Variante delta covid-19: los datos científicos que conocemos

Actualizado a el 1 de sep. del 2021

El 27 de julio del 2021, los CDC publicaron guías actualizadas sobre la necesidad de aumentar con urgencia la cobertura de vacunación contra el COVID-19 y recomendaron que todas las personas en áreas con transmisión sustancial o alta usen mascarilla en lugares públicos cerrados, incluso si están totalmente vacunadas. Los CDC publicaron esta nueva guía debido a varias situaciones preocupantes y señales que aportan los nuevos datos que van surgiendo.

En primer lugar, un aumento significativo de los nuevos casos revirtió lo que había sido un descenso constante desde enero del 2021. En los días anteriores a la actualización de nuestra guía, los CDC observaron un aumento rápido y alarmante en las tasas de hospitalización y casos de COVID-19 en el país.

En segundo lugar, empezaron a surgir nuevos datos que daban cuenta de que la variante delta era más infecciosa y estaba provocando una mayor transmisibilidad en comparación con otras variantes, incluso en algunas personas vacunadas. Esto incluye datos recientemente publicados por los CDC y nuestros socios de salud pública, datos de vigilancia sin publicar que estarán disponibles en las próximas semanas, información incluida en el Informe científico sobre vacunas y vacunación contra el COVID-19 actualizado de los CDC, así como investigaciones de brotes en curso vinculados a la variante delta.

Puntos clave

  • Todas las vacunas COVID-19 autorizadas actualmente son efectivas contra COVID-19, incluidos los resultados graves de enfermedad grave, hospitalización y muerte.
  • La evidencia disponible sugiere que las vacunas COVID-19 de ARNm actualmente autorizadas (Pfizer-BioNTech y Moderna) son altamente efectivas contra la hospitalización y la muerte por una variedad de cepas, incluidas Alpha (B.1.1.7), Beta (B.1.351), Gamma ( P.1) y Delta (B.1.617.2); los datos sugieren una menor efectividad contra la infección confirmada y la enfermedad sintomática causada por las variantes Beta, Gamma y Delta en comparación con la cepa ancestral y la variante Alpha. Es necesario realizar un seguimiento continuo de la eficacia de la vacuna frente a variantes.
  • Un creciente cuerpo de evidencia indica que las personas completamente vacunadas con una vacuna de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna) tienen menos probabilidades que las personas no vacunadas de adquirir el SARS-CoV-2 o de transmitirlo a otras personas. Sin embargo, el riesgo de infección progresiva del SARS-CoV-2 en personas completamente vacunadas no puede eliminarse por completo mientras exista una transmisión comunitaria continua del virus.
  • Se están realizando estudios para obtener más información sobre la eficacia de la vacuna Johnson & Johnson / Janssen.
  • En este momento, hay datos limitados sobre la efectividad de la vacuna en personas inmunodeprimidas. Las personas con afecciones inmunodeficientes, incluidas las que toman medicamentos inmunosupresores, deben hablar con su proveedor de atención médica sobre la necesidad de tomar medidas de protección personal después de la vacunación.
  • Este informe científico actualizado sintetiza la evidencia científica que respalda la guía de los CDC para personas completamente vacunadas  y continuará actualizándose a medida que haya más información disponible.

En este momento, delta es la variante predominante del virus . A continuación presentamos un resumen básico de lo que han conocido los científicos de los CDC en el último tiempo sobre la variante delta. Pondremos más información a disposición cuando se publiquen más datos o estén disponibles en otros formatos.

Infecciones y propagación

La variante delta provoca más infecciones y se propaga más rápidamente que los primeros tipos de SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.La variante Delta se propaga con mayor facilidad que las otras variantes

  • La variante delta es más contagiosa: la variante delta es altamente contagiosa, casi 2 veces más contagiosa que otras variantes anteriores.
  • Algunos datos sugieren que la variante delta podría causar una enfermedad más grave que las cepas anteriores en personas no vacunadas. Según los datos obtenidos en dos estudios diferentes en Canadá y Escocia, la probabilidad de hospitalización de los pacientes infectados por la variante delta fue más alta que la de los pacientes infectados por la variante alfa o las cepas originales del virus que causa el COVID-19. No obstante, la gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes causadas por el COVID-19 se producen en personas no vacunadas.
  • Las personas que no están vacunadas siguen siendo el grupo de mayor preocupación: el riesgo de transmisión más alto se da entre personas no vacunadas que tienen una probabilidad mucho más alta de infectarse, y por consiguiente, de transmitir el virus. Las personas totalmente vacunadas se infectan por el COVID-19 (lo que se conoce como infección en vacunados) con menor frecuencia que las personas no vacunadas Las personas infectadas por la variante delta, incluidas las que están totalmente vacunadas con infecciones sintomáticas, pueden transmitirla a otras personas. Los CDC siguen evaluando los datos para confirmar si las personas totalmente vacunadas con infecciones asintomáticas pueden transmitir la enfermedad.
  • Las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante delta pueden propagar el virus a otras personas. Sin embargo, las personas vacunadas parecen propagar el virus por un periodo más corto: en el caso de las variantes anteriores, se encontró una menor cantidad de material genético viral en las muestras tomadas a personas totalmente vacunadas e infectadas que en las muestras de personas no vacunadas con COVID-19. En el caso de las personas con la variante delta, se detectaron cantidades similares de material genético viral entre las personas no vacunadas y las personas totalmente vacunadas. Sin embargo, al igual que las variantes anteriores, la cantidad de material genético viral puede disminuir más rápidamente en las personas totalmente vacunadas que en las no vacunadas. Es decir que las personas totalmente vacunadas probablemente propagarán el virus por menos tiempo que las personas no vacunadas.

Lo que sabemos acerca de las infecciones en vacunados

  • Está previsto que se produzcan infecciones en vacunados. Las vacunas contra el COVID-19 son efectivas para prevenir la mayoría de las infecciones. Sin embargo, al igual que la mayoría de las vacunas, no son 100 % efectivas.
  • Las personas vacunadas que se infectan tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades graves que quienes no están vacunados y se infectan por COVID-19.
  • Incluso cuando las personas totalmente vacunadas presentan síntomas, estos tienden a ser más leves que en las personas no vacunadas. Esto significa que tienen muchas menos probabilidades de morir o ser hospitalizadas que quienes no están vacunados.
  • Las personas que presentan infección en vacunados pueden ser contagiosas.

Los CDC están recopilando datos sobre la infección en vacunados y monitorean de cerca la seguridad y efectividad de todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Dado que las vacunas no son 100 % efectivas, a medida que la cantidad de personas totalmente vacunadas aumente, también aumentará la cantidad de infecciones en vacunados. Sin embargo, el riesgo de infección sigue siendo mucho más elevado para las personas no vacunadas que para quienes ya se vacunaron. Las vacunas siguen siendo efectivas para proteger a la mayoría de las personas de la infección por COVID-19 y sus complicaciones.

Vacunas

Las vacunas son altamente efectivas, incluso contra la variante delta.

  • Las vacunas contra el COVID-19 aprobadas o autorizadas son altamente efectivas para prevenir enfermedades graves y muertes, incluso contra la variante delta. Sin embargo, no son 100 % efectivas y algunas personas totalmente vacunadas se infectarán (lo que se conoce como infección en vacunados) y transitarán la enfermedad. En el caso de todas las personas, la vacuna brinda la mejor protección contra la enfermedad grave y la muerte.
  • Las vacunas tienen un papel fundamental a la hora de limitar la propagación del virus y minimizar los casos de enfermedad grave. Aunque las vacunas son altamente efectivas, no son perfectas y habrá infecciones en vacunados. Hay millones de estadounidenses vacunados, y la cantidad sigue aumentando. Esto significa que aunque el riesgo de infección en vacunados es bajo, habrá miles de personas totalmente vacunadas que se infectarán y podrán transmitir la infección a otras personas, especialmente con el aumento en la propagación de la variante delta. La baja cobertura de vacunación en muchas comunidades está impulsando el aumento rápido de los casos asociados a la variante delta, lo que también aumenta las probabilidades de que puedan aparecer variantes de mayor preocupación.
  • La vacunación es la mejor forma de protegerse y proteger a su familia y comunidad. Una alta cobertura de vacunación reducirá la propagación del virus y ayudará a prevenir la aparición de nuevas variantes. Los CDC recomiendan que todas las personas de 12 años de edad o más se vacunen cuanto antes.

Mascarillas

Dado lo que conocemos acerca de la variante delta, la efectividad de la vacuna y la cobertura de vacunación actual, es necesario implementar estrategias de prevención estratificadas, como el uso de mascarillas, para reducir la transmisión de esta variante.

  • Por el momento, y mientras aumentamos el nivel de vacunación en el país, debemos seguir adoptando todas las medidas de prevención disponibles, incluido el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados, para detener la transmisión y frenar la pandemia. Siempre que sea posible, todas las personas —incluidas aquellas totalmente vacunadas— deben usar mascarillas en lugares públicos cerrados en áreas de transmisión sustancial o alta.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-1.jpeg

recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas

Actualizado a el 1 de sep. del 2021

Resumen de los cambios recientes

  • Se actualizó la información para personas totalmente vacunadas dada la nueva evidencia acerca de la variante B.1.617.2 (Delta) que circula actualmente
  • Se agregó la recomendación de que las personas totalmente vacunadas usen mascarilla en entornos públicos cerrados en áreas de transmisión sustancial o alta.
  • Se agregó información que indica que las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla independientemente del nivel de transmisión, en especial si están inmunodeprimidas o tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, o si conviven con alguien inmunodeprimido, con mayor riesgo de enfermarse gravemente o sin la vacuna completa.

Las personas adultas de cualquier edad con las siguientes afecciones pueden ser más propensas a enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Enfermarse gravemente significa que una persona con COVID-19 podría necesitar:

  • Hospitalización
  • Cuidado intensivo
  • Asistencia mecánica que la ayude a respirar
  • E incluso podría morir

Además:

  • Los adultos mayores tienen mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Más del 80 % de las muertes por COVID-19 ocurre en personas de más de 65 años de edad, y más del 95 % de las muertes por COVID-19 ocurre en personas de más de 45 años de edad.
  • Las desigualdades sociales y de acceso a la salud sistémicas y de larga data han aumentado el riesgo de enfermarse y morir a causa del COVID-19 para diversos grupos, incluidos muchos grupos de minorías raciales y étnicas y personas con discapacidades.
    • Hay estudios que muestran que las personas pertenecientes a minorías raciales y étnicas también mueren de COVID-19 más jóvenes. Las personas que pertenecen a grupos minoritarios a menudo desarrollan afecciones crónicas a una edad más temprana y pueden ser más propensas a tener más de una afección.
    • Las personas con discapacidades tienen mayor probabilidad que aquellas sin discapacidades de sufrir afecciones crónicas, vivir en espacios compartidos y enfrentar más obstáculos para el acceso a la atención médica. Hay estudios que demuestran que algunas personas con ciertas discapacidades tienen mayor probabilidad de contraer el COVID-19 y con peores consecuencias que otros grupos.
  • Se agregó una recomendación para las personas totalmente vacunadas que tuvieron contacto cercano con una persona con COVID-19 confirmado o presunto, para que se realicen una prueba de detección 3 a 5 días después de la exposición y usen una mascarilla en espacios cerrados públicos por 14 días o hasta tener un resultado negativo en la prueba de detección.
  • Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de las escuelas, independientemente de su estado de vacunación.

Puntos clave

Las personas completamente vacunadas pueden:

  • Participar en muchas de las actividades que hacían antes de la pandemia; para realizar algunas de estas actividades, pueden optar por usar mascarilla.
  • Reanudar los viajes nacionales sin hacerse pruebas de detección antes o después de viajar, y sin necesidad de cumplir la cuarentena después del viaje.
  • Abstenerse de realizarse una prueba de detección antes de salir de los Estados Unidos para iniciar un viaje internacional (a menos que el lugar de destino así lo requiera) y abstenerse de ponerse en cuarentena al retornar a los Estados Unidos.
  • Abstenerse de las pruebas de evaluación de rutina, si es posible.

Las infecciones por el virus, incluida la variante delta, ocurren solo en una pequeña proporción de personas que recibió la vacuna completa. Sin embargo, la evidencia preliminar sugiere que las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante delta pueden propagar el virus a otras personas. Para reducir su riesgo de infectarse por la variante delta y potencialmente propagarla a otras personas, los CDC recomiendan que las personas totalmente vacunadas:

  • Usen mascarilla en entornos públicos cerrados si están en áreas de transmisión sustancial o alta.
    • Las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla independientemente del nivel de transmisión, en especial si ellas o un integrante de su hogar son personas inmunodeprimidas o con mayor riesgo de enfermarse gravemente, o si alguien en su hogar no está vacunado. Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente incluyen a los adultos mayores y a quienes sufren ciertas afecciones, como diabetes, sobrepeso u obesidad, y afecciones cardiacas.
  • Hacerse una prueba de detección si tienen síntomas del COVID-19 :

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente. Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus. Cualquiera puede tener síntomas de leves a graves. Las personas con estos síntomas podrían tener COVID-19:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Fatiga
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
  • Dolor de garganta
  • Congestión o moqueo
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Si tuvo contacto cercano con una persona con COVID-19, hágase una prueba de detección 3 a 5 días después de la fecha de su exposición y use una mascarilla en espacios públicos cerrados por 14 días después de la exposición o hasta recibir un resultado negativo de su prueba de detección.
  • Se aíslen si han recibido un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 en los 10 días previos o presentan síntomas de COVID-19.
  • Cumplan las leyes, reglas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales vigentes.
Coronavirus en Ourense | Verín presenta 96 casos activos de covid-19

Recomendaciones actualizadas:

1. Visitas

¿Cuándo se permiten las visitas?

Centros de cuidados posagudos, incluidos los hogares de ancianos

Se pueden permitir visitas en interiores para todos los residentes, excepto como se indica a continuación:

  • Las visitas en interiores para residentes no vacunados deben limitarse únicamente a situaciones de atención compasiva si la tasa de positividad del condado de COVID-19 es> 10% y <70% de los residentes en la instalación están completamente vacunados.
  • Las visitas en interiores deben limitarse únicamente a situaciones de atención compasiva, para:
    • Residentes vacunados y no vacunados con infección por SARS-CoV-2 hasta que hayan cumplido con los criterios para suspender las precauciones basadas en la transmisión .
    • Residentes vacunados y no vacunados en cuarentena  hasta que hayan cumplido con los criterios para salir de la cuarentena.
  • Las instalaciones en estado de brote deben seguir la guía de las autoridades de salud estatales y locales  sobre cuándo se debe pausar la visita.
    • Los visitantes deben ser informados sobre su potencial de estar expuestos al SARS-CoV-2 en la instalación si se les permite visitar.

Instalaciones de cuidados intensivos:

Las visitas deben seguir siendo prioritarias para aquellos visitantes importantes para el bienestar y el cuidado físico o emocional del paciente (por ejemplo, compañero de cuidado, padres). 

  • Las visitas en interiores deben limitarse únicamente a situaciones de atención compasiva, para:
    • Pacientes vacunados y no vacunados con infección por SARS-CoV-2 hasta que hayan cumplido los criterios para suspender las precauciones basadas en la transmisión .
    • Pacientes vacunados y no vacunados en cuarentena hasta que hayan cumplido los criterios para salir de la cuarentena.
  • Las instalaciones en estado de brote deben seguir las pautas de las autoridades de salud estatales y locales sobre cuándo se debe hacer una pausa en las visitas.
    • Los visitantes deben ser informados sobre su potencial de estar expuestos al SARS-CoV-2 en la instalación si se les permite visitar.

¿Qué prácticas de prevención y control de infecciones se recomiendan al planificar y permitir visitas en instalaciones de cuidados agudos y posagudos?

  • Las instalaciones deben continuar promoviendo y proporcionando vacunación para todos los HCP.
  •  Los centros de atención posaguda deben seguir fomentando la vacunación entre todos los nuevos ingresos.
  • Las instalaciones deben mantener un registro del estado de vacunación de los pacientes / residentes y el HCP.
  • Antes de permitir las visitas en interiores, los riesgos asociados con las visitas deben explicarse a los pacientes / residentes y sus visitantes para que puedan tomar una decisión informada sobre la participación.
  • Siempre que sea posible, se prefiere la vacunación completa para los visitantes.
  • Los visitantes deben ser examinados y restringidos de visitar, independientemente de su estado de vacunación, si tienen: infección actual por SARS-CoV-2; síntomas de COVID-19; o contacto cercano prolongado (a menos de 6 pies de una persona infectada por un total acumulativo de 15 minutos o más durante un período de 24 horas) con alguien con infección por SARS-CoV-2 en los 14 días anteriores o que de otra manera cumplió con los criterios para la cuarentena.
  • Los visitantes deben recibir asesoramiento sobre las prácticas recomendadas de prevención y control de infecciones que deben usarse durante la visita (p. Ej., Políticas de las instalaciones para el control de la fuente o el distanciamiento físico).
  • Los visitantes, independientemente de su estado de vacunación, deben usar una mascarilla de tela, mascarilla o respirador que le quede bien (N95 o un respirador aprobado según las normas utilizadas en otros países que son similares a los respiradores con máscara filtrante N95 aprobados por NIOSH) para el control de la fuente , excepto como se describe en los escenarios siguientes.
  • La higiene de manos debe ser realizada por el paciente / residente y los visitantes antes y después del contacto.
  • Las superficies de alto contacto en las áreas de visita deben limpiarse y desinfectarse con frecuencia.
  • Las instalaciones deben tener un plan para administrar las visitas y el flujo de visitantes.
    • Los visitantes, independientemente de su estado de vacunación, deben distanciarse físicamente (manteniendo al menos 6 pies entre personas) de otros pacientes / residentes, visitantes que no son parte de su grupo y HCP en la instalación, excepto como se describe en los escenarios a continuación.
  • Es posible que las instalaciones deban limitar el número total de visitantes en la instalación a la vez para mantener las precauciones recomendadas para el control de infecciones. Es posible que las instalaciones también necesiten limitar el número de visitantes por paciente / residente al mismo tiempo para mantener el distanciamiento físico requerido.
  • Lugar de visita si ocurre en interiores:
    • Si el paciente / residente está en una habitación para una sola persona, las visitas podrían ocurrir en su habitación.
    • Idealmente, las visitas para pacientes / residentes que comparten una habitación no deben realizarse en la habitación del paciente / residente.
      • Si se deben realizar visitas en la habitación (por ejemplo, el paciente / residente no puede salir de la habitación), un compañero de habitación no vacunado no debe estar presente durante la visita. Si ningún paciente / residente puede salir de la habitación, las instalaciones deben intentar permitir las visitas en la habitación mientras se mantienen las prácticas recomendadas de prevención y control de infecciones, incluido el distanciamiento físico y el control de la fuente.
      • Si las visitas ocurren en un área designada en la instalación, las instalaciones podrían considerar programar visitas para que no ocurran múltiples visitas simultáneamente, en la medida de lo posible. Si se realizan visitas simultáneas, todos en el área designada deben usar el control de la fuente y se debe mantener la distancia física entre los diferentes grupos de visitas, independientemente del estado de vacunación.

Recomendaciones de distanciamiento físico y control de fuentes cuando tanto el paciente / residente como todos sus visitantes están completamente vacunados:

  • Mientras están solos en la habitación del paciente / residente o en la sala de visitas designada, los pacientes / residentes y sus visitantes pueden optar por tener un contacto cercano (incluido el tacto) y no usar el control de fuente.
  • Los visitantes deben usar un control de fuente y distanciarse físicamente de otro personal de atención médica y otros pacientes / residentes / visitantes que no sean parte de su grupo en cualquier otro momento mientras se encuentren en la instalación.

Recomendaciones de distanciamiento físico y control de fuentes cuando el paciente / residente o cualquiera de sus visitantes no está completamente vacunado:

  • El enfoque más seguro es que todos mantengan la distancia física y usen el control de la fuente. Sin embargo, si el paciente / residente está completamente vacunado, puede optar por tener un contacto cercano (incluido el tacto) con sus visitantes no vacunados mientras ambos continúan usando un control de fuente bien ajustado.

2. Actividades comunitarias en un entorno sanitario

¿Quiénes no deberían participar en actividades comunales?

  • Pacientes / residentes vacunados y no vacunados con infección por SARS-CoV-2 , o de forma aislada debido a la sospecha de COVID-19, hasta que hayan cumplido los criterios para suspender las precauciones basadas en la transmisión .

Pacientes con enfermedad leve a moderada que no están gravemente inmunodeprimidos:

  • Han pasado al menos 10 días desde que aparecieron los primeros síntomas y
  • Han pasado al menos 24 horas desde la última fiebre sin el uso de medicamentos antifebriles y
  • Los síntomas (p. Ej., Tos, dificultad para respirar) han mejorado

Pacientes que estuvieron asintomáticos durante la infección y no están gravemente inmunodeprimidos:

  • Han pasado al menos 10 días desde la fecha de su primera prueba diagnóstica viral positiva.

Pacientes con enfermedad grave a crítica o que estén gravemente inmunodeprimidos:

  • Han pasado al menos 10 días y hasta 20 días desde que aparecieron los primeros síntomas y han pasado al menos 24 horas desde la última fiebre sin el uso de medicamentos antifebriles y los síntomas (p. Ej., Tos, dificultad para respirar) han mejorado.

Los pacientes que están gravemente inmunodeprimidos pueden producir virus con capacidad de replicación más allá de los 20 días posteriores al inicio de los síntomas o, para aquellos que estuvieron asintomáticos durante la infección, la fecha de su primera prueba viral positiva. Se recomienda la consulta con especialistas en enfermedades infecciosas. Se podría considerar el uso de una estrategia basada en pruebas para determinar cuándo se pueden suspender las precauciones basadas en la transmisión.

  • Pacientes / residentes vacunados y no vacunados en cuarentena  hasta que hayan cumplido los criterios para salir de la cuarentena.
Recomendaciones generales frente al coronavirus (COVID-19) – SEORL-CCC

¿Qué prácticas de prevención y control de infecciones se recomiendan al planificar y permitir actividades comunitarias?

Determinar el estado de vacunación de los pacientes / residentes / HCP en el momento de la actividad puede ser un desafío y podría estar sujeto a las regulaciones locales. Al determinar el estado de vacunación, se debe mantener la privacidad del paciente / residente / HCP (por ejemplo, no preguntar delante de otros pacientes / residentes / HCP). Por ejemplo, al planificar actividades grupales o cenas comunales, las instalaciones pueden considerar que los pacientes / residentes se registren con anticipación para que se pueda confirmar su estado de vacunación y asignar asientos.  Si no se puede determinar el estado de vacunación, la práctica más segura es que todos los participantes sigan todas las prácticas recomendadas de prevención y control de infecciones, incluido el mantenimiento del distanciamiento físico y el control de la fuente de uso.

Pacientes / Residentes

  • Actividades grupales:
    • Si todos los pacientes / residentes que participan en la actividad están completamente vacunados, entonces pueden optar por tener un contacto cercano y no usar el control de la fuente durante la actividad.
    • Si hay pacientes / residentes no vacunados, todos los participantes en la actividad grupal deben usar un control de fuente y los pacientes / residentes no vacunados deben distanciarse físicamente de los demás.
  • Comedor comunitario:
    • Los pacientes / residentes completamente vacunados pueden participar en cenas comunales sin el uso de control de fuente o distancia física.
    • Si los pacientes / residentes no vacunados están cenando en un área común (por ejemplo, el comedor), todos los pacientes / residentes deben usar el control de fuente cuando no coman y los pacientes / residentes no vacunados deben permanecer al menos a 2 metros de distancia de los demás.
  • Los pacientes / residentes que realizan excursiones sociales fuera de las instalaciones deben ser informados sobre los riesgos potenciales de los entornos públicos, especialmente si no han sido completamente vacunados, y se les debe recordar que eviten las multitudes y los espacios mal ventilados. Se les debe animar y ayudar a que cumplan todas las medidas de prevención y control de infecciones recomendadas, incluido el control de la fuente, el distanciamiento físico y la higiene de las manos. Si están visitando amigos o familiares en sus hogares, deben seguir las recomendaciones de control de fuente y distanciamiento físico para visitar a otras personas en entornos privados, como se describe en las Recomendaciones provisionales de salud pública para personas totalmente vacunadas .

Personal sanitario

  • En general, el profesional completamente vacunado debe continuar usando el control de fuente mientras trabaja. Sin embargo, el personal completamente vacunado podría cenar y socializar juntos en salas de descanso y realizar reuniones en persona sin control de fuentes ni distanciamiento físico. Si hay un profesional no vacunado, todos deben usar el control de la fuente y el no vacunado debe distanciarse físicamente de los demás.

3 . Restricción laboral para personal sanitario asintomático y cuarentena para pacientes asintomáticos y residentes.

Las siguientes recomendaciones se basan en lo que se sabe sobre las vacunas COVID-19 disponibles actualmente. Estas recomendaciones se actualizarán a medida que se disponga de información adicional, incluida la capacidad de las vacunas autorizadas actualmente para proteger contra la infección con variantes nuevas y la eficacia de vacunas autorizadas adicionales. Esto podría dar lugar a circunstancias adicionales en las que se recomienden restricciones laborales para los profesionales sanitarios completamente vacunados.

  • Los profesionales sanitarios completamente vacunados con exposiciones de alto riesgo  que son asintomáticos no necesitan ser restringidos del trabajo durante los 14 días posteriores a la exposición.
  • Los pacientes hospitalizados completamente vacunados y los residentes en entornos de atención médica deben continuar en cuarentena después de un contacto cercano prolongado (dentro de los 2 metros por un total acumulativo de 15 minutos o más durante un período de 24 horas) con alguien con infección por SARS-CoV-2; los pacientes ambulatorios deben ser atendidos utilizando las precauciones basadas en la transmisión recomendadas .
    • Aunque no se prefiere, los centros de atención médica podrían considerar la posibilidad de renunciar a la cuarentena para pacientes y residentes completamente vacunados luego de un contacto cercano prolongado con alguien con infección por SARS-CoV-2 como una estrategia para abordar problemas críticos (por ejemplo, falta de espacio, personal o EPP para brindar atención de manera segura). para pacientes o residentes expuestos) cuando otras opciones no tienen éxito o no están disponibles. Estas decisiones podrían tomarse en consulta con funcionarios de salud pública y expertos en control de infecciones.
  • Ya no se recomienda la cuarentena para los residentes que ingresan en un centro de atención post-aguda si están completamente vacunados y no han   tenido un contacto cercano prolongado con alguien con infección por SARS-CoV-2 en los 14 días anteriores.

4. Prueba de SARS-CoV-2

  • Cualquier persona con síntomas de COVID-19, independientemente del estado de vacunación , debe recibir una prueba viral de inmediato.
  • El asintomático con una exposición de mayor riesgo  y los pacientes o residentes con contacto cercano prolongado con alguien con infección por SARS-CoV-2, independientemente del estado de vacunación, deben someterse a una serie de dos pruebas virales para la infección por SARS-CoV-2. En estas situaciones, se recomienda realizar la prueba inmediatamente y entre 5 y 7 días después de la exposición.
    • Las personas con infección por SARS-CoV-2 en los últimos 90 días  no necesitan hacerse la prueba si permanecen asintomáticas, incluidas aquellas con un contacto conocido.
  • En los centros de salud con un brote de SARS-CoV-2, las recomendaciones para las pruebas virales, los residentes y los pacientes ( independientemente del estado de vacunación ) permanecen sin cambios.
    • En hogares de ancianos  con un brote de SARS-CoV-2, el HCP y los residentes, independientemente del estado de vacunación , deben realizarse una prueba viral cada 3-7 días hasta que no se identifiquen nuevos casos durante 14 días.
    • Los hospitales y las  instalaciones de diálisis con un brote de SARS-CoV-2 deben seguir las recomendaciones actuales para las pruebas virales para los HCP y los pacientes potencialmente expuestos, independientemente del estado de vacunación .
  • Las pruebas de detección ampliadas del profesional asintomático deben ser las siguientes:
    • El profesional completamente vacunado puede estar exento de las pruebas de detección ampliadas. Sin embargo, según las recomendaciones anteriores, el profesional vacunado debe someterse a una prueba viral si el es sintomático, tiene una exposición de mayor riesgo o está trabajando en una instalación que experimenta un brote.
    • En los hogares de ancianos, el profesional no vacunado debe continuar ampliando las pruebas de detección como se recomendó anteriormente.
      • En hogares de ancianos ubicados en ciudades con> 10% de positividad de las pruebas virales en la última semana, el profesional no vacunado debe realizarse una prueba viral dos veces por semana.
        • Si los profesionales sanitarios no vacunados trabajan con poca frecuencia en estas instalaciones, lo ideal sería que se les hiciera la prueba dentro de los 3 días anteriores a su turno (incluido el día del turno).
      • En hogares de ancianos ubicados en condados con 5 a 10% de positividad de pruebas virales en la última semana, el profesional no vacunado debe hacerse una prueba viral una vez a la semana.
      • En hogares de ancianos ubicados en condados con <5% de positividad de pruebas virales en la última semana, el profesional no vacunado debe realizarse una prueba viral una vez al mes.
    • Para otras instalaciones de atención médica que están realizando pruebas de detección ampliadas para el profesional asintomático que no tiene una exposición conocida, el profesional vacunado puede ser excluido de dicho programa de pruebas.
  • La realización de pruebas virales antes del procedimiento o antes de la admisión queda a discreción del establecimiento. El rendimiento de esta prueba para identificar una infección asintomática podría ser menor entre los pacientes vacunados porque un creciente cuerpo de evidencia sugiere que las personas completamente vacunadas tienen menos probabilidades de tener una infección asintomática. Sin embargo, estos resultados pueden seguir siendo útiles en algunas situaciones para informar el tipo de precauciones de control de infecciones utilizadas (p. Ej., Asignación de habitación / cohorte o equipo de protección personal utilizado).
COVID-19 | Comunidad de Madrid

5 . Uso de equipo de protección personal

  • Las recomendaciones para el uso de equipo de protección personal por parte de losprofesionales  permanecen sin cambios.

Totalmente vacunado se  refiere a una persona que:

  • ≥2 semanas después de recibir la segunda dosis en una serie de 2 dosis, o ≥2 semanas después de recibir una dosis de una vacuna de dosis única; Actualmente no existe un límite de tiempo posterior a la vacunación para el estado de vacunación completa.
  • Esta guía se aplica a las vacunas COVID-19 actualmente autorizadas para uso de emergencia por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU .: Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson and Johnson (J&J) / Janssen COVID-19. Esta guía también se puede aplicar a las vacunas COVID-19 que han sido autorizadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (por ejemplo, AstraZeneca / Oxford).

No vacunada se  refiere a una persona que no se ajusta a la definición de “completamente vacunada”, incluidas las personas cuyo estado de vacunación se desconoce, a los efectos de esta guía.
Los entornos de atención médica se  refieren a lugares donde se brinda atención médica e incluye, entre otros, centros de cuidados agudos, centros de cuidados agudos a largo plazo, centros de rehabilitación para pacientes hospitalizados, hogares de ancianos y centros de vida asistida, atención médica domiciliaria, vehículos donde se brinda atención médica (p. Ej., clínicas móviles) e instalaciones para pacientes ambulatorios, como centros de diálisis, consultorios médicos y otros.

Acerca de la variante delta: las vacunas siguen reduciendo el riesgo de una persona de contraer el virus que causa el COVID-19, incluida esta variante. Las vacunas son altamente efectivas para prevenir enfermedades graves, pero la variante delta causa más infecciones y se propaga más rápidamente que las primeras formas del virus que causa el COVID-19. 

Las personas inmunodeprimidas deben ser informadas acerca de que existe la posibilidad de que su respuesta inmunitaria a las vacunas contra el COVID-19 sea más baja y deban seguir tomando las medidas preventivas actuales (lo que incluye usar mascarilla, mantener una distancia de 2 metros de las personas con las que no conviven, y evitar multitudes y espacios cerrados con poca ventilación) independientemente de su estado de vacunación para protegerse del COVID-19 hasta que su proveedor de atención médica les indique lo contrario.

Visión general

Las vacunas actualmente autorizadas son altamente efectivas para proteger a las personas vacunadas contra el COVID-19 sintomático y grave. Las personas totalmente vacunadas tienen menos probabilidades de infectarse y, si se infectan, presentar síntomas de COVID-19. Su riesgo de enfermarse gravemente y morir a causa del COVID-19 es sustancialmente menor en relación con las personas no vacunadas.

Las infecciones por el virus, incluida la variante delta, en personas totalmente vacunadas (infección en vacunados) ocurren solo en una pequeña proporción de personas que recibieron la vacuna completa. Además, cuando estas infecciones ocurren en personas vacunadas, suelen ser leves. Sin embargo, la evidencia preliminar sugiere que las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante delta pueden ser infecciosas y pueden propagar el virus a otras personas.

A los fines de esta guía, las personas se consideran completamente vacunadas contra el COVID-19 ≥2 semanas después de haber recibido la segunda dosis de una serie de 2 dosis (Pfizer-BioNTech o Moderna) o ≥2 semanas después de haber recibido la vacuna de dosis única (Johnson and Johnson [J&J]/Janssen). En la actualidad, no hay un límite de tiempo posterior a la vacunación en el que dejan de considerarse totalmente vacunadas. Se considera que las personas no están completamente vacunadas si no han completado una serie de dos dosis de la vacuna o no han recibido una vacuna de dosis única, independientemente de su edad, incluidos los niños menores de 12 años.

Los datos sugieren que la respuesta inmunitaria a la vacunación contra el COVID-19 podría reducirse en algunas personas inmunodeprimidas, incluidas, entre otras, las que reciben sesiones de quimioterapia para el tratamiento contra el cáncer, las que tienen cánceres hematológicos como la leucemia linfocítica crónica, las que reciben células madre o trasplantes de órganos, las que se someten a hemodiálisis y las que utilizan ciertos medicamentos que podrían atenuar la respuesta inmunitaria a la vacunación (p. ej., micofenolato, rituximab, azatioprina, anticuerpos monoclonales anti CD20, inhibidores de la tirosina quinasa de Bruton).

Las personas con el sistema inmunitario levemente deprimido a gravemente deprimido deberían recibir una dosis adicional de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 luego de las 2 dosis iniciales.

Las personas inmunodeprimidas deben ser informadas acerca de que existe la posibilidad de que su respuesta inmunitaria a las vacunas contra el COVID-19 sea más baja y deban seguir tomando las medidas preventivas actuales (lo que incluye usar mascarilla, mantener una distancia de 2 metros de las personas con las que no conviven, y evitar multitudes y espacios cerrados con poca ventilación) para protegerse del COVID-19 hasta que su proveedor de atención médica les indique lo contrario. Debería alentarse a los contactos cercanos de las personas inmunodeprimidas a que también se vacunen contra el COVID-19 para ayudar a proteger a estas personas.

Esta guía ofrece recomendaciones para personas totalmente vacunadas, e incluye:

  • Cómo las personas totalmente vacunadas pueden reanudar muchas actividades de manera segura a la vez que protegen a los demás.
  • Qué deberían tener en cuenta las personas totalmente vacunadas al realizar viajes nacionales e internacionales.
  • Qué deben hacer las personas totalmente vacunadas en relación con el aislamiento, la cuarentena y las pruebas de detección.

Los CDC continuarán evaluando y actualizando las recomendaciones de salud pública para las personas totalmente vacunadas a medida que dispongamos de más información, incluidos datos sobre la variante delta y otras variantes nuevas.

Coronavirus: Coronavirus: ¿Por qué pacientes Covid-19 de gravedad producen  anticuerpos que empeoran la salud? | Marca

Principios orientadores para las personas que tienen la vacuna completa

  • Las actividades al aire libre representan un mínimo nivel de riesgo para las personas totalmente vacunadas.
  • La mayoría de las actividades en espacios cerrados representan un nivel de riesgo bajo para las personas totalmente vacunadas, especialmente en áreas con transmisión baja o moderada.
  • Las infecciones por el virus, incluida la variante delta, ocurren solo en una pequeña proporción de personas que recibió la vacuna completa.
  • Las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante delta pueden transmitirla a otras personas.

Para reducir su riesgo de infectarse por la variante delta y potencialmente propagarla a otras personas, los CDC recomiendan que las personas totalmente vacunadas:

  • Usen mascarilla en entornos públicos cerrados si están en áreas de transmisión sustancial o alta.
    • Las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla independientemente del nivel de transmisión, en especial si ellas o un integrante de su hogar son personas inmunodeprimidas o con mayor riesgo de enfermarse gravemente, o si alguien en su hogar no está vacunado.
  • Hacerse una prueba de detección si tienen síntomas del COVID-19 .
  • Se aíslen si han recibido un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 en los 10 días previos o presentan síntomas de COVID-19.
  • Se hagan una prueba de detección 3-5 días después de una exposición a alguien con COVID-19 presunto o confirmado y usen mascarilla en entornos públicos cerrados por 14 días después de la exposición o hasta que reciban un resultado negativo en la prueba de detección.
  • Sigan cumpliendo las leyes, reglas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales vigentes.

Recomendaciones para entornos cerrados

Las personas totalmente vacunadas tienen menor riesgo de infectarse por SARS-CoV-2, enfermarse gravemente y morir. Aunque suceden solo en una pequeña proporción de personas que están totalmente vacunadas, es posible que ocurran infecciones entre las personas totalmente vacunadas. Las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante delta pueden transmitirla a otras personas. Por lo tanto, las personas totalmente vacunadas pueden reducir aun más su riesgo de infectarse por la variante delta y transmitirla a otras personas al usar mascarilla en entornos públicos cerrados en áreas de transmisión sustancial o alta en la comunidad. Usar mascarilla en público es sumamente importante para las personas inmunodeprimidas. Las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla independientemente del nivel de transmisión, en especial si ellas o un integrante de su hogar son personas inmunodeprimidas o con mayor riesgo de enfermarse gravemente, o si alguien en su hogar no está vacunado. Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente incluyen a los adultos mayores y a quienes sufren ciertas afecciones, como diabetes, sobrepeso u obesidad, y afecciones cardiacas. Los miembros del hogar que no están vacunados incluyen: adultos que no hayan completado la vacunación o que no puedan ser vacunados, y quienes no sean elegibles para la vacuna, incluidos los niños menores de 12 años de edad. Las personas totalmente vacunadas también deben seguir usando mascarilla cuando así lo requieran las leyes, reglas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluida la guía local para empresas y lugares de trabajo, y en instituciones correccionales y refugios para personas sin hogar. Se siguen recomendando las medidas preventivas para las personas no vacunadas.

Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de las escuelas, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo este otoño con la implementación de las estrategias de prevención correspondientes.

Recomendaciones para entornos al aire libre

Los datos actuales sugieren que el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 en entornos al aire libre es mínimo. En general, las personas totalmente vacunadas no necesitan usar mascarilla al aire libre. Las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla en entornos al aire libre con gran acumulación de personas si ellas o algún miembro de su hogar son personas inmunodeprimidas.

Viajes

Los viajeros totalmente vacunados tienen menor probabilidad de contraer y propagar el SARS-CoV-2 y ahora pueden viajar con un bajo nivel de riesgo para ellos mismos . Los viajeros internacionales deben prestar especial atención a la situación en sus lugares de destino internacionales antes de viajar debido a la propagación de nuevas variantes y porque la carga de COVID-19 varía a nivel global.

El uso de una mascarilla que cubra su boca y su nariz es obligatorio en aviones, autobuses, trenes y otros medios de transporte público que viajan hacia, dentro de o fuera de los Estados Unidos y en centros de transporte cerrados como aeropuertos y estaciones de los Estados Unidos. No es obligatorio que los viajeros usen mascarilla en zonas abiertas del medio de transporte (como áreas de cubierta al aire libre en un ferry o el segundo piso de un autobús sin techo).

Viajes nacionales

  • Los viajeros totalmente vacunados no tiene que realizarse una prueba viral de detección del SARS-CoV-2 antes o después de un viaje nacional, a menos que las autoridades de salud locales, estatales o territoriales requieran someterse a una prueba de detección.
  • Los viajeros totalmente vacunados no tienen que ponerse en cuarentena luego de un viaje nacional.

Viajes internacionales

  • Los viajeros totalmente vacunados no tienen que realizarse una prueba de detección antes de salir a menos que su lugar de destino así lo requiera.
  • Los viajeros totalmente vacunados que lleguen en avión a los Estados Unidos desde el exterior, incluidos los ciudadanos estadounidenses, aún deben presentar un resultado negativo en la prueba viral de detección del SARS-CoV-2 o la documentación de recuperación del COVID-19 correspondiente antes de abordar un vuelo.
  • Aún se recomienda que los viajeros internacionales que llegan a los Estados Unidos se realicen una prueba viral de detección del SARS-CoV-2 3-5 días después del viaje independientemente de su estado de vacunación.
  • Los viajeros totalmente vacunados no tiene que ponerse en autocuarentena en los Estados Unidos luego de realizar un viaje internacional.
Página Informativa sobre COVID-19 (Coronavirus)​ | IADB

Recomendaciones de aislamiento, cuarentena y pruebas de detección

Las siguientes recomendaciones alcanzan a entornos que no son de atención médica. Puede encontrar una guía para residentes y personal de establecimientos de atención médica en el documento actualizado para el sector de atención médica .

Personas totalmente vacunadas con síntomas de COVID-19

Si bien el riesgo de que las personas totalmente vacunadas se infecten por COVID-19 es bajo, cualquier persona totalmente vacunada que tenga síntomas que concuerden con los de COVID-19 se debe aislar de otras personas, someterse a una evaluación clínica de detección del COVID-19 y, si se lo indican, hacerse una prueba de detección del SARS-CoV-2. La persona totalmente vacunada sintomática debe informar a su proveedor de atención médica que se vacunó al momento de asistir a su cita.

Personas totalmente vacunadas sin síntomas compatibles con el COVID-19 después de una exposición a una persona con COVID-19 confirmado o presunto

Las personas totalmente vacunadas que tuvieron contacto cercano con una persona con COVID-19 se deben hacer una prueba de detección 3 a 5 días después de la fecha de la exposición y usar una mascarilla en lugares públicos cerrados por 14 días o hasta recibir un resultado negativo para la prueba de detección. Deben aislarse si reciben un resultado positivo en la prueba de detección. Las personas totalmente vacunadas que conviven con alguien inmunodeprimido, con mayor riesgo de enfermarse gravemente o no vacunado (incluidos niños de <12 años de edad) también podrían considerar usar mascarilla en casa por 14 días después de una exposición conocida o hasta recibir un resultado negativo en la prueba de detección. La mayoría de las personas totalmente vacunadas sin síntomas que concuerden con los del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena ni se debe restringir su presencia en el lugar de trabajo después de una exposición a una persona con COVID-19 confirmado o presunto si siguen las recomendaciones de realización de pruebas de detección y uso de mascarillas mencionadas más arriba.

Las personas totalmente vacunadas deben monitorear la aparición de síntomas de COVID-19 por 14 días a partir de la exposición.

Personas totalmente vacunadas sin síntomas compatibles con el COVID-19 y sin exposición conocida a una persona con COVID-19 confirmado o presunto

Se recomienda que las personas totalmente vacunadas que no tienen síntomas que concuerden con los del COVID-19 y sin exposición conocida no se sometan a pruebas de evaluación de rutina, si esto es posible.

FUENTE: Centro para el control de enfermedades (CDC). https://www.cdc.gov

Referencias

  1. Bernal JL, Andrews N, Gower C, et al. Effectiveness of Covid-19 Vaccines against the B.1.617.2 (Delta) Variant. N Engl J Med. 2021 Jul 21;doi:10.11/NEJMoa2108891ícono de sitio externo.
  2. Brown CM, Vostok J, Johnson H, et al. Outbreak of SARS-CoV-2 Infections, Including COVID-19 Vaccine Breakthrough Infections, Associated with Large Public Gatherings – Barnstable County, Massachusetts, July 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. ePub: 30 July 2021; https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/70/wr/mm7031e2.htm
  3. Chia PY, Ong SWX, Chiew CJ, et al. Virological and serological kinetics of SARS-CoV-2 Delta variant vaccine-breakthrough infections: a multi-center cohort study. 2021;doi:doi.org/10.11/2021.07.28.21261295ícono de sitio externo.
  4. Fisman DN, Tuite AR. Progressive Increase in Virulence of Novel SARS-CoV-2 Variants in Ontario, Canada. medRxiv. 2021 Jul 12; https://doi.org/10.11/2021.07.05.21260050ícono de sitio externo.
  5. Li B, Deng A, Li K, et al. Viral Infection and Transmission in a Large Well-Traced Outbreak Caused by the Delta SARS-CoV-2 Variant. medRxiv. 2021 Jul 12; https://doi.org/10.11/2021.07.07.21260122ícono de sitio externo.
  6. Mlcochova P, Kemp S, Dhar S, et al. SARS-CoV-2 B.1.617.2 Delta Variant Emergence and Vaccine Breakthrough. Research Square Platform LLC. 2021 Jun 22; doi:10.21/rs.3.rs-637724/v1ícono de sitio externo
  7. Musser JM, Christensen PA, Olsen RJ. et al. Delta Variants of SARS-CoV-2 Cause Significantly Increased Vaccine Breakthrough COVID-19 Cases in Houston, Texas. medRxiv. 2021 Jul 22;  https://org/10.11/2021.07.07.21260122.
  8. Nasreen S, Chung H, He S, et al. Effectiveness of COVID-19 vaccines against variants of concern in Ontario, Canada. medRxiv. 2021 Jul 16;doi:doi.org/10.11/2021.06.28.21259420ícono de sitio externo.
  9. Ong SWX, Chiew CJ, Ang LW, et al. Clinical and Virological Features of SARS-CoV-2 Variants of Concern: A Retrospective Cohort Study Comparing B.1.1.7 (Alpha), B.1.31 (Beta), and B.1.617.2 (Delta). SSRN Journal. 2021 Jun 7; https://doi.org/10.21/ssrn.3861566ícono de sitio externo.
  10. Riemersma KA, Grogan BE, Kirta-Yarbo A, et al. Vaccinated and Unvaccinated Individuals Have Similar Viral Loads in Communities with a High Prevalence of the SARS-CoV-2 Delta Variant. medRxiv. 2021 Jul 31; https://doi.org/10.11/2021.07.31.21261387ícono de sitio externo.
  11. SARS-CoV-2 variants of concern and variants under investigation in England, Technical briefing 19 Public Health England Technical Briefing 19. 2021 Jul 23; https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/1005517/Technical_Briefing_19.pdfícono de pdfícono de sitio externo
  12. Sheikh A, McMenamin J, Taylor B, Robertson C. SARS-CoV-2 Delta VOC in Scotland: demographics, risk of hospital admission, and vaccine effectiveness. The Lancet. 2021;397(10293):2461-2462. doi:10.1/s0140-6736(21)01358-1ícono de sitio externo.
  13. Stowe J, Andrews N, Gower C, et al. Effectiveness of COVID-19 vaccines against hospital admission with the Delta (B.1.617.2) variant. 2021. https://khub.net/web/phe-national/public-library/-/document_library/v2WsRK3ZlEig/view_file/479607329ícono de sitio externo.
  14. Thompson MG, Burgess JL, Naleway AL, et al. Prevention and Attenuation of COVID-19 with the BNT162b2 and mRNA-1273 Vaccines. N Engl J Med. 2021 Jul 22;385(4):320-329. doi: 10.11/NEJMoa2107058ícono de sitio externo. Epub 2021 Jun 30. PMID: 34192428; PMCID: PMC8262622.
  15. Dagpunar J. Interim estimates of increased transmissibility, growth rate, and reproduction number of the Covid-19 B.1.617.2 variant of concern in the United Kingdom. medRxiv. 2021;doi:doi.org/10.11/2021.06.03.21258293ícono de sitio externo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s