32
Duración media/mediana de la enfermedad 2/1,6 años 4,5/3,8 años 1,5/1,3 años
Duración media del tratamiento de EM anterior (≥1 fármaco utilizado) Ninguno 36 meses Ninguno
% que han recibido ≥2 tratamientos de EM anteriores No procede 28% No procede
Valor medio de EDSS al inicio 2,0 2,7 1,9
Estudio 4
Nombre del estudio CAMMS03409
Diseño del estudio Estudio de extensión no controlado ciego para el evaluador
Población del estudio Pacientes que participaron en el CAMMS223, CAMMS323, o CAMMS32400507

(ver características de los datos iniciales citados anteriormente)

Duración de la extensión 4 años

*              Definido como pacientes que hayan experimentado al menos 1 recaída durante el tratamiento con interferón beta o acetato de glatirámero tras haber estado en tratamiento con el medicamento durante, al menos, 6 meses.

‡              El estudio de la variable primaria fue registrado a los 3 años. El seguimiento adicional aportó datos a lo largo de una mediana de 4,8 años (máximo 6,7).

 

Los resultados de los Estudios 1 y 2 se muestran en la Tabla 3.

 

Tabla 3: Criterios clínicos y de RMN de los estudios 1 y 2
Estudio 1 Estudio 2
Nombre del estudio CAMMS323
(CARE-MS I)
CAMMS32400507
(CARE-MS II)
Criterios clínicos LEMTRADA 12mg
(N=376)
SC IFNB-1a
(N=187)
LEMTRADA12 mg
(N=426)
SC IFNB-1a
(N=202)
Índice de recaídas1

Índice anualizado de recaídas (ARR)

(95% CI)

 

0,18

(0,13, 0,23)

 

0,39

(0,29, 0,53)

0,26(0,21, 0,33) 0,52(0,41, 0,66)
              Cociente de tasas (95% CI)
Reducción del riesgo
0,45 (0,32, 0,63)
54,9
(p<0,0001)
0,51 (0,39, 0,65)
49,4
(p<0,0001)
Discapacidad1
Empeoramiento confirmado de la discapacidad [CDW]2
Pacientes con CDW en 6 meses               (95% CI)
8,0%
(5,7, 11,2)
11,1%
(7,3, 16,7)
12,7%
(9,9, 16,3)
21,1%
(15,9, 27,7)
              Cociente de riesgo (95% CI) 0,70 (0,40, 1,23)
(p=0,22)
0,58 (0,38, 0,87)
(p=0,0084)
Pacientes sin recaídas en el Año 2
(95% CI)
77,6%
(72,9, 81,6)
(p<0,0001)
58,7%
(51,1, 65,5)
65,4%
(60,6, 69,7)
(p<0,0001)
46,7%
(39,5, 53,5)
Cambio respecto al valor inicial en EDSS en el Año 23 (95% CI) -0,14 (-0,25, -0,02)
(p=0,42)
-0,14 (-0,29, 0,01)  

-0,17 (-0,29, -0,05)
(p<0,0001)

 

0,24 (0,07, 0,41)

Criterios de RMN (0-2 años)
Cambio medio % en el volumen de la lesión RMN-T2 -9,3 (-19,6, -0,2)
(p=0,31)
-6,5 (-20,7, 2,5) -1,3
(p=0,14)
-1,2
Pacientes con lesiones T2 nuevas o más grandes a lo largo del Año 2 48,5%
(p=0,035)
57,6% 46,2%
(p<0,0001)
67,9%
Pacientes con lesiones realzadas con gadolinio a lo largo del Año 2 15,4%
(p=0,001)
27,0% 18,5%
(p<0,0001)
34,2%
Pacientes con lesiones T1 hipointensas a lo largo del Año 2 24,0%
(p=0,055)
31,4% 19,9%
(p<0,0001)
38,0%
Cambio medio % en la fracción parenquimal del cerebro -0,867
(p<0,0001)
-1,488 -0,615
(p=0,012)
-0,810
  1. Variables principales: ARR y CDW. Se declaraba que el estudio había tenido éxito si se cumplía al menos uno de las dos variables principales.
  2. CDW se definió como un incremento de, al menos, 1 punto en la Escala Expandida del Estado de Discapacidad (EDSS, por sus siglas en inglés) a partir de un valor inicial de EDSS ≥ 1,0 (1,5 puntos de aumento para pacientes con valor inicial de EDSS de 0) que se mantuvo durante 6 meses.
  3. Estimado utilizando un modelo mixto de medidas repetidas.

 

 

En línea con el efecto en el índice de recaídas, los análisis complementarios del Estudio 1 (CAMMS323) mostraron que LEMTRADA 12 mg/día produjo un número significativamente menor de pacientes tratados con LEMTRADA que sufrieran recaídas graves (61% reducción, p=0,0056) y un número significativamente menor de recaídas que requirieran tratamiento con esteroides (58% reducción, p<0,0001) en comparación con IFNB-1a.Gravedad de la recaída

Los análisis complementarios del Estudio 2 (CAMMS32400507) mostraron que LEMTRADA 12 mg/día produjo un número significativamente menor de pacientes tratados con LEMTRADA que sufrieran recaídas graves (48% reducción, p=0,01216) y un número significativamente menor de recaídas que requirieran tratamiento con esteroides (56% reducción, p<0,0001) u hospitalización (55 % reducción, p=0,0045) en comparación con IFNB-1a.

Mejora confirmada de la discapacidad (CDI)

El tiempo transcurrido hasta el inicio de la CDI se definió como un descenso de, al menos, un punto en la escala expandida de estado de discapacidad (EDSS) a partir de un valor inicial de EDSS ≥ 2 que se mantuvo durante 6 meses. CDI es la medida de la mejora mantenida de la discapacidad. El 29% de los pacientes tratados con LEMTRADA alcanzaron la CDI en el estudio 2, mientras que solo el 13% de los pacientes tratados con IFNB-1a subcutáneo la alcanzaron. La diferencia era estadísticamente significativa (p=0,0002).

El Estudio 3 (fase 2 estudio CAMMS223) evaluó la seguridad y la eficacia de LEMTRADA en pacientes con EMRR a lo largo de 3 años. Los pacientes tenían una EDSS entre 0‑3,0, al menos 2 episodios clínicos de EM en los 2 años anteriores y ≥1 lesión realzada con gadolinio al inicio del estudio. Los pacientes no habían recibido tratamiento anterior para la EM. Los pacientes fueron tratados con LEMTRADA 12 mg/día (N=108) o 24 mg/día (N=108) administrado una vez al día durante 5 días en el mes 0 y durante 3 días en el mes 12 o con IFNB-1a subcutáneo 44 µg (N=107) administrado 3 veces a la semana durante 3 años. Cuarenta y seis pacientes recibieron un tercer ciclo de tratamiento con LEMTRADA 12 mg/día o 24/mg día durante 3 días en el mes 24.

A los 3 años, LEMTRADA redujo el riesgo de CDW de 6 meses en un 76% (cociente de riesgo 0,24 [95% CI: 0,110, 0,545], p<0,0006) y redujo el ARR un 67% (cociente de tasas 0,33 [95% CI: 0,196, 0,552], p<0,0001)en comparación con IFNB‑1a subcutáneo. LEMTRADA 12 mg/día produjo unos valores de EDSS significativamente menores (mejora comparada con los datos iniciales) a lo largo de 2 años de seguimiento, en comparación con IFNB-1a (p<0,0001).

Datos de eficacia a largo plazo

El Estudio 4 fue un estudio fase 3, multicentrico, abierto, ciego para el evaluador, de extensión de eficacia y seguridad  de pacientes con EMRRque participaron en el estudio 1, 2 o 3 (antes Estudios fase 2 y 3) para evaluar la eficacia y seguridad a largo plazo de LEMTRADA. El estudio aporta eficacia y seguridad a lo largo de una mediana de 6 años desde la entrada en los estudios 1 y 2. Los pacientes en el estudio de extensión (Estudio 4) fueron elegibles para recibir ciclo(s) de tratamiento adicional(es), según necesidades, con LEMTRADA tras la reanudación documentada de la actividad de la enfermedad definida como la ocurrencia de ≥ 1 recaída de EM y/o ≥ 2 nuevas o más grandes lesiones cerebrales o lesiones espinales, detectadas en imagen por resonancia magnética (RM). Ciclos adicionales de tratamiento con LEMTRADA se administraron con 12 mg/día durante 3 días consecutivos (dosis total de 36 mg) al menos 12 meses después del ciclo de tratamiento anterior.

El 91,8% de los pacientes tratados con LEMTRADA 12 mg en los Estudios 1 y 2 entraron en el Estudio 4. El 82,7% de estos completaron el estudio. Aproximadamente la mitad (51,2%) de los pacientes tratados inicialmente con LEMTRADA 12 mg/día en los Estudio 1 o 2 y que fueron reclutados en el Estudio 4, recibieron solamente los 2 ciclos iniciales de LEMTRADA y ningún otro tratamiento modificador de la enfermedad durante los 6 años de seguimiento.

El 46,6% de los pacientes inicialmente tratados con LEMTRADA 12 mg/día en los Estudio 1 o 2 recibieron ciclos adicionales tras la evidencia documentada de actividad de la EM (brote y/o RMN) y la decisión del médico para volver a tratar. Ninguna característica a la entrada del estudio identificó a los pacientes que más tarde recibirían uno o más ciclos adicionales.

Durante 6 años desde el tratamiento inicial con LEMTRADA, los pacientes que continuaron en seguimiento mostraron tasas de recaída de EM, formación de lesiones cerebrales en RMN, y pérdida de volumen cerebral consistente con los efectos del tratamiento con LEMTRADA durante los Estudios 1 y 2 así como valores predominantemente estables o mejores de discapacidad . Incluyendo el seguimiento en el Estudio 4, los pacientes inicialmente tratados con LEMTRADA en los Estudios 1 y 2, respectivamente, la ARRs fue de 0,17 y 0,23, el CDW fue observado en el 22,3% y 29,7%, mientras que el 32,7% y el 42,5% alcanzaron la CDI. En cada año del Estudio 4, los pacientes de ambos estudios continuaron mostrando un riesgo bajo de formación de nuevas lesiones en T2 (de 27,4% a 33,2%) o lesiones realzadas con gadolinio (de 9,4% a 13,5%), y el cambio medio porcentual anual en la fracción parenquimal cerebral varió de 0,19 a -0,09%.

Entre los pacientes que recibieron uno o dos ciclos adicionales de tratamiento con LEMTRADA, se observaron mejoras en la tasa de recaída, actividad RMN y valores medios de discapacidad después de un primer o segundo retratamiento con LEMTRADA (ciclos 3 y 4) cuando se comparó con los resultados del año precedente. Para estos pacientes, la ARR disminuyó del 0,79 en el año anterior al ciclo 3 a 0,18 en el año posterior, y el EDSS medio osciló del 2,89 al 2,69. El porcentaje de pacientes con lesiones nuevas o más grandes en T2 disminuyó del 50,8% el año anterior al ciclo 3 al 35,9% el año posterior, y las lesiones realzadas con gadolinio del 32,2% al 11,9%. Se observaron mejoras similares en ARR, EDSS medio, T2 y lesiones realzadas con gadolinio después del ciclo 4 comparado con el año anterior. Estas mejoras se mantuvieron posteriormente, pero no se pueden formular conclusiones firmes con respecto a la eficacia a largo plazo (por ej. 3 y 4 años después de los ciclos adicionales de tratamiento) porque muchos pacientes completaron el estudio antes de alcanzar estos límites de tiempo.

No se han establecido los beneficios y riesgos de 5 o más ciclos de tratamiento.

Inmunogenicidad

Al igual que con todas las proteínas terapéuticas, hay posibilidad de inmunogenicidad. Los datos reflejan el porcentaje de pacientes cuyos resultados se consideraron positivos para anticuerpos de alemtuzumab mediante una prueba de inmunoadsorción enzimática (ELISA) y confirmados por un ensayo de unión competitiva. Las muestras positivas se volvieron a evaluar para buscar evidencia de inhibición invitro mediante un ensayo de citometría de flujo. Se tomaron muestras de suero a los pacientes de los ensayos clínicos de EM 1, 3 y 12 meses después de cada ciclo de tratamiento para determinar si había anticuerpos anti-alemtuzumab. Aproximadamente el 85% de los pacientes que recibieron LEMTRADA dieron positivo en las pruebas de anticuerpos anti-alemtuzumab durante el estudio y el 90% de estos pacientes dieron positivo también en las pruebas de anticuerpos que inhiben la fijación de alemtuzumab in vitro. Los pacientes que desarrollaron anticuerpos anti-alemtuzumab lo hicieron a los 15 meses de la exposición inicial. Durante 2 ciclos de tratamiento, no hay relación entre la presencia de anticuerpos anti-alemtuzumab o anticuerpos anti-alemtuzumab inhibidores y una reducción de la eficacia, un cambio en la farmacodinámica, o la aparición de reacciones adversas, incluyendo las reacciones asociadas a la perfusión. Los valores altos de anticuerpos anti-alemtuzumab observados en algunos pacientes se asociaron con la depleción incompleta de linfocitos después de un tercer o cuarto ciclo de tratamiento, pero no hubo un impacto claro de los anticuerpos anti-alemtuzumab en la eficacia clínica o perfil de seguridad de LEMTRADA.

La incidencia de anticuerpos depende en gran parte de la sensibilidad y la especificidad del ensayo. Además, la incidencia observada de positivos para anticuerpos (incluyendo anticuerpos inhibidores) en un ensayo puede verse influida por varios factores como la metodología del ensayo, la manipulación de las muestras, el horario de manipulación de las muestras, medicamentos utilizados de forma simultánea y enfermedades subyacentes. Por estos motivos, la comparación de la incidencia de anticuerpos de LEMTRADA con la incidencia de anticuerpos de otros productos puede ser engañosa.

Población pediátrica.

La Agencia Europea de Medicamentos ha eximido al titular de la obligación de presentar los resultados de los ensayos realizados con alemtuzumab en niños de 0 a menos de 10 años en tratamiento por esclerosis múltiple (ver sección 4.2 para consultar la información sobre el uso en la población pediátrica).

La Agencia Europea de Medicamentos ha concedido al titular un aplazamiento para presentar los resultados de los ensayos realizados con LEMTRADA en uno o más grupos de la población pediátrica con EMRR (ver sección 4.2 para consultar la información sobre el uso en la población pediátrica).

 

5.2. Propiedades farmacocinéticas

La farmacocinética de alemtuzumab se evaluó en un total de 216 pacientes con EMRR que recibieron perfusiones intravenosas de 12 mg/días o 24 mg/día en 5 días consecutivos, seguidos de 3 días consecutivos 12 meses después del ciclo de tratamiento inicial. Las concentraciones en suero aumentaron con cada dosis consecutiva en los ciclos de tratamiento. Las mayores concentraciones se observaron tras la última perfusión de un ciclo. La administración de 12 mg/día provocó una Cmáx media de 3014 ng/ml el día 5 del ciclo de tratamiento inicial y de 2276 ng/ml el día 3 del segundo ciclo de tratamiento. La vida media de las partículas alfa se aproximó a 4-5 días y fue comparable entre ciclos de tratamiento produciendo concentraciones bajas o indetectables en suero a los 30 días, aproximadamente, de cada ciclo de tratamiento.

Alemtuzumab es una proteína cuya ruta metabólica se espera que sea la degradación en pequeños péptidos y aminoácidos individuales por parte de enzimas proteolíticas ampliamente distribuidas. No se han realizado estudios clásicos de biotransformación.

No se pueden sacar conclusiones a partir de los datos disponibles sobre el efecto de la raza y el sexo en la farmacocinética de alemtuzumab. La farmacocinética de alemtuzumab en EMRR no se ha estudiado en pacientes de más de 55 años.

 

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad

Carcinogénesis y mutagénesis

No se han realizado estudios para valorar el potencial carcinogénico o mutagénico de alemtuzumab.

Fertilidad y reproducción

El tratamiento con alemtuzumab intravenoso en dosis de hasta 10 mg/kg/día, administrado durante 5 días consecutivos (AUC de 7,1 veces la exposición humana en la dosis diaria recomendada) no tuvo efecto en la fertilidad ni la función reproductora en ratones transgénicos macho huCD52. El número de espermatozoides normales se vio significativamente reducido (<10%) en relación con los controles y que el porcentaje de espermatozoides anormales (cabezas separadas o sin cabeza) aumentó significativamente (hasta el 3%). No obstante, estos cambios no afectaron a la fertilidad y fueron, por tanto, considerados como no adversos.

En ratones hembra con dosis de alemtuzumab intravenoso de hasta 10 mg/kg/día IV (AUC de 4,7 veces la exposición humana en la dosis diaria recomendada) durante 5 días consecutivos antes de su apareamiento con ratones salvajes macho, el promedio de cuerpos lúteos y lugares de implantación por ratón se redujo significativamente en comparación con los animales tratados con vehículo. Se observó una reducción de la ganancia de peso gestacional en relación con los controles con vehículos en ratones hembra embarazadas con dosis de 10 mg/kg/día.

En un estudio de toxicidad para la reproducción en ratones hembra embarazadas expuestas a dosis intravenosas de alemtuzumabde hasta 10 mg/kg/día (AUC 2,4 veces la exposición humana a la dosis recomendada de 12 mg/día) durante 5 días consecutivos durante la gestación, los resultados mostraron un aumento significativo en el número de madres con todos los embriones muertos o reabsorbidos, junto con una reducción simultánea del número de madres con fetos viables. No se observaron variaciones o malformaciones externas, de tejidos blandos o esqueléticos con dosis de hasta 10 mg/kg/día.

Se observaron transferencia placentaria y posible actividad farmacológica de alemtuzumab en ratones durante la gestación y tras el parto. En los estudios con ratones, se observaron alteraciones en los recuentos de linfocitos en crías expuestas a alemtuzumab durante la gestación con dosis de hasta 3 mg/kg/día durante 5 días consecutivos (AUC de 0,6 veces la exposición humana en la dosis recomendada de 12 mg/día). El desarrollo cognitivo, físico y sexual de las crías expuestas a alemtuzumab durante la lactancia no se vio afectado con dosis de hasta 10 mg/kg/día.

 

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1. Lista de excipientes

Fosfato disódico dihidratado (E339)

Edetato disódico

Cloruro de potasio (E508)

Dihidrógeno fosfato de potasio (E340)

Polisorbato 80 (E433)

Cloruro de sodio

Agua para preparaciones inyectables

 

6.2. Incompatibilidades

En ausencia de estudios de compatibilidad, este medicamento no debe mezclarse con otros, excepto con los mencionados en la sección 6.6.

6.3. Periodo de validez

Concentrado

3 años

Solución diluida

Se ha demostrado la estabilidad química y física en uso durante 8 horas a 2?C – 8?C.

Desde el punto de vista microbiológico, se recomienda utilizar el producto inmediatamente. Si no se utiliza inmediatamente, las condiciones y los tiempos de conservación empleados antes de su uso son responsabilidad del usuario y no deben superar las 8 horas a 2?C – 8?C, protegido de la luz.

 

6.4. Precauciones especiales de conservación

Concentrado.

Conservar en nevera (entre 2?C y 8?C).

No congelar.

Conservar el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Para las condiciones de conservación tras la dilución del medicamento, ver sección 6.3.

 

6.5. Naturaleza y contenido del envase

LEMTRADA se suministra en un vial de vidrio transparente de 2 ml con un tapón de goma de butilo y un sello de aluminio con cápsula de cierre de plástico fácil de abrir.

Tamaño de envase: caja de cartón con 1 vial.

 

6.6. Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

El contenido del vial se debe examinar visualmente antes de cada administración para descartar la existencia de partículas o decoloración. Si el concentrado contiene partículas o presenta decoloración, no se debe utilizar.

No agitar los viales antes de utilizarlos.

Para administración intravenosa, extraer 1,2 ml de LEMTRADA del vial en una jeringa mediante una técnica aséptica. Inyectar en 100 ml de una solución para perfusión de 9 mg/ml (0,9%) de cloruro de sodio o una solución para perfusión de glucosa (5%). Este medicamento no se debe diluir con otros disolventes.La bolsa se debe invertir suavemente para mezclar la solución.

Se debe tener cuidado para garantizar la esterilidad de la solución preparada. Se recomienda administrar el producto diluido de forma inmediata. Cada vial está destinado a un solo uso.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él se realizará de acuerdo con la normativa local.

 

ALEMTUZUMAB (LEMTRADA®): RESTRICCIONES DE USO PROVISIONALES POR MOTIVOS DE SEGURIDAD

Fecha de publicación: 12 de abril de 2019

Categoría: MEDICAMENTOS DE USO HUMANO, SEGURIDAD
Referencia: MUH (FV), 6/2019

Debido a la aparición de casos graves de reacciones adversas cardiovasculares y de mecanismo inmunológico relacionadas con el uso de alemtuzumab (Lemtrada®), se ha iniciado una revisión del balance beneficio-riesgo en sus indicaciones autorizadas.

Como medida temporal mientras se realiza esta revisión, se ha restringido la indicación de alemtuzumab y se recomienda a los profesionales sanitarios la monitorización antes y durante la perfusión del medicamento, así como durante todo el tratamiento.

Alemtuzumab (Lemtrada®) es un anticuerpo monoclonal autorizado desde 2013, para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR) con enfermedad activa definida por manifestaciones clínicas o detectadas por resonancia magnética .

Recientemente, en la revisión periódica de los datos de seguridad de alemtuzumab, se han identificado casos de reacciones adversas graves de tipo cardiovascular y otras mediadas inmunológicamente, algunos de ellos mortales.

La gravedad de los casos identificados ha motivado el inicio de una revisión detallada de la información disponible a nivel europeo, con el fin de determinar si es necesario modificar las condiciones en las que este medicamento está autorizado (procedimiento de arbitraje europeo).

Mientras esta revisión se lleva a cabo, se han adoptado medidas provisionales restringiendo la indicación autorizada para tratamientos que se inicien a partir de ahora a:

“Pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente recurrente con enfermedad muy activa a pesar de haber recibido, al menos, dos tratamientos modificadores de la enfermedad (TME) o para los que el tratamiento con cualquier otro TME esté contraindicado o no sea adecuado”.

Para los pacientes actualmente en tratamiento con alemtuzumab, se recomienda la monitorización de las constantes vitales antes y durante la perfusión intravenosa del medicamento. En caso de observarse cambios clínicamente significativos en las mismas, es necesario suspender la perfusión y vigilar al paciente. Además, debe evaluarse la función hepática antes y durante el tratamiento con alemtuzumab; en el caso de aparición de síntomas clínicos o valores analíticos alterados, solo se debe readministrar el medicamento tras una cuidadosa valoración.

Los pacientes que durante el tratamiento desarrollen signos relacionados con la activación inmunológica deben ser evaluados inmediatamente y descartar la posible aparición de linfohistiocitosis hemofagocítica.

Los casos identificados están relacionados con las siguientes reacciones adversas:

  • Condiciones de tipo inmunológico: daño hepático incluyendo elevación de transaminasas y hepatitis autoinmune, en algunos casos con desenlace mortal, así como linfohistiocitosis hemofagocítica. Esta última puede aparecer desde unos meses hasta cuatro años después del inicio del tratamiento con alemtuzumab.
  • Reacciones adversas cardiovasculares con una relación temporal estrecha con la perfusión de alemtuzumab (entre 1 y 3 dias tras la misma): casos de hemorragia pulmonar alveolar, infarto de miocardio, ictus (isquémico y hemorrágico), disección arterial cervicocefálica.

La AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:

  • En el caso de nuevos tratamientos con alemtuzumab, seguir estrictamente la indicación ahora restringida indicada anteriormente.
  • En los pacientes en tratamiento:(Ver HOJA DE CHECKLIST)
    • Monitorizar las constantes vitales antes y durante la perfusión de alemtuzumab. En el caso de aparición de cambios clínicamente significativos, suspender la perfusión.
    • Monitorizar la función hepática durante el tratamiento. En caso de aparición de sintomatología o valores analíticos alterados, valorar cuidadosamente la readministración del medicamento.
    • Evaluar con urgencia a los pacientes que desarrollen sintomatología que pudiera estar relaciona con linfohistiocitosis hemofagocítica.
  • Informar a los pacientes tratados con alemtuzumab sobre los signos y síntomas de daño hepático, enfermedad cardiovascular o linfohistiocitosis hemofagocítica para que en caso de su aparición busquen atención médica inmediata.

Esta nueva información de seguridad se incorporará próximamente a la ficha técnica y el prospecto de Lemtrada.

La AEMPS comunicará a los profesionales sanitarios las conclusiones de la revisión en marcha o cualquier nueva información relevante relacionada con este asunto.

Finalmente se recuerda la importancia de notificar todas las sospechas de reacciones adversas a través del formulario electrónico disponible en www.notificaRAM.es o de cualquier otro medio puesto a disposición por los centros autonómicos de farmacovigilancia.

Es muy importante que los pacientes:
> Cumplan periódicamente con las analíticas previstas.
> Identifiquen y notifiquen síntomas a tiempo.
> Reciban, en caso necesario, un tratamiento rápido y apropiado.

Resumen de la monitorización de alemtuzumab
Enfermedades autoinmunes Prueba analítica Antes del tratamiento Cada mes Cada 3 meses Continuar durante 48 meses

Enfermedades autoinmunes
El tratamiento con alemtuzumab puede dar lugar a la formación de autoanticuerpos y
aumentar el riesgo de enfermedades de origen autoinmune, incluyendo:
> Trastornos de tiroides.
> Púrpura trombocitopénica inmune (PTI).
> Nefropatías, incluida la enfermedad por anticuerpos anti-membrana basal
glomerular (anti-MBG).
Estos acontecimientos pueden ser graves y pueden aparecer muchos años después
del tratamiento.
Es importante monitorizar los valores de las pruebas de laboratorio y estar atentos
ante la aparición de signos y síntomas.
Trastornos de tiroides
Durante los ensayos clínicos, se notificaron trastornos tiroideos autoinmunes
incluyendo hipertiroidismo e hipotiroidismo. Los trastornos tiroideos fueron muy
frecuentes en los ensayos clínicos, la mayoría fueron de intensidad leve a moderada
y se produjeron durante los 48 meses posteriores a la exposición a alemtuzumab.
Algunos casos fueron transitorios y no necesitaron tratamiento. La mayoría fueron
tratados con tratamiento médico convencional, aunque algunos pacientes requirieron
intervención quirúrgica.
Es importante hacer saber al paciente que, dependiendo de la afección tiroidea, puede
necesitar un tratamiento para toda la vida.
Monitorización:
> Pruebas de función tiroidea, como los niveles de TSH:
• Antes de iniciar el tratamiento.
• Trimestralmente durante los 48 meses posteriores a la última perfusión.
• Si el valor de TSH es anómalo, se deberán medir las concentraciones de T3 y T4 libres.
> Esté atento a la presencia de signos y síntomas de trastornos de tiroides.
La enfermedad tiroidea supone riesgos especiales en mujeres que se quedan
embarazadas. Las enfermedades tiroideas no tratadas pueden provocar abortos
o daños en el feto y en el bebé recién nacido. En madres con la enfermedad de
Graves, los anticuerpos receptores de la hormona estimulante del tiroides se
pueden transmitir al feto en desarrollo o causar una enfermedad de Graves neonatal
transitoria.
PTI
Se han observado casos graves de PTI en pacientes tratados con alemtuzumab.
Signos y síntomas
Pueden incluir (pero sin limitarse a estos):
> Tendencia a la formación de hematomas, petequias, sangrado mucocutáneao
espontáneo (por ejemplo, epistaxis, hemoptisis).
La hemoptisis puede ser también indicativa de enfermedad anti-MBG (ver a
continuación) y se debe realizar un diagnóstico diferencial adecuado.
> Tendencia al sangrado menstrual irregular o más abundante de lo normal.
Estos signos clínicos de PTI pueden ser o no evidentes antes de desarrollar una
hemorragia grave.

Monitorización
> Recuentos sanguíneos con fórmula leucocitaria completa:
– Antes de iniciar el tratamiento.
– Mensualmente hasta 48 meses después de la última perfusión.
> Síntomas clínicos de PTI:
– Reconocimiento del paciente.
– Informar al paciente y ayudarle a identificarlos. Hacer hincapié en la necesidad
de permanecer atento a su aparición. Puede ayudarse del material informativo
para pacientes.
> Insista al paciente sobre la importancia de cumplir con la monitorización sanguínea
mensual desde el inicio del tratamiento hasta 48 meses después de su última perfusión.
Si se sospecha de PTI, se debe iniciar inmediatamente la intervención médica
adecuada, incluida la derivación inmediata a un hematólogo. Una hemorragia intensa o
generalizada supone un riesgo para la vida y requiere atención inmediata.
Se desconoce el riesgo potencial asociado con la reinstauración de alemtuzumab,
después de la aparición de la PTI.
Nefropatías, incluida la enfermedad anti-MBG
Se han notificado nefropatías en pacientes de EM, incluida la enfermedad anti-MBG,
tras el tratamiento con alemtuzumab que normalmente ocurrieron en los 39 meses
siguientes a la última administración.
Signos y síntomas
Pueden incluir:
> Elevación de la creatinina en suero.
> Hematuria.
> Proteinuria.
> Puede producirse hemorragia alveolar con la enfermedad anti-MBG (síndrome de
Goodpasture), manifestada como hemoptisis (recuerde que la hemoptisis también
puede ser un síntoma de PTI).

Monitorización
Teniendo en cuenta que los pacientes pueden ser asintomáticos, es importante
realizar analíticas periódicamente.
> Creatinina en suero:
– Antes de iniciar el tratamiento.
– Mensualmente hasta 48 meses después de la última perfusión. A la hora
de programar el análisis de orina, tenga en cuenta si las mujeres tienen la
menstruación, para evitar falsos positivos.
> Análisis de orina con microscopía:
– Antes de iniciar el tratamiento.
– Mensualmente hasta 48 meses después de la última perfusión.
– Después, las pruebas deben realizarse en base a los hallazgos clínicos
sugestivos de nefropatías.
La observación de cambios clínicamente significativos respecto al nivel basal de
creatinina en suero, hematuria sin explicación y/o proteinuria requiere una rápida
evaluación adicional inmediata. Ante la sospecha de nefropatía, derive inmediatamente
al paciente a un nefrólogo para una evaluación adicional.
La detección y el tratamiento tempranos de las nefropatías pueden reducir el riesgo de
resultados desfavorables.
La enfermedad anti-MBG supone una amenaza para la vida si no se trata y, por tanto,
requiere atención inmediata. Si no se inicia un tratamiento con celeridad, los pacientes
pueden desarrollar rápidamente insuficiencia renal, necesitando diálisis
y/o trasplante, y podría provocar la muerte.
Infecciones graves
El uso de alemtuzumab está asociado al riesgo de padecer infecciones graves. Con el
fin de minimizar el riesgo, es importante:
> Retrasar el inicio del tratamiento cuando esté presente una infección activa hasta
su resolución.
> Realizar una prueba de detección del VIH, evaluar el riesgo de infección activa
o inactiva (“latente”) de la tuberculosis de acuerdo con las pautas locales,
realizar una prueba de detección del virus de la hepatitis B (VHB) y del virus de la
hepatitis C (VHC).
> Realizar una prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) y repetirla
una vez al año. Considerar la vacunación antes de iniciar el tratamiento.
> Completar el calendario de vacunación al menos 6 semanas antes de iniciar el
tratamiento.
> Recomendar la dieta para la prevención de la listeriosis dos semanas antes,
durante y al menos un mes después del tratamiento.
> La profilaxis para el herpes debe iniciarse el día 1 del tratamiento y continuarse
durante al menos 1 mes tras cada curso de tratamiento.
> Evitar tratamientos concomitantes con otros inmunomoduladores.
Vacunas
> Es recomendable que los pacientes estén al día de sus vacunas (de acuerdo con
las directrices nacionales) al menos 6 semanas antes de comenzar el tratamiento
con alemtuzumab.
> No se ha estudiado la seguridad de la inmunización con vacunas vivas atenuadas
después del tratamiento con alemtuzumab. No se deben administrar este tipo de
vacunas a pacientes que hayan recibido recientemente un curso de tratamiento.
> Antes del tratamiento con alemtuzumab, considere la vacunación contra el virus
varicela zóster VVZ en pacientes negativos para el anticuerpo (6 semanas antes
del tratamiento).

Información para el paciente

 

Resultado de imagen de lemtrada

Durante su tratamiento con LEMTRADA® le realizarán una serie de pruebas o análisis.
Al inicio del tratamiento y periódicamente durante el mismo, se debe someter a pruebas
para que cualquier posible efecto adverso se pueda diagnosticar y tratar con rapidez.
Estas pruebas deben continuar hasta 4 años después de la última perfusión.
Tabla 1: Tipo y calendario de los análisis
Análisis Cuándo ¿Durante cuánto tiempo?
Análisis de sangre: Antes de que el tratamiento comience y cada mes después del tratamiento Durante 4 años tras su última perfusión de LEMTRADA®
Análisis de orina :Antes de que el tratamiento comience y cada mes después del tratamiento Durante 4 años tras su última perfusión de LEMTRADA®
Riesgos más importantes asociados al tratamiento
Al igual que todos los medicamentos, LEMTRADA® puede producir efectos adversos,
aunque no todas las personas los sufran.
Los pacientes que reciban LEMTRADA® tienen riesgo de padecer:
> Infecciones graves
> Ciertas enfermedades autoinmunes:
– Trastornos de tiroides.
– Púrpura trombocitopénica inmune (PTI).
– Algunos tipos de enfermedades renales.
Todas estas enfermedades pueden tratarse cuando se identifican de forma temprana,
pero retrasar su tratamiento aumenta el riesgo de complicaciones. Por eso, es muy
importante reconocer y comunicar inmediatamente cualquier signo o síntoma de
estas enfermedades a su médico.
En las secciones siguientes, aprenderá más sobre cada uno de estos efectos adversos,
incluidos los signos y síntomas que podría experimentar, y qué hacer si se producen.
Infecciones graves
Durante el tratamiento con LEMTRADA® puede contraer infecciones más fácilmente y
tiene un mayor riesgo de sufrir una infección grave.
¿Cuáles son los signos y síntomas?
> Fiebre, escalofríos y/o ganglios inflamados.
> Falta de aliento, tos, sibilancias (pitidos al respirar), dolor u opresión en el pecho y
tos con sangre.
Si desarrolla estos síntomas informe inmediatamente a su médico.
Si tiene una infección antes de comenzar el tratamiento con LEMTRADA®, su médico
deberá retrasar el tratamiento hasta que la infección esté resuelta.
No se le deberán administrar cierto tipo de vacunas (vacunas elaboradas con virus
vivos) si ha recibido tratamiento con LEMTRADA® recientemente.
Enfermedades autoinmunes
Trastornos de tiroides
El tiroides es una glándula que se encuentra en la parte inferior del cuello. Esta
glándula produce hormonas que son importantes en todo el cuerpo.
LEMTRADA® podría causar el desarrollo de trastornos de tiroides como:
> Glándula tiroidea hiperactiva o hipertiroidismo: cuando el tiroides produce
demasiada hormona.
> Glándula tiroidea hipoactiva o hipotiroidismo: cuando el tiroides no produce
suficiente hormona.
Le realizarán análisis de sangre antes de iniciar el tratamiento con LEMTRADA®, y cada
3 meses tras iniciarlo hasta 4 años después de su última perfusión. Este análisis de
sangre ayudará a su médico a detectar trastornos de tiroides de forma temprana.¿Cuáles son los signos y síntomas de un tiroides hiperactivo?
Los síntomas pueden ser los siguientes:
> Sudoración excesiva.
> Pérdida de peso inexplicada.
> Hinchazón ocular.
> Nerviosismo.
> Ritmo cardiaco acelerado.
¿Cuáles son los signos y síntomas de un tiroides hipoactivo?
Los síntomas pueden ser los siguientes:
> Aumento de peso inexplicado.
> Sensación de frío.
> Empeoramiento del cansancio.
> Estreñimiento de nueva aparición.
Si experimenta cualquiera de estos síntomas contacte con su médico. Si desarrolla un
trastorno de tiroides su médico decidirá qué tratamiento es mejor para usted.
Púrpura trombocitopénica inmune (PTI) (un trastorno hemorrágico)
La PTI es una enfermedad que provoca una disminución del número de plaquetas en sangre.
Las plaquetas son necesarias para la coagulación normal de la sangre. La PTI puede causar hemorragias intensas. Si se detecta de forma temprana es tratable, pero si no se trata podría provocar graves problemas de salud y podría llegar a amenazar la vida del paciente.
Un análisis de sangre ayudará a su médico a vigilar alteraciones en el número de
plaquetas, para poder detectar la PTI de forma temprana.
El médico le realizará un análisis de sangre antes de iniciar el tratamiento con
LEMTRADA® y, después de iniciar el tratamiento, una vez al mes. Los análisis
mensuales deberán continuar durante 4 años tras el último curso de tratamiento.
Es importante saber que la PTI puede aparecer rápidamente y que puede producirse entre los análisis de sangre. Por ello, es importante que conozca signos y síntomas que produce.
¿Cuáles son los signos y síntomas de la PTI?
> Pequeñas manchas de color rojo, rosa o morado dispersas por la piel.
> Propensión a los hematomas/cardenales.
> Sangrados en caso de corte que son más difíciles de detener de lo normal.
> Períodos menstruales más abundantes, más largos o más frecuentes de lo
normal.
> Sangrado entre sus períodos menstruales.
> Sangrado de nueva aparición o más largo de lo habitual de las encías o de la nariz.
> Tos con sangre.Si se detecta de forma temprana, la PTI suele ser tratable. Si desarrolla PTI, usted y su
médico decidirán qué tratamiento es mejor para usted.
Si nota cualquiera de los signos o síntomas descritos anteriormente, contacte con
su médico de inmediato para notificar los síntomas. Si no puede contactar con su
médico, busque atención médica inmediatamente (p. ej., en urgencias del hospital).

 

 

Resultado de imagen de MAVENCLAD

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

MAVENCLAD 10 mg comprimidos

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada comprimido contiene 10 mg de cladribina.Excipientes con efecto conocido
Cada comprimido contiene 64 mg de sorbitol.Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Comprimido.
Comprimidos blancos, redondos, biconvexos, de 8,5 mm de diámetro, grabados con “C” en una cara y“10” en la otra.

4. DATOS CLÍNICOS

.1 Indicaciones terapéuticas
MAVENCLAD está indicado para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple recurrente muy activa definida mediante características clínicas o de imagen (ver sección 5.1).

4.2 Posología y forma de administración

El tratamiento con MAVENCLAD debe iniciarlo y supervisarlo un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Posología

La dosis acumulada recomendada de MAVENCLAD es de 3,5 mg/kg de peso corporal a lo largo de dos años, administrados en forma de un curso de tratamiento de 1,75 mg/kg por año. Cada curso de tratamiento consiste en dos semanas de tratamiento, una al inicio del primer mes y otra al inicio del segundo mes del año de tratamiento respectivo. Cada semana de tratamiento consiste en cuatro o cinco días en los que el paciente recibe 10 mg o 20 mg (uno o dos comprimidos) como dosis diaria única, dependiendo del peso corporal. Ver detalles más abajo en las Tablas 1 y 2.
Tras la finalización de los dos cursos de tratamiento, no es necesario tratamiento ulterior con cladribina en los años 3 y 4 (ver sección 5.1). No se ha estudiado el reinicio de la terapia después del año 4.

Criterios para iniciar y continuar el tratamiento

El recuento de linfocitos debe ser:
 normal antes de comenzar MAVENCLAD en el año 1,
 de al menos 800 células/mm³ antes de comenzar MAVENCLAD en el año 2.

Si fuese necesario, el curso de tratamiento del año 2 puede retrasarse hasta un máximo de seis meses para permitir la recuperación de los linfocitos. Si esta recuperación tarda más de seis meses, el paciente no debe volver a tomar MAVENCLAD.
Distribución de la dosis
En la Tabla 1 se proporciona la distribución de la dosis total durante los dos años de tratamiento. En el caso de algunos intervalos de peso, el número de comprimidos puede variar de una semana de
tratamiento a la siguiente. No se ha estudiado el uso de cladribina por vía oral en los pacientes con un
peso inferior a 40 kg.
Tabla 1 Dosis de MAVENCLAD por semana de tratamiento y por peso del paciente en cada
año de tratamiento
Intervalo de peso Dosis en mg (número de comprimidos de 10 mg) por semana de tratamiento
kg Semana de tratamiento 1 Semana de tratamiento 2
40 a < 50 40 mg (4 comprimidos) 40 mg (4 comprimidos)
50 a < 60 50 mg (5 comprimidos) 50 mg (5 comprimidos)
60 a < 70 60 mg (6 comprimidos) 60 mg (6 comprimidos)
70 a < 80 70 mg (7 comprimidos) 70 mg (7 comprimidos)
80 a < 90 80 mg (8 comprimidos) 70 mg (7 comprimidos)
90 a < 100 90 mg (9 comprimidos) 80 mg (8 comprimidos)
100 a < 110 100 mg (10 comprimidos) 90 mg (9 comprimidos)
110 o más 100 mg (10 comprimidos) 100 mg (10 comprimidos)
En la Tabla 2 se muestra cómo se distribuye el número total de comprimidos por semana de tratamiento en el transcurso de los días. Se recomienda que las dosis diarias de cladribina de cada semana de tratamiento se tomen a intervalos de 24 horas, a aproximadamente la misma hora cada día.
Si una dosis diaria consiste en dos comprimidos, ambos deben tomarse juntos como una dosis única.

Una dosis olvidada debe tomarse en cuanto se recuerde, en el mismo día, de acuerdo con la pauta de tratamiento.
Una dosis olvidada no debe tomarse junto con la siguiente dosis programada al día siguiente. En caso de una dosis olvidada, el paciente debe tomarla al día siguiente, y ampliar el número de días de esa semana de tratamiento. Si se olvidan dos dosis consecutivas, se aplica la misma regla y el número de días de la semana de tratamiento se amplía en dos días.

Uso simultáneo de otros medicamentos por vía oral 

Se recomienda que la administración de cualquier otro medicamento por vía oral se separe de la de MAVENCLAD por lo menos tres horas durante el número limitado de días de administración de cladribina (ver sección 4.5).

Insuficiencia renal
No se han realizado estudios específicos en pacientes con insuficiencia renal.
En los pacientes con insuficiencia renal leve (aclaramiento de creatinina de 60 a 89 ml/min), no se considera necesario ajustar la dosis .
No se ha establecido la seguridad y la eficacia en los pacientes con insuficiencia renal moderada o grave. Por lo tanto, MAVENCLAD está contraindicado en estos pacientes (ver sección 4.3).
Insuficiencia hepática
No se han realizado estudios en pacientes con insuficiencia hepática.
Aunque la importancia de la función hepática para la eliminación de la cladribina se considera insignificante (ver sección 5.2), en ausencia de datos, no se recomienda el uso de MAVENCLAD en los pacientes con insuficiencia hepática moderada o grave (puntuación de Child-Pugh > 6).
Pacientes de edad avanzada
En los estudios clínicos con cladribina por vía oral en esclerosis múltiple no se incluyeron pacientes de más de 65 años de edad; por lo tanto, se desconoce si responden de manera diferente que los pacientes más jóvenes.
Se recomienda precaución cuando se use MAVENCLAD en pacientes de edad avanzada, teniendo en cuenta la posibilidad de que haya una mayor frecuencia de función hepática o renal reducida, enfermedades concomitantes y otros tratamientos medicamentosos.
Población pediátrica
No se ha establecido la seguridad y la eficacia de MAVENCLAD en los pacientes menores de 18 años. No se dispone de datos.

Forma de administración

MAVENCLAD se administra por vía oral. Los comprimidos se deben tomar con agua y tragarse sin masticar. Los comprimidos se pueden tomar independientemente de la ingesta de alimentos.
Como los comprimidos no son recubiertos, deben tragarse inmediatamente una vez extraídos del blíster y no se deben dejar expuestos sobre superficies ni manipularse durante ningún período superior al requerido para la administración de la dosis. Si se deja un comprimido sobre una superficie o si se libera un comprimido roto o fragmentado del blíster, la zona debe limpiarse bien.
Las manos del paciente deben estar secas al manipular los comprimidos y deben lavarse bien después.

4.3 Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.
Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
Infección crónica activa (tuberculosis o hepatitis).
Inicio del tratamiento con cladribina en pacientes inmunocomprometidos, incluidos los pacientes que reciben actualmente tratamiento inmunosupresor o mielosupresor (ver sección 4.5.).
Neoplasia maligna activa.
Insuficiencia renal moderada o grave (aclaramiento de creatinina < 60 ml/min) (ver sección 5.2).
Embarazo y lactancia (ver sección 4.6).
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Control hematológico
El mecanismo de acción de la cladribina está ligado estrechamente a una disminución del recuento de linfocitos. El efecto sobre el recuento de linfocitos es dependiente de la dosis. En los ensayos clínicos se han observado también disminuciones del recuento de neutrófilos, del recuento de hematíes, del hematocrito, de la hemoglobina y del recuento de plaquetas, en comparación con los valores basales, aunque estos parámetros suelen mantenerse dentro de los límites de la normalidad.
Pueden esperarse reacciones adversas hematológicas aditivas si la cladribina se administra con anterioridad o simultáneamente a otras sustancias que afectan al perfil hematológico (ver sección 4.5).
Se deben determinar los recuentos de linfocitos
 antes del inicio de MAVENCLAD en el año 1,
 antes del inicio de MAVENCLAD en el año 2,
 dos y seis meses después del inicio del tratamiento en cada año de tratamiento. Si el recuento de linfocitos es inferior a 500 células/mm³, se debe vigilar activamente hasta que los valores aumenten de nuevo.
Para las decisiones terapéuticas basadas en los recuentos de linfocitos del paciente, ver sección 4.2 y subsección “Infecciones” más abajo.
Infecciones
La cladribina puede reducir las defensas inmunitarias del organismo y podría aumentar la probabilidad de las infecciones. Se debe descartar una infección por el VIH, tuberculosis activa y hepatitis activa antes del inicio del tratamiento con cladribina (ver sección 4.3).
Las infecciones latentes pueden activarse, incluidas la tuberculosis o la hepatitis. Por lo tanto, se deben hacer pruebas de detección de infecciones latentes, en particular de tuberculosis y hepatitis B y C, antes del inicio del tratamiento en el año 1 y el año 2. El inicio de MAVENCLAD debe retrasarse hasta que la infección haya sido adecuadamente tratada.
También se debe considerar un retraso en el inicio del tratamiento con cladribina en los pacientes con infección aguda hasta que ésta se haya controlado completamente.
Se recomienda prestar una atención especial a los pacientes que no tienen antecedentes de exposición al virus de la varicela zóster. Se recomienda vacunar a los pacientes con anticuerpos negativos antes del inicio del tratamiento con cladribina. El inicio del tratamiento con MAVENCLAD debe posponerse durante cuatro a seis semanas para permitir que la vacunación haga todo su efecto.
La incidencia de herpes zóster fue mayor en los pacientes en tratamiento con cladribina. Si los recuentos de linfocitos descienden por debajo de 200 células/mm³, se debe considerar la administración de profilaxis contra el herpes de acuerdo con las prácticas locales estándar durante el tiempo que dure la linfopenia de grado 4 (ver sección 4.8).
Se deben vigilar activamente los signos y síntomas que sugieran infecciones, en particular herpes zóster, en los pacientes que presenten recuentos de linfocitos por debajo de 500 células/mm³. En caso de presentarse estos signos y síntomas, debe iniciarse un tratamiento antiinfeccioso, según esté clínicamente indicado. Puede considerarse la interrupción o el retraso del tratamiento con MAVENCLAD hasta la resolución de la infección.
Se han notificado casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva en pacientes tratados con cladribina parenteral por tricoleucemia con una pauta de tratamiento diferente.
En la base de datos de ensayos clínicos sobre cladribina en esclerosis múltiple (1.976 pacientes, 8.650 años-paciente), no se notificó ningún caso de leucoencefalopatía multifocal progresiva. No obstante, se debe realizar una resonancia magnética basal antes de iniciar MAVENCLAD (habitualmente en un plazo de tres meses).
Neoplasias malignas
En los estudios clínicos, se observaron eventos correspondientes a neoplasias malignas con mayor frecuencia en los pacientes tratados con cladribina que en los que recibieron placebo (ver sección 4.8).
MAVENCLAD está contraindicado en los pacientes con esclerosis múltiple que presentan neoplasias malignas activas (ver sección 4.3). Se debe realizar una evaluación individual del beneficio-riesgo antes de iniciar MAVENCLAD en los pacientes con neoplasias malignas anteriores. Se debe aconsejar a los pacientes tratados con MAVENCLAD que sigan las directrices estándar de pruebas para detectar el cáncer.
Anticoncepción
Antes del inicio del tratamiento tanto en el año 1 como en el año 2, se debe asesorar a las mujeres en edad fértil y a los varones que pudieran engendrar hijos con respecto a la posibilidad de riesgos graves para el feto y la necesidad de utilizar métodos anticonceptivos efectivos (ver sección 4.6).
Las mujeres en edad fértil deben evitar el embarazo mediante el uso de métodos anticonceptivos efectivos durante el tratamiento con cladribina y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis (ver sección 4.5).
Los pacientes varones deben tomar precauciones para evitar el embarazo de su pareja durante el tratamiento con cladribina y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis.
Transfusiones de sangre
En los pacientes que precisen una transfusión de sangre, se recomienda la irradiación de los componentes hemáticos celulares antes de la administración, con el fin de evitar la enfermedad de injerto contra huésped relacionada con la transfusión. Se aconseja consultar con un hematólogo.
Cambio de otro tratamiento a cladribina o desde cladribina a otro tratamiento
En los pacientes que han recibido tratamiento previo con medicamentos  inmunomoduladores o inmunosupresores, se debe considerar el mecanismo de acción y la duración del efecto del otro medicamento antes del inicio de MAVENCLAD (ver sección 4.2). También se debe considerar un posible efecto aditivo sobre el sistema inmunitario cuando estos medicamentos se utilicen después del tratamiento con MAVENCLAD (ver sección 4.5).
Cuando el paciente haya sido tratado con otro medicamento para la esclerosis múltiple, se debe realizar una resonancia magnética basal (ver subsección “Infecciones” más arriba).
Insuficiencia hepática
Aunque la importancia de la función hepática para la eliminación de la cladribina se considera insignificante (ver sección 5.2), en ausencia de datos, no se recomienda el uso de MAVENCLAD en  los pacientes con insuficiencia hepática moderada o grave (puntuación de Child-Pugh > 6) (ver sección 4.2).
Intolerancia a la fructosa
MAVENCLAD contiene sorbitol. Los pacientes con problemas de intolerancia hereditaria a la fructosa no deben tomar este medicamento.
4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
MAVENCLAD contiene hidroxipropilbetadex, que puede formar complejos con otros medicamentos, lo que puede causar un aumento de la biodisponibilidad de dichos medicamentos (especialmente los de baja solubilidad, ver sección 5.2). Por lo tanto, se recomienda que la administración de cualquier otro medicamento por vía oral se separe de la de MAVENCLAD por lo menos tres horas durante el número limitado de días de administración de cladribina.
Medicamentos inmunosupresores
El inicio del tratamiento con cladribina está contraindicado en los pacientes inmunocomprometidos, incluidos los pacientes que reciben actualmente tratamiento inmunosupresor o mielosupresor con fármacos como el metotrexato, la ciclofosfamida, la ciclosporina o la azatioprina, o el uso crónico de corticoesteroides, a causa de un riesgo de efectos aditivos sobre el sistema inmunitario (ver sección 4.3).
Durante el tratamiento con cladribina se puede administrar un tratamiento agudo y a corto plazo con corticoesteroides sistémicos.
Otros medicamentos modificadores de la enfermedad
El uso de MAVENCLAD con interferón beta provoca un aumento del riesgo de linfopenia. No se ha establecido la seguridad y la eficacia de MAVENCLAD en combinación con otros tratamientos modificadores de la enfermedad para la esclerosis múltiple. No se recomienda el tratamiento concomitante.
Medicamentos hematotóxicos
Debido a la disminución del recuento de linfocitos inducida por cladribina, pueden esperarse reacciones adversas hematológicas aditivas si cladribina se administra con anterioridad o simultáneamente con otras sustancias que afectan al perfil hematológico (por ejemplo, carbamacepina). En estos casos, se recomienda una vigilancia estrecha de los parámetros hematológicos.
Vacunas vivas o vivas atenuadas
No se debe iniciar el tratamiento con MAVENCLAD en las cuatro a seis semanas posteriores a la vacunación con vacunas vivas o vivas atenuadas, debido al riesgo de infección por la vacuna activa. Se debe evitar la vacunación con vacunas vivas o vivas atenuadas durante y después del tratamiento con cladribina, mientras los recuentos de leucocitos del paciente no se encuentren dentro de los límites de la normalidad.
Inhibidores potentes de los transportadores de ENT1, CNT3 y BCPR
 Fertilidad, embarazo y lactancia
Anticoncepción en hombres y mujeres Antes del inicio del tratamiento tanto en el año 1 como en el año 2, se debe asesorar a las mujeres en edad fértil y a los varones que pudieran engendrar hijos con respecto a la posibilidad de riesgos graves
para el feto y la necesidad de utilizar métodos anticonceptivos efectivos.
En las mujeres en edad fértil, debe descartarse un embarazo antes del inicio de MAVENCLAD en el año 1 y en el año 2 y evitarlo mediante el uso de métodos anticonceptivos efectivos durante el tratamiento con cladribina y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis. Las usuarias de anticonceptivos hormonales de acción sistémica deben añadir un método de barrera durante el tratamiento con cladribina y al menos hasta 4 semanas después de la última dosis de cada año de
tratamiento (ver sección 4.5). Las mujeres que se queden embarazadas durante el tratamiento con MAVENCLAD deben suspender el tratamiento.
Dado que la cladribina interfiere con la síntesis del DNA, son de prever efectos adversos sobre la gametogénesis humana (ver sección 5.3). Por lo tanto, los pacientes varones deben tomar precauciones a fin de evitar el embarazo de su pareja durante el tratamiento con cladribina y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis.
Embarazo
Teniendo en cuenta los datos derivados de la experiencia en humanos con otras sustancias inhibidoras de la síntesis de DNA, la cladribina podría causar malformaciones congénitas cuando se administra durante el embarazo. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad para la reproducción (ver sección 5.3).
MAVENCLAD está contraindicado en mujeres embarazadas (ver sección 4.3).
Lactancia
Se desconoce si la cladribina se excreta en la leche materna. Debido a la posibilidad de reacciones adversas graves en los niños alimentados con lactancia materna, durante el tratamiento con MAVENCLAD y hasta una semana después de la última dosis la lactancia materna está contraindicada (ver sección 4.3).
Fertilidad
En los ratones, no hubo efectos sobre la fertilidad ni sobre las funciones reproductivas de las crías. Sin embargo, se observaron efectos testiculares en ratones y monos (ver sección 5.3). Dado que la cladribina interfiere con la síntesis del DNA, son de prever efectos adversos sobre la gametogénesis humana. Por lo tanto, los pacientes varones deben tomar precauciones a fin de evitar el embarazo de su pareja durante el tratamiento con cladribina y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis (ver más arriba).

 

Resultado de imagen de MAVENCLAD

Información para el paciente

¿Cómo tomar MAVENCLAD®?
El número de comprimidos que tiene que tomar depende de su peso corporal. Su médico le dará instrucciones claras sobre el número de comprimidos y cuándo tomarlos.
Asimismo, en la “Guía paso a paso para tomar MAVENCLAD® 10 mg comprimidos” que se encuentra al final del prospecto obtendrá información acerca de la manipulación del envase de los comprimidos.
Efectos adversos y posibles riesgos asociados con este medicamento
MAVENCLAD®, al igual que todos los medicamentos, puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. A continuación, se describen los efectos
adversos más importantes que usted debe conocer.
Linfopenia
Este medicamento causa una disminución temporal del número de linfocitos (linfopenia). Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario (defensas naturales del organismo). Una disminución grande de los linfocitos circulantes puede aumentar el riesgo de contraer infecciones. Su médico le realizará análisis de sangre al inicio, durante y después del tratamiento, para asegurarse de que puede seguir tomando el medicamento y que no ha desarrollado complicaciones.
Infecciones
MAVENCLAD® puede reducir las defensas inmunitarias del organismo y podría aumentar la probabilidad de las infecciones graves.

Introducción a MAVENCLAD®

Herpes zóster
Una infección frecuentemente observada con MAVENCLAD® es el herpes zóster. El herpes zóster puede afectar a cualquier parte del organismo, incluidos la cara y los ojos, aunque el pecho y el abdomen son las zonas donde aparece con mayor frecuencia.
En algunos casos, el herpes zóster puede causar algunos síntomas precoces que se producen unos días antes de que aparezca por primera vez la erupción dolorosa que lo caracteriza. Entre estos síntomas precoces pueden encontrarse:
• dolor de cabeza
• escozor, hormigueo, adormecimiento o picor en la piel de la zona afectada
• sensación general de malestar
• fiebre
La mayoría de las personas con herpes zóster presentan una zona localizada de dolor intenso y una erupción cutánea con ampollas en esta zona afectada. La piel afectada
suele ser hipersensible al tacto.
La erupción del herpes zóster normalmente aparece en un lado del cuerpo y se desarrolla en la zona de la piel relacionada con el nervio afectado. Inicialmente, la erupción del herpes zóster se manifiesta como manchas rojas en la piel, para después evolucionar a ampollas que pican.
Pueden aparecer nuevas ampollas durante un periodo de hasta una semana, pero pocos días después de aparecer se vuelven amarillentas, se aplanan y se secan.
Si nota cualquiera de los signos o síntomas previamente descritos, debe ponerse en contacto con su médico inmediatamente. Su médico puede prescribirle medicamentos
para tratar la infección, además el tratamiento precoz puede conseguir que la evolución del herpes zóster sea más corta o menos grave.
Infecciones graves incluida la tuberculosis
Este medicamento puede reducir temporalmente el número de linfocitos en la sangre. Cuando el recuento de linfocitos disminuye de forma significativa, se pueden reactivar
infecciones, incluida la tuberculosis. Antes de iniciar el tratamiento le realizarán pruebas para comprobar si tiene alguna infección latente, como la tuberculosis o la hepatitis.
Además, en casos poco frecuentes, pueden aparecer infecciones graves que solo se observan en personas con un sistema inmunitario gravemente debilitado, llamadas
infecciones oportunistas.
Deberá permanecer atento a la aparición de cualquier signo o síntoma que pueda deberse a una infección.
Entre los signos y síntomas de una infección pueden aparecer:
• fiebre
• dolor, dolores musculares
• dolor de cabeza
• sensación general de malestar
• pérdida de apetito
• coloración amarillenta de los ojos
Estos pueden acompañarse de otros síntomas específicos del lugar de la infección, como tos, vómitos o dolor al orinar.
Si presenta síntomas particularmente graves, debe acudir a su médico, que decidirá si necesita algún tratamiento especial.
Leucoencefalopatía multifocal progresiva
La leucoencefalopatía multifocal progresiva es una infección cerebral rara causada por un virus que puede aparecer en los pacientes que toman medicamentos que reducen la
actividad del sistema inmunitario. La leucoencefalopatía multifocal progresiva puede producir una discapacidad importante o la muerte. Aunque no se han observado casos
de leucoencefalopatía multifocal progresiva en pacientes con esclerosis múltiple tratados con MAVENCLAD® no se puede descartar que aparezcan casos.
Los síntomas de leucoencefalopatía multifocal progresiva pueden ser parecidos a los de un brote de esclerosis múltiple. Entre los síntomas pueden encontrarse:
• cambios en el estado de ánimo o la conducta,
• lapsus de memoria,
• dificultades para hablar o comunicarse.
Si cree que la esclerosis múltiple está empeorando o nota
cualquier síntoma nuevo o inusual, consulte al médico responsable de su tratamiento lo antes posible.
Neoplasias malignas (cáncer)
Debido al modo en que actúa este medicamento, no se puede descartar un posible riesgo decáncer. Se han observado casos individuales de cáncer en los pacientes que recibieron cladribina en los ensayos clínicos. Deberá someterse a pruebas rutinarias para detectar el cáncer después de tomar este medicamento.
Su médico puede aconsejarle sobre programas de detección del cáncer cuyo uso podría tener en cuenta. Si tiene cáncer en la actualidad, no debe tomar MAVENCLAD®.

Prevención de embarazos durante el tratamiento con MAVENCLAD®
MAVENCLAD® puede dañar gravemente a un feto en desarrollo. Por lo tanto, si se toma seis meses antes de un embarazo o durante el embarazo, puede provocar abortos o
malformaciones congénitas en los bebés. Su médico puede asesorarle sobre la prevención del embarazo antes de prescribirle este medicamento.
Hombres y mujeres deben usar métodos anticonceptivos efectivos durante el tratamiento y por lo menos hasta seis meses después de la última dosis.
Pacientes de sexo femenino
No debe iniciar el tratamiento si está embarazada. Su uso está contraindicado en las mujeres embarazadas debido al riesgo de daños graves al feto. Se debe descartar un
embarazo antes del inicio del tratamiento con este medicamento.
Las mujeres que puedan quedarse embarazadas deben tomar precauciones para evitar el embarazo durante el tiempo en que estén tomando este medicamento y al menos seis meses después de la última toma del fármaco mediante el uso de un método anticonceptivo efectivo (es decir, un método con una tasa de fallo menor del 1 %
al año cuando se usa de forma sistemática y correcta).
Su médico le orientará sobre los métodos anticonceptivos apropiados.
Se desconoce si MAVENCLAD® reduce la efectividad de los anticonceptivos hormonales utilizados para prevenir el embarazo (como la “píldora”, parche, dispositivos o
DIU). Si toma esta medicación, es importante que utilice un método de barrera adicional, como el capuchón cervical o el preservativo, durante el tiempo en que esté tomando este medicamento y al menos cuatro semanas después de la última dosis.
Si se queda embarazada, debe ponerse en contacto con su médico lo antes posible para comentárselo y recibir consejos sobre todo posible riesgo para el embarazo.

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte con su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en el prospecto. También puede comunicarlos a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaRAM.es

 

 

Resultado de imagen de tecfidera

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Tecfidera 120 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Tecfidera 240 mg cápsulas duras gastrorresistentes

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Tecfidera 120 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Cada cápsula dura gastrorresistente contiene 120 mg de dimetilfumarato.
Tecfidera 240 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Cada cápsula dura gastrorresistente contiene 240 mg de dimetilfumarato.
Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Cápsula dura gastrorresistente
Tecfidera 120 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Cápsulas duras gastrorresistentes verdes y blancas, de tamaño 0, con la impresión ‘BG-12 120 mg’ que contienen microcomprimidos.
Tecfidera 240 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Cápsulas duras gastrorresistentes verdes, de tamaño 0, con la impresión ‘BG-12 240 mg’ que contienen microcomprimidos.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas
Tecfidera está indicado para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple
remitente-recurrente (ver sección 5.1 para obtener información importante sobre las poblaciones en las que se ha establecido la eficacia).
4.2 Posología y forma de administración
El tratamiento se debe iniciar bajo la supervisión de un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.
Posología
La dosis inicial es de 120 mg dos veces al día. Después de 7 días, la dosis se debe incrementar a la dosis de mantenimiento recomendada de 240 mg dos veces al día (ver sección 4.4).
Si un paciente olvida una dosis, no debe tomar una dosis doble. El paciente puede tomar la dosis olvidada únicamente si deja pasar 4 horas entre dosis. De no ser así, el paciente debe esperar hasta la siguiente dosis programada a la hora habitual.
Una reducción temporal de la dosis a 120 mg dos veces al día puede reducir la aparición de reacciones adversas gastrointestinales y de rubefacción. En el plazo de 1 mes, se debe reanudar la dosis de mantenimiento recomendada de 240 mg dos veces al día.
Tecfidera se debe tomar con alimentos (ver sección 5.2). En pacientes que experimentan rubefacción o reacciones adversas gastrointestinales, la toma de Tecfidera con alimentos puede mejorar la tolerabilidad (ver secciones 4.4, 4.5 y 4.8).
Poblaciones especiales
Personas de edad avanzada
En los estudios clínicos con Tecfidera la exposición de pacientes de 55 años de edad y mayores fue limitada, y no incluyeron un número suficiente de pacientes de 65 años de edad y mayores para determinar si responden de forma diferente a los pacientes de menor edad (ver sección 5.2). En base al modo de acción del principio activo, en teoría no existen motivos para realizar ningún ajuste de la dosis en las personas de edad avanzada.
Insuficiencia hepática y renal
No se ha estudiado Tecfidera en pacientes con insuficiencia renal o hepática. En función de los estudios de farmacología clínica, no es necesario realizar ningún ajuste de la dosis (ver sección 5.2).
No obstante, se debe tener precaución al tratar a pacientes con insuficiencia renal grave o hepática grave (ver sección 4.4).
Población pediátrica
No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de Tecfidera en niños y adolescentes de 10 a 18 años.
Los datos actualmente disponibles están descritos en las secciones 4.8, 5.1 y 5.2, sin embargo, no se puede hacer una recomendación posológica. No existe una recomendación de uso específica para Tecfidera en niños menores de 10 años para la indicación de esclerosis múltiple remitente-recurrente.
Forma de administración
Vía oral.
La cápsula se debe tragar entera. No se debe triturar, dividir, disolver, chupar ni masticar la cápsula o el contenido de la misma, ya que el recubrimiento entérico de los microcomprimidos evita los efectos irritantes en el intestino.
4.3 Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Análisis de sangre/laboratorio
Se han observado cambios en los análisis de laboratorio de la función renal en los ensayos clínicos en sujetos tratados con dimetilfumarato (ver sección 4.8). Se desconocen las implicaciones clínicas de estos cambios. Se recomienda realizar una evaluación de la función renal (p. ej., creatinina, nitrógeno ureico en sangre y análisis de orina) antes de iniciar el tratamiento, después de 3 y 6 meses de tratamiento, cada 6 a 12 meses a partir de entonces y según esté clínicamente indicado.
El tratamiento con dimetilfumarato puede inducir daño hepático, incluido un aumento de las enzimas hepáticas (≥3 veces el límite superior de normalidad [LSN]) y un aumento de los niveles de bilirrubina total (≥2 veces el LSN). El tiempo hasta la aparición puede ser instantáneo, al cabo de varias semanas o incluso más tarde. Se ha observado que estas reacciones adversas remiten tras la suspensión del tratamiento. Se recomienda realizar una evaluación de las aminotransferasas séricas (p. ej., lanina  aminotransferasa [ALT] y aspartato aminotransferasa [AST]) y de los niveles séricos de bilirrubina
total antes de iniciar el tratamiento y durante el tratamiento según esté clínicamente indicado.
Los pacientes tratados con Tecfidera pueden desarrollar linfopenia prolongada grave (ver sección 4.8).
No se ha estudiado dimetilfumarato en pacientes que ya presentan recuentos de linfocitos bajos y se debe tener precaución al tratar a estos pacientes. Antes de iniciar el tratamiento con Tecfidera, se debe realizar un hemograma completo actual, que incluya linfocitos. Si el recuento de linfocitos resulta estar por debajo de los límites normales, se debe realizar una evaluación exhaustiva de las posibles causas antes de iniciar el tratamiento con Tecfidera.
Tras iniciar el tratamiento, se deben realizar hemogramas completos, que incluyan evaluación de linfocitos, cada 3 meses.
Se debe considerar la interrupción del tratamiento con Tecfidera en los pacientes con recuentos linfocitarios <0,5 x 109 /l que persistan durante más de 6 meses. Se debe reconsiderar con el paciente la relación beneficio/riesgo del tratamiento teniendo en cuenta otras opciones terapéuticas disponibles.
Como parte de esta reconsideración, se pueden incluir los factores clínicos y la evaluación de los análisis de laboratorio y de las pruebas de imagen. Si se continúa el tratamiento a pesar de un recuento linfocitario persistente <0,5 x 109 /l, se recomienda intensificar el control (ver también el subapartado Leucoencefalopatía Multifocal Progresiva, LMP). Se debe realizar un seguimiento de los recuentos linfocitarios hasta que vuelvan a los valores normales. Una vez restablecidos, y en ausencia de
opciones terapéuticas alternativas, la decisión de reanudar o no el tratamiento con Tecfidera después de la interrupción del tratamiento se debe basar en el juicio clínico.
Se debe evaluar la relación beneficio/riesgo en pacientes con recuentos linfocitarios ≥0,5 x 109 /l y <0,8 x 109 /l durante más de 6 meses.
Resonancia Magnética (RM)
Antes de iniciar el tratamiento con Tecfidera, se debe disponer de una RM basal (normalmente realizada en los 3 meses anteriores) a modo de referencia. Se debe considerar la necesidad de realizar más RM de acuerdo con las recomendaciones nacionales y locales. Se puede considerar la realización de una RM como parte del control estrecho en aquellos pacientes con mayor riesgo de desarrollar
LMP. En caso de sospecha clínica de LMP, se debe realizar una RM inmediatamente para fines diagnósticos.
Leucoencefalopatía Multifocal Progresiva (LMP)
Se han producido casos de LMP con dimetilfumarato y con otros medicamentos que contienen fumaratos en el contexto de linfopenia prolongada de moderada a grave. La LMP es una infección oportunista causada por el virus John-Cunningham (VJC), que puede ser mortal o producir una discapacidad grave. Únicamente se puede desarrollar LMP en presencia de una infección por el VJC.
Si se realiza la prueba del VJC, se debe tener en cuenta que no se ha estudiado la influencia de la linfopenia en la exactitud de la prueba de anticuerpos anti-VJC en los pacientes tratados con dimetilfumarato. Asimismo se debe tener en cuenta que un resultado negativo en la prueba de anticuerpos anti-VJC (en presencia de recuentos normales de linfocitos) no descarta la posibilidad de una infección posterior por el VJC.
Se debe suspender el tratamiento con Tecfidera y es necesario realizar las evaluaciones diagnósticas oportunas ante el primer signo o síntoma indicativo de LMP. Los síntomas de la LMP pueden parecerse a los de un brote de esclerosis múltiple (EM). Los síntomas típicos asociados a la LMP son diversos, evolucionan en días o semanas e incluyen debilidad progresiva en un lado del cuerpo o torpeza en las extremidades, trastornos visuales y cambios en el pensamiento, la memoria y la orientación que producen confusión y cambios de personalidad.
Tratamiento previo con inmunosupresores o inmunomoduladores
No se han realizado estudios para evaluar la seguridad y la eficacia de Tecfidera al cambiar a los pacientes desde otros tratamientos modificadores de la enfermedad a Tecfidera. Se desconoce la contribución del tratamiento previo con inmunosupresores al desarrollo de LMP en los pacientes tratados con dimetilfumarato. Al cambiar a los pacientes desde otro tratamiento modificador de la enfermedad a Tecfidera, se debe tener en cuenta la semivida y el modo de acción del otro tratamiento para evitar un efecto inmunológico aditivo y al mismo tiempo reducir el riesgo de reactivación de la
EM.
Se recomienda realizar un hemograma completo antes de iniciar Tecfidera y periódicamente durante el tratamiento (ver Análisis de sangre/laboratorio más arriba).
Por lo general, se puede iniciar Tecfidera inmediatamente después de interrumpir el tratamiento con interferón o con acetato de glatiramero.
Insuficiencia renal y hepática grave
No se ha estudiado el uso de Tecfidera en pacientes con insuficiencia renal grave o hepática grave, y por lo tanto, se debe tener precaución en estos pacientes (ver sección 4.2).
Enfermedad gastrointestinal activa grave
No se ha estudiado el uso de Tecfidera en pacientes con enfermedad gastrointestinal activa grave y, por lo tanto, se debe tener precaución en estos pacientes.
Rubefacción
En los ensayos clínicos un 34 % de los pacientes tratados con Tecfidera experimentó una reacción de rubefacción. En la mayoría de los pacientes esta reacción de rubefacción fue de leve a moderada. Los datos procedentes de estudios en voluntarios sanos sugieren que la rubefacción asociada al uso de dimetilfumarato probablemente esté mediada por las prostaglandinas. Puede resultar beneficioso administrar un tratamiento de corta duración con 75 mg de ácido acetilsalicílico sin recubrimiento entérico en pacientes afectados de rubefacción intolerable (ver sección 4.5). En dos estudios en
voluntarios sanos se redujo la incidencia y la intensidad de la rubefacción durante el periodo de administración.
Reacciones anafilácticas
Se han notificado casos de anafilaxia/reacción anafiláctica tras la administración de Tecfidera durante la experiencia poscomercialización. Los síntomas pueden incluir disnea, hipoxia, hipotensión, angioedema, exantema o urticaria. Se desconoce el mecanismo de la anafilaxia inducida por el
dimetilfumarato. Estas reacciones se producen normalmente tras la administración de la primera dosis, aunque también se pueden producir en cualquier momento durante el tratamiento, y pueden ser graves y potencialmente mortales. Se debe indicar a los pacientes que suspendan el tratamiento con Tecfidera y busquen atención médica inmediatamente si presentan signos o síntomas de anafilaxia. El tratamiento no se debe reanudar (ver sección 4.8).
Infecciones
En estudios de fase III, controlados con placebo, la incidencia de las infecciones (60 % con Tecfidera frente a un 58 % con placebo) y de las infecciones graves (2 % con Tecfidera frente a un 2 % con placebo) fue similar en ambos grupos de pacientes. Sin embargo, debido a las propiedades inmunomoduladoras de Tecfidera (ver sección 5.1), si un paciente desarrolla una infección grave, se debe considerar la suspensión del tratamiento con Tecfidera y se deben reevaluar los beneficios y los riesgos antes de reiniciar el tratamiento. Se debe instruir a los pacientes en tratamiento con Tecfidera
para que notifiquen los síntomas de infección al médico. Los pacientes con infecciones graves no deben iniciar el tratamiento con Tecfidera hasta que la infección o infecciones remitan.
4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
No se ha estudiado Tecfidera en combinación con terapias antineoplásicas o inmunosupresoras y, por lo tanto, se debe tener precaución durante el uso concomitante. En los estudios clínicos de esclerosis múltiple, el tratamiento concomitante de las recidivas con un ciclo corto de corticoesteroides intravenosos no se asoció a un aumento clínicamente relevante de las infecciones.
Se puede considerar la administración concomitante de vacunas inactivadas de conformidad con los calendarios de vacunación nacionales durante el tratamiento con Tecfidera.
El consumo de cantidades moderadas de alcohol no alteró la exposición a dimetilfumarato y no se asoció a un aumento de reacciones adversas. Después de tomar Tecfidera, se debe evitar durante la primera hora el consumo de grandes cantidades de bebidas alcohólicas (con un volumen de alcohol superior al 30 %), ya que el alcohol puede dar lugar a un aumento de la frecuencia de reacciones adversas gastrointestinales.
En estudios in vitro de inducción del citocromo P450 (CYP) no se observó interacción entre Tecfidera y los anticonceptivos orales. En un estudio in vivo, la administración concomitante de Tecfidera con un anticonceptivo oral combinado (norgestimato y etinilestradiol) no causó ningún cambio relevante en la exposición al anticonceptivo oral. No se han realizado estudios de interacciones con anticonceptivos orales que contengan otros progestágenos; sin embargo, no se espera que Tecfidera tenga un efecto sobre su exposición.
Población pediátrica
Los estudios de interacciones se han realizado solo en adultos.
4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia
Embarazo
No hay datos o estos son limitados relativos al uso de dimetilfumarato en mujeres embarazadas. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad para la reproducción (ver sección 5.3). No se recomienda utilizar Tecfidera durante el embarazo, ni en mujeres en edad fértil que no estén utilizando métodos anticonceptivos apropiados (ver sección 4.5). Tecfidera solo debe usarse durante el embarazo si es claramente necesario y si el posible beneficio justifica el posible riesgo para el feto.
Lactancia
Se desconoce si el dimetilfumarato o sus metabolitos se excretan en la leche materna. No se puede excluir el riesgo en recién nacidos/niños. Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento tras considerar el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre.
Fertilidad
No hay datos sobre los efectos de dimetilfumarato en la fertilidad humana. Los datos de los estudios preclínicos no sugieren que el dimetilfumarato se asocie a un mayor riesgo de reducción de la fertilidad (ver sección 5.3).

Resultado de imagen de tecfidera

Información para el paciente

Tecfidera 120 mg cápsulas duras gastrorresistentes
Tecfidera 240 mg cápsulas duras gastrorresistentes
dimetilfumarato (dimethyl fumarate)

– Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.
Contenido
1. Qué es Tecfidera y para qué se utiliza
2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Tecfidera
3. Cómo tomar Tecfidera
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de Tecfidera
6. Contenido del envase e información adicional
1. Qué es Tecfidera y para qué se utiliza
Qué es Tecfidera
Tecfidera es un medicamento que contiene dimetilfumarato como principio activo.
Para qué se utiliza Tecfidera
Tecfidera se utiliza para tratar la esclerosis múltiple (EM) remitente-recurrente en pacientes adultos.
La EM es una enfermedad a largo plazo que afecta al sistema nervioso central (SNC), que incluye el cerebro y la médula espinal. La EM remitente-recurrente se caracteriza por presentar ataques repetidos (brotes) de síntomas de afectación neurológica. Los síntomas varían de un paciente a otro pero suelen incluir: dificultades para andar, alteraciones del equilibrio y problemas visuales (p. ej., visión borrosa o doble). Estos síntomas pueden desaparecer por completo cuando el brote llega a su fin, pero algunos problemas pueden permanecer.
Cómo funciona Tecfidera
Tecfidera parece que actúa impidiendo que el sistema de defensa del organismo dañe el cerebro y la médula espinal. Esto también puede ayudar a retrasar el futuro deterioro de su EM.
2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Tecfidera
No tome Tecfidera:
– si es alérgico al dimetilfumarato o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

Advertencias y precauciones
Tecfidera puede afectar al número de glóbulos blancos, los riñones e hígado. Antes de comenzar Tecfidera, su médico le hará un análisis de sangre para obtener un recuento de glóbulos blancos y comprobar que sus riñones e hígado funcionan correctamente. Su médico le hará analíticas periódicamente durante el tratamiento. Si presenta una disminución del número de glóbulos blancos durante el tratamiento, el médico puede considerar interrumpir su tratamiento.
Consulte a su médico antes de empezar a tomar Tecfidera si tiene:
– enfermedad renal grave
– enfermedad hepática grave
– una enfermedad del estómago o del intestino
– una infección grave (por ejemplo neumonía)
Niños y adolescentes
Tecfidera no se debe utilizar en niños ni adolescentes menores de 18 años. La seguridad y la eficacia de Tecfidera en este grupo de edades se desconocen.
Otros medicamentos y Tecfidera
Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento, en concreto:
– medicamentos que contienen ésteres de ácido fumárico (fumaratos) utilizados para tratar la psoriasis
– medicamentos que afectan al sistema inmunitario del organismo, incluidos otros
medicamentos utilizados para tratar la EM, tales como fingolimod, natalizumab,
teriflunomida, alemtuzumab, ocrelizumab o cladribina, o algunos tratamientos normalmente usados para el cáncer (rituximab o mitoxantrona).
– medicamentos que afectan a los riñones, incluidos algunos antibióticos (utilizados para tratar las infecciones), “diuréticos” (comprimidos que aumentan la eliminación de orina), ciertos tipos de analgésicos (como el ibuprofeno u otros antiinflamatorios similares, y medicamentos de venta sin receta) y medicamentos que contienen litio
– El uso de Tecfidera y la administración de determinados tipos de vacunas (vacunas atenuadas) podría causarle una infección y, por lo tanto, se debe evitar. Su médico le indicará si le deben administrar otros tipos de vacunas (vacunas inactivadas).
Toma de Tecfidera con alcohol
Después de tomar Tecfidera se debe evitar durante la primera hora el consumo de más de una pequeña cantidad (más de 50 ml) de bebidas alcohólicas fuertes (con un volumen de alcohol de más del 30%, como los licores) porque el alcohol puede interaccionar con este medicamento. Puede producir una inflamación del estómago (gastritis), especialmente en personas con tendencia a padecer esta afección.
Embarazo y lactancia
Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.
Embarazo
No utilice Tecfidera durante el embarazo a no ser que lo haya hablado con su médico.
Lactancia
Se desconoce si el principio activo de Tecfidera pasa a la leche materna. Tecfidera no se debe usar durante la lactancia. Su médico le ayudará a decidir si debe dejar de amamantar, o si debe dejar de tomar Tecfidera. Esta decisión conlleva sopesar los beneficios de la lactancia para su hijo y los beneficios del tratamiento para usted.
Conducción y uso de máquinas
Se desconoce el efecto de Tecfidera sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. No se espera que Tecfidera afecte a su capacidad para conducir y utilizar máquinas.
3. Cómo tomar Tecfidera
Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico.
Dosis de inicio 120 mg dos veces al día.
Tome esta dosis de inicio durante los primeros 7 días, después tome la dosis habitual.
Dosis habitual 240 mg dos veces al día.
Tecfidera se toma por vía oral.
Las cápsulas se deben tragar enteras, con algo de agua. No parta, triture, disuelva ni chupe o mastique las cápsulas porque se podrían incrementar algunos efectos adversos.
Tome Tecfidera con alimentos – ayuda a reducir algunos de los efectos adversos muy frecuentes (incluidos en la sección 4)
Si toma más Tecfidera del que debe
Si toma demasiadas cápsulas, informe a su médico inmediatamente. Puede que experimente efectos adversos similares a los descritos a continuación en la sección 4.
En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20 indicando el medicamento y la cantidad ingerida.
Si olvidó tomar Tecfidera
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
Puede tomar la dosis olvidada si transcurren al menos 4 horas entre las dosis. De lo contrario, espere hasta la hora de la siguiente dosis.
Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.
4. Posibles efectos adversos
Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Efectos graves
Recuentos de linfocitos moderadamente bajos o muy bajos: los recuentos de linfocitos (un tipo de glóbulos blancos de la sangre) pueden disminuir durante un periodo de tiempo prolongado. Un recuento de glóbulos blancos bajo durante un periodo de tiempo prolongado puede aumentar el riesgo de infección, incluida una infección rara del cerebro llamada leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP). Los síntomas de la LMP pueden ser similares a los de un brote de la EM. Los síntomas pueden incluir una debilidad nueva o empeoramiento de la debilidad en un lado del cuerpo; torpeza; cambios en la visión, en el pensamiento o en la memoria; o confusión o cambios de personalidad que duran más de varios días.
 Llame al médico inmediatamente si presenta alguno de estos síntomas
Reacciones alérgicas graves
La frecuencia de las reacciones alérgicas graves no se puede estimar a partir de los datos disponibles (frecuencia no conocida).
El enrojecimiento de la cara o del cuerpo (rubefacción) es un efecto adverso muy frecuente. Sin embargo, si el enrojecimiento viene acompañado de erupción cutánea de color rojo o sarpullido y presenta alguno de estos síntomas:
– hinchazón de cara, labios, boca o lengua (angioedema)
– silbidos al respirar, dificultad respiratoria o falta de aliento (disnea, hipoxia)
– mareos o pérdida del conocimiento (hipotensión)
esto podría entonces constituir una reacción alérgica grave (anafilaxia).
 Deje de tomar Tecfidera y llame al médico inmediatamente
Efectos adversos muy frecuentes
Pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas:
– enrojecimiento de la cara o del cuerpo
– sensación de calor, calor, sensación de ardor o picor (rubefacción)
– heces sueltas (diarrea)
– náuseas o vómitos
– dolor o retortijones de estómago
 Tomar el medicamento con alimentos puede ayudar a reducir los efectos adversos anteriores
Mientras se está en tratamiento con Tecfidera es frecuente que los análisis de orina presenten cetonas, unas sustancias que se producen naturalmente en el organismo.
Consulte a su médico sobre cómo tratar estos efectos adversos. Su médico podrá reducirle la dosis. No se reduzca la dosis a no ser que su médico se lo indique.

Efectos adversos frecuentes
Pueden afectar hasta a 1 de cada 10 personas:
– inflamación de la mucosa intestinal (gastroenteritis)
– vómitos
– indigestión (dispepsia)
– inflamación de la mucosa del estómago (gastritis)
– trastornos gastrointestinales
– sensación de ardor
– sofocos, sensación de calor
– picor de piel (prurito)
– exantema
– manchas rosáceas o rojizas acompañadas de picor en la piel (eritema)
Efectos adversos que pueden aparecer en los análisis de sangre o de orina
– niveles bajos de glóbulos blancos (linfopenia, leucopenia) en sangre. Un descenso de los
glóbulos blancos puede hacer que el cuerpo tenga menos capacidad para combatir
infecciones. Si tiene una infección grave (como una neumonía) comuníqueselo a su
médico inmediatamente
– proteínas (albúmina) en orina
– aumento de las enzimas hepáticas (ALT, AST) en sangre
Efectos adversos poco frecuentes
Pueden afectar hasta a 1 de cada 100 personas:
– Reacciones alérgicas (hipersensibilidad)
– Reducción de las plaquetas sanguíneas
Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles)
– inflamación del hígado y aumento de los niveles de las enzimas hepáticas (ALT o AST
simultáneamente con bilirrubina)

5. Conservación de Tecfidera
Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.
No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el blíster y en la caja después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.
No conservar a temperatura superior a 30ºC.
Conservar los blísters en el embalaje exterior para protegerlos de la luz.
Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

Resultado de imagen de Gilenya

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Gilenya 0,25 mg cápsulas duras

Gilenya 0,5 mg cápsulas duras

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Gilenya 0,25mg cápsulas duras

Cada cápsula de 0,25 mg contiene 0,25 mg de fingolimod (en forma de hidrocloruro).

Gilenya 0,5mg cápsulas duras

Cada cápsula de 0,5 mg contiene 0,5 mg de fingolimod (en forma de hidrocloruro).

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

 

3. FORMA FARMACÉUTICA

Cápsula dura

Gilenya 0,25 mg cápsulas duras

Cápsula de 16 mm con una tapa y cuerpo opacos de color marfil, con una marca de impresión “FTY 0,25mg” radial negra en la tapa y una banda radial negra en el cuerpo.

Gilenya 0,5 mg cápsulas duras

Cápsula de 16 mm con una tapa opaca de color amarillo brillante y un cuerpo opaco de color blanco; con una marca de impresión negra «FTY0.5 mg» en la tapa y dos bandas radiales marcadas en el cuerpo con tinta amarilla.

 

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

Gilenya está indicado en monoterapia como tratamiento modificador del curso de la enfermedad en la esclerosis múltiple remitente recurrente muy activa para los siguientes grupos de pacientes adultos y pacientes pediátricos de 10 años y en adelante:

  • Pacientes con enfermedad muy activa a pesar de un curso de tratamiento completo y adecuado con al menos una terapia modificadora de la enfermedad (para excepciones e información sobre periodos de aclaramiento (lavado), ver secciones 4.4 y 5.1).

ó

  • Pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente grave de evolución rápida definida por 2 o más brotes discapacitantes en un año, y con 1 o más lesiones realzadas con gadolinio en la RM craneal o un incremento significativo de la carga lesional en T2 en comparación con una RM anterior reciente.

 

4.2. Posología y forma de administración

El tratamiento debe ser iniciado y supervisado por un médico experimentado en esclerosis múltiple.(VER CHECKLIST)

Posología

En adultos, la dosis recomendada de Gilenya es una cápsula de 0,5 mg por vía oral una vez al día.

En pacientes pediátricos (de 10 años y en adelante), la dosis recomendada depende del peso corporal:

  • Pacientes pediátricos con peso corporal ≤40 kg: una cápsula de 0,25 mg por vía oral una vez al día.
  • Pacientes pediátricos con peso corporal >40 kg: una cápsula de 0,5 mg por vía oral una vez al día.

A los pacientes pediátricos que empiezan el tratamiento con cápsulas de 0,25 mg y posteriormente alcanzan un peso estable superior a 40 kg se les debe cambiar a cápsulas de 0,5 mg.

Cuando se cambie de una dosis diaria de 0,25 mg a una de 0,5 mg, se recomienda repetir la misma monitorización de la primera dosis, como al inicio del tratamiento.

Gilenya puede tomarse con o sin alimentos.

Las cápsulas siempre se deben tragar intactas, sin abrirlas.

Se recomienda la misma monitorización de la primera dosis igual que con el inicio del tratamiento cuando se interrumpa el tratamiento durante:

  • 1 día o más durante las 2 primeras semanas de tratamiento.
  • más de 7 días durante las semanas 3 y 4 de tratamiento.
  • más de 2 semanas después de un mes de tratamiento.

Si la interrupción del tratamiento es de duración inferior a la descrita, el tratamiento debe continuarse con la siguiente dosis según lo prescrito (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Población de edad avanzada

Gilenya debe utilizarse con precaución en pacientes de 65 o más años de edad debido a que no se dispone de suficientes datos de eficacia y seguridad (ver sección 5.2).

Insuficiencia renal

Gilenya no ha sido estudiado en pacientes con insuficiencia renal en los ensayos pivotales de esclerosis múltiple. En base a los estudios de farmacología clínica, no es necesario un ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada.

Insuficiencia hepática

Gilenya no debe utilizarse en pacientes con insuficiencia hepática grave (Child-Pugh clase C) (ver sección 4.3). Aunque no es necesario un ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada, en estos pacientes debe tenerse precaución durante el inicio de tratamiento (ver secciones 4.4 y 5.2).

Pacientes diabéticos

Gilenya no se ha estudiado en pacientes de esclerosis múltiple con diabetes mellitus concomitante. Gilenya debe utilizarse con precaución en estos pacientes debido a un posible incremento del riesgo de edema macular (ver secciones 4.4 y 4.8). Para detectar edema macular, a estos pacientes debe realizárseles exámenes oftalmológicos de forma regular.

Población pediátrica

No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de Gilenya en niños menores de 10 años. No se dispone de datos.

Se dispone de datos muy limitados en niños con edades comprendidas entre 10 y 12 años (ver secciones 4.4, 4.8 y 5.1).

Forma de administración

Este medicamento se administra por vía oral.

 

4.3. Contraindicaciones

Síndrome de inmunodeficiencia conocida.

Pacientes con riesgo elevado de infecciones oportunistas, incluyendo pacientes inmunocomprometidos (incluyendo aquellos que actualmente reciben tratamiento inmunosupresor o aquellos que están inmunocomprometidos por tratamientos previos).

Infecciones activas graves, infecciones activas crónicas (hepatitis, tuberculosis).

Procesos cancerígenos activos conocidos.

Insuficiencia hepática grave (Child-Pugh clase C).

Pacientes que en los 6 meses previos hayan tenido infarto de miocardio (IM), angina de pecho inestable, infarto/accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés), insuficiencia cardíaca descompensada (que requiere tratamiento hospitalario del paciente), o insuficiencia cardíaca clase III/IV según la New York Heart Association (NYHA) (ver sección 4.4).

Pacientes con arritmias cardíacas graves que requieren tratamiento antiarrítmico con fármacos antiarrítmicos de clase Ia o clase III (ver sección 4.4).

Pacientes con un bloqueo atrioventricular (AV) de segundo grado Mobitz tipo II o bloqueo AV de tercer grado, o síndrome del seno enfermo, si no llevan un marcapasos (ver sección 4.4).

Pacientes con un intervalo QTc basal ≥500 mseg (ver sección 4.4).

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

 

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Bradiarritmia

El inicio del tratamiento con Gilenya produce una disminución transitoria del ritmo cardiaco y también puede estar asociado con retraso de la conducción auriculoventricular, incluyendo la aparición de notificaciones aisladas de bloqueo AV total y transitorio, y que se resolvieron espontáneamente (ver secciones 4.8 y 5.1).

Después de la primera dosis, la disminución del ritmo cardiaco empieza durante la primera hora y alcanza el valor máximo dentro de las primeras 6 horas. Este efecto post-dosificación persiste a lo largo de los siguientes días, aunque normalmente de alcance más moderado, y se reduce a lo largo de las siguientes semanas. Con la administración continuada, de media el ritmo cardiaco vuelve hacia valores basales en aproximadamente un mes. No obstante, algunos pacientes pueden no volver al ritmo cardíaco basal al final del primer mes. Las anomalías en la conducción fueron típicamente transitorias y asintomáticas. Normalmente no requieren tratamiento y se resuelven durante las primeras 24 horas de tratamiento. Si es necesario, la disminución del ritmo cardiaco inducido por fingolimod puede ser revertido por dosis parenterales de atropina o isoprenalina.

 

Resultado de imagen de Gilenya

Información para el paciente

Contenido del prospecto

1.              Qué es Gilenya y para qué se utiliza

2.              Qué necesita saber antes de empezar a tomar Gilenya

3.              Cómo tomar Gilenya

4.              Posibles efectos adversos

5.              Conservación de Gilenya

6.              Contenido del envase e información adicional

 

1. Qué es Gilenya y para qué se utiliza

Qué es Gilenya

El principio activo de Gilenya es fingolimod.

 

Para qué se utiliza Gilenya

Gilenya se utiliza en adultos y en niños y adolescentes (de 10 años de edad y en adelante) para tratar la esclerosis múltiple remitente recurrente (que cursa con brotes) (EM), particularmente en:

–              Pacientes que no responden al tratamiento a pesar de un tratamiento para la EM.

ó

–              Pacientes que rápidamente desarrollan EM grave.

 

Gilenya no cura la EM, pero ayuda a disminuir el número de brotes y a disminuir la velocidad de la progresión de las discapacidades físicas debidas a la EM.

 

Qué es la esclerosis múltiple

La EM es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central (SNC), constituido por el cerebro y la médula espinal. En la EM la inflamación destruye la vaina protectora (llamada mielina) que recubre los nervios en el SNC e impide que los nervios funcionen correctamente. Este proceso recibe el nombre de desmielinización.

 

La EM remitente recurrente se caracteriza por ataques (brotes) repetidos de síntomas del sistema nervioso que son un reflejo de la inflamación que ocurre en el SNC. Los síntomas varían de un paciente a otro, pero por lo general consisten en dificultades para caminar, pérdida de sensibilidad en alguna parte del cuerpo (entumecimiento), problemas de visión o trastornos del equilibrio. Los síntomas de un brote pueden desaparecer por completo cuando finaliza el brote, pero algunos problemas pueden permanecer.

 

Cómo funciona Gilenya

Gilenya ayuda a combatir los ataques del sistema inmunitario sobre el SNC al disminuir la capacidad de algunos glóbulos blancos sanguíneos (linfocitos) para moverse libremente dentro del organismo y al evitar que lleguen al cerebro y la médula espinal. Ello limita la lesión nerviosa atribuida a la esclerosis múltiple. Gilenya también reduce algunas de las respuestas inmunitarias de su organismo.

 

2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Gilenya

No tome Gilenya

  • si tiene una respuesta inmunitaria disminuida (debido a un síndrome de inmunodeficiencia, una enfermedad o a medicamentos que suprimen el sistema inmunitario).
  • si tiene una infección grave activa o una infección crónica activa como hepatitis o tuberculosis.
  • si tiene un cáncer activo.
  • si tiene problemas graves del hígado.
  • si, en los últimos 6meses, ha tenido un ataque de corazón, angina de pecho, accidente cerebrovascular o aviso de accidente cerebrovascular o algún tipo de insuficiencia cardiaca.
  • si tiene algún tipo de latido cardiaco irregular o anormal (arritmia), incluyendo pacientes en los cuales el electrocardiograma (ECG) muestra prolongación del intervalo QT antes de iniciar el tratamiento con Gilenya.
  • si está tomando o ha tomado recientemente medicamentos para el latido cardiaco (del corazón) irregular tales como quinidina, disopiramida, amiodarona o sotalol.
  • si es alérgico al fingolimod o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

Si cualquiera de los casos mencionados anteriormente le aplica, informe a su médico sin tomar Gilenya.

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico antes de empezar a tomar Gilenya:

  • si tiene problemas respiratorios graves cuando duerme (apnea del sueño grave).
  • si le han dicho que tiene un electrocardiográma anómalo.
  • si tiene síntomas de ritmo cardiaco lento (p. ej. mareo, náuseas o palpitaciones).
  • si está tomando o ha tomado recientemente medicamentos que enlentecen su ritmo cardiaco (tales como betabloqueantes, verapamilo, diltiazem o ivabradina, digoxina, agentes anticolinesterásicos o pilocarpina).
  • si tiene antecedentes de pérdida de conciencia repentina o desmayo (síncope).
  • si tiene pensado vacunarse.
  • si nunca ha tenido la varicela.
  • si tiene o ha tenido trastornos u otros signos de inflamación en la zona de la visión central (la mácula) del fondo del ojo (un trastorno del ojo conocido como edema macular, ver más adelante) una inflamación o una infección del ojo (uveítis) o si tiene diabetes (que puede causarle problemas en los ojos).
  • si tiene prolemas hepáticos.
  • si tiene la presión arterial alta y que no puede ser controlada con medicamentos.
  • si tiene problemas pulmonares graves o «tos del fumador».

Si cualquiera de los casos mencionados anteriormente le aplica, informe a su médico antes de tomar Gilenya.

 

Ritmo cardiaco lento (bradicardia) y latidos del corazón irregulares

Al inicio del tratamiento o después de tomar la primera dosis de 0,5 mg, en el caso que le hayan cambiado la dosis anterior de 0,25 mg una vez al día, Gilenya produce una disminución del ritmo cardiaco. Como resultado de ello, puede que se sienta mareado o cansado, que sea consciente del latido cardiaco, o su presión arterial pueda descender. Si estos efectos son pronunciados, informe a su médico ya puede necesitar un tratamiento de forma inmediata. Gilenya también puede hacer que los latidos del corazón se vuelvan irregulares, especialmente después de la primera dosis. Los latidos irregulares suelen normalizarse en menos de un día. El ritmo cardiaco lento habitualmente se normaliza en el plazo de un mes.

 

Su médico le pedirá que permanezca en la consulta o en el hospital durante un mínimo de 6 horas, con controles del pulso y la presión arterial cada hora, después de tomar la primera dosis de Gilenya o después de tomar la primera dosis de 0,5 mg, en el caso que le hayan cambiado la dosis anterior de 0,25 mg una vez al día, para que se puedan tomar las medidas adecuadas en caso de que se produzcan efectos adversos que aparecen al inicio del tratamiento. Le deberán hacer un electrocardiograma antes de la primera dosis de Gilenya y tras el periodo de monitorización de 6 horas. Su médico podrá monitorizarle de forma continua su electrocardiograma durante este tiempo. Si después del periodo de 6 horas tiene un ritmo cardiaco muy lento o decreciente, o si su electrocardiograma muestra anomalías, necesitará ser monitorizado durante un periodo más extenso (como mínimo 2 horas más y posiblemente durante la noche, hasta que esto se haya resuelto). Lo mismo puede aplicar si está reanudando Gilenya tras una pausa en el tratamiento, dependiendo tanto de la duración de la pausa como de cuánto tiempo estuvo tomando Gilenya antes de la pausa.

 

Si tiene, o está en situación de riesgo de tener, latidos irregulares o anómalos, si su electrocardiograma es anómalo, o si tiene una enfermedad cardiaca o insuficiencia cardiaca, puede que Gilenya no sea adecuado para usted.

 

Si ha sufrido desmayos repentinos en el pasado o disminución del ritmo cardiaco, puede que Gilenya no sea apropiado para usted. Será evaluado por un cardiólogo (especialista del corazón) que le aconsejará como debe iniciar el tratamiento con Gilenya, incluyendo la monitorización durante la noche.

 

Si está tomando otros medicamentos que pueden hacer enlentecer la frecuencia cardiaca, puede que Gilenya no sea adecuado para usted. Es necesario que un cardiólogo le evalúe, y sea quien valore si puede cambiar a medicamentos alternativos que no disminuyan el ritmo cardiaco para permitir el tratamiento con Gilenya. Si el citado cambio es imposible, el cardiólogo le aconsejará como debe iniciar el tratamiento con Gilenya, incluyendo la monitorización durante la noche.

 

Si nunca ha pasado la varicela

Si no ha pasado la varicela, su médico comprobará su inmunidad frente al virus que la causa (virus varicela-zóster). Si no está protegido frente al virus, probablemente antes de empezar el tratamiento con Gilenya requiera vacunarse. Si así fuera, su médico demorará un mes el inicio del tratamiento con Gilenya una vez completado el ciclo de vacunación.

 

Infecciones

Gilenya reduce el número de glóbulos blancos de la sangre (especialmente el número de linfocitos). Los glóbulos blancos combaten las infecciones. Durante el tratamiento con Gilenya (y hasta dos meses después de que interrumpa el tratamiento), puede contraer infecciones con mayor facilidad. Puede incluso que se agrave una infección que ya padece. Las infecciones pueden ser graves y potencialmente mortales. Si cree que ha contraído una infección, tiene fiebre, tiene síntomas parecidos a la gripe o tiene dolor de cabeza acompañado de rigidez en la nuca, sensibilidad a la luz, náuseas y/o confusión (los cuales pueden deberse a una infección por hongos y pueden ser síntomas de meningitis), contacte inmediatamente con su médico porque puede ser grave y mortal. Si cree que su EM está empeorando (p. ej. debilidad o cambios visuales) o si advierte cualquier síntoma nuevo, informe a su médico inmediatamente, porque pueden ser los síntomas de un trastorno cerebral raro causado por una infección y llamado leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP). La LMP es una enfermedad grave que puede provocar una discapacidad grave o la muerte.

 

Se ha notificado infección por el virus del papiloma humano (VPH) incluyendo papiloma, displasia, verrugas y cáncer asociado a VPH, en pacientes tratados con Gilenya. Su médico valorará si necesita vacunarse contra el VPH antes de iniciar el tratamiento. Si es mujer, su médico también le recomendará realizar revisiones del VPH.

 

Edema macular

Antes de iniciar el tratamiento con Gilenya, el médico podría solicitar que le hagan una exploración del ojo si tiene o ha tenido trastornos visuales u otros signos de inflamación en la zona de la visión central (la mácula) del fondo del ojo, una inflamación o una infección del ojo (uveítis) o diabetes.

 

Después de iniciar el tratamiento con Gilenya, el médico podría solicitar que le realicen una exploración del ojo al cabo de 3 ó 4 meses de tratamiento.

 

La mácula es una pequeña zona de la retina ubicada en el fondo del ojo que le permite ver formas, colores y detalles con claridad y nitidez. Gilenya puede producir la inflamación de la mácula y dicho trastorno se conoce como edema macular. La inflamación suele ocurrir en los primeros cuatro meses de tratamiento con Gilenya.

 

Si tiene diabetes o ha tenido una inflamación del ojo conocida como uveítis, tendrá más probabilidades de padecer un edema macular. En estos casos su médico querrá que se realice controles oculares de forma regular para detectar edema macular.

 

Si ha tenido edema macular, consúltelo con su médico antes de continuar el tratamiento con Gilenya.

 

Un edema macular puede causar los mismos síntomas visuales a los producidos en un ataque de EM (neuritis óptica). Al principio puede que no tenga síntomas. Es necesario que comunique a su médico cualquier cambio que note en su visión. Su médico podría querer realizarle una exploración del ojo, especialmente si:

  • El centro de su campo de visión se vuelve borroso o contiene sombras;
  • Aparece una mancha ciega en el centro de su campo de visión;
  • Tiene problemas para ver colores o pequeños detalles.

 

Pruebas de la función hepática

Si tiene problemas hepáticos (del hígado) graves, no debe tomar Gilenya. Gilenya puede afectar la función hepática. Es probable que usted no perciba ningún síntoma, pero si nota un tono amarillento en la piel o en la parte blanca del ojo, orina anormalmente oscura o padece náuseas y vómitos sin causa aparente, informe inmediatamente a su médico.

 

Si tiene alguno de esos síntomas después de iniciar el tratamiento con Gilenya, informe inmediatamente a su médico.

 

Durante los primeros doce meses de tratamiento su médico solicitará análisis de sangre para controlar su función hepática. Podría tener de interrumpir el tratamiento si los resultados de sus análisis indican un problema con su hígado.

 

Presión arterial alta

Como Gilenya produce un ligero aumento de la presión arterial, su médico querrá que se controle su presión arterial de forma regular.

 

Problemas pulmonares

Gilenya tiene un efecto leve sobre la función pulmonar. Los pacientes con problemas pulmonares graves o con «tos del fumador» tienen una mayor probabilidad de desarrollar efectos adversos.

 

Recuento sanguíneo

El efecto que se espera del tratamiento con Gilenya es reducir la cantidad de glóbulos blancos de su sangre. Este efecto generalmente se normaliza durante los 2 meses después de la interrupción del tratamiento. Si tiene de hacerse análisis sanguíneos, informe al médico de que está tomando Gilenya, ya que si no lo hiciera puede que el médico no entendiera los resultados de los análisis. Para determinados análisis sanguíneos su médico puede necesitar más sangre de lo habitual.

 

Antes de iniciar el tratamiento con Gilenya, su médico confirmará si tiene suficiente glóbulos blancos en su sangre y puede que quiera repetir los controles de forma regular. En caso de que no tenga sufientes glóbulos blancos, podrá tener que interrumpir el tratamiento con Gilenia.

 

Síndrome de encefalopatía posterior reversible (SEPR)

Raramente se ha descrito una condición denominada síndrome de encefalopatía posterior reversible (SEPR) en pacientes de esclerosis múltiples tratados con Gilenya. Los síntomas pueden incluir un inicio repentino e intenso de dolor de cabeza, confusión, convulsiones y cambios de la visión. Informe a su médico inmediatamente si experimenta cualquiera de estos síntomas durante el tratamiento con Gilenya porque puede ser grave.

 

Cáncer de piel

En pacientes con EM que han sido tratados con Gilenya se han notificado casos de cáncer de piel. Informe a su médico inmediatamente si nota algún nodulo en la piel (p. ej. nódulos brillantes con apariencia de perla), manchas o heridas abiertas que no cicatrizan durante semanas. Los síntomas de un cáncer de piel pueden incluir crecimiento anormal o cambios en el tejido de la piel (p. ej. lunares inusuales) que con el tiempo cambian de color, forma o tamaño. Antes de comenzar el tratamiento con Gilenya, se requiere un examen de la piel para comprobar si tiene algún nódulo en la piel. Su médico también le realizará controles periódicos de la piel durante el tratamiento con Gilenya. Si aparece algún problema en la piel, su médico puede derivarle a un dermatólogo, quien puede decidir si es importante visitarle de forma regular.

 

Exposición al sol y protección frente al sol

Fingolimod debilita su sistema inmune, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer, especialmente cáncer de piel. Debe limitar su exposición al sol y a los rayos UV mediante:

  • el uso de ropa protectora adecuada.
  • la aplicación con regularidad de una crema solar con un índice alto de protección UV.

 

Ancianos

La experiencia en Gilenya en pacientes ancianos (de más de 65 años) es limitada. Ante cualquier duda, consúltelo con su médico.

 

Niños y adolescentes

Gilenya no debe administrarse en niños menores de 10 años de edad ya que no ha sido estudiado en pacientes con EM en este grupo de edad.

 

Las advertencias y precauciones mencionadas anteriormente también aplican a niños y adolescentes. La siguiente información es especialmente importante para niños y adolescentes y sus cuidadores:

  • Antes de que inicie el tratamiento con Gilenya, su médico comprobará su estado de vacunaciones. En el caso que no le hayan administrado ciertas vacunas, puede ser necesario que se las pongan antes de que pueda empezar el tratamiento con Gilenya.
  • La primera vez que tome Gilenya, o cuando cambie de una dosis diaria de 0,25 mg a una dosis diaria de 0,5 mg, su médico le controlará el ritmo cardiaco y los latidos del corazón (ver el apartado anterior “Ritmo cardiaco lento (bradicardia) y latidos del corazón irregulares”).
  • Si tiene convulsiones o ataques antes de tomar o mientras toma Gilenya, informe a su médico.
  • Si sufre de depresión o ansiedad o si durante el tratamiento con Gilenya se siente deprimido o con ansiedad, informe a su médico. Puede que necesite un mayor seguimiento.

 

Otros medicamentos y Gilenya

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Informe a su médico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos:

  • Medicamentos que suprimen o modulan al sistema inmunitario, incluidos otros medicamentos utilizadas para el tratamiento de la EM, como interferón beta, acetato de glatirámero, natalizumab, mitoxantrona, teriflunomida, dimetilfumarato o alemtuzumab. No debe utilizar Gilenya junto a estos medicamentos debido a que esto podría intensificar el efecto sobre el sistema inmunitario (ver también «No use Gilenya»).
  • Corticosteroides debido a un efecto añadido sobre el sistema inmune.
  • Vacunas. Si necesita una vacuna, informe a su médico en primer lugar. Durante el tratamiento con Gilenya y hasta dos meses después de su interrupción, no deberán administrarle cierto tipo de vacunas (vacunas elaboradas con virus vivos atenuados) ya que pueden provocar las infecciones que estas mismas vacunas deberían prevenir. Es posible que otras vacunas no surtan el efecto deseado si se administran durante este periodo de tiempo.
  • Medicamentos que enlentecen el ritmo cardiaco (por ejemplo los betabloqueantes como el atenolol). El uso de Gilenya con estos medicamentos puede intensificar el efecto sobre el ritmo cardiaco durante los primeros días después de iniciar el tratamiento con Gilenya.
  • Medicamentos para tratar los latidos irregulares del corazón, como quinina, disopiramida, amiodarona o sotalol. Si toma alguno de estos medicamentos no debe usar Gilenya, ya que esto podría intensificar el efecto sobre los latidos irregulares del corazón (ver también el apartado ‘No tome Gilenya’).
  • Otros medicamentos:
  • inhibidores de la proteasa, antiinfecciosos como el ketoconazol, antifúngicos azol, claritromicina o telitromicina.
    • carbamazepina, rifampicina, fenobarbital, fenitoína, efavirenz o Hierba de San Juan (riesgo potencial de reducción de la eficacia de Gilenya).

 

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

 

Antes de iniciar el tratamiento con Gilenya su médico le podría pedir la realización de una prueba de embarazo para asegurarse de que no está embarazada. Durante el tratamiento con Gilenya y durante los dos meses posteriores a la interrupción del mismo debe evitar quedarse embarazada debido al riesgo de daño en el bebé. Consulte con su médico acerca de los métodos fiables para evitar el embarazo que debe utilizar durante el tratamiento con Gilenya y durante los dos meses después de la interrupción del tratamiento.

 

Si se queda embarazada durante el tratamiento con Gilenya, deje de tomar el medicamento e informe inmediatamente a su médico. Su médico y usted deberán decidir qué es lo mejor para usted y su bebé.

 

Durante el tratamiento con Gilenya no deberá dar el pecho. Gilenya pasa a la leche materna y existe el riesgo de que el bebé pueda tener efectos adversos graves.

 

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

 

Conducción y uso de máquinas

Su médico le informará si su enfermedad le permite conducir vehículos, incluido bicicletas, y utilizar máquinas de forma segura. No se prevé que Gilenya pueda tener influencia en su capacidad para conducir y utilizar máquinas.

 

Sin embargo, al inicio del tratamiento tendrá que permanecer en la consulta médica u hospital durante 6 horas después de tomar la primera dosis de Gilenya. Durante este periodo de tiempo y puede que después, su habilidad para conducir y utilizar máquinas podría verse alterada.

 

 

3. Cómo tomar Gilenya

El tratamiento con Gilenya será supervisado por un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

 

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico.

 

La dosis recomendada es:

 

Adultos:

La dosis es de una cápsula de 0,5mg al día.

Niños y adolescentes (de 10 años de edad y en adelante):

La dosis depende del peso corporal:

  • Niños y adolescentes con un peso igual o inferior a 40kg: una cápsula de 0,25 mg al día.
  • Niños y adolescentes con un peso superior a 40kg: una cápsula de 0,5 mg al día.

A los niños y adolescentes que empiezan con una cápsula de 0,25 mg al día y más adelante alcanzan un peso estable superior a 40 kg, el médico les indicará que cambien a una cápsula de 0,5 mg al día. En este caso, se recomienda repetir el periodo de observación de la primera dosis.

 

No exceda la dosis recomendada.

 

Gilenya se usa por vía oral.

Tome Gilenya una vez al día con un vaso de agua. Las cápsulas de Gilenya siempre se deben tragar intactas, sin abrirlas Puede tomar Gilenya con o sin alimentos.

 

La toma de Gilenya cada día a la misma hora le ayudará a recordar el momento en que debe tomar el medicamento.

 

Su médico le puede cambiar directamente de interferón beta, acetato de glatiramero o dimetilfumarato a Gilenya si no existen signos de anomalías causadas por el tratamiento previo. Su médico podría tener que realizarle un análisis de sangre para descartar dichas anomalías. Después de interrumpir natalizumab podría tener de esperar durante 2‑3 meses antes de iniciar el tratamiento con Gilenya. Para cambiar de teriflunomida, su médico podría aconsejarle esperar un tiempo o hacer un procedimiento de eliminación acelerado. Si le han tratado con alemtuzumab, se requiere una evaluación minuciosa y una discusión con su médico para decidir si Gilenya es adecuado para usted.

 

Si tiene dudas sobre la duración del tratamiento con Gilenya, consulte con su médico o su farmacéutico.

 

Si toma más Gilenya del que debe

Si ha tomado más Gilenya de lo que debiera, informe a su médico inmediatamente.

 

Si olvidó tomar Gilenya

Si ha estado tomando Gilenya durante menos de 1 mes y olvida tomar 1 dosis durante un día entero, hable con su médico antes de tomar la siguiente dosis. Su médico puede decidir mantenerle bajo observación en el momento en el que tome la siguiente dosis.

 

Si ha estado tomando Gilenya durante al menos 1 mes y se ha olvidado de tomar su tratamiento durante más de 2 semanas, hable con su médico antes de tomar la siguiente dosis. Su médico puede decidir mantenerle bajo observación en el momento en el que tome la siguiente dosis. Sin embargo, si se ha olvidado de tomar su tratamiento durante un periodo de hasta 2 semanas, puede tomar la siguiente dosis tal y como lo tenía previsto.

 

Nunca tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

 

Si interrumpe el tratamiento con Gilenya

No deje de tomar Gilenya ni cambie la dosis que se debe tomar sin comentarlo antes con su médico.

 

Gilenya permanecerá en su organismo hasta dos meses después de la interrupción del tratamiento. El número de glóbulos blancos de la sangre (recuento de de linfocitos) puede permanecer bajo durante este período y es posible que todavía se manifiesten los efectos adversos descritos en este prospecto. Después de interrumpir el tratamiento con Gilenya podría tener que esperar durante 6‑8 semanas antes de iniciar un nuevo tratamiento con EM.

 

Si debe reanudar el tratamiento con Gilenya tras una pausa de más de dos semanas, el efecto sobre el ritmo cardiaco que puede darse al inicio del tratamiento puede repetirse y será necesario que se le monitorice en la consulta médica para reiniciar el tratamiento. No reinicie el tratamiento con Gilenya después de que lo haya interrumpido durante más de dos semanas sin pedir consejo a su médico.

 

Su médico decidirá si es necesario hacerle un seguimiento tras la interrupción del tratamiento con Gilenya y de qué modo.

 

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.

 

 

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

 

Algunos efectos adversos pueden ser graves o potencialmente graves

Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Tos con expectoración (flema), molestias en el pecho, fiebre (signos de alteraciones pulmonares)
  • Infección por virus del herpes (culebrilla o herpes zóster) con síntomas como ampollas, escozor, picor o dolor de la piel, especialmente en la parte superior del cuerpo o la cara. Otros síntomas que puede tener son fiebre y debilidad en la fase temprana de la infección, seguida de insensibilidad, picor o manchas rojas con dolor intenso
  • Latido lento del corazón (bradicardia), ritmo del corazón irregular
  • Un tipo de cáncer de piel conocido como carcinoma de células basales (CCB) que a menudo se presenta en forma de nódulo con apariencia de perla, aunque también puede tener otras formas
  • Se sabe que la población con esclerosis múltiple tiene depresión y ansiedad con mayor frecuencia y también se han notificado en pacientes pediátricos tratados con Gilenya

 

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Neumonía, con síntomas como la fiebre, tos, dificultad para respirar
  • Edema macular (inflamación en la zona de la visión central de la retina en el fondo del ojo) con síntomas como sombras o una mancha ciega o sin visión en el dentro del campo visual, visión borrosa, problemas para ver colores o detalles
  • Disminución del número de plaquetas sanguíneas lo que aumenta el riesgo de sangrado o hematomas
  • Melanoma maligno (un tipo de cáncer de piel que normalmente se desarrolla a partir de un lunar inusual). Los signos posibles de melanoma incluyen lunares que con el tiempo pueden cambiar de tamaño, forma, grosor o color, o la formación de nuevos lunares. Los lunares pueden producir picor, sangrar o ulcerarse
  • Convulsiones, ataques (más frecuentes en niños y adolescentes que en adultos)

 

Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas):

  • Una enfermedad llamada síndrome de encefalopatía posterior reversible (SEPR). Los síntomas pueden incluir el inicio repentino e intenso de dolor de cabeza, confusión, convulsiones y/o alteraciones visuales
  • Linfoma (un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático)
  • Carcinoma de células escamosas: un tipo de cáncer de piel que se puede presentar en forma de bulto (nódulo) firme de color rojo, una llaga con costra, o una nueva llaga sobre una cicatriz existente

 

Muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas):

–              Anomalía en el electrocardiograma (inversión de la onda T)

–              Tumor relacionado con la infección por el virus del herpes humano 8 (sarcoma de Kaposi)

 

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

–              Reacciones alérgicas, incluyendo síntomas de erupción o urticaria con picor, hinchazón de labios, lengua o cara, que es más probables que aparezcan el día que comienza el tratamiento con Gilenya

–              Riesgo de una infección cerebral rara llamada leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP). Los síntomas de la LMP pueden ser similares a los de un brote de la EM. También podrían surgir síntomas que podría no advertir por sí mismo, tales como cambios de humor o de comportamiento, pérdidas de memoria, dificultades del habla y de la comunicación, que su médico podría tener que investigar con más detenimiento para descartar una LMP. Por lo tanto, si cree que su EM está empeorando o si usted o las personas cercanas a usted advierten cualquier síntoma nuevo o inusual, es muy importante que informe a su médico lo antes posible

–              Infecciones criptocócicas (un tipo de infección por hongos), incluyendo meningitis criptocócica con síntomas como dolor de cabeza acompañado de rigidez en la nuca, sensibilidad a la luz, náuseas y/o confusión

–              Carcinoma de células de Merkel (un tipo de cáncer de piel). Los signos posibles de carcinoma de células de Merkel incluyen la formación de un bulto (nódulo) indoloro de color carne o rojo azulado, generalmente en la cara, cabeza o cuello. El carcinoma de células de Merkel también se puede presentar en forma de nódulo o masa firme e indolora. La exposición solar a largo plazo y un sistema inmunológico débil pueden afectar el riesgo de desarrollar carcinoma de células de Merkel

 

Si tiene cualquiera de estos síntomas, informe a su médico inmediatamente.

 

Otros efectos adversos

Muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

  • Infección por virus de la gripe con síntomas como cansancio, escalofríos, dolor de garganta, dolor en articulaciones o músculos, fiebre
  • Sensación de presión o dolor en las mejillas y la frente (sinusitis)
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Dolor de espalda
  • Análisis de sangre con alteraciones de los niveles de enzimas hepáticas
  • Tos

 

Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Tiña versicolor (infección por hongos en la piel)
  • Mareo
  • Dolor de cabeza intenso, generalmente acompañado de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz (migraña)
  • Nivel bajo de glóbulos blancos (linfocitos, leucocitos)
  • Debilidad
  • Sarpullido con picor, enrojecimiento de la piel y quemazón (eczema)
  • Picor
  • Aumento de los niveles sanguíneos de ciertos lípidos (triglicéridos)
  • Pérdida de cabello
  • Dificultad para respirar
  • Depresión
  • Visión borrosa (ver también la sección sobre el edema macular bajo el título «Algunos efectos adversos pueden ser graves o potencialmente graves»)
  •              Hipertensión (Gilenya puede producir un leve aumento de la presión arterial)
  • Dolor muscular
  • Dolor en las articulaciones

 

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Niveles bajos de ciertos glóbulos blancos (neutrófilos)
  • Humor depresivo
  • Náuseas

 

Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas):

–              Alteraciones de los vasos sanguíneos

–              Trastornos del sistema nervioso

–              Cáncer del sistema linfático (linfoma)

 

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

–              Inflamación periférica

 

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico.

 

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Apéndice V. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

 

 

5. Conservación de Gilenya

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase y en el blíster de aluminio después de CAD/EXP. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

No conservar a temperatura superior a 25°C.

Conservar en el embalaje original para protegerlo de la humedad.

No utilice ningún envase que esté dañado o tiene signos de haber sido manipulado.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

 

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Gilenya

  •       El principio activo es fingolimod.

 

Gilenya 0,25mg cápsulas duras

  •       Cada cápsula contiene 0,25 mg de fingolimod (como hidrocloruro).
  •       Los demás componentes son:

Contenido de la cápsula: manitol, hidroxipropilcelulosa, hidroxipropilbetadex, estearato de magnesio.

Cubierta de la cápsula: gelatina, dióxido de titanio (E171), óxido de hierro amarillo (E172).

Tinta de impresión: Goma laca (E904), óxido de hierro negro (E172), propilenglicol (E1520), solución de amonio, concentrado (E527).

 

Gilenya 0,5mg cápsulas duras

  •       Cada cápsula contiene 0,5 mg de fingolimod (como hidrocloruro).
  •       Los demás componentes son:

Contenido de la cápsula: manitol, estearato de magnesio.

Cubierta de la cápsula: gelatina, dióxido de titanio (E171), óxido de hierro amarillo (E172).

Tinta de impresión: goma laca (E904), etanol anhidro, alcohol isopropílico, alcohol butílico, propilenglicol (E1520), agua purificada, solución de amonio, concentrado (E527), hidróxido de potasio, óxido de hierro negro (E172), óxido de hierro amarillo (E172), dióxido de titanio (E171), dimeticona.

 

 

Aspecto del producto y contenido del envase

 

Gilenya 0,25 mg cápsulas duras tiene un cuerpo y una tapa opacos de color marfil. En la tapa tiene una marca de impresión negra “FTY 0.25mg” y en el cuerpo una banda radial negra.

 

Gilenya 0,5 mg cápsulas duras tiene un cuerpo opaco de color blanco y una tapa opaca de color amarillo brillante. En la tapa tiene una marca de impresión negra “FTY0.5mg” y en el cuerpo dos bandas radiales marcadas con tinta amarilla.

 

Gilenya 0,25 mg cápsulas está disponible en envases conteniendo 7 ó 28 cápsulas. Puede que en su país solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

Gilenya 0,5 mg cápsulas está disponible en envases conteniendo 7, 28 ó 98 cápsulas o en multienvases conteniendo 84 cápsulas (3 envases de 28 cápsulas). Puede que en su país solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

 

Resultado de imagen de avonex

 

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

AVONEX 30 microgramos polvo y disolvente para solución inyectable

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada vial BIO-SET contiene 30 microgramos (6 millones de UI) de interferón beta-1a.
Después de la reconstitución con el disolvente (agua para preparaciones inyectables), el vial contiene 1,0 ml de solución. La concentración de interferón beta-1a es de 30 microgramos por mililitro.
Utilizando el Estándar Internacional para Interferón de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 30 microgramos de AVONEX contienen 6 millones de UI de actividad antivírica. Se desconoce la actividad frente a otros estándares.
Excipiente(s) con efecto conocido
Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Polvo y disolvente para solución inyectable.
El vial contiene polvo compactado de color blanco o casi blanco.
4. DATOS CLÍNICOS
4.1 Indicaciones terapéuticas
AVONEX está indicado para el tratamiento de
• Pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple (EM) recidivante. En ensayos clínicos, se caracterizó por dos o más exacerbaciones agudas (recaídas) en los últimos tres años sin evidencia de progresión continua entre recaídas; AVONEX retrasa la progresión de la
incapacidad y disminuye la frecuencia de las recaídas.
• Pacientes con un único acontecimiento desmielinizante con un proceso inflamatorio activo, si es lo bastante grave como para justificar el tratamiento con corticosteroides intravenosos, si se han excluido diagnósticos alternativos y si resultan tener un riesgo elevado para el desarrollo de esclerosis múltiple definida clínicamente (ver sección 5.1).
AVONEX se debe interrumpir en los pacientes que desarrollen EM progresiva.
4.2 Posología y forma de administración
El tratamiento debe iniciarse bajo la supervisión de un médico experto en el tratamiento de la enfermedad.
Posología
Adultos: la dosis recomendada para el tratamiento de la EM recidivante es de 30 microgramos (1 ml de solución) administrados en inyección intramuscular (IM) una vez por semana (ver sección 6.6). No se ha observado ningún beneficio adicional mediante la administración de una dosis más alta (60 microgramos) una vez a la semana.
Ajuste de la dosis: a fin de ayudar a los pacientes a reducir la incidencia y gravedad de los síntomas seudogripales (ver sección 4.8), al iniciarse el tratamiento puede efectuarse una fase de ajuste de la dosis. El ajuste de dosis usando el BIOSET o la jeringa precargada puede iniciarse en incrementos de ¼ de dosis por semana hasta alcanzar la dosis completa (30 microgramos/semana) a la cuarta semana.
Una pauta de ajuste de la dosis alternativa consiste en iniciar la terapia con aproximadamente ½ dosis de AVONEX una vez por semana antes de pasar a la dosis total. Para obtener una eficacia adecuada se debe alcanzar y mantener una dosis de 30 µg una vez por semana tras completarse el período inicial de ajuste de dosis.
Antes de la inyección, y durante un período adicional de 24 horas tras cada inyección, se aconseja el uso de un analgésico antipirético para disminuir los síntomas seudogripales asociados con la administración de AVONEX. Estos síntomas generalmente se presentan durante los primeros meses de tratamiento.
Población pediátrica: No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de AVONEX en adolescentes de 12 a 16 años. Los datos actualmente disponibles están descritos en la sección 4.8 y 5.1,sin embargo no se puede hacer una recomendación posológica.
No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de AVONEX en niños menores de 12 años.No se dispone de datos.
Pacientes de edad avanzada: Los ensayos clínicos no han incluido un número de pacientes de 65 años o más suficiente para determinar si responden de forma distinta que los más jóvenes. Sin embargo,teniendo en cuenta el modo de eliminación del principio activo, no hay motivos teóricos para ajustar la dosis en pacientes de edad avanzada.
Forma de administración
Se debe cambiar cada semana el punto de inyección intramuscular (ver sección 5.3).
El médico puede prescribir una aguja de 25 mm, de calibre 25 si la considera adecuada para administrar una inyección intramuscular al paciente.
En el momento actual, se desconoce durante cuánto tiempo se deben tratar los pacientes. Los pacientes deben ser evaluados clínicamente después de dos años de tratamiento y la continuación del tratamiento debe ser decidida por el médico prescriptor de una forma individualizada. El tratamiento debe ser interrumpido si el paciente desarrolla EM progresiva crónica.
Para consultar las instrucciones de reconstitución del medicamento antes de la administración, ver sección 6.6.
4.3 Contraindicaciones
– Inicio del tratamiento en el embarazo (ver sección 4.6).
– Pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al interferón β recombinante o natural, a la albúmina humana o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.
– Pacientes con depresión severa activa y/o ideación suicida (ver las secciones 4.4 y 4.8).
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Se debe administrar AVONEX con precaución a pacientes con trastornos depresivos anteriores o activos, en particular a aquéllos con antecedentes de ideación suicida (ver sección 4.3). Es sabido que la depresión y la ideación suicida se presentan con elevada frecuencia en la población con esclerosis múltiple y en asociación con el uso de interferón. Se debe aconsejar a los pacientes que informen de inmediato a su médico ante cualquier síntoma de depresión y/o ideas de suicidio.
Se debe controlar estrechamente a aquellos pacientes que muestren signos de depresión durante el tratamiento y tratarlos de manera adecuada. Se debe considerar la interrupción del tratamiento con AVONEX (ver las secciones 4.3 y 4.8).
Se debe administrar AVONEX con precaución a pacientes con antecedentes de crisis epilépticas y a los que estén recibiendo tratamiento con antiepilépticos, en particular si la epilepsia no está adecuadamente controlada con antiepilépticos (ver las secciones 4.5 y 4.8).
Se debe tener precaución y se debe vigilar estrechamente cuando se administre AVONEX a pacientes con insuficiencia renal o hepática grave y a aquellos pacientes con mielosupresión grave.
Microangiopatía trombótica (MAT): Se han notificado casos de MAT, manifestada como púrpura trombótica trombocitopénica (PTT) o síndrome urémico hemolítico (SUH), incluidos casos mortales, con medicamentos con interferón beta. Los acontecimientos se notificaron en diferentes momentos del tratamiento y pueden ocurrir transcurridas varias semanas o años después de comenzar el tratamiento con interferón beta. Las manifestaciones clínicas incipientes incluyen trombocitopenia, hipertensión de
nueva aparición, fiebre, síntomas del sistema nervioso central (por ejemplo, confusión, paresia) e insuficiencia renal. Los resultados de laboratorio sugestivos de MAT incluyen disminución del recuento de plaquetas, aumento de lactato deshidrogenasa (LDH) en suero debido a la hemólisis y esquistocitos (fragmentación de los eritrocitos) en un frotis de sangre. Por lo tanto, si se observan manifestaciones clínicas de MAT, se recomienda realizar más pruebas para controlar los niveles de plaquetas en sangre, la LDH en suero, frotis de sangre y función renal. Si se diagnostica MAT, es preciso iniciar el tratamiento inmediatamente (considerar recambio plasmático) y se recomienda suspender inmediatamente AVONEX.
Síndrome nefrótico: se han notificado casos de síndrome nefrótico con diferentes nefropatías subyacentes, incluyendo la glomeruloesclerosis focal y segmentaria colapsante (GESFC), enfermedad con cambios mínimos (ECM), glomerulonefritis membranoproliferativa (GNMP) y glomerulopatía membranosa (GNM) durante el tratamiento con medicamentos a base de interferón beta. Los acontecimientos se notificaron en diversos momentos durante el tratamiento y pueden ocurrir después
de varios años de tratamiento con interferón beta. Se recomienda monitorizar periódicamente para detectar signos o síntomas precoces tales como edema, proteinuria y deterioro de la función renal, especialmente en pacientes con mayor riesgo de enfermedad renal. Es necesario tratar inmediatamente el síndrome nefrótico y considerar la suspensión del tratamiento con AVONEX.
Se ha notificado lesión hepática con niveles elevados de enzimas hepáticas en suero, hepatitis, hepatitis autoinmune e insuficiencia hepática con interferón beta en estudios poscomercialización (ver sección 4.8). A veces, estas reacciones se han producido en presencia de otros medicamentos asociados a lesión hepática. No se ha determinado la posibilidad de efectos aditivos debidos a varios medicamentos o a otros agentes hepatotóxicos (p. ej., alcohol). Se debe vigilar en los pacientes la aparición de signos de lesión hepática y se tomarán precauciones cuando se utilicen interferones
conjuntamente con otros medicamentos asociados a lesión hepática.
Se debe controlar estrechamente a aquellos pacientes con enfermedades cardíacas tales como angina, insuficiencia cardíaca congestiva o arritmia por el empeoramiento de su situación clínica durante el tratamiento con AVONEX. Los síntomas seudogripales asociados al tratamiento con AVONEX pueden resultar estresantes para aquellos pacientes con una alteración cardíaca subyacente.
El uso de interferón se asocia con alteraciones analíticas. Por lo tanto, además de las pruebas analíticas que se realizan normalmente para controlar a aquellos pacientes con EM, se recomienda llevar a cabo recuento leucocitario completo y diferencial, recuento de plaquetas y química sanguínea, incluyendo pruebas de función hepática durante el tratamiento con AVONEX. Aquellos pacientes con mielosupresión pueden necesitar una monitorización más estrecha del recuento hematológico completo, con diferencial y de la cifra de plaquetas.
Los pacientes pueden desarrollar anticuerpos frente a AVONEX. Los anticuerpos de algunos de esos pacientes reducen la actividad del interferón beta-1a in vitro (anticuerpos neutralizantes). Los anticuerpos neutralizantes se asocian con una reducción de los efectos biológicos in vivo de AVONEX y pueden estar potencialmente asociados con una reducción de la eficacia clínica. Se estima que la meseta de incidencia de formación de anticuerpos neutralizantes se alcanza después de 12 meses de
tratamiento. Los datos obtenidos de pacientes tratados con AVONEX hasta dos años sugieren que aproximadamente el 8 % desarrolla anticuerpos neutralizantes.
La utilización de diversos análisis para detectar los anticuerpos séricos a los interferones limita la capacidad para comparar la antigenicidad entre diferentes productos.
4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
No se han realizado estudios de interacciones convencionales en humanos.
La interacción de AVONEX con corticosteroides o con la corticotropina (ACTH) no ha sido estudiada sistemáticamente. Los ensayos clínicos indican que los pacientes con EM pueden recibir AVONEX y corticosteroides o ACTH durante las recidivas.
Se ha comunicado que los interferones reducen la actividad de los enzimas dependientes del citocromo P450 hepático en humanos y animales. Se evaluó el efecto de la administración de AVONEX a alta dosis sobre el metabolismo dependiente de P450 en el mono, y no se observaron cambios en la capacidad de metabolización hepática. Se debe tener precaución cuando se administre AVONEX en combinación con otras especialidades farmacéuticas de índice terapéutico estrecho y que dependan en
su mayor parte del sistema citocromo P450 hepático para su aclaramiento, tales como algunas clases de antiepilépticos y antidepresivos.
4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia
Embarazo
Los datos relativos al uso de AVONEX durante el embarazo son limitados. Los datos disponibles indican que puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo. El inicio del tratamiento durante el embarazo está contraindicado (ver sección 4.3).
Las mujeres en edad fértil deben utilizar métodos anticonceptivos efectivos. Si la paciente queda embarazada o tienen intención de quedarse embarazada durante el tratamiento con AVONEX, se le debe informar de los riesgos potenciales y considerar la conveniencia de interrumpir el tratamiento (ver sección 5.3). En pacientes con una tasa elevada de recaídas antes del inicio del tratamiento, hay que sopesar el riesgo de una recaída grave después de interrumpir la administración de AVONEX en
caso de embarazo frente al posible aumento del riesgo de aborto espontáneo.
Lactancia
Se desconoce si AVONEX se excreta en la leche materna. Dada la posibilidad de reacciones adversas graves en los lactantes, se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento con AVONEX.
Fertilidad
Se han llevado a cabo estudios de fertilidad y desarrollo en el mono rhesus con una forma relacionada del interferón beta-1a. A dosis muy altas, se observaron efectos anovulatorios y abortivos en animales de ensayo (ver sección 5.3).
No hay datos disponibles sobre los efectos del interferón beta-1a sobre la fertilidad masculina.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas
No se han realizado estudios de los efectos de AVONEX sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Las reacciones adversas que afectan al sistema nervioso central puede influir ligeramente sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas en pacientes susceptibles (ver sección 4.8).
4.8 Reacciones adversas
La incidencia más alta de reacciones adversas asociadas a AVONEX está relacionada con los síntomas seudogripales. Los síntomas seudogripales notificados con más frecuencia son dolores musculares, fiebre, escalofríos, sudoración, astenia, cefalea y náuseas. El ajuste de la dosis de AVONEX al inicio del tratamiento ha demostrado una reducción en la gravedad e incidencia de síntomas seudogripales.
Los síntomas seudogripales tienden a ser más acusados al principio del tratamiento y disminuyen en frecuencia con el tratamiento continuado.
Después de las inyecciones pueden aparecer síntomas neurológicos transitorios que recuerden a las exacerbaciones de la EM. En cualquier momento durante el tratamiento pueden aparecer episodios transitorios de hipertonía y/o debilidad muscular intensa que impidan los movimientos voluntarios.
Estos episodios tienen una duración limitada, guardan relación temporal con las inyecciones y pueden reaparecer con las siguientes inyecciones. En algunos casos estos síntomas se asocian a síntomas seudogripales.

Resultado de imagen de avonex

Información para el paciente

 

Contenido
1. Qué es AVONEX y para qué se utiliza
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar AVONEX
3. Cómo usar AVONEX
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de AVONEX
6. Contenido del envase e información adicional
7. Cómo inyectar AVONEX
1. Qué es AVONEX y para qué se utiliza
¿Qué es AVONEX?
El principio activo de Avonex es una proteína llamada interferón beta-1a. Los interferones son sustancias naturales elaboradas por su organismo para protegerle de infecciones y enfermedades. La proteína de Avonex se elabora exactamente con los mismos ingredientes que el interferón beta
presente en el organismo humano.
¿Para qué se utiliza AVONEX?
Avonex se utiliza para tratar la esclerosis múltiple (EM). El tratamiento con Avonex puede ayudar a evitar que empeore, aunque no curará la EM.
Cada paciente tiene unos síntomas específicos de EM. Pueden ser:
– Sensación de inestabilidad o mareo, problemas para caminar, rigidez y espasmos musculares,cansancio, hormigueo en la cara, brazos o piernas.
– Dolor agudo o crónico, problemas vesicales e intestinales, problemas sexuales y problemas visuales.
– Dificultad para pensar y concentrarse, depresión.
La EM también tiende a exacerbarse cada cierto tiempo: esto es lo que se conoce como recidiva.

Avonex actúa mejor cuando lo utiliza a la misma hora, una vez por semana, de forma regular.
No interrumpa el tratamiento de Avonex sin hablar con su neurólogo.
Avonex puede ayudar a reducir el número de recidivas que pueda presentar y a frenar los efectos incapacitantes de la EM. Su médico le explicará durante cuánto tiempo puede utilizar Avonex o cuándo interrumpir el tratamiento.
¿Cómo actúa AVONEX?
La esclerosis múltiple se asocia a una lesión neural (del cerebro o de la médula espinal). En la EM, el sistema de defensa de su organismo reacciona frente a su propia mielina, es decir, el aislamiento que rodea las fibras nerviosas. Cuando se lesiona la mielina, se alteran los mensajes entre el cerebro y las demás partes del organismo. Esto es lo que provoca los síntomas de la EM. Avonex parece que actúa impidiendo que el sistema de defensa de su organismo ataque la mielina.
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar AVONEX
No use AVONEX
– si es alérgico al interferón beta, a la seroalbúmina humana o a alguno de los demás
componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6);
– si está embarazada, no comience a utilizar Avonex;
– si padece una depresión grave o tiene ideas de suicidio.
Hable inmediatamente con su médico en cualquiera de estos casos.

Avonex y las reacciones alérgicas. Como Avonex está elaborado con una proteína, existe una pequeña probabilidad de que aparezca una reacción alérgica.
Información adicional sobre la depresión. No debe utilizar Avonex si padece una depresión grave o tiene ideas de suicidio.
Si tiene depresión, su médico puede prescribirle Avonex pero es importante que éste sepa si ha tenido depresión u otro problema similar que afecte a su estado de ánimo.
Advertencias y precauciones
Consulte a su médico antes de empezar a usar Avonex si tiene o ha tenido en el pasado:
– Depresión o problemas que afecten a su estado de ánimo
– Pensamientos suicidas.
Debe informar inmediatamente a su médico de los cambios en el estado de ánimo, ideas de suicidio,
sensación inusual de tristeza, ansiedad o desesperanza.
– Epilepsia u otros trastornos convulsivos no controlados con medicación
– Problemas renales o hepáticos graves
– Recuentos bajos de leucocitos o plaquetas, lo que puede incrementar el riesgo de infección, hemorragia o anemia
– Problemas de corazón que puedan producir síntomas como dolor torácico (angina),
especialmente después de cualquier actividad; hinchazón de tobillos, dificultad respiratoria (insuficiencia cardíaca congestiva) o un ritmo cardíaco irregular (arritmias).
Hable con su médico si presenta alguna de estas enfermedades o si empeoran mientras usa Avonex.
Durante el tratamiento, se pueden formar coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños . Estos coágulos podrían afectar a sus riñones. Esto puede ocurrir tras varias semanas o varios años después de comenzar el tratamiento con Avonex.
Su médico posiblemente quiera realizar controles de su tensión arterial, sangre (recuento de plaquetas) y función renal.
Informe a su médico de que está utilizando Avonex:
– Si se le va a realizar un análisis de sangre. Avonex puede interferir en los resultados.
(Notas informativas)
En alguna ocasión será necesario que recuerde a otros profesionales médicos que está siendo tratado con Avonex. Por ejemplo, si se le prescriben otros medicamentos o si se le realiza un análisis de sangre, Avonex puede interaccionar con otros fármacos o con el resultado de la prueba.
Otros medicamentos y AVONEX
Informe a su médico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento, especialmente para el tratamiento de la epilepsia o de la depresión.
Avonex puede afectar a otros medicamentos o resultar afectado por éstos. Esto afecta también a los medicamentos obtenidos sin receta.
Embarazo y lactancia:
Si está embarazada, no comience a utilizar Avonex.
– Si puede quedar embarazada, debe utilizar un método anticonceptivo mientras utilice Avonex.
– Si tiene intención de quedarse embarazada o si se queda embarazada mientras se administra Avonex, informe a su médico. Comente con su médico si debe continuar con el tratamiento.
– Si ya está embarazada o cree que podría estarlo, informe a su médico lo antes posible.
– Si quiere dar el pecho a su hijo, hable primero con su médico.
Conducción y uso de máquinas
Si tiene sensación de mareo, no conduzca. Avonex hace que algunas personas se sientan mareadas. Si le ocurre esto o si presenta cualquier otro efecto secundario que pueda afectar a su capacidad, no conduzca ni utilice máquinas.
Información importante sobre algunos de los componentes de AVONEX:
Este medicamento está esencialmente exento de sodio. Contiene menos de 23 mg (1 mmol) de sodio por cada dosis semanal.
3. Cómo usar AVONEX
Dosis recomendada
Una inyección de Avonex una vez por semana.
Intente utilizar Avonex a la misma hora el mismo día de cada semana.
Su médico o enfermera puede aumentar gradualmente la dosis de Avonex al iniciarse el tratamiento.
Esto ayudará a limitar los síntomas seudogripales.
No utilizar en niños
Avonex no se debe utilizar en niños menores de 12 años.
Autoinyección
Puede inyectarse Avonex sin la ayuda de su médico si le han enseñado a hacerlo. Consulte las instrucciones de autoinyección al final de este prospecto (ver sección 7, Cómo inyectar AVONEX).
Si tiene problemas para manejar la jeringa, hable con su médico. Puede recibir ayuda.
(Notas informativas)
Al final de este prospecto se incluyen más detalles sobre cómo inyectar Avonex.
Aguja alternativa:
El envase de Avonex ya contiene una aguja para inyección. El médico puede prescribirle una aguja más corta y fina, dependiendo de sus características corporales. Hable con su médico para saber si es adecuado para usted.
Si tiene problemas para manejar la jeringa, hable con su médico sobre el uso de un asidero para la jeringa. Es un soporte diseñado especialmente que le ayuda a inyectar Avonex.
Duración del tratamiento con AVONEX
Su médico le informará durante cuánto tiempo debe utilizar Avonex. Es importante que utilice Avonex de forma regular. No haga ningún cambio que no le haya indicado su médico.
Si se inyecta más AVONEX del que debe
Solo debe administrarse una inyección de Avonex una vez por semana. Si se ha administrado más de una inyección de Avonex en el plazo de tres días, contacte inmediatamente con su médico o farmacéutico.
Si olvida una inyección
Si olvida su dosis semanal habitual, inyecte una dosis tan pronto como sea posible. A continuación suspenda el tratamiento durante una semana. Continúe la inyección ese día de cada semana. Si tiene un día preferido para utilizar Avonex, hable con su médico para ajustar la dosis y recuperar su día
preferido. No se administre dos inyecciones para compensar la inyección olvidada.
4. Posibles efectos adversos
Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
(Notas informativas)
Aunque la lista de posibles efectos adversos puede parecer preocupante, cabe la  posibilidad de que no presente ninguno de ellos.
Efectos adversos graves: solicite ayuda médica.
Reacciones alérgicas graves
Si presenta alguno de los síntomas siguientes:
– Hinchazón de cara, labios o lengua
– Dificultad para respirar
– Erupción.
Llame a un médico inmediatamente. No utilice Avonex hasta que haya hablado con un médico.
Depresión
Si presenta algún síntoma de depresión:
– Sensación inusual de tristeza, ansiedad o desesperanza.
Llame a un médico inmediatamente.
Problemas hepáticos
Si presenta alguno de los síntomas siguientes:
– Coloración amarillenta de la piel o de la parte blanca de los ojos (ictericia)
– Picor generalizado
– Sensación de malestar (náuseas y vómitos)
– Hematomas que aparecen fácilmente en la piel.
Llame a un médico inmediatamente ya que pueden ser manifestaciones de un posible problema hepático.
Efectos adversos observados en ensayos clínicos

Efectos adversos observados en ensayos clínicos.
Dan una idea de la probabilidad de que usted desarrolle efectos adversos similares.
Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas)
– Síntomas seudogripales: dolor de cabeza, dolores musculares, escalofríos o fiebre: véase
Síntomas seudogripales, más adelante
– Dolor de cabeza.
Efectos adversos frecuentes
(pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas)
– Pérdida del apetito
– Sensación de debilidad y cansancio
– Dificultad para dormir
– Depresión
– Rubor facial
– Destilación nasal
– Diarrea (deposiciones blandas)
– Sensación de malestar (náuseas o vómitos)
– Entumecimiento u hormigueo de la piel
– Erupción, hematomas cutáneos
– Aumento de la sudoración, sudores nocturnos
– Dolor en músculos, articulaciones, brazos, piernas o cuello
– Calambres musculares, rigidez en músculos y articulaciones
– Dolor, hematoma y enrojecimiento en el sitio de inyección
– Cambios en los análisis de sangre. Los síntomas que podría presentar son cansancio, infección
repetida, hematoma o hemorragia sin causa aparente.
Efectos adversos poco frecuentes
(pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas)
– Pérdida de cabello
– Cambios en la menstruación
– Sensación de quemazón en el sitio de inyección.
Efectos adversos raros
(pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas)
– Dificultad para respirar
– Problemas renales que incluyen cicatrización que puede reducir su función renal
Si presenta alguno o todos de los síntomas siguientes:
– Orina con espuma
– Fatiga
– Hinchazón, especialmente de tobillos y párpados, y aumento de peso.
Informe a su médico ya que pueden ser manifestaciones de un posible problema renal.
– Coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños que pueden afectar a sus riñones (púrpura trombótica trombocitopénica o síndrome urémico hemolítico). Los síntomas pueden incluir un aumento de moratones, sangrado, fiebre, debilidad extrema, dolor de cabeza, mareos o aturdimiento. Su médico puede encontrar alteraciones en su sangre y en la función renal.
Si le preocupa alguno de los efectos, hable con su médico.
Otros efectos adversos
Estos efectos se han observado en personas que utilizan Avonex pero desconocemos la frecuencia con la que aparecen.
– Déficit o exceso de actividad del tiroides
– Nerviosismo o ansiedad, inestabilidad emocional, pensamientos irracionales o alucinaciones
(ver o escuchar cosas que no son reales), confusión o suicidio
– Entumecimiento, mareo, convulsiones o crisis epilépticas y migrañas
– Percepción de su latido cardíaco (palpitaciones), frecuencia cardíaca rápida o irregular, o problemas de corazón que se acompañan de los siguientes síntomas: capacidad reducida para el ejercicio, incapacidad para permanecer tumbado, dificultad respiratoria o hinchazón de tobillos
– Problemas hepáticos como los descritos previamente
– Urticaria o erupción seudovesiculosa, picor, empeoramiento de una psoriasis que ya tuviera
– Hinchazón o hemorragia en el sitio de inyección o dolor torácico después de una inyección
– Aumento o pérdida de peso
– Cambios en los resultados de los análisis, como la variación de las pruebas de función hepática
– Hipertensión arterial pulmonar: Enfermedad en la que se produce un gran estrechamiento de los vasos sanguíneos de los pulmones que provoca un aumento de la presión en los vasos sanguíneos que transportan la sangre del corazón a los pulmones. La hipertensión arterial pulmonar se observó en distintos momentos, incluso varios años después del inicio del tratamiento con medicamentos que contienen interferón beta.
Si le preocupa alguno de los efectos, hable con su médico.
Efectos de la inyección
– Sensación de desmayo: La primera inyección de Avonex puede ser administrada por su
médico. Es posible que se maree. Puede que incluso se desmaye. Es improbable que ocurra de nuevo.
– Inmediatamente después de la inyección puede notar los músculos tensos o muy débiles,como si se fuera a repetir la experiencia. Es raro. Solo ocurre cuando se autoinyecta y los efectos pasan rápidamente. Pueden manifestarse en cualquier momento después de comenzar el tratamiento con Avonex.
– Si nota alguna irritación en la piel u otro problema cutáneo después de una inyección, hable con su médico.
Síntomas seudogripales
Tres formas sencillas para reducir el impacto de los síntomas seudogripales:
1. Adminístrese la inyección de Avonex justo antes de acostarse. Estará dormido mientras aparecen los efectos.
2. Tome paracetamol o ibuprofeno media hora antes de la inyección de Avonex y continúe tomándolo durante el día siguiente. Comente con su médico o farmacéutico la dosis adecuada.
3. Si tiene fiebre, beba bastante agua para mantenerse hidratado.
Algunas personas refieren que después de inyectarse Avonex tienen una sensación seudogripal.
Los signos son:
– Dolor de cabeza
– Dolores musculares
– Escalofríos o fiebre.
Estos síntomas realmente no corresponden a la gripe.
No los puede transmitir a nadie. Son más frecuentes cuando utiliza Avonex por primera vez. Su médico o enfermera puede aumentar gradualmente la dosis de Avonex al iniciarse el tratamiento. Los síntomas seudogripales disminuyen gradualmente a medida que se administran más inyecciones.

5. Conservación de AVONEX
Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.
No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta.
Conservar por debajo de 25ºC.
Una vez preparado en la jeringa, utilizar lo antes posible. Sin embargo, la jeringa preparada se puede
conservar en la nevera (entre 2ºC y 8ºC) durante un plazo máximo de 6 horas antes de la inyección. No congelar.
Sacar media hora antes de la inyección.
NO utilice Avonex si observa que:
– El precinto del tapón del dispositivo BIO-SET está dañado.
– La bandeja de plástico sellada está dañada o abierta.
– El líquido del vial obtenido tras la reconstitución no es incoloro o de color amarillo claro o presenta partículas en suspensión.
Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

Resultado de imagen de mitoxantrona

Información para el profesional.

Mitoxantrona

¿Cómo se administra?
Este medicamento debe administrarse lentamente en perfusión intravenosa
fluida. No debe administrarse por vía subcutánea, intramuscular, intraarterial ni mediante inyección intratecal.
La dosis recomendada suele ser de 12 mg/m2 de superficie corporal como
perfusión intravenosa corta (aproximadamente de 5 a 15 minutos) que puede repetirse cada 1-3 meses.
Normalmente, los pacientes con EM no deben recibir una dosis acumulada
durante toda la vida superior a 72 mg/m2
.
Habitualmente, mitoxantrona no debe administrarse a pacientes con EM y
con FEVI < 50% o con una reducción clínicamente significativa de la FEVI.
Si mitoxantrona se administra repetidamente, los ajustes de la dosis deben
guiarse por el alcance y la duración de la mielosupresión.
Debe obtenerse un hemograma con fórmula leucocitaria antes de la administración de la dosis inicial de mitoxantrona, 10 días después de la administración y antes de cada perfusión posterior, y en caso de que aparezcan signos y síntomas de infección.
Fórmula leucocitaria en los 21 días siguientes a la perfusión Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 3 de la OMS: dosis siguiente 10 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 4 de la OMS: dosis siguiente 8 mg/m².

Fórmula leucocitaria 7 días antes de la perfusión
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 1 de la OMS: dosis siguiente 9 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 2 de la OMS: dosis siguiente 6 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 3-4 de la OMS: interrupción del tratamiento.
En caso de toxicidades no hematológicas (grado 2-3 de la OMS), la dosis siguiente debe ajustarse a 10 mg/m2
. En caso de toxicidad no hematológica (grado 4 de la OMS), debe interrumpirse el tratamiento.
En pacientes con EM tratados con mitoxantrona pueden producirse cambios
cardíacos funcionales que se manifiestan principalmente como deterioro
asintomá�co de la FEVI, pero también en su forma más grave con ICC
potencialmente irreversible y mortal. La cardiotoxicidad puede producirse
en cualquier momento durante el tratamiento con mitoxantrona o meses o
años después de la finalización del tratamiento.

Los signos y síntomas incluyen:
Dificultad para respirar.
Retención de líquidos en tobillos y piernas.
Ritmo cardíaco anómalo.
Cansancio.
Reducción de la capacidad para hacer ejercicio.

El riesgo aumenta con la dosis acumulada; sin embargo, la toxicidad cardíaca con mitoxantrona puede producirse con dosis acumuladas menores independientemente de si existen o no factores de riesgo cardíaco.
Los estudios sugieren que el riesgo de efectos cardiotóxicos aumenta significativamente con una dosis acumulada superior a 75 mg/m2 de mitoxantrona. Los casos de ICC sintomática se produjeron principalmente en pacientes que recibieron dosis acumuladas por encima de este umbral, con factores de riesgo adicionales que podrían haber contribuido. La dosis acumulada máxima durante toda la vida no debe superar los 72 mg/m2

En el estudio fundamental previo a la autorización de 3 años de duración, se
observó una disminución asintomática de la FEVI < 50% en 4 (3%)
pacientes.
Las incidencias observadas en los estudios posteriores a la autorización oscilaron entre el 2% y el 12%.5,6,7,8 La alta incidencia del 12% se encontró en un estudio que también describió cambios en la FEVI en más del 10% entre las mediciones, pero todavía por encima de una FEVI del 50%8. No se nortificaron casos de ICC en ninguno de los ensayos
controlados.2,3 Los análisis de los estudios posteriores a la autorización hallaron incidencias de ICC sintomática que oscilaron entre el 0,1% y el 0,4%.
La enfermedad cardiovascular activa o latente, la radioterapia previa o concomitante en el área mediastinica/pericárdica, el tratamiento previo con otras antraciclinas o antracenodionas (es decir, daunorubicina o doxorubicina) o el uso concomitante de otros medicamentos cardiotóxicos puede aumentar el riesgo de toxicidad cardíaca.
Se ha demostrado que la EM se asocia a anomalías cardíacas y una fase más grave de la enfermedad puede predisponer a sufrir anomalías cardíacas más graves y confirmadas
en tratamiento.
Antes de iniciar el tratamiento con mitoxantrona se debe realizar una evaluación cuidadosa del beneficio-riesgo, especialmente sobre los factores de riesgo cardíacos subyacentes.
El tratamiento no debe iniciarse en pacientes que han sido tratados previamente con mitoxantrona.

Para minimizar el riesgo de cardiotoxicidad, se recomienda la evaluación de la FEVI mediante ecocardiograma o ventriculografía nuclear (VRN):
Antes de la administración de la dosis inicial de mitoxantrona.
Antes de cada dosis en pacientes con EM.
Cada año durante un máximo de 5 años después del final del tratamiento.
Habitualmente, mitoxantrona no debe administrarse a pacientes con EM,
con una FEVI inferior al 50% o una reducción clínicamente significativa de la
FEVI.
Es importante informar a un paciente antes del inicio del tratamiento con
mitoxantrona para la EM acerca del posible riesgo cardiotóxico. Debe
informarse al paciente sobre los posibles signos y síntomas y de la necesidad
de notificarlos en cuanto aparezcan, así como de cumplir con las
recomendaciones de monitorización.

Se debe obtener un hemograma completo, incluyendo plaquetas.
Antes de la administración de la dosis inicial de mitoxantrona.
10 días después de la administración.
Antes de cada perfusión posterior.
En caso de signos y síntomas de una infección.

Evaluación de la FEVI mediante ecocardiograma o VRN
Importante: Habitualmente, mitoxantrona no debe administrarse
a pacientes con EM y con FEVI < 50% o con una reducción
clínicamente significativa de la FEVI.
Hemograma completo, incluidas plaquetas
Importante: En general, el tratamiento con mitoxantrona no debe
administrarse a pacientes con recuentos iniciales de neutrófilos
inferiores a 1500 células/µl.

¿Qué ocurre si mi paciente tiene recuentos bajos de células sanguíneas?
En general, el tratamiento con mitoxantrona no debe administrarse a
pacientes con recuentos iniciales de neutrófilos inferiores a 1500 células/µl.
Si mitoxantrona se administra repetidamente, los ajustes de la dosis deben
guiarse por el alcance y la duración de la mielosupresión.
Fórmula leucocitaria en los 21 días siguientes a la perfusión de NOVANTRONE®
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 3 de
la OMS: dosis siguiente 10 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 4 de
la OMS: dosis siguiente 8 mg/m².
Fórmula leucocitaria 7 días antes de la perfusión de NOVANTRONE®
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 1 de la
OMS: dosis siguiente 9 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 2 de la
OMS: dosis siguiente 6 mg/m².
Signos y síntomas de infección y fórmula leucocitaria con grado 3-4 de
la OMS: interrupción del tratamiento.

 

 

Resultado de imagen de mitoxantrona

 

Información para el paciente

Posibles efectos adversos de NOVANTRONE® (mitoxantrona)
¿Qué es la insuficiencia cardíaca?
Al igual que todos los medicamentos, NOVANTRONE® puede producir
efectos adversos, aunque no todas las personas los sufren. Los efectos
adversos más graves son:
Mitoxantrona puede causar daños en el corazón y disminuir la «fracción de
eyección» del corazón. Esto hace referencia a la cantidad de sangre que se
bombea hacia fuera del ventrículo izquierdo cada vez que su corazón late.
Suele expresarse como porcentaje. Una fracción de eyección normal es de
alrededor del 50% – 65%, ya que siempre hay cierta cantidad de sangre que
permanece en el corazón después de cada latido. Una fracción de eyección
reducida puede no provocar síntomas clínicos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca?
Los signos y síntomas incluyen:
Esto puede ocurrir durante el tratamiento o meses o años después
del tratamiento con mitoxantrona.
Dificultad para respirar.
Retención de líquidos (hinchazón) en tobillos y piernas.
Cambios en los latidos cardíacos (rápidos o lentos).
Cansancio.
Reducción de la capacidad para hacer ejercicio

Su médico evaluará periódicamente su función cardíaca (fracción de
eyección) antes del inicio del tratamiento con mitoxantrona, antes de cada
dosis posterior y anualmente hasta 5 años después de finalizar el
tratamiento.
Es posible que su médico deba ajustar el tratamiento o interrumpir el
tratamiento con mitoxantrona de forma temporal o permanente si
disminuye la función cardíaca.
LInforme a su médico antes del tratamiento con NOVANTRONE®
Si ha utilizado mitoxantrona antes.
Si su corazón no funciona bien.
Si ha recibido radioterapia torácica anteriormente.
Si ya utiliza otros medicamentos que afectan al corazón.
Si ha recibido tratamiento con antraciclinas o antracenodionas,
como daunorubicina o doxorubicina, anteriormente.a dosis acumulada máxima de mitoxantrona que reciba durante toda la
vida no debe superar los 72 mg/m2 de la superficie corporal.
Por lo tanto, es importante que se le realicen pruebas durante el
tratamiento y hasta 5 años después de la última dosis de mitoxantrona
(aunque se encuentre bien).
Aunque actualmente no existe una cura para la insuficiencia cardíaca,
existen tratamientos disponibles para controlar los síntomas, especialmente
si se iden�fican pronto.
Por eso es tan importante reconocer e informar inmediatamente a su
médico de cualquier signo o síntoma.

Informe a su médico antes del tratamiento con NOVANTRONE®
Si ha utilizado mitoxantrona antes.
Si su corazón no funciona bien.
Si ha recibido radioterapia torácica anteriormente.
Si ya utiliza otros medicamentos que afectan al corazón.
Si ha recibido tratamiento con antraciclinas o antracenodionas,
como daunorubicina o doxorubicina, anteriormente.

 

Resultado de imagen de tysabri

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

TYSABRI 300 mg concentrado para solución para perfusión

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada mililitro de concentrado contiene 20 mg de natalizumab.
Cuando se diluye (ver sección 6.6), la solución para perfusión contiene aproximadamente 2,6 mg/ml de natalizumab.
El natalizumab es un anticuerpo humanizado recombinante anti-α4-integrina producido en una línea celular murina mediante tecnología de ADN recombinante.
Excipiente con efecto conocido
Cada vial contiene 2,3 mmol (o 52 mg) de sodio. Cuando se diluye en 100 ml de cloruro sódico 9 mg/ml (0,9 %), el medicamento contiene 17,7 mmol (o 406 mg) de sodio.
Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Concentrado para solución para perfusión.
Solución incolora, límpida o ligeramente opalescente.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas
TYSABRI está indicado como tratamiento modificador de la enfermedad en monoterapia en adultos con esclerosis múltiple remitente recidivante muy activa para los siguientes grupos de pacientes:
• Pacientes con enfermedad muy activa a pesar de haber recibido un tratamiento completo y adecuado con al menos un tratamiento modificador de la enfermedad (para excepciones e información sobre los periodos de reposo farmacológico (lavado), ver las secciones 4.4 y 5.1).
o bien
• Pacientes con esclerosis múltiple remitente recidivante grave de evolución rápida definida por 2 o más brotes discapacitantes en un año, y con 1 o más lesiones realzadas con gadolinio en la RM craneal o un incremento significativo de la carga lesional en T2 en comparación con una RM anterior reciente.

4.2 Posología y forma de administración (VER HOJA DE SEGURIDAD)
El tratamiento con TYSABRI será iniciado y supervisado en todo momento por un médico especialista con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades neurológicas, en centros con fácil acceso a un servicio de RM.
Los pacientes tratados con TYSABRI deben recibir la tarjeta de alerta del paciente y ser informados de los riesgos del medicamento (véase también el prospecto). Después de dos años de tratamiento, los pacientes deben ser informados de nuevo sobre los riesgos de TYSABRI, especialmente del mayor riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP), y recibir instrucciones junto con sus cuidadores sobre los signos y síntomas precoces de la LMP.
Debe disponerse de los recursos necesarios para el tratamiento de reacciones de hipersensibilidad y de acceso a un servicio de resonancia magnética.
Es posible que algunos pacientes hayan estado expuestos a medicamentos inmunosupresores (p. ej., mitoxantrona, ciclofosfamida, azatioprina). Estos medicamentos pueden causar una inmunodepresión prolongada, incluso después de suspender la administración. Por consiguiente, el médico debe
confirmar que estos pacientes no presentan inmunodepresión antes de iniciar el tratamiento con TYSABRI (véase también la sección 4.4).
Posología
TYSABRI 300 mg se administra por perfusión intravenosa una vez cada 4 semanas.
Se debe reconsiderar detenidamente la continuación del tratamiento en pacientes que no muestren signos de beneficio terapéutico después de 6 meses.
Se han obtenido datos sobre la seguridad y la eficacia de natalizumab a los 2 años mediante ensayos doble ciego controlados. Después de 2 años, la continuación del tratamiento debe considerarse solo después de volver a evaluar los posibles efectos beneficiosos y riesgos. Los pacientes deben ser reinformados sobre los factores de riesgo de LMP, como la duración del tratamiento, el uso de inmunosupresores antes de recibir TYSABRI y la presencia de anticuerpos frente al virus de John Cunningham (VJC) (ver sección 4.4.).
Readministración
No se ha establecido la eficacia de la readministración; para obtener más información acerca de la seguridad, ver sección 4.4.
Poblaciones especiales
Personas de edad avanzada
No se recomienda el uso de TYSABRI en pacientes mayores de 65 años debido a la falta de datos en esta población.
Insuficiencia renal y hepática
No se han realizado estudios para investigar los efectos de la insuficiencia renal o hepática.
Los mecanismos de eliminación y los resultados de los análisis farmacocinéticos poblacionales sugieren que no serían necesarios ajustes de la dosis en pacientes con insuficiencia hepática o renal.
Población pediátrica
No se ha establecido la seguridad y eficacia de TYSABRI en niños y adolescentes de hasta 18 años.
No se puede hacer una recomendación posológica. Los datos actualmente disponibles están descritos en las secciones 4.8 y 5.1.
Forma de administración
TYSABRI se administra por vía intravenosa.
Para consultar las instrucciones de dilución del medicamento antes de la administración, ver sección 6.6.
Una vez efectuada la dilución (ver sección 6.6), la solución para perfusión se administrará durante un periodo aproximado de 1 hora y los pacientes deberán estar bajo observación durante la perfusión y durante 1 hora después de finalizada esta, para detectar posibles signos y síntomas de reacciones de hipersensibilidad.
TYSABRI no debe administrarse mediante inyección en bolo.
4.3 Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.
Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP).
Pacientes con un riesgo elevado de infecciones oportunistas, incluidos los pacientes
inmunodeprimidos (como los que están recibiendo tratamientos inmunosupresores o los que presentan inmunodepresión por tratamientos previos; ver las secciones 4.4 y 4.8).
Combinación con otros tratamientos modificadores de la enfermedad.
Neoplasias malignas activas conocidas, excepto en pacientes con carcinoma basocelular de la piel.
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP)
El uso de TYSABRI se ha asociado a un incremento del riesgo de LMP, una infección oportunista causada por el virus JC, que puede ser mortal o producir discapacidad grave. Debido al aumento del riesgo de LMP, los beneficios y riesgos del tratamiento con TYSABRI deben ser reconsiderados en cada caso por el médico especialista y el paciente; se debe monitorizar a los pacientes a intervalos regulares durante todo el tratamiento y los pacientes deben recibir instrucciones junto con sus cuidadores sobre los signos y síntomas tempranos de la LMP. El virus JC causa también neuronopatía
de células granulares (NCG) por VJC que se ha notificado en pacientes tratados con TYSABRI. Los síntomas de la NCG por VJC son similares a los síntomas de la LMP (es decir, síndrome cerebeloso).
Los factores de riesgo citados a continuación se asocian a un aumento del riesgo de LMP.
• Presencia de anticuerpos anti-VJC.
• Duración del tratamiento, especialmente, a partir de 2 años. Después de dos años de tratamiento,
todos los pacientes deben ser informados de nuevo sobre el riesgo de LMP con TYSABRI.
• Uso de inmunosupresores antes del tratamiento con TYSABRI.
Los pacientes con anticuerpos anti-VJC positivos corren un mayor riesgo de desarrollar LMP que aquellos con anticuerpos anti-VJC negativos. Los pacientes que presentan los tres factores de riesgo de LMP (es decir, los que tienen anticuerpos anti-VJC positivos y han recibido más de 2 años de tratamiento con TYSABRI y han recibido tratamiento inmunosupresor previo) tienen un riesgo significativamente mayor de sufrir LMP.
En los pacientes tratados con TYSABRI con anticuerpos anti-VJC positivos y que no han recibido tratamiento inmunosupresor previo, el nivel de respuesta de los anticuerpos anti-VJC (índice) está asociado al nivel de riesgo de LMP.
En los pacientes considerados de alto riesgo, el tratamiento con TYSABRI únicamente debe mantenerse si los beneficios son mayores que los riesgos.
Determinación de anticuerpos anti-VJC
La determinación de anticuerpos anti-VJC proporciona información de apoyo para la estratificación del riesgo del tratamiento con TYSABRI. Se recomienda determinar los anticuerpos anti-VJC en suero antes del comienzo del tratamiento con TYSABRI o en los pacientes tratados con el medicamento cuando no se conozca el estado de anticuerpos. Los pacientes con anticuerpos anti-VJC negativos pueden aún estar en riesgo de LMP por motivos tales como una nueva infección por virus JC, un estado de anticuerpos fluctuante o un resultado falso negativo en las pruebas. Se aconseja repetir la
determinación cada 6 meses en los pacientes con anticuerpos anti-VJC negativos. En los pacientes con índice bajo y que no han recibido tratamiento inmunosupresor previo se recomienda repetir la determinación cada 6 meses una vez que hayan alcanzado los 2 años de tratamiento.
El análisis de anticuerpos anti-VJC (ELISA) no debe utilizarse para diagnosticar la LMP. El uso de plasmaféresis (PLEX) o de inmunoglobulina intravenosa (IgIV) puede afectar a la interpretación correcta de la determinación de anticuerpos anti-VJC en suero. No se debe realizar la determinación de anticuerpos anti-VJC a los pacientes hasta que hayan transcurrido al menos 2 semanas desde la plasmaféresis debido a la eliminación de los anticuerpos del suero, o hasta que hayan transcurrido 6 meses desde la administración de IgIV (es decir, 6 meses = 5 veces la semivida de las inmunoglobulinas).

Resultado de imagen de tysabri

 

Información para el paciente

Generalmente, los síntomas de la LMP se desarrollan más lentamente
que los que se asocian a un brote de EM (a lo largo de días o semanas).
Algunos de los síntomas de la LMP son los siguientes:
· cambios en la habilidad mental y en la capacidad de concentración,
· cambios de humor o de comportamiento,
· pérdidas de memoria,
· dificultades en el habla y en la comunicación
· debilidad en un lado del cuerpo,
· problemas de visión,
· aparición de nuevos síntomas neurológicos, es decir, de síntomas que el
paciente antes no tenía.
El manejo de la LMP requiere que Tysabri sea eliminado de la sangre y
esto es algo que se realiza normalmente aplicando un tratamiento
conocido con el nombre de “plasmaféresis”.
Sepa también que hay pacientes, que a los pocos días o semanas de
haber recibido tratamiento para la LMP (y eliminación de Tysabri), pueden
presentar una reacción inflamatoria grave conocida como SIRI
(Síndrome Inflamatorio de Reconstitución Inmunológica). El SIRI puede
producir síntomas variados en el paciente, incluyendo el empeoramiento de
su función neurológica.
Otras infecciones graves
Mientras se encuentra en tratamiento con Tysabri podría sufrir otras
infecciones graves. Consulte a su médico lo antes posible si presenta
síntomas como por ejemplo fiebre persistente que hagan pensar que puede
estar sufriendo una infección.
Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o
farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no
aparecen en el prospecto. También puede comunicarlos directamente a
través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso
Humano: https://www.notificaRAM.es.

Aspectos a tener en cuenta antes de iniciar el tratamiento con Tysabri
• No debe recibir tratamiento con este medicamento si padece algún
problema grave del sistema inmunitario.
• No debe tomar ninguna otra medicación a largo plazo (es decir durante un
perido prolongado de tiempo) para su esclerosis múltiple mientras este
siendo tratado conTysabri.
Aspectos a tener en cuenta durante el tratamiento con Tysabri
Leucoencefalopatía Multifocal Progresiva (LMP)
La LMP es una infección poco frecuente que afecta al cerebro y que
puede desarrollarse en pacientes que se encuentran en tratamiento con
Tysabri. La LMP suele provocar discapacidad grave y en determinadas
ocasiones puede conducir al fallecimiento del paciente. El riesgo de sufrir
esta infección parece aumentar con la duración del tratamiento, especialmente a partir de los 2 años.
Los síntomas de la LMP pueden ser similares a los de un brote de
esclerosis múltiple (EM), por consiguiente, si cree que su EM está
empeorando, o si advierte que aparecen síntomas nuevos mientras está
en tratamiento con Tysabri o durante los 6 meses después de haber
terminado el mismo, es muy importante que informe a su médico lo antes
posible.

 

Resultado de imagen de OCREVUS

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Ocrevus 300 mg concentrado para solución para perfusión

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada vial contiene 300 mg de ocrelizumab en 10 ml, a una concentración de 30 mg/ml. La
concentración final del medicamento, después de la dilución, es de aproximadamente 1,2 mg/ml.
Ocrelizumab es un anticuerpo monoclonal recombinante humanizado anti-CD20 producido en células de ovario de hámster chino por tecnología recombinante del ADN.
Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1

3. FORMA FARMACÉUTICA

Concentrado para solución para perfusión.
Solución entre transparente y ligeramente opalescente, y entre incolora y marrón claro.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas
Ocrevus está indicado para el tratamiento de pacientes adultos con formas recurrentes de esclerosis múltiple (EMR) con enfermedad activa definida por características clínicas o de imagen (ver sección 5.1).
Ocrevus está indicado para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP) temprana, en referencia a la duración de la enfermedad y al nivel de discapacidad, y que presenten actividad inflamatoria en las pruebas de imagen (ver sección 5.1).
4.2 Posología y forma de administración
El tratamiento con Ocrevus debe iniciarlo y supervisarlo un médico especialista con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades neurológicas y con acceso a un apoyo médico adecuado para el manejo de reacciones graves, como las reacciones graves relacionadas con la perfusión (RRP).
Premedicación para reacciones relacionadas con la perfusión RRP
Se deben administrar las siguientes dos premedicaciones antes de cada perfusión de Ocrevus para reducir la frecuencia y la gravedad de las RRP (para consultar la información acerca de los pasos adicionales para reducir las RRP ver “Reacciones relacionadas con la perfusión” en la sección 4.4):
• 100 mg de metilprednisolona intravenosa (o equivalente) aproximadamente 30 minutos antes de cada perfusión de Ocrevus;
• antihistamínico aproximadamente 30-60 minutos antes de cada perfusión de Ocrevus.
Adicionalmente, se puede considerar utilizar premedicación con un antipirético (p. ej. paracetamol) aproximadamente 30-60 minutos antes de cada perfusión de Ocrevus.

Posología
Dosis Inicial
La dosis inicial de 600 mg se administra en dos perfusiones intravenosas separadas; primero una perfusión de 300 mg seguida de una segunda perfusión de 300 mg dos semanas más tarde. (Tabla 1).
Dosis posteriores
A partir de entonces, las siguientes dosis de Ocrevus se administran en dosis únicas de 600 mg en perfusión intravenosa, cada 6 meses (Tabla 1). La dosis subsiguiente de 600 mg debe administrarse 6 meses después de la primera perfusión de la dosis inicial. Se debe mantener un intervalo mínimo de 5 meses entre cada dosis de Ocrevus.
Ajustes de la perfusión en caso de RRP
En caso de RRP durante cualquier perfusión, considere los siguientes ajustes. Puede encontrar información adicional sobre RRP en la sección 4.4.
RRP potencialmente mortales
Si durante la perfusión hay signos de una RRP potencialmente mortal o incapacitante, como por ejemplo hipersensibilidad aguda o síndrome de insuficiencia respiratoria aguda, se debe finalizar la perfusión inmediatamente y administrar al paciente el tratamiento adecuado. Se debe suspender Ocrevus permanentemente en esos pacientes (ver sección 4.3).
RRP graves
Si un paciente experimenta una RRP grave (como por ejemplo disnea) o una combinación de síntomas como enrojecimiento, fiebre o dolor de garganta, se debe finalizar la perfusión inmediatamente y administrar al paciente el tratamiento sintomático. Solo se debe reiniciar la perfusión una vez que se
hayan resuelto todos los síntomas. La perfusión se debe reiniciar a la mitad de la velocidad de perfusión en el momento en el que se produjo la reacción. No es necesario realizar un ajuste de la perfusión en las perfusiones posteriores, a menos que el paciente experimente una RRP.
RRP de leves a moderadas
Si un paciente experimenta una RRP de leve a moderada (p. ej. dolor de cabeza), la velocidad de la perfusión se debe reducir a la mitad de la velocidad en el momento en el que se produjo el acontecimiento. Esta velocidad reducida se debe mantener durante al menos 30 minutos. Si se tolera, la velocidad de la perfusión se puede aumentar conforme a la velocidad inicial de perfusión del paciente. No es necesario realizar un ajuste de la perfusión en las perfusiones posteriores, a menos que el paciente experimente una RRP.
Modificaciones de la dosis durante el tratamiento
Los ejemplos anteriores de interrupción y ralentización de la dosis (para las RRP leves/moderadas y graves) ocasionarán un cambio en la velocidad de perfusión y aumentarán la duración total de la misma, sin modificar la dosis total. No se recomienda reducir la dosis de Ocrevus
Retraso u olvido de dosis
Si se olvida administrar una perfusión de Ocrevus, se debe administrar tan pronto como sea posible; no se debe esperar a la siguiente dosis que esté planificada. Se debe mantener el intervalo de tratamiento de 6 meses (con un mínimo de 5 meses) entre cada dosis de Ocrevus (ver Tabla 1).
Poblaciones especiales
Adultos mayores de 55 años y pacientes de edad avanzada
No es necesario un ajuste de dosis en pacientes mayores de 55 años según se deduce de los datos limitados de los que se dispone (ver las secciones 5.1 y 5.2). Los pacientes incluidos en los ensayos clínicos en marcha siguen en tratamiento con dosis de 600 mg de ocrelizumab cada seis meses después de cumplir los 55 años de edad.
Insuficiencia renal
La seguridad y la eficacia de Ocrevus en pacientes con insuficiencia renal no se han estudiado formalmente. En los ensayos clínicos se incluyeron pacientes con insuficiencia renal leve. No hay experiencia en pacientes con insuficiencia renal moderada y grave. Ocrevus es un anticuerpo monoclonal que se elimina por catabolismo (p.ej. rotura en péptidos y aminoácidos), por lo que no se prevé que sea necesario realizar un cambio de la dosis en pacientes con insuficiencia renal (ver sección 5.2).
Insuficiencia hepática
La seguridad y la eficacia de Ocrevus en pacientes con insuficiencia hepática no se han estudiado formalmente. En los ensayos clínicos se incluyeron pacientes con insuficiencia hepática leve. No hay experiencia en pacientes con insuficiencia hepática moderada y grave. Ocrevus es un anticuerpo monoclonal que se elimina por catabolismo (en lugar del metabolismo hepático), por lo que no se prevé que sea necesario realizar un cambio de dosis en pacientes con insuficiencia hepática (ver sección 5.2).
Población pediátrica
No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia de Ocrevus en niños y adolescentes de 0 a18 años. No se dispone de datos.
Forma de administración
Ocrevus se administra por perfusión intravenosa a través de una línea exclusiva, después de su dilución. Las perfusiones de Ocrevus no se deben administrar en inyección intravenosa rápida o bolo.

 Dosis y Calendario de Ocrevus
Cantidad de Ocrevus para ser administrada Instrucciones para la perfusión;
Dosis inicial (600 mg) dividida en dos perfusiones
Perfusión 1 300 mg en 250 ml • Iniciar la perfusión a una velocidad de 30 ml/hora  Durante 30 minutos.
• Cada 30 minutos se puede aumentar la velocidad en 30 ml/hora, hasta un máximo de
180 ml/hora.
• Cada perfusión debe administrarse en 2,5 horas aproximadamente.
Perfusión 2 (2 semanas más tarde) 300 mg en 250 ml Dosis posteriores (600 mg)
una vez cada 6 meses
Perfusión única 600 mg en 500 ml • Iniciar la perfusión a una velocidad de 40 ml/hora durante 30 minutos.
• Cada 30 minutos se puede aumentar la velocidad en 40 ml/hora, hasta un máximo de
200 ml/hora.
• Cada perfusión debe administrarse en 3,5 horas aproximadamente.
Las soluciones de Ocrevus para perfusión intravenosa se preparan mediante dilución del medicamento en una bolsa de perfusión que contiene cloruro sódico al 0,9%, hasta alcanzar una concentración final de aproximadamente 1,2 mg/ml. Para consultar las instrucciones de dilución del medicamento antes de la administración, ver sección 6.6.
Se debe vigilar a los pacientes durante la perfusión y durante al menos una hora tras finalizar la misma (ver sección 4.4).
4.3 Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.
• Infección activa presente (ver sección 4.4).
• Pacientes en un estado inmunocomprometido grave (ver sección 4.4).
• Neoplasias malignas activas conocidas (ver sección 4.4).
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Trazabilidad
Con el fin de mejorar la trazabilidad de los medicamentos biológicos, deben registrarse con claridad el nombre y el número de lote del producto administrado.

Reacciones relacionadas con la perfusión (RRP)
Se asocia Ocrevus con RRP, las cuales pueden estar relacionadas con la liberación de citoquinas y/u otros mediadores químicos.
Los síntomas de RRP pueden ocurrir durante cualquier perfusión, pero se han notificado con mayor frecuencia durante la primera perfusión. Las RRP pueden ocurrir dentro de las 24 horas posteriores a la perfusión. Estas reacciones pueden presentarse como prurito, erupción cutánea, urticaria, eritema, irritación de garganta, dolor orofaríngeo, disnea, edema faríngeo o laríngeo, enrojecimiento, hipotensión, pirexia, cansancio, dolor de cabeza, mareos, náuseas y taquicardia (ver sección 4.8).
Antes de la perfusión:
• Manejo de reacciones graves: Se debe disponer de los recursos necesarios para el manejo de reacciones graves como las RRP graves, reacciones de hipersensibilidad y/o reacciones
anafilácticas.
• Hipotensión: Durante las perfusiones de Ocrevus, se puede presentar hipotensión, como síntoma de RRP. Por lo tanto, se debe considerar la suspensión de los tratamientos antihipertensivos en las 12 horas previas, y durante cada perfusión con Ocrevus. No se ha estudiado en pacientes con antecedentes de insuficiencia cardíaca congestiva (clases III y IV de la New York Heart Association).
• Premedicación: Los pacientes deben recibir premedicación para reducir la frecuencia y la gravedad de las RRP (ver sección 4.2).
Durante la perfusión
• Se deben tomar las siguientes medidas en aquellos pacientes que experimenten síntomas
respiratorios graves, tales como broncoespasmo o exacerbación del asma:
– se debe interrumpir la perfusión de forma inmediata y permanente
– se debe administrar tratamiento sintomático
– se debe monitorizar al paciente hasta que los síntomas respiratorios se hayan resuelto, ya que la mejora inicial de los síntomas clínicos podría estar seguida de un deterioro
• Puede haber dificultad para distinguir la hipersensibilidad de una RRP de acuerdo a los
síntomas. Si se sospecha que durante la perfusión se produce una reacción de hipersensibilidad, la perfusión debe interrumpirse de forma inmediata y permanente (ver a continuación
“Reacciones de hipersensibilidad”).
Después de la perfusión
• Se debe vigilar a los pacientes tratados con Ocrevus durante al menos una hora tras finalizar la perfusión, por si apareciera cualquier síntoma de RRP.
• Los médicos deben alertar a los pacientes de que las RRP pueden ocurrir dentro de las 24 horas posteriores a la perfusión.
Para más información sobre la posología de pacientes que experimentan síntomas de RRP consulte la sección 4.2.
Reacciones de Hipersensibilidad
También se puede producir una reacción de hipersensibilidad (reacción alérgica aguda al medicamento) RRP. Las reacciones de hipersensibilidad aguda tipo 1 (mediadas por IgE) pueden no diferenciarse clínicamente de los síntomas de las RRP.
Las reacciones de hipersensibilidad se pueden producir durante cualquier perfusión, aunque es habitual que no ocurra durante la primera perfusión. Si en perfusiones posteriores se presentan síntomas graves nuevos, o más graves que los experimentados previamente, se debe considerar que se trate de una posible reacción de hipersensibilidad. No se debe tratar a los pacientes con hipersensibilidad conocida a ocrelizumab mediada por IgE (ver sección 4.3).
Infecciones
Se debe retrasar la administración de Ocrevus en pacientes con infección activa hasta que la infección se resuelva.
Se recomienda verificar el estado inmunitario del paciente antes de la administración de la dosis, ya que los pacientes en un estado inmunocomprometido grave (p.ej. con linfopenia, neutropenia, hipogamaglobulinemia) no deben ser tratados (ver las secciones 4.3 y 4.8).
El tratamiento con Ocrevus puede aumentar más el riesgo de neumonía grave en estos
pacientes. Los médicos deben tomar medidas de forma inmediata en los pacientes con neumonía.
Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP)
Se ha observado que la infección por el virus John Cunningham (JC) causó LMP en pacientes tratados con anticuerpos anti-CD20 y con otros tratamientos para la EM, y asociada a otros factores de riesgo (p. ej. población de pacientes, terapia múltiple con inmunosupresores). Por este motivo no se puede descartar el riesgo de LMP.

Reactivación de Hepatitis B
Se han notificado algunos casos de reactivación del virus de la Hepatitis B (VHB) que provocaron hepatitis fulminante, fallo hepático y muerte, en pacientes tratados con otros anticuerpos anti-CD20. Se debe llevar a cabo la detección del VHB en todos los pacientes antes de iniciar el tratamiento con Ocrevus, conforme a las recomendaciones locales. Los pacientes con VHB activa (p. ej. una infección activa confirmada por un resultado positivo en la prueba de HBsAg y anti HB) no deben recibir tratamiento con Ocrevus. Los pacientes con serología positiva (p. ej. negativos para HBsAg y positivos para el anticuerpo contra el anticuerpo core de HB (HBcAb +); los portadores del VHB
(positivos para el antígeno de superficie, HBsAg+) deben consultar con especialistas en enfermedades hepáticas antes del inicio del tratamiento y deben ser supervisados y tratados de acuerdo con la práctica clínica local para evitar la reactivación de la hepatitis B.

Resultado de imagen de OCREVUS

Información para el paciente

Contenido:
1. Qué es Ocrevus y para qué se utiliza
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Ocrevus
3. Cómo usar Ocrevus
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de Ocrevus
6. Contenido del envase e información adicional
1. Qué es Ocrevus y para qué se utiliza
Qué es Ocrevus
Ocrevus contiene el principio activo “ocrelizumab”. Se trata de un tipo de proteína llamada “anticuerpo monoclonal”. Los anticuerpos actúan uniéndose a dianas específicas en su organismo.
Para qué se utiliza Ocrevus
Ocrevus se utiliza para tratar adultos con:
• Formas recurrentes de esclerosis múltiple (EMR)
• Esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP) temprana

Cómo funciona Ocrevus
Ocrevus se une a linfocitos B específicos, que son un tipo de glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario y desempeñan una función en la EM. Ocrevus se une y elimina estos linfocitos B específicos. Esto reduce la inflamación y los ataques sobre la vaina de mielina, reduce las probabilidades de experimentar una recaída y ralentiza la progresión de la enfermedad.
• En las formas recurrentes de EM (EMR), Ocrevus ayuda a reducir de forma significativa el número de crisis (brotes) y ralentizar de forma significativa la progresión de la enfermedad.
Ocrevus también aumenta de forma significativa la probabilidad de que un paciente no presente evidencia de actividad de la enfermedad (lesiones cerebrales, brotes y empeoramiento de la discapacidad).
• En la EM primaria progresiva (EMPP), Ocrevus ayuda a ralentizar la progresión de la
enfermedad y a reducir el deterioro de la velocidad de la marcha.
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Ocrevus
No use Ocrevus:
• si es alérgico al ocrelizumab o a alguno de los demás componentes de este medicamento
(incluidos en la sección 6).
• si actualmente presenta una infección.
• si le han diagnosticado problemas graves en su sistema inmunitario.
• si tiene cáncer.
Si usted no está seguro, hable con su médico antes de usar Ocrevus.
Advertencias y precauciones
Consulte a su médico antes de empezar a usar Ocrevus si alguna de las siguientes condiciones se aplica a su caso. Puede que su médico decida retrasar su tratamiento con Ocrevus o que decida que usted no puede usar Ocrevus si:
• usted tiene una infección. Su médico esperará hasta que la infección se haya resuelto antes de administrarle Ocrevus.
• usted ha padecido alguna vez hepatitis B o es portador del virus de la hepatitis B. Esto se debe a que medicamentos como Ocrevus pueden hacer que el virus de la hepatitis B vuelva a activarse. Antes del tratamiento con Ocrevus, su médico comprobará si está en riesgo de infección por hepatitis B. Los pacientes que han tenido hepatitis B o que son portadores del virus de la hepatitis B se someterán a un análisis de sangre y serán supervisados por un médico para detectar signos de infección por hepatitis B.
• usted padece cáncer o si ha padecido cáncer en el pasado. Es posible que su médico opte por retrasar su tratamiento con Ocrevus.
Efectos en el sistema inmunitario:
• Enfermedades que afectan a su sistema inmunitario: si usted padece otra enfermedad que afecta al sistema inmunitario. Es posible que no sea apto para el tratamiento con Ocrevus.
• Medicamentos que afectan a su sistema inmunitario: si usted ha tomado alguna vez, está tomando o tiene previsto tomar medicamentos que afectan al sistema inmunitario – como quimioterapia, inmunosupresores u otros medicamentos empleados para tratar la EM. Es posible que su médico opte por retrasar su tratamiento con Ocrevus o que le pida que interrumpa dichos medicamentos antes de comenzar el tratamiento con Ocrevus.
Reacciones relacionadas con la perfusión
• Las reacciones relacionadas con la perfusión son el efecto adverso más frecuente del tratamiento con Ocrevus.
• Informe inmediatamente a su médico o enfermero si tiene cualquier reacción relacionada con la perfusión (ver en la sección 4 una lista de reacciones relacionadas con la perfusión). Las reacciones relacionadas con la perfusión pueden producirse durante la perfusión o hasta 24 horas después de la misma.
• Para reducir el riesgo de reacciones relacionadas con la perfusión, su médico le administrará otros medicamentos antes de cada perfusión de Ocrevus (ver sección 3) y se le someterá a una estrecha supervisión durante la perfusión y al menos una hora después de la administración de la misma.
Infecciones
• Informe a su médico antes de recibir el tratamiento con Ocrevus si cree que podría tener una infección. Su médico esperará a que su infección se haya resuelto antes de administrarle el tratamiento con Ocrevus.
• Usted podría contraer infecciones más fácilmente con Ocrevus. Esto se debe a que las células inmunitarias sobre las que actúa Ocrevus también ayudan a combatir infecciones.
• Antes de que usted comience el tratamiento con Ocrevus y antes de las siguientes perfusiones, su médico puede solicitarle un análisis de sangre para confirmar el estado de su sistema inmunitario ya que las infecciones pueden presentarse más frecuentemente en caso de problemas graves en su sistema inmunitario.
• Si usted ha sido tratado con Ocrevus para esclerosis múltiple primaria progresiva, y tiene dificultades al tragar, Ocrevus puede aumentar el riesgo de neumonía grave.
• Informe inmediatamente a su médico o enfermero si experimenta cualquiera de estos
signos de infección durante o después del tratamiento con Ocrevus:
– fiebre o escalofríos
– tos que no desaparece
– herpes (como aftas, herpes zóster o úlceras genitales).
• Informe inmediatamente a su médico o enfermero si cree que la EM está empeorando o si percibe cualquier síntoma nuevo. Esto se debe a una infección muy rara y potencialmente mortal del cerebro, llamada “leucoencefalopatía multifocal progresiva” (LMP), que puede causar síntomas similares a los de la EM. La LMP puede presentarse en pacientes que toman medicamentos parecidos a Ocrevus y con otros medicamentos empleados en el tratamiento de la EM.
Informe a su pareja o cuidador acerca del tratamiento con Ocrevus. Ellos podrían percibir síntomas de LMP que usted no percibe, como fallos de memoria, problemas para pensar, dificultad para caminar, pérdida de visión o cambios en su forma de hablar. Es posible que su médico necesite estudiarlos.
Vacunas
• Informe a su médico si ha recibido recientemente cualquier vacuna o podría recibir una vacuna en el futuro próximo.
• Durante el tratamiento con Ocrevus, usted no debe recibir vacunas vivas o vivas atenuadas (por ejemplo, BCG para la tuberculosis o vacunas contra la fiebre amarilla).
• Su médico puede recomendarle que se vacune de la gripe estacional.
• Su médico verificará si usted necesita alguna vacuna antes de comenzar el tratamiento con Ocrevus. Las vacunas deben administrarse al menos 6 semanas antes de comenzar el tratamiento con Ocrevus.
Niños y adolescentes
Ocrevus no está destinado para su uso en niños y adolescentes menores de 18 años. Esto se debe a que aún no se ha estudiado en este grupo de edad.
Otros medicamentos y Ocrevus
Informe a su médico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar;
• usted está tomando medicamentos para la hipertensión arterial. Esto se debe a que Ocrevus puede disminuir su tensión arterial. Puede que su médico le pida que interrumpa sus medicamentos para la tensión arterial 12 horas antes de cada perfusión de Ocrevus. Si alguna de estas condiciones se aplica a su caso (o usted no está seguro), hable con su médico antes de usar Ocrevus.
Embarazo
• Si está embarazada, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada,consulte a su médico antes de que se le administre Ocrevus. Esto se debe a que Ocrevus puede cruzar la barrera placentaria y afectar a su bebé.
• No use Ocrevus si está embarazada a menos que lo haya comentado con su médico. Su médico sopesará el beneficio de usar Ocrevus frente al riesgo que esto constituye para su bebé.
• Consulte a su médico antes de vacunar a su bebé.
Anticoncepción para mujeres
Si usted puede quedarse embarazada (concebir), deberá utilizar métodos anticonceptivos:
• durante el tratamiento con Ocrevus y
• durante 12 meses después de la última perfusión de Ocrevus.
Lactancia
No dé el pecho mientras recibe tratamiento con Ocrevus. Esto se debe a que Ocrevus puede pasar a la leche materna.

3. Cómo usar Ocrevus
Ocrevus será administrado por un médico o enfermero experimentado en el uso de este tratamiento.
Le mantendrá en observación durante la administración del medicamento por si sufre algún efecto adverso. Ocrevus siempre se le administrará como goteo (perfusión intravenosa).
Medicamentos que recibirá antes de Ocrevus
Antes de recibir Ocrevus, se le administrarán otros medicamentos para prevenir o reducir posibles efectos adversos como reacciones relacionadas con la perfusión (ver las secciones 2 y 4 para más información sobre las reacciones relacionadas con la perfusión).
Recibirá un corticosteroide y un antihistamínico antes de cada perfusión y puede que también se le administren medicamentos para reducir la fiebre.
Cómo administrar Ocrevus
• Ocrevus será administrado por un médico o un enfermero. Se administrará como una perfusión en una vena (perfusión intravenosa o perfusión “IV”).
• Será supervisado estrechamente mientras recibe Ocrevus y durante al menos 1 hora después de la perfusión. Esto es por si presenta algún efecto adverso como reacciones relacionadas con la perfusión. La perfusión podrá ralentizarse, interrumpirse temporalmente o suspenderse permanentemente en caso de que presente una reacción relacionada con la perfusión, y dependiendo de la gravedad de la misma (ver las secciones 2 y 4 para más información sobre las reacciones relacionadas con la perfusión).
Cuánto Ocrevus y con qué frecuencia se administra
Usted recibirá una dosis total de 600 mg de Ocrevus cada 6 meses.
• La primera dosis de 600 mg de Ocrevus se administrará como 2 perfusiones (300 mg cada una) separadas por un intervalo de 2 semanas. Cada perfusión durará alrededor de 2 horas y 30 minutos.
• Las siguientes dosis de 600 mg de Ocrevus se administrarán como una sola perfusión. Cada perfusión durará alrededor de 3 horas y 30 minutos.
Si se olvida la administración de una perfusión de Ocrevus
• Si se salta una perfusión de Ocrevus, hable con su médico para programar una nueva perfusión lo antes posible. No espere hasta su siguiente perfusión programada.
• Para obtener el beneficio completo de Ocrevus, es importante que reciba cada perfusión cuando corresponda.
Si interrumpe el tratamiento con Ocrevus
• Es importante que continúe su tratamiento durante el tiempo que usted y su médico consideren que le está ayudando.

• Algunos efectos adversos pueden estar relacionados con niveles bajos de linfocitos B. Después de finalizar el tratamiento con Ocrevus, puede continuar experimentando efectos adversos hasta que sus linfocitos B vuelvan a alcanzar los niveles normales. Sus niveles en sangre de linfocitos B aumentarán gradualmente hasta alcanzar niveles normales. Esto puede prolongarse durante un periodo de entre seis meses y dos años y medio, o incluso más años en casos raros.
• Antes de empezar a tomar cualquier otro medicamento, informe a su médico sobre cuándo recibió la última perfusión de Ocrevus.
Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico.
4. Posibles efectos adversos
Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
Se han comunicado los siguientes efectos adversos con Ocrevus:
Reacciones relacionadas con la perfusión
• Las reacciones relacionadas con la perfusión son el efecto adverso más frecuente del tratamiento con Ocrevus (muy frecuentes: pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas). En la mayoría de los casos son reacciones leves, pero pueden producirse algunas reacciones graves.
• Informe inmediatamente a su médico o enfermero si experimenta cualquier signo o
síntoma de una reacción relacionada con la perfusión durante la perfusión o hasta 24
horas después de la perfusión. Los síntomas pueden incluir, entre otros:
– picor de la piel
– erupción cutánea
– ronchas
– enrojecimiento de la piel
– irritación o dolor de garganta
– dificultad para respirar
– hinchazón de la garganta
– rubor
– tensión arterial baja
– fiebre
– cansancio
– dolor de cabeza
– mareo
– náuseas
– latido cardíaco rápido.
• Si presenta una reacción relacionada con la perfusión, se le administrarán medicamentos para tratarla, y es posible que la perfusión tenga que ralentizarse o suspenderse. Cuando la reacción haya remitido se podrá continuar con la perfusión. Si la reacción relacionada con la perfusión es potencialmente mortal, su médico suspenderá permanentemente el tratamiento con Ocrevus.

Resultado de imagen de AUBAGIO

Información para el profesional.

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

AUBAGIO 14 mg comprimidos recubiertos con película

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada comprimido recubierto contiene 14 mg de teriflunomida.

Ecipiente con efecto conocido: cada comprimido contiene 72 mg de lactosa (como monohidrato).

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Comprimido recubierto con película (comprimido).

Comprimidos pentagonales recubiertos con película, de color azul claro o azul pastel, grabado con (‘14’)  en un lado y un logotipo corporativo en el otro lado.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

AUBAGIO está indicado para el tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple (EM) remitente recurrente (ver sección 5.1 para información de interés sobre la población en la que la eficacia ha sido establecida).

4.2. Posología y forma de administración

Un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple debe iniciar y supervisar el tratamiento.

Posología

La dosis recomendada de teriflunomida es de 14 mg una vez al día.

Poblaciones especiales

Población de edad avanzada

AUBAGIO se debe utilizar con precaución en pacientes de 65 o más años debido a la falta de datos suficientes sobre seguridad y eficacia.

Insuficiencia renal

No será necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal leve, moderada o grave que no estén en diálisis.

No se evaluó a los pacientes con insuficiencia renal grave sometidos a diálisis. Teriflunomida está contraindicada en esta población (ver sección 4.3).

Insuficiencia hepática

No será necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve y moderada. Teriflunomida está contraindicada en pacientes con insuficiencia hepática grave (ver sección 4.3).

Población pediátrica

No se ha establecido todavía la seguridad y la eficacia de teriflunomida en niños desde los 10 hasta menores de 18 años. No existe una recomendación de uso específica para teriflunomida en niños de 0 a 10 años para el tratamiento de esclerosis múltiple.

No se dispone de datos.

Forma de administración

Los comprimidos recubiertos con película se administran vía oral. Los comprimidos se deben tragar enteros con agua. AUBAGIO puede tomarse con o sin comida.

4.3. Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

Pacientes con insuficiencia hepática grave (Child-Pugh clase C).

Mujeres embarazadas o en edad fértil que no estén utilizando un método anticonceptivo fiable durante el tratamiento con teriflunomida y, a partir de entonces, siempre que los niveles de plasma estén por encima de 0,02 mg/l (ver sección 4.6). Se debe descartar el embarazo antes de iniciar el tratamiento (ver sección 4.6).

Mujeres en periodo de lactancia (ver sección 4.6).

Pacientes con estados de inmunodeficiencia graves, por ejemplo, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Pacientes con un importante deterioro de la función de la médula ósea o con anemia, leucopenia, neutropenia o trombocitopenia significativas.

Pacientes con una infección activa grave, hasta que ésta se resuelva (ver sección 4.4).

Pacientes con insuficiencia renal grave en tratamiento con diálisis, ya que no hay experiencia clínica suficiente en este grupo de pacientes.

Pacientes con hipoproteinemia grave, por ejemplo, síndrome nefrótico.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Monitorización:

Antes del tratamiento

Antes de iniciar el tratamiento con teriflunomida se debe evaluar:

  • Presión arterial
  • Alanina aminotransferasa/transaminasa glutámico-pirúvica sérica (ALT/SGPT)
  • Recuento sanguíneo completo incluyendo recuento de leucocitos y recuento de plaquetas.

 

Durante el tratamiento

Durante el tratamiento con teriflunomida se debe monitorizar:

  • Presión arterial
    • Controlar de forma periódica
  • Alanina aminotransferasa/transaminasa glutámica-pirúvica sérica (ALT/SGPT)
    • Las enzimas hepáticas se deben evaluar cada dos semanas durante los primeros 6 meses de tratamiento, y cada 8 semanas a partir de entonces o según los síntomas y signos clínicos, como náuseas sin explicación, vómitos, dolor abdominal, fatiga, anorexia o ictericia y/o orina oscura. Para elevaciones de ALT (SGPT) de entre 2 y 3 veces el límite superior normal, se debe realizar un control semanal.
  • Se deben realizar recuentos sanguíneos completos según signos y síntomas clínicos (por ejemplo, infecciones) durante el tratamiento.

Procedimiento de eliminación acelerada

Teriflunomida se elimina lentamente del plasma. Sin un procedimiento de eliminación acelerada, tarda una media de 8 meses en alcanzar concentraciones en plasma inferiores a 0,02 mg/l, aunque debido a la variación individual en el aclaramiento de las sustancias, puede tardar hasta 2 años. Se puede utilizar un procedimiento de eliminación acelerada en cualquier momento tras la interrupción del tratamiento con teriflunomida (para detalles del procedimiento ver secciones 4.6 y 5.2).

Efectos hepáticos

Se ha observado un aumento de las enzimas hepáticas en pacientes en tratamiento con teriflunomida (ver sección 4.8). Este aumento se observa mayoritariamente durante los 6 primeros meses de tratamiento.

El tratamiento con teriflunomida debe interrumpirse si se sospecha daño hepático; debe considerarse la interrupción del tratamiento con teriflunomida si se confirman enzimas hepáticas aumentadas (más del triple del LSN). Los pacientes con una enfermedad hepática preexistente pueden tener mayor riesgo de desarrollar enzimas hepáticas aumentadas al tomar teriflunomida y deben ser monitorizados estrechamente por si mostraran signos de enfermedad hepática.

El medicamento se debe utilizar con precaución en pacientes que consuman cantidades importantes de alcohol.

Hipoproteinemia

Ya que la teriflunomida está altamente ligada a las proteínas y su unión depende de las concentraciones de albúmina, se espera que las concentraciones de teriflunomida libre en plasma aumenten en pacientes con hipoproteinemia, por ejemplo, con síndrome nefrótico. Teriflunomida no debe utilizarse en pacientes con situaciones de hipoproteinemia grave.

Presión arterial

Puede producirse una elevación de la presión arterial durante el tratamiento con teriflunomida (ver sección 4.8). Debe comprobarse la presión arterial antes de comenzar el tratamiento con teriflunomida y, de forma periódica, a partir de entonces. Se debe tratar adecuadamente el aumento de la presión arterial antes y durante el tratamiento con teriflunomida.

Infecciones

En pacientes con una infección activa grave, el inicio del tratamiento con teriflunomida se debe retrasar hasta su resolución.

En estudios controlados mediante placebo, no se observó un aumento de las infecciones graves con teriflunomida (ver sección 4.8) No obstante, debido al efecto inmunomodulador de teriflunomida, si un paciente desarrolla una infección grave, se debe considerar la interrupción del tratamiento con AUBAGIO y se deben volver a valorar los beneficios y los riesgos antes de volver a iniciarlo. Debido a su prolongada semivida, se puede  considerar la eliminación acelerada con colestiramina o carbón activado.

Se debe indicar a los pacientes en tratamiento con AUBAGIO que notifiquen a un médico si sufren síntomas de infección. Los pacientes con infecciones activas agudas o crónicas no deben iniciar el tratamiento con AUBAGIO hasta su resolución.

Se desconoce la seguridad de teriflunomida en pacientes con tuberculosis latente, ya que no se realizó de forma sistemática un cribado de tuberculosis en los estudios clínicos. En pacientes positivos en las pruebas de diagnóstico de cribado de la tuberculosis, se debe realizar un tratamiento médico estándar antes de empezar el tratamiento con AUBAGIO.

Reacciones respiratorias

Se han notificado casos de enfermedad pulmonar intersticial (EPI) con teriflunomida durante la poscomercialización. Se han notificado casos de EPI y empeoramiento de EPI preexistente durante el tratamiento con leflunomida, el compuesto original de teriflunomida. El riesgo de padecer EPI aumenta en pacientes que tenían antecedentes de EPI mientras estaban en tratamiento con leflunomida.

EPI puede suceder de forma aguda en cualquier momento durante el tratamiento con una presentación clínica variable.

EPI puede resultar mortal. Los síntomas pulmonares, de nueva aparición o empeoramiento de los mismos, como tos persistente y disnea, pueden ser motivo de interrupción del tratamiento y de exploraciones complementarias, según proceda. Si fuera necesaria la interrupción del tratamiento, se debe considerar el inicio de un procedimiento de eliminación acelerada.

Efectos hematológicos

Se observó un descenso medio del recuento de leucocitos (<15% de los niveles basales (ver sección 4.8), Como precaución, debe haber un hemograma completo reciente disponible, que incluya fórmula leucocitaria y plaquetas, antes de iniciar el tratamiento con AUBAGIO y se debe valorar el hemograma completo durante el tratamiento con AUBAGIO según lo indiquen los signos y síntomas clínicos (por ejemplo, infecciones).

En pacientes con anemia, leucopenia y/o trombocitopenia preexistentes, así como en pacientes con deterioro de la función de la médula ósea o con riesgo de supresión de médula ósea, aumenta el riesgo de alteraciones hematológicas. Si tales efectos se producen, se debe considerar el procedimiento de eliminación acelerada (ver anteriormente) para reducir los niveles de teriflunomida en plasma.

En caso de reacciones hematológicas graves, incluyendo pancitopenia, se debe interrumpir el tratamiento con AUBAGIO y cualquier tratamiento mielosupresor simultáneo y se debe considerar un procedimiento de eliminación acelerada.

Reacciones cutáneas

Se han notificado casos de reacciones cutáneas graves con teriflunomida post-comercialización (incluyendo síndrome de Stevens Johnson y necrólisis epidérmica tóxica)

En pacientes tratados con leflunomida, el compuesto original, también se han notificado casos muy raros de reacciones al medicamento con eosinofilia y síntomas sistémicos (RMESS).

En caso de estomatitis ulcerosa, se debe interrumpir la administración de teriflunomida. Si se observan reacciones cutáneas y/o de las mucosas que aumentan la sospecha de reacciones graves generalizadas de la piel (síndrome de Stevens Johnson o necrólisis epidérmica tóxica-síndrome de Lyell), se debe interrumpir el tratamiento con teriflunomida y otros posibles tratamientos asociados, e iniciar un procedimiento de eliminación acelerada de inmediato. En tales casos, los pacientes no se deben reexponer a teriflunomida (ver sección 4.3).

Neuropatía periférica

Se han notificado casos de neuropatía periférica en pacientes en tratamiento con AUBAGIO (ver sección 4.8). La mayoría de los pacientes mejoraron tras interrumpir el tratamiento con AUBAGIO. Sin embargo, hubo una amplia variabilidad en el desenlace final, es decir, en algunos pacientes la neuropatía se resolvió y algunos pacientes tuvieron síntomas persistentes. Si un paciente en tratamiento con AUBAGIO desarrolla una neuropatía periférica confirmada, se debe considerar la interrupción del tratamiento con AUBAGIO y realizar un procedimiento de eliminación acelerada.

Vacunación

Dos estudios clínicos han mostrado que la vacunación con neoantígenos inactivados (primera vacunación), o antígeno de recuerdo (reexposición) fue segura y eficaz  durante el tratamiento con AUBAGIO. El uso de vacunas atenuadas vivas puede conllevar un riesgo de infecciones y, por tanto, se debe evitar.

Tratamientos inmunosupresores o inmunomoduladores

Ya que la leflunomida es el componente original de la teriflunomida, no se recomienda su administración simultánea.

No se ha evaluado la administración conjunta de tratamientos antineoplásicos o inmunosupresores utilizados para el tratamiento de la EM. Los estudios de seguridad, en los que la teriflunomida se administró de forma simultánea con interferón beta o acetato de glatirámero durante periodos de hasta un año, no revelaron ningún problema de seguridad específico, pero se observó un mayor índice de reacciones adversas en comparación con la monoterapia con teriflunomida. No se ha establecido la seguridad a largo plazo de estas combinaciones en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Cambio desde o a AUBAGIO

Según los datos clínicos relacionados con la administración simultánea de teriflunomida con interferón beta o acetato de glatirámero, no se requiere un periodo de espera al iniciar teriflunomida tras interferón beta o acetato de glatirámero, o al iniciar interferón beta o acetato de glatirámero tras teriflunomida. .

Debido a la larga semivida de natalizumab, la exposición simultánea y, por tanto, los efectos inmunes simultáneos, pueden darse hasta 2-3 meses después de la interrupción de natalizumab si AUBAGIO se inició de forma inmediata. Por tanto, se requiere precaución a la hora de cambiar pacientes de natalizumab a AUBAGIO.

Según la semivida de fingolimod, es necesario un intervalo de 6 semanas sin tratamiento para su eliminación de la circulación y un periodo de 1 a 2 meses para que los linfocitos vuelvan a sus niveles normales tras la interrupción de fingolimod. Si se inicia AUBAGIO durante este intervalo se provocará una exposición simultánea al fingolimod. Esto puede provocar un efecto aditivo en el sistema inmunológico y, por tanto, se requiere precaución.

En pacientes con EM, la mediana de t1/2z fue de aproximadamente 19 días tras dosis repetidas de 14 mg. Si se decide interrumpir el tratamiento con AUBAGIO, durante el intervalo de 5 semividas (aproximadamente 3,5 meses aunque puede ser más en algunos pacientes), comenzar otros tratamientos provocará una exposición simultánea a AUBAGIO. Esto puede provocar un efecto aditivo en el sistema inmunológico y, por tanto, se requiere precaución.

Lactosa

Ya que los comprimidos de AUBAGIO contienen lactosa, los pacientes con intolerancia hereditaria a  galactosa, deficiencia total de lactasa o problemas de absorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento.

Interferencia con la determinación de niveles de calcio ionizado

La medición de los niveles de calcio ionizado podrían mostrar falsas disminuciones de los valores cuando un paciente se esté tratando con leflunomida y/o teriflunomida (el metabolito activo de la leflunomida), dependiendo del tipo de analizador de calcio ionizado que se utilice (analizador de gases en sangre). Por lo tanto, la plausibilidad de la disminución observada en los niveles de calcio ionizados se debe cuestionar en pacientes sometidos a tratamiento con leflunomida o teriflunomida. En caso de mediciones dudosas, se recomienda determinar la concentración total de calcio en suero ajustado a la albúmina.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Interacciones farmacocinéticas de otros compuestos con teriflunomida

La principal ruta de biotransformación de teriflunomida es la hidrólisis. La oxidación es una forma menor.

Inductores potentes del citocromo P450 (CYP) y de los transportadores

La administración conjunta de dosis repetidas (600 mg una vez al día durante 22 días) de rifampicina (inductor de CYP2B6, 2C8, 2C9, 2C19, 3A), así como de un inductor de la P-glicoproteína transportadora de salida [P-gp] y la proteína resistente de cáncer de mama [BCRP] con teriflunomida (70 mg una sola dosis) provocó un descenso de aproximadamente el 40% en la exposición a teriflunomida. Rifampicina y otros inductores potentes conocidos del CYP y de los transportadores, como carbamazepina, fenobarbital, fenitoína e hipérico se deben utilizar con precaución durante el tratamiento con teriflunomida.

Colestiramina o carbón activado

Se recomienda que los pacientes que estén recibiendo teriflunomida no sean tratados con colestiramina o carbón activado ya que esto produce un descenso rápido y significativo de la concentración en plasma, a menos que se busque una eliminación acelerada. Se cree que el mecanismo reside en la interrupción del ciclo enterohepático y/o la diálisis gastrointestinal de teriflunomida.

Interacciones farmacocinéticas de teriflunomida con otros compuestos

Efecto de teriflunomida en el sustrato CYP2C8: repaglinida

Hubo un incremento de la Cmáx y AUC medios de repaglinida (1,7 y 2,4-veces, respectivamente) tras la administración de dosis repetidas de teriflunomida, lo que sugiere que teriflunomida inhibe el CYP2C8 in vivo. Así, los medicamentos metabolizados por el CYP2C8, como repaglinida, paclitaxel, pioglitazona o rosiglitazona, se deben utilizar con precaución durante el tratamiento con teriflunomida.

Efecto de teriflunomida en los anticonceptivos orales: 0,03mg de etinilestradiol y 0,15mg de levonorgestrel

Hubo un incremento de la Cmáx y el AUC0-24 medios del etinilestradiol (1,58 y 1,54 veces respectivamente) y de la Cmáx y el AUC0-24 medios del levonorgestrel (1,33 y 1,41 veces, respectivamente) tras la administración de dosis repetidas de teriflunomida. Aunque no se espera que esta interacción afecte de manera adversa a la eficacia de los anticonceptivos orales, se debe considerar  cuando se seleccione o ajuste el tratamiento anticonceptivo oral que se vaya a utilizar en combinación con teriflunomida.

Efecto de teriflunomida en el sustrato CYP1A2: cafeína

Las dosis repetidas de teriflunomida redujeron la Cmáx y el AUC medios de la cafeína (sustrato CYP1A2) en un 18% y un 55%, respectivamente, lo que sugiere que teriflunomida puede ser un inductor débil del CYP1A2 in vivo. Así, los medicamentos metabolizados por el CYP1A2 (como duloxetina, alosetron, teofilina y tizanidina) se deben utilizar con precaución durante el tratamiento con teriflunomida, ya que podría reducir la eficacia de estos medicamentos.

Efecto de teriflunomida en la warfarina

Las dosis repetidas de teriflunomida no tuvieron efecto en la farmacocinética de S-warfarina, lo que indica que teriflunomida no es inhibidora ni inductora del CYP2C9. No obstante, se observó una reducción del 25% en el Cociente Normalizado Internacional (INR) cuando se administró teriflunomida conjuntamente con warfarina, en comparación con warfarina sola. Así, cuando se administre warfarina conjuntamente con teriflunomida, deberán realizarse un seguimiento y una monitorización estrecha del INR.

Efecto de teriflunomida en los sustratos del transportador de aniones orgánicos 3 (OAT-3)

Hubo un incremento de la Cmáx y AUC medios del cefaclor (1,43 y 1,54 veces, respectivamente) tras la administración de dosis repetidas de teriflunomida, lo que sugiere que teriflunomida inhibe el OAT3 in vivo. Por tanto, se recomienda tener precaución a la hora de administrar teriflunomida conjuntamente con sustratos de OAT3, como cefaclor, penicilina G, ciprofloxacino, indometacina, ketoprofeno, furosemida, cimetidina, metotrexato o zidovudina.

Efecto de teriflunomida en BCRP y/o sustratos del polipéptido transportador de aniones orgánicos B1 y B3 (OATP1B1/B3)

Hubo un incremento de la Cmáx y el AUC medios de la rosuvastatina (2,65 y 2,51 veces respectivamente) tras la administración de dosis repetidas de teriflunomida. No obstante, no hubo un impacto aparente de este aumento en la exposición de rosuvastatina en plasma en la actividad de la HMG-CoA reductasa. Para rosuvastatina, se recomendó una reducción de la dosis del 50% para la administración conjunta con teriflunomida. Para otros sustratos de BCRP (por ejemplo, metotrexato, topotecano, sulfasalazina, daunorubicina, doxorubicina) y la familia OATP, especialmente los inhibidores de la HMG-Co reductasa (por ejemplo, simvastatina, atorvastatina, pravastatina, metotrexato, nateglinida, repaglinida, rifampicina), la administración conjunta de teriflunomida también se debe realizar con precaución. Se debe monitorizar a los pacientes estrechamente por si se observaran signos y síntomas de exposición excesiva a los medicamentos y considerar la reducción de la dosis de estos medicamentos.

4.6. Fertilidad, embarazo y lactancia

Uso en hombres

Se considera que el riesgo de toxicidad embriofetal mediada por el hombre a través del tratamiento con teriflunomida es bajo (ver sección 5.3).

Embarazo

Existen datos limitados relativos al uso de teriflunomida en mujeres embarazadas. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad para la reproducción (ver sección 5.3).

Teriflunomida puede causar  defectos graves de nacimiento si se administra durante el embarazo. Teriflunomida está contraindicada durante el embarazo (ver sección 4.3).

Las mujeres en edad fértil deben utilizar métodos anticonceptivos efectivos durante y después del tratamiento siempre que los niveles de teriflunomida  en plasma estén por encima de 0,02 mg/l. Durante este periodo las mujeres deben consultar con el médico cualquier plan que tengan de interrumpir o cambiar de método anticonceptivo.

Se debe avisar a la paciente de que ante cualquier retraso en la menstruación o cualquier otro motivo que haga sospechar un embarazo, se debe avisar al médico de inmediato para que se realicen las pruebas de embarazo y, si fueran positivas, el médico y la paciente debe discutir los riesgos del embarazo. Es posible que reducir rápidamente el nivel de teriflunomida en sangre, mediante el procedimiento de eliminación acelerada descrito a continuación, en el primer retraso de la menstruación, pueda reducir el riesgo para el feto.

En el caso de mujeres en tratamiento con teriflunomida que deseen quedarse embarazadas, el tratamiento debe interrumpirse y se recomienda realizar un procedimiento de eliminación acelerada para alcanzar más rápidamente una concentración inferior a 0,02 mg/l (ver a continuación).

Sin un procedimiento de eliminación acelerada, los niveles de teriflunomida en plasma pueden ser superiores a 0,02 mg/l durante una media de 8 meses, sin embargo, en algnos pacientes alcanzar una concentración inferior a 0,02 mg/l puede tardar hasta 2 años. Así, deben medirse las concentraciones de teriflunomida en plasma antes de que una mujer comience a intentar quedarse embarazada. Cuando se determine que la concentración de teriflunomida en plasma es inferior a 0,02 mg/l, se deberá volver a determinar de nuevo tras un intervalo de, al menos, 14 días. Si, en ambas ocasiones, las concentraciones son inferiores a 0,02 mg/l, se espera que no haya riesgo para el feto.

Pueden solicitar más información respecto a las pruebas de muestras dirigiéndose al Titular de la Autorización de Comercialización o a su representante local (ver sección 7).

 

Procedimiento de eliminación acelerada

 

Tras interrumpir el tratamiento con teriflunomida:

  • se administra colestiramina 8 g 3 veces al día durante un periodo de 11 días o, si esta dosificación no se tolera bien, se puede utilizar colestiramina 4 g tres veces al día,
  • alternativamente se puede utilizar 50 g de carbón activado en polvo cada 12 horas durante 11 días.

 

No obstante, después de realizar los procedimientos de eliminación acelerada, es necesario verificar mediante 2 pruebas separadas por un intervalo de, al menos, 14 días y esperar un mes y medio entre el primer resultado inferior a 0,02 mg/l y la fertilización.

Tanto la colestiramina como el carbón activado en polvo pueden afectar a la absorción de estrógenos y progestágenos, de forma que no se puede garantizar la anticoncepción fiable de los anticonceptivos orales durante el procedimiento de eliminación acelerada con colestiramina o carbón activado en polvo. Se recomienda el uso de otros métodos anticonceptivos alternativos.

Lactancia

Los estudios realizados en animales han mostrado que teriflunomida se excreta en la leche. Teriflunomida está contraindicada durante la lactancia materna (ver sección 4.3).

Fertilidad

Los resultados de estudios en animales no han mostrado efecto en la fertilidad (ver sección 5.3). Aunque no hay suficientes datos en humanos, no se anticipa ningún efecto en la fertilidad masculina o femenina.

Resultado de imagen de AUBAGIO

Información para el paciente

Contenido 

 

1.              Qué es AUBAGIO y para qué se utiliza

2.              Qué necesita saber antes de empezar a tomar AUBAGIO

3.              Cómo tomar AUBAGIO

4.              Posibles efectos adversos

5.              Conservación de AUBAGIO

6.     Contenido del envase e información adicional

1. Qué es AUBAGIO y para qué se utiliza

AUBAGIO contiene el principio activo teriflunomida que es un agente inmunomodulador que ajusta el sistema inmunológico para limitar su ataque al sistema nervioso.

Para qué se utiliza AUBAGIO

AUBAGIO se utiliza en adultos para tratar la esclerosis múltiple (EM) remitente recurrente.

 

Qué es la esclerosis múltiple

La EM es una enfermedad de larga duración que afecta al sistema nervioso central (SNC). El SNC está formado por el cerebro y la médula espinal. En la esclerosis múltiple, la inflamación destruye la vaina protectora (mielina) que rodea los nervios del SNC. Esta pérdida de mielina se llama desmielinización. Esto hace que los nervios dejen de funcionar correctamente.

Las personas que sufren la forma recurrente de esclerosis múltiple tendrán ataques repetidos (recidivas) de los síntomas físicos causados por el funcionamiento inadecuado de los nervios. Estos síntomas varían según el paciente, pero normalmente incluyen:

•              dificultad para caminar

•               problemas de visión

•               problemas de equilibrio.

 

Los síntomas pueden desaparecer completamente tras la recidiva pero, con el tiempo, algunos problemas pueden permanecer. Esto puede provocar discapacidades físicas que pueden interferir con sus actividades diarias.

 

Cómo funciona AUBAGIO

AUBAGIO ayuda a proteger frente a ataques en el sistema nervioso central por parte del sistema inmunitario, limitanto el crecimiento de algunas células blancas (linfocitos). Esto limita la inflamación que provoca el daño de los nervios de la EM.

2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar AUBAGIO

No tome AUBAGIO:

 

  •       si es alérgico a teriflunomida o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6),
  •       si sufre problemas hepáticos graves,
  •       si está embarazada, cree que puede estarlo o está en periodo de lactancia,
  •       si sufre un problema grave que afecte al sistema inmunológico por ejemplo, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA),
  •       si tiene problemas graves con la médula ósea o si tiene un número bajo de leucocitos o hematíes en la sangre o un número reducido de plaquetas,
  •       si sufre una infección grave,
  •       si tiene problemas renales graves que requieran diálisis,
  •       si tiene un número demasiado bajo de proteínas en sangre (hipoproteinemia),

En caso de duda pregunte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar AUBAGIO si:

–               sufre problemas hepáticos; puede que su médico realice análisis de sangre para comprobar el funcionamiento de su hígado antes del tratamiento y durante el tratamiento. Si los resultados de los análisis indican un problema con su hígado, puede que su médico interrumpa el tratamiento con AUBAGIO. Ver sección 4.

–               tiene la presión arterial alta (hipertensión), esté o no en tratamiento para controlarla. AUBAGIO puede causar un aumento de la presión arterial. Su médico controlará su presión arterial antes de empezar el tratamiento y de forma regular durante el mismo. Ver sección 4.

–               tiene una infección. Antes de que empiece a tomar AUBAGIO, su médico se asegurará de que tiene suficientes leucocitos y plaquetas en la sangre. Dado que AUBAGIO disminuye el número de leucocitos en la sangre, esto puede afectar su capacidad para luchar contra la infección. Puede que su médico realice análisis de sangre para comprobar sus leucocitos si cree que tiene una infección. Ver sección 4.

  •              tiene reacciones graves en la piel.

–              tiene síntomas respiratorios.

–              tiene debilidad, entumecimiento y dolor en manos y pies.

–              va a vacunarse.

–              toma leflunomida con AUBAGIO.

–              le están cambiando la medicación desde o a AUGABIO.

–              es intolerante a la lactosa.

–              está previsto que le realicen un análisis específico de sangre (nivel de calcio). Podrá detectarse una falsa disminución de los niveles de calcio.

 

Niños y adolescentes

AUBAGIO no debe utilizarse en niños y adolescentes menores de 18 años. Esto se debe a que se desconocen los efectos de este medicamento en este grupo de edad.

 

Otros medicamentos y AUBAGIO

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Esto incluye los medicamentos sin receta.

En especial, informe a su médico o farmacéutico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos:

  •       leflunomida, metotrexato y otros medicamentos que afectan al sistema inmunológico (a menudo denominados inmunodepresores o inmunomoduladores)
  •       rifampicina (medicamento utilizado para tratar la tuberculosis y otras infecciones)
  •       carbamazepina, fenobarbital, fenitoína para la epilepsia
  •       hipérico (un medicamento a base de plantas  para la depresión)
  •       repaglinida, pioglitazona, nateglinida o rosiglitazona para la diabetes
  •       daunorubicina, doxorubicina, paclitaxel o topotecan para el cáncer
  •       duloxetina para la depresión, incontinencia urinaria o en enfermedad del riñón en diabéticos
  •       alosetrón para los casos graves de diarrea
  •       teofilina para el asma
  •       tizanidina, un relajante muscular
  •       warfarina, un anticoagulante para diluir la sangre (hacerla más fluida) y evitar los coágulos
  •       anticonceptivos orales (etinilestradiol, levonorgestrel)
  •       cefaclor, bencilpenicilina (penicilina G), ciprofloxacino para infecciones
  •       indometacina, ketoprofeno para el dolor o las inflamaciones
  •       furosemida para la enfermedad cardiaca
  •       cimetidina para reducir el ácido gástrico
  •       zidovudina para el SIDA
  •       rosuvastatina, simvastatina, atorvastatina, pravastatina para la hipercolesterolemia (colesterol alto).
  •       sulfasalazina para enfermedad inflamatoria del intestino o artritis reumatoide
  •       colestiramina para colesterol alto o alivio de picores en enfermedad hepática.
  •       carbón activo para reducir la absorción de medicamentos u otras sustancias.

 

Embarazo y lactancia

No tome AUBAGIO si está embarazada o cree que podría estar embarazada. Si está embarazada o se queda embarazada mientras toma AUBAGIO, aumentará el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento. Las mujeres en edad fértil no deben tomar este medicamento si no están utilizando métodos anticonceptivos fiables.

Informe a su médico si planea quedarse embarazada tras interrumpir el tratamiento con AUBAGIO, ya que antes necesita asegurarse de que la mayor parte de este medicamento se ha eliminado de su cuerpo antes de intentar quedarse embarazada. La eliminación del principio activo de manera natural puede tardar hasta 2 años. Este periodo de tiempo se puede reducir a unas pocas semanas tomando determinados medicamentos para acelerar la eliminación de AUBAGIO del cuerpo.

En cualquier caso, necesita que su médico confirme, a partir de un análisis de sangre, que el nivel de principio activo en sangre es lo suficientemente bajo como para poder quedarse embarazada.

Para obtener más información sobre las pruebas de laboratorio póngase en contacto con su médico.

Si sospecha que está embarazada mientras toma AUBAGIO o en los dos años siguientes a finalizar el tratamiento, se deberá poner en contacto con su médico de forma inmediata para realizar una prueba de embarazo. Si la prueba confirma el embarazo, puede que su médico le sugiera un tratamiento con determinados medicamentos para eliminar AUBAGIO del cuerpo lo suficiente y de forma rápida, ya que esto puede disminuir el riesgo para su bebé.

 

Anticoncepción

Debe utilizar un método anticonceptivo eficaz durante y tras el tratamiento con AUBAGIO. La teriflunomida permanece en la sangre durante un largo periodo tras dejar de tomarla. Siga tomando medidas anticonceptivas tras interrumpir el tratamiento.

•               Siga haciéndolo hasta que los niveles de AUBAGIO en sangre sean lo suficientemente bajos (su médico lo comprobará).

•               Consulte a su médico sobre el mejor método anticonceptivo para usted y en caso de que necesite cambiar de método.

 

No tome AUBAGIO durante el periodo de lactancia ya que la teriflunomida pasa a la leche materna.

 

Conducción y uso de máquinas

AUBAGIO puede causar mareo, lo que puede afectar a la capacidad de concentración y reacción. Si está afectado, no conduzca ni utilice máquinas.

 

AUBAGIO contiene lactosa

AUBAGIO contiene lactosa (un tipo de azúcar). Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

3. Cómo tomar AUBAGIO

Un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple supervisará el tratamiento con AUBAGIO.

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico.

La dosis recomendada es de un comprimido de 14 mg al día.

 

Forma/vía de administración

AUBAGIO se administra por vía oral. AUBAGIO se toma cada día en una sola dosis diaria en cualquier momento del día.

El comprimido debe tragar entero con agua.

AUBAGIO puede tomarse con o sin comida.

 

Si toma más AUBAGIO del que debe

Si ha tomado demasiado AUBAGIO, llame a su médico inmediatamente. Puede ser que experimente efectos adversos similares a los descritos en la sección 4 (a continuación).

 

Si olvidó tomar AUBAGIO

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

 

Si interrumpe el tratamiento con AUBAGIO

No interrumpa el tratamiento ni cambie la dosis de AUBAGIO sin consultarlo antes con su médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.

 

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Con este medicamento pueden producirse los siguientes efectos adversos.

Efectos adversos graves

Informe a su médico inmediatamente si nota cualquiera de los siguientes efectos adversos graves:

  • reacciones alérgicas que podrían incluir síntomas de erupción, habones, hinchazón de labios, lengua o cara o dificultad repentina para respirar
  • reacciones graves en la piel que podrían incluir síntomas de erupción cutánea, ampollas, o úlceras en su boca
  • infecciones graves o sepsis (un tipo de infección que puede resultar potencialmente mortal) que podría incluir síntomas como fiebre alta, temblores, escalofríos, disminución del flujo de orina, o confusión
  • enfermedad grave del hígado que podría incluir síntomas como color amarillento de la piel o del blanco de los ojos, orina más oscura de lo normal, náuseas y vómitos sin explicación, o dolor abdominal
  • inflamación de los pulmones que podría incluir síntomas como falta de aire o tos persistente
  • inflamación del páncreas que podría incluir síntomas como dolor grave en el área abdominal superior que podría sentirse también en su espalda, náuseas o vómitos

Otros efectos adversos pueden ocurrir con la siguientes frecuencias:

Muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

  • Dolor de cabeza
  • Diarrea, sensación de enfermedad
  • Aumento de ALT (aumento de ciertas enzimas hepáticas en la sangre) en los análisis
  • Pelo más fino

 

Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

–              Gripe, infección del tracto respiratorio superior, infección del tracto urinario, bronquitis, sinusitis, dolor de garganta y molestias al tragar, cistitis, gastroenteritis viral, herpes oral, infección dental, laringitis, infección por hongos en el pie

–              Valores de laboratorio: se ha observado una disminución en el número de glóbulos rojos (anemia), cambios en el hígado y glóbulos blancos en los análisis (ver sección 2), así como elevaciones en una enzima muscular (creatinin fosfoquinasa)

–              Reacciones alérgicas leves

–              Sensación de ansiedad

–              Agujetas, sensación de debilidad, entumecimiento, cosquilleo o dolor en la parte baja de la espalda o la pierna (ciática); sensación de entumecimiento, ardor, cosquilleo o dolor en manos y dedos (síndrome del túnel carpiano)

–               Palpitaciones

–              Aumento de la presión arterial

–              Sensación de enfermedad (vómitos), dolor dental, dolor en la región abdominal superior

–              Erupción, acné

–              Dolor en tendones, articulaciones, huesos, dolor muscular (dolor musculoesquelético)

–              Necesidad de orinar más a menudo de lo normal

–              Periodos abundantes

–              Dolor

–              Falta de energía o debilidad (astenia)

–              Pérdida de peso

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

–              Disminución del número de plaquetas (trombocitopenia leve)

–              Aumento de la sensibilidad, especialmente en la piel; dolor punzante o pulsátil en uno o más nervios; problemas en los nervios de brazos y piernas (neuropatía periférica)

  • Alteraciones en las uñas

–              Dolor postraumático

 

Frecuencia no conocida (la frecuencia no se puede estimar con los datos disponibles):

  •              Infecciones graves (incluyendo sepsis)
  •              Reacciones alérgicas graves (incluyendo anafilaxis)
  •              Reacción pulmonar (enfermedad pulmonar intersticial, EPI)
  •              Inflamación del hígado, páncreas, o boca/labios
  •              Reacciones graves en la piel
  • Nivel anómalo de grasas (lípidos) en sangre

 

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Apéndice V. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de AUBAGIO

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la caja, la funda protectora y el estuche después de “CAD”. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

 

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de AUBAGIO

  •       El principio activo es teriflunomida. Cada comprimido contiene 14 mg de teriflunomida.
  •       Los demás componentes son  lactosa monohidrato, almidón de maíz, celulosa microcristalina, almidón glicolato de sodio (tipo A), hidroxipropilcelulosa, estearato de magnesio, hipromelosa, dióxido de titanio (E171), talco, macrogol 8000, laca de aluminio carmín índigo (E132).

 

Aspecto del producto y contenido del envase

Los comprimidos recubiertos con película (comprimidos) AUBAGIO 14 mg son de color azul claro o azul pastel, tienen forma pentagonal, grabados con (’14’) en un lado y un logotipo corporativo en el otro lado.

 

AUBAGIO está disponible en cajas de cartón que contienen:

  •       14, 28, 84 y 98 comprimidos en estuches con blísteres de aluminio integrados;
  •       10×1 comprimido en blísteres de aluminio perforados unidosis.

 

Puede solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

 

 

Fuentes: www. esclerosismultiple.com  y Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s